Meditación Diaria

Meditación del 20 de noviembre

Texto: "Salva, oh Jehová, porque se acabaron los piadosos, porque han desaparecido los fieles de entre los hijos de los hombres. Habla mentira cada uno con su prójimo; hablan con labios lisonjeros, y con doblez de corazón" (Salmos 12:1-2).

 
Esto no significa que no hubiese Creyentes en su propia época, sino que la influencia santa de los hijos de Dios se había grandemente disminuido.

 
Así que, es de gran beneficio saber en que tiempo ha caído la porción de cada uno. Que procures saber la cualidad moral de tu propia generación, con el fin de que tu alma no sea manchada con las maldades propia de tu tiempo; David tuvo esa visión y se cuido de no ser envuelto por las circunstancias pecaminosas que le rodeaban. No se dejo arrastrar por la corriente de los tiempos, sino que por el contrario clamo al cielo por ayuda, tal como nos hace saber por estos versículos. Sus tiempos fueron malos, no obstante el fue un buen hombre.

 
Esto significa que un hombre piadoso, es decir que tiene discernimiento espiritual, considera quienes son buenos y quienes son perversos; quienes son santos, y quienes mundanos, y el mismo procura andar con los buenos, porque se dirige al cielo, aun cuando ellos sean pocos, el conoce la advertencia divina sobre esto: “No os dejéis engañar: Las malas compañías corrompen las buenas costumbres” (1Co.15:33).

Texto: "Salva, oh Jehová, porque se acabaron los piadosos, porque han desaparecido los fieles de entre los hijos de los hombre


Alguien pregunta: ¿Como determinar la naturaleza moral de un hombre? Respuesta: La naturaleza de un hombre se conoce por sus escogencias y ocupaciones: "Los que son de la carne, piensan en las cosas de la carne. Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz" (Ro.8:5).

 
Un oyente levanta esta interrogante: ¿Cual es el pecado de esta generación? Si miramos nuestra historia de hace unos cien años, notaremos que el pecado de ellos fue el oscurantismo, la superstición y la idolatría; pero ahora no es tanto así, sino que el pecado de esta generación es la sensualidad o sensualismo (Vivir para el agrado de los sentidos): "Hombres amadores de si mismos, vanagloriosos, desobedientes a los padres, amadores de los deleites mas que de Dios" (2 Ti.3:2). Los pecados presentes son mas refinados que antaño, es el mismo pecado pero ahora esta mejor vestido, el mal tiene una apariencia mucho mas engañosa, es mas difícil vivir el Cristianismo, por eso las Escrituras le llaman "tiempos peligrosos". Porque el contagio es mucho más fácil.

 
Pregunta alguien: ¿Por que el contagio con el peligro se ara tan fácil en esta época? El apóstol Pablo nos da la respuesta: "Porque tendrán apariencia de piedad, pero negaran la eficacia de ella; a estos evita" (2 Ti.3:5); esto es, que ellos dirán ser cristianos, solo lo serán en apariencia, pero no en verdad. Parecen cristianos y no lo son. Los lobos estarán dentro de nuestras propias puertas, dentro de las iglesias, con un atractivo ropaje de oveja.

  
Ellos dirán que son ovejas, su voz será de ovejas, pero sus corazones serán de lobos mundanos.

 
Por tanto, por la gloria de Dios, por tu propio bien y el de otros,
es parte de nuestro deber en fe conocer los tiempos de nuestra propia generación.

 

Amen.

Buscar Meditaciones

Fecha: