Domingo
9:30 am
Escuela Dominical
10:30 am
Servicio De Adoración
6:00 pm
Servicio De Adoración
Miércoles
7:30 pm
Oración

Nuestro Blog

Moisés y las Ciencias Humanas
En tiempo presente se puede afirmar, sin titubeos, que una buena educación en materia secular o de ciencia terrenal o universitaria es un don de Dios.

Esteban, inspirado por el Espíritu Santo (Hch. 7:22), habla elogiosamente del don de Moisés, o que es engrandecido por su habilidad y sabiduría. Como si dijera, Fulano tiene un doctorado de la Universidad de Harvard.Leer Mas

¿Qué es la Sana Doctrina?
La sana doctrina, como su nombre indica, es: la sana enseñanza evangélica que sana el alma. Sana doctrina o doctrina que sana del pecado, porque nuestro Salvador no vino a hacer milagros u otras cosas portentosas per se, sino a salvar pecadores. Más aún, el mandato apostólico es que a medida que se acerque el fin del mundo, y la apostasía crezca, la principal labor de la Iglesia del Señor Jesús no son las actividades, sino aumentar la predicación de la sana doctrina. Así se lo hace saber Pablo a su discípulo: “Predica la palabra. Insiste a tiempo y fuera de tiempo. Amonesta, reprende, exhorta con mucha paciencia e instrucción” (2 Tim. 4:2), esto es, si hay mucha iniquidad en la naciones, entonces que abunde la sana doctrina de nuestra parte, porque ella es la doctrina que sana del pecado.  Dios ha dado un único remedio para sanar el alma, la sana doctrina.Leer Mas

¿Puedo Mudarme de Iglesia?
Son dos los requisitos para ser miembro de la Iglesia del Señor Jesucristo; notémoslo: “Entonces los que habían recibido su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como 3,000 almas” (Hch. 2:41). En este verso se puede ver con claridad dos requisitos: fe y bautismo. Leer Mas

Visitar Nuestro Blog

Expositor: Oscar Arocha

Sermón: Consejo del Cielo ante el COVID-19

Descripción:

Expositor: Juan José Pérez

Sermón: Andando en la Luz

Descripción:

Expositor: Juan José Pérez

Sermón: La Doctrina de los Apóstoles

Descripción:

Ver otros Sermones
Meditacion del 28 de Febrero

Texto:El necio da rienda suelta a toda su ira, pero el sabio conteniéndose la apacigua” (Proverbios 29:11).


El la apacigua porque el ejercicio de la ira trae consecuencias que la más de las veces no benefician el alma. Hay un texto que resume esta labor de la mansedumbre: “Todo hombre sea pronto para oír, lento para hablar y lento para la ira” (Stgo.1:19). En lenguaje corriente es dicho así: Oye, calla y aguántate. Oye tus razones, silencio tus sentimientos, y te será mucho más fácil ser manso. A toda costa hay que impedir la entrada del enemigo. En esto la mansedumbre hará las pregunta de lugar: Por qué, contra quien, cuales serán las consecuencias, que daño harían y otras preguntas semejantes son hechas al resentimiento.

Leer Más
]