Domingo
9:30 am
Escuela Dominical
10:30 am
Servicio De Adoración
6:00 pm
Servicio De Adoración
Miércoles
7:30 pm
Oración

Nuestro Blog

El Cristiano y las Deudas
Hace unos meses un hermano de Sudamérica nos solicitó escribir de este tema.  Hablaremos enfocado en este  verso: “El que toma prestado es siervo del que presta” (Pro.22:7).   Se trata de una advertencia contra el tomar prestado de manera irracional, ya que lejos de ayudar perjudicaría al poner bajo tiranía. Leamos: “El que toma prestado es siervo del que presta”. Se pueden ver tres asuntos: Una asistencia: “El que toma prestado.” Una pérdida de libertad: “Es siervo”. Y un dueño o señor: “El que presta”.Leer Mas

Viviremos en un Mejor Mundo
Estamos viviendo en una época donde no hay día que no seamos asaltados por algún tipo de mala noticia. Robos, hurtos, atentados, crímenes, fornicaciones, opresión en casi todos los tipos y colores. Vivimos inseguros, con gran confusión y miedo, no sólo de carácter moral, sino también turbaciones religiosa. Sentimos cansancio de este mundo, quisiéramos salir pronto. Pero bendito sea Dios que no nos ha dejado sin esperanza, la esperanza de un mundo mejor;  enfocamos: “Según su promesa, nosotros esperamos nuevos cielos y nueva tierra, en los cuales mora la justicia” (2Pe.3:15).  Este verso así lo enseña, que habrá una consumación final e inicio inmediato de uno mejor. Leer Mas

Sobre el Mañana, Poco Sabemos
El principal de los escritores del NT fue el humilde y sufrido apóstol Pablo, y aun cuando fue un hombre dotado con dones extraordinarios, sus dones no fueron perfectos, sino que el Señor se los dio con límites. En algunos casos pudo predecir el futuro, aun distante miles de años, pero en otros, fue tal cual todos los hombres, con la misma ignorancia de eventos futuros, o que podía razonar su ocurrencia como asunto probable. Y lo expresa como posibilidad de enviar a Timoteo a Éfeso: “A éste (Timoteo) espero enviarlo inmediatamente tan pronto vea cómo van las cosas” (Fil. 2:23).  Leer Mas

Visitar Nuestro Blog

Espositor: Alfredo Paulino

Sermón: El creyente en un mundo pagano

Descripción:
Resumen

Espositor: Juan José Pérez

Sermón: Una exhortación a la santidad

Descripción:
Resumen

Espositor: Amiris Beato

Sermón: La oración de Cristo en Getsemaní

Descripción:
Resumen

Ver otros Sermones
Meditación del 11 de diciembre

Texto: “Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, postrándose ante él y pidiéndole algo. El le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Ordena que en tu reino se sienten estos dos hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda“(Mateo 20:20).


El Señor Jesús les había dicho a todos ellos: ¿En qué vemos su fe? Lemos el pasaje: “He aquí, subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte. Le entregarán a los gentiles para que se burlen de él, le azoten y le crucifiquen; pero al tercer día resucitará” (v18-19). Lo que ella oyó de los labios de Jesús fue la maldición de Sus sufrimientos y muerte; en cambio ella ahora habla de Su gloria. Oyendo de Su cruz ella ve una corona: “Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, postrándose ante él y pidiéndole algo. El le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Ordena que en tu reino se sienten estos dos hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda“(v20). Si ella hubiese visto a Herodes extender su cetro de poder a disposición de Jesús, y los principales gobernantes de Israel viniendo humillados a los pies de Cristo, o que aquella sociedad se sometía bajo el gobierno del Hijo de Dios, lo propio era pensar en un reino. En cambio ella oyó de traición, burlas, maltratos y muerte; sin embargo no le dio mente a tal cosa. El cuadro frente a nosotros de esta buena mujer argumenta que la creencia de su corazón era capaz de triunfar sobre toda adversidad: “Es, pues, la fe la constancia de las cosas que se esperan y la comprobación de los hechos que no se ven” (Hebr.11:1).

 

Leer Más