Domingo
09:00AM
Servicio Adoración
10:45PM
Servicio Adoración

8:00PM
Oración (Virtual)
Miércoles
8:00PM
Oración (Virtual)

Nuestro Blog

Nos Afanamos porque dudamos del Amor de Dios
¿De donde surge la ansiedad? ¿Cual es la raíz del afán?

Mateo 6:28-30 nos da la respuesta.

28 Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; 29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. 30 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?
¿Por qué nos afanamos por las necesidades temporales?Leer Mas

El Principio espiritual y la experiencia
El orden de la vida cristiana es así: Uno oye la verdad, luego asiente en el corazón o lo cree, y finalmente uno conforma la conducta a ese principio evangelico aprendido: “Conforme a la fe de los escogidos de Dios y el conocimiento de la verdad que es según la piedad” (Ti.1:1). Esto es, que el fin o propósito del Evangelio es formar personas piadosas, o trasformarlos a la imagen de CristoLeer Mas

TRES BENDICIONES RECIBIDAS EN MEDIO DE UNA ECONOMIA AGRIA
La bolsa cayó más de 600 puntos el lunes. Ganó 430 de nuevo el martes, seguido por la pérdida de 520 puntos el miércoles. A Los Estados Unidos le bajan la clasificación de AAA. Eso, señoras y señores, es una mala semana. ¿Lo es en verdad? La Escritura nos dice que Dios puede hacer que todas las cosas ayuden a bien, para mi alma (Romanos 8:28).Leer Mas

Visitar Nuestro Blog

Expositor: Eduardo Saladín

Sermón: La carrera de la Fé

Descripción:

Expositor: Juan José Pérez

Sermón: Nuevas relaciones

Descripción:

Expositor: Ramón Peña

Sermón: El amor a los demás

Descripción:

Ver otros Sermones
Meditacion del 20 de Mayo

Texto: “Soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor” (Efesios 4:2).


El verso no dice que debemos convenir con los pecados de nuestro prójimo, de ninguna manera, pues Moisés dice: “No aborrecerás en tu corazón a tu hermano. Ciertamente amonestarás a tu prójimo, para que no cargues con pecado a causa de él” (Lev.19:17). Tampoco despreciar los medios escritúrales para recuperar al hermano que ande fuera de la senda del bien; sino que debemos restaurarlos con mansedumbre, con firmeza sin dejar de ser tiernos, y esto es imposible practicar sin la debida paciencia en el corazón. Lo cortés no quita lo valiente.

Leer Más
]