Canal de posts de ibgracia.org En este RSS Feed se encuentran todos los post publicados en el site ibgracia.org http://ibgracia.org/blog.html Viviremos en un Mejor Mundo <p style="text-align: center;"><strong>El final de este mundo</strong>.</p> <p style="text-align: justify;">Nuestra creencia es, que un d&iacute;a perecer&aacute;. Mire como lo sentenci&oacute; el Se&ntilde;or: &ldquo;Los cielos y la tierra actuales est&aacute;n reservados por su palabra para el fuego, guardados para el d&iacute;a del juicio y de la destrucci&oacute;n de los imp&iacute;os&hellip; En el cual los cielos pasar&aacute;n con gran estruendo, y los elementos ser&aacute;n destruidos con fuego intenso, y la tierra y las obras que hay en ella ser&aacute;n quemadas" (v7,10). Todas las criaturas que est&aacute;n en el aire, la atm&oacute;sfera, el espacio &iacute;nter estelar, y las que est&aacute;n sobre la tierra y debajo de la tierra ser&aacute;n consumidos por el fuego, habr&aacute; una purga total, cada rinc&oacute;n del universo ser&aacute; pasado por el fuego. Los elementos que componen el universo material sufrir&aacute;n una mutaci&oacute;n por efecto del fuego, no total disoluci&oacute;n. No habr&aacute; una desaparici&oacute;n de la materia, sino que todo forma compleja ser&aacute; trasformada por la fundici&oacute;n a un estado de su esencia elemental, no as&iacute; en su cualidad presente. Es como si tom&aacute;semos un autom&oacute;vil y los quemamos, el carro es destruido por el fuego, pero sus elementos constitutivos permanecen.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">El hierro sigue siendo hierro. Entonces el universo ser&aacute; como un enorme taller de fundici&oacute;n. Dios har&aacute; uno nuevo para morada y residencia perramente de Sus hijos.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Ser&aacute; como el grano que cae a tierra y muere y en su lugar sube el germen nuevo, o que en su lugar tendremos uno mejor: "Nosotros esperamos nuevos cielos y nueva tierra." Se trata de una declaraci&oacute;n general, pues el ap&oacute;stol no menciona particulares, sino s&oacute;lo cielos y tierra, aunque lo incluye todo. La expresi&oacute;n es semejante a la empleada por Mois&eacute;s en la primera creaci&oacute;n: "En &ldquo;En el principio cre&oacute; Dios los cielos y la tierra" (G&eacute;n.1:1).</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Pregunta</strong>: &iquest;ser&aacute;n todas las bombas at&oacute;micas estallando una tras otra? O, &iquest;quiz&aacute;s lo que los cient&iacute;ficos llaman una reacci&oacute;n nuclear en cadena? El fuego generalizado no es el efecto de un error o voluntad humana, sino el juicio del Omnipotente Dios sobre la maldad e inmoralidad de los hombres, el mismo que la cre&oacute;, ahora purg&aacute;ndola para morada de sus redimidos.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">As&iacute; que, no es algo ordinario, como hacer y explotar bombas lo cual ser&iacute;a un acto humano ordinario, sino un portento divino extra ordinario; es fuego divino, no humano. Las bombas dejar&iacute;an el ambiente trasformado, pero no puro. Para purificar algo debe actuar un agente transformador superior a lo naturaleza, Dios con Su poder lo har&aacute;. Cuando Sodoma y Gomorra fueron quemadas no fueron reducidas a nada, as&iacute; tambi&eacute;n el final profetizado aqu&iacute;: "Una generaci&oacute;n va y otra generaci&oacute;n viene, mas la tierra permanece para siempre" (Ecle.1:4). Los seres aqu&iacute; nunca dejar&aacute;n de ser, sino que ser&aacute;n trasformados. Si t&uacute; posee una pieza de oro corrompida, entonces tu labor es purificarla, y esto con fuego, tale s ala idea aqu&iacute;. La corrupci&oacute;n de una cosa se acaba al transformarla. La semilla que cae a tierra en parte se pudre, y en su lugar aparece un brote puro.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: center;"><strong>Un nuevo mundo</strong>.</p> <p style="text-align: justify;">El ap&oacute;stol dice: "Nosotros esperamos"; como si dijera que Dios ha preparado una herencia, y ha prometida darla para el disfrute de los Cristianos; entonces nuestra tarea es confiadamente esperarla, porque de cierto vendr&aacute;. La esperanza tiene dos partes, el estado de espera y la acci&oacute;n de esperar, lo que se conoce como la expectaci&oacute;n; o que el coraz&oacute;n espera y el alma tiene expectaci&oacute;n aguardando lo prometido. La vida del verdadero Creyente tiene dos etapas, Gracia y gloria. Mientras estemos en este mundo es Gracia, y el porvenir es disfrutar de la gloria. Estamos esperando, o que todav&iacute;a no poseemos lo nuestro. As&iacute; que, en esta vida nuestra obra es esperar, y en la pr&oacute;xima disfrutar: "Porque en esperanza hemos sido salvos, pero la esperanza que se ve no es esperanza, pues, &iquest;por qu&eacute; esperar lo que uno ve?" (Ro.8:24).