Domingo
09:30AM
Escuela Dominical
10:45PM
Servicio Adoración
Miércoles
7:30PM
Servicio de Oración

Nuestro Blog

Sobre la Bondad de nuestro Dios
Las Santas Escrituras revelan que “Dios es bueno”, y esto debe ser entendido no sólo que en Su esencia El es único, supremo y perfectamente bueno; sino también, que en Sí mismo el Señor es beneficioso a todas las criaturas, lo que en otro lugar se denomina Su benignidad, o el bien comunicado de Sí mismo: “Ninguno es bueno, sino sólo uno, Dios” (Mar.10:18). En resumen, la bondad divina es: El beneficio que comunica a las criaturas. Leer Mas

Genética y Depresión Espiritual
Los pensamientos de aflicción, angustia, y lamento se dan en el centro del corazón. Estas flechas de depresión pudieran irse por un tiempo, pero con tristeza decimos que, como hijo de su casa, a su casa vuelven. Todas las facultades humanas tienen su propio lugar de asiento: la vista es confinada a los ojos; la audición a los oídos; el sentir al tacto, y estas perturbaciones al corazón, o en mi fuero interno. El cerebro es el medio o instrumento, pero su destino final es el corazón, el asiento de nuestros afectos.Leer Mas

El Decaimiento del Medio Ambiente
En Europa hay un dicho popular que cabe aquí: Hay tres cosas que cuestan mucho dinero, y poco producen: La Opera, el Ejército y la Agricultura. El lenguaje indirecto de tal afirmación es que las tierras de esas naciones están enlutadas. En nuestra Isla Hispaniola, somos testigos del funeral de la agricultura. En Haití su Vudú mató la tierra. Y aquí el secularismo o idolatría está secando los campos. Tierras que antes se vestían de maní, algodón, plátano, yuca, caña de azúcar, etc.; hoy día están desiertos. Enlutados.Leer Mas

Visitar Nuestro Blog

Expositor: Juan José Pérez

Sermón: La elección de los doce: Hombres ordinarios en manos de un

Descripción:

Expositor: Juan José Pérez

Sermón: Jesús Señor del día de reposo

Descripción:

Expositor: Juan José Pérez

Sermón: Jesús prepara una morada para los suyos

Descripción:

Ver otros Sermones
Meditacion del 19 de Junio

Texto: “Cualquiera, pues, que me oye estas palabras y las hace, será semejante a un hombre prudente que edificó su casa sobre la peña” (Mateo 7:24).

 

El objetivo cardinal de un verdadero Creyente comienza con practicar lo que ya sabe, así estaría construyendo sobre la roca que es Cristo: de donde se infiere que la fe no es otra cosa que el gusto por las promesas de Cristo, lo cual estimula a servirle. Es saludable para tu alma hacerte esta pregunta: ¿Estoy en la verdad? ¿Estoy dispuesto a morir por ella? Si es así entonces haz firme la vocación de fe que has hecho, si no es así entonces sospecha de ti mismo. Cultiva buenos pensamientos de Dios y Sus tratos contigo, medita de Su amor a ti en Cristo, esto te empujará a obedecer; porque mirando tus desalientos es imposible seguir a Cristo. La constancia y permanencia de unidad en la pareja viene del amor. Ellos vencen los obstáculos en el matrimonio por causa del amor que hay entre ellos. Esto mismo es aplicable a la constancia de luchar contra el mal.  Esfuérzate en crecer en la auto-negación cada día. Nadie puede entrar al cielo si no se hiere a sí mismo de muerte con su propia espada espiritual: “Así también vosotros, considerad que estáis muertos para el pecado, pero que estáis vivos para Dios en Cristo Jesús” (Ro.6:11); morir al mundo en un verdadero creyente es matar en el corazón cualquier amor o interés que pueda entrar en competencia con el amor de su corazón, el cual es Cristo.

Leer Más
]