" width="109" height="108" align="left" style="border:1px solid #BFBFBF; margin:7px; padding:2px;" />

1. Los padres deberían animar  a sus hijos a tomar decisiones e intereses individuales con relación a sus carreras.

 


 Pro 22:6  Enseña al niño el camino en que debe andar, y aun cuando sea viejo no se apartará de él.

 

Nota: La frase “en su camino” significa literalmente “de acuerdo a su facilidad natural”.

 

 

2. Forzar una carrera sobre un hijo podría ser una violación al mandato de no exasperar a nuestros hijos.

 

 

Efe 6:4  Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en la disciplina e instrucción del Señor.

 

Col 3:21  Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten.

 

 

3. Buscar la sabiduría de Dios en algunos asuntos, incluyendo la elección de una carrera es siempre algo esencial.

 

 

Stg 1:5  Pero si alguno de vosotros se ve falto de sabiduría, que la pida a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

 

 

4. En la medida que confiamos en Dios completamente, permitiendo que El nos dirija por los senderos de nuestras vidas, podemos estar confiados de que Su guía es segura.

 

 

Pro 3:5  Confía en el SEÑOR con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento.

Pro 3:6  Reconócele en todos tus caminos, y El enderezará tus sendas.

 

Sal 20:4  Que te conceda el deseo de tu corazón, y cumpla todos tus anhelos.

Sal 20:5  Nosotros cantaremos con gozo por tu victoria, y en el nombre de nuestro Dios alzaremos bandera. Que el SEÑOR cumpla todas tus peticiones.

 

Jos 1:9  ¿No te lo he ordenado yo? ¡Sé fuerte y valiente! No temas ni te acobardes, porque el SEÑOR tu Dios estará contigo dondequiera que vayas.

 

Pro 4:25  Miren tus ojos hacia adelante, y que tu mirada se fíje en lo que está frente a ti.

Pro 4:26  Fíjate en el sendero de tus pies, y todos tus caminos serán establecidos.

 

 

5. Cualquiera que haya sido la decisión con relación a la carrera, todo el trabajo debe ser hecho para la gloria de Dios. 

 

 

Col 3:17  Y todo lo que hacéis, de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por medio de El a Dios el Padre.

 

Col 3:23  Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres,

 

1Co 10:31  Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.

 

2Ts 1:11  Con este fin también nosotros oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os considere dignos de vuestro llamamiento y cumpla todo deseo de bondad y la obra de fe, con poder,

2Ts 1:12  a fin de que el nombre de nuestro Señor Jesús sea glorificado en vosotros, y vosotros en El, conforme a la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo.

 

 

6. Un hombre joven que escoge ser esposo y padre, debe hacer de ese llamamiento su primera carrera y responsabilidad.

 

 

Efe 5:25  Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia y se dio a sí mismo por ella,

Efe 5:28  Así también deben amar los maridos a sus mujeres, como a sus propios cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.

 

Deu 6:6  Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;

Deu 6:7  y diligentemente las enseñarás a tus hijos, y hablarás de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.

 

Sal 128:1  Cántico de ascenso gradual. Bienaventurado todo aquel que teme al SEÑOR, que anda en sus caminos.

Sal 128:2  Cuando comas del trabajo de tus manos, dichoso serás y te irá bien.

Sal 128:3  Tu mujer será como fecunda vid en el interior de tu casa; tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa.

Sal 128:4  He aquí que así será bendecido el hombre que teme al SEÑOR.

 

Mat 7:9  ¿O qué hombre hay entre vosotros que si su hijo le pide pan, le dará una piedra,

Mat 7:10  o si le pide un pescado, le dará una serpiente?

Mat 7:11  Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que le piden?

 

 

7. Una mujer joven que escoja ser esposa y madre,  debe hacer de ese llamamiento su primera carrera y responsabilidad.

 

 

Tit 2:3  Asimismo, las ancianas deben ser reverentes en su conducta: no calumniadoras ni esclavas de mucho vino, que enseñen lo bueno,

Tit 2:4  que enseñen a las jóvenes a que amen a sus maridos, a que amen a sus hijos,

Tit 2:5  a ser prudentes, puras, hacendosas en el hogar, amables, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.

 

 

8. Mientras todo cristiano está llamado a servir totalmente a Dios, su llamado vocacional al servicio cristiano debe ser voluntario.

 

 

Mat 9:37  Entonces dijo* a sus discípulos: La mies es mucha, pero los obreros pocos.

Mat 9:38  Por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies.

 

Isa 6:8  Y oí la voz del Señor que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí: Heme aquí; envíame a mí.

 

Isa 52:7  ¡Qué hermosos son sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas, del que anuncia la paz, del que trae las buenas nuevas de gozo, del que anuncia la salvación, y dice a Sion: Tu Dios reina!

 

 

Ilustraciones Bíblicas: Las narrativas de Jose (Gen. 39-45); Los profetas Elías, Jeremías, Isaías, Amos y los Discípulos: Simon, Andres, Santiago, Juan (Mar. 1:16-20).   

 

 

 

Tomado de Quick Scripture Reference For Counseling Youth



Herramientas