</p> <p style="text-align: justify;">Lo que esperamos son nuevos cielos, y nueva tierra. Ahora lo vemos por fe, nos gozamos al verlo, pero todav&iacute;a no lo disfrutamos por posesi&oacute;n. El caso de Esteban lo deja entrever: "Esteban, lleno del Esp&iacute;ritu Santo, fijos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios y a Jes&uacute;s de pie a la diestra de Dios" (Hech.7:55). El vio la gloria de Dios, o la que habr&iacute;a de tener, lo que esperamos disfrutar en el nuevo mundo. Hasta la hora de su muerte no la disfrut&oacute; sino en esperanza, ahora ve lo que ha de poseer. Es como el atleta que ve la meta de su competencia, pero todav&iacute;a no ha llegado. Ser&iacute;a una necedad poner nuestra esperanza en algo que ha de morir o desaparecer; eso le llamar&iacute;amos una vana esperanza. En cambio la esperanza Cristiana no puede fallar.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Es como el individuo que posee mucha tierra, pero no tiene efectivo, o liquidez. No podemos decir que sea pobre, cuando posee mucho, aunque al presente no tenga efectivo ni siquiera para comer, o que siendo rico puede pasar hambre. No obstante, llegar&aacute; un d&iacute;a donde venda sus propiedades y entonces disfrutar&aacute; en grande de sus posesiones. De manera semejante es con los Creyentes, ellos son ricos, pues Dios les ha hecho coherederos con Cristo, poseen una herencia en papeles, en esperanza, pero en ese d&iacute;a del fuego universal, Dios los har&aacute; entrar a ese mundo nuevo, y jam&aacute;s conocer&aacute;n de necesidad alguna, ni adversidad.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Concluimos</strong> haciendo coro con el ap&oacute;stol:</p> <p style="text-align: justify;">"Digo, pues: Mientras el heredero es menor de edad, en nada es diferente del siervo, aunque sea el due&ntilde;o de todo&ldquo; (G&aacute;l.4:1). Todo el bien que hay en el universo, todos los placeres y deleites del universo son de los convertidos al Se&ntilde;or. Am&eacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=117 http://ibgracia.org/blog.html?id=117 Sobre el Mañana, Poco Sabemos <p style="text-align: center;"><strong>Nuestra Incapacidad de Saber el Porvenir</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong><br /></strong></p> <p style="text-align: justify;">Cuando miramos al futuro, todo cuanto viene al ojo est&aacute; en oscuridad. Aun en las profec&iacute;as los asuntos no son tan claros, m&aacute;s bien la explicaci&oacute;n del evento profetizado viene junto con su cumplimiento. Baste ver que la Biblia ha anunciado todo en cuanto al futuro, y aun as&iacute;, te&oacute;logos muy sabios y entendidos lo oscurecen antes que aclararlo. Hay cuatro posiciones escatol&oacute;gicas distintas de un s&oacute;lo evento, el regreso glorioso del Se&ntilde;or Jes&uacute;s. Recordemos que tan solo hace unos a&ntilde;os Rusia era considerada como una ficha importante en el rompe cabeza de los eventos futuros de la religi&oacute;n, y hoy vemos que las cosas no fueron c&oacute;mo se pensaba. El comunismo fue visto como el escenario ideal de la gran apostas&iacute;a, y pronto la Providencia lo desapareci&oacute;. Multitud de te&oacute;logos hablaron sobre el cuadro internacional de los pa&iacute;ses europeos, pero hoy d&iacute;a el cuadro es diferente de lo que dijeron. Nadie pudo adivinar el estado de crisis econ&oacute;mica que hoy vemos, as&iacute; que, en el curso de unos a&ntilde;os, el futuro no fue como se esperaba. En breve, sabemos poco del ma&ntilde;ana.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">En no pocas ocasiones una nube no m&aacute;s grande que la mano opaca el cielo, y de circunstancias en apariencia insignificantes surge un portento o hecho extraordinario con gran &eacute;xito; mientras que por otro lado, planes bien elaborados y estudiados de pronto se desvanecen. Es cierto que por una buena combinaci&oacute;n de experiencia y prudencia podemos predecir hechos futuros con alto grado de ocurrencia, pero si nos cambian alguna variable, todo se trastorna. Esto dice Salom&oacute;n: &ldquo;Vi adem&aacute;s que bajo el sol no es de los ligeros la carrera, ni de los valientes la batalla; y que tampoco de los sabios es el pan, ni de los entendidos las riquezas, ni de los h&aacute;biles el favor, sino que el tiempo y la suerte les llegan a todos&rdquo; (Ecl. 9:11). No erramos al decir que tu propia historia ha sido as&iacute;; te trajeron por un camino que no sab&iacute;as, y aun hoy no sabes qu&eacute; ser&aacute; de ti ma&ntilde;ana.<em> </em><strong>Tenemos gran ignorancia sobre el futuro inmediato en el pr&oacute;ximo a&ntilde;o; carecemos de capacidad para saberlo.</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong><br /></strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong>&nbsp;</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong>Nuestra Peque&ntilde;ez</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong><br /></strong></p> <p style="text-align: justify;">El orgullo o jactancia del ser humano es su inteligencia o saber, pero aun en eso no tiene de qu&eacute; gloriarse. Puede poner un hombre en Marte, pero no puede curar la gripe. Nada sabemos. Y en esto Salom&oacute;n trae otra lecci&oacute;n: &ldquo;&iquest;Qui&eacute;n sabe lo que es bueno para el hombre durante su vida, en los contados d&iacute;as de su vana vida? Los pasar&aacute; como una sombra. Pues, &iquