Domingo
9:30 am
Escuela Dominical
10:30 am
Servicio De Adoración
6:00 pm
Servicio De Adoración
Miércoles
7:30 pm
Oración

Nuestro Blog

La Cremación del Cuerpo
Este tema sobre la quema del cadáver humano está cobrando presencia en la mente del público; nos referimos a la sustitución de la quema por el entierro; cubrir el cuerpo muerto con fuego, en lugar de tierra. La reducción de las cenizas a las cenizas, en lugar de polvo al polvo. Leer Mas

La Teoría de la Evolución fue Profetizada
Hoy somos testigos del surgimiento de una extendida difusión de ateísmo y superstición religiosa. Estos males, entre ellos la teoría de la Evolución, fueron profetizados hace más de dos mil años. La elite intelectual del mundo ha hecho causa común de este ateísmo.Leer Mas

Una Conciencia Evangélica
En toda persona hay algo como aquello de la facultad de la conciencia, y en ese tenor decimos que hay una  diferencia entre ciencia y conciencia. La ciencia es el conocimiento de las cosas fuera de nosotros, decimos, Fulano es un científico, o que conoce muchos asuntos fuera de sí mismo, pero la conciencia es el conocimiento de uno mismo, o el conocimiento del estado de un hombre y su propia conducta. Leer Mas

Visitar Nuestro Blog

Expositor: Oscar Arocha

Sermón: La Oración Triunfante

Descripción:

Expositor: Juan José Pérez

Sermón: La Muerte No Tiene La Ultima Palabra

Descripción:

Expositor: Juan José Pérez

Sermón: El Justo Por Su Fe Vivirá

Descripción:

Ver otros Sermones
Meditacion del 19 de Febrero

Texto: "Encomienda a Jehová tus obras, y tus pensamientos serán firmes" (Proverbios 16:3).


Tu conciencia y tu experiencia te testifican que no es posible encontrar verdadero consuelo en ti mismo, y por eso haces lo correcto, salir a buscarlo, lo único que muy a menudo tú lo buscas en el lugar equivocado. Aprende esto, no podrás hallarlo en las criaturas, sino en el Creador. De ahí que el hombre sabio aconseja: "Encomienda a Jehová tus obras, y tus pensamientos serán firmes" (Pro.16:3). No tus negocios y tus obras, sino tus pensamientos estarán en descanso. Las cosas descansan en su centro o apoyo, ¿Y acaso no es Dios el centro y apoyo de todas las cosas?  Mientras más indiferente sea el corazón de un hombre hacia las cosas externas o fuera de él, más quieto y sedado estará su espíritu. Y cuando un hombre ha encomendado su alma a Dios, entonces el será más indiferente a todas las condiciones posibles: "En Dios solamente está acallada mi alma" (Sal.62:5). La oveja come quieta y reposadamente, cuando se resigna a la voluntad del pastor. Por tanto, es una buena y excelente cosa encomendar y darnos nosotros mismos a la voluntad de Dios. Sus designios se harán de cualquier modo, por lo tanto estudia la Soberanía de Dios y pon tu mente, tus afecciones y tu voluntad a tono con la Suya, entonces conocerás de verdadera paz.

Leer Más
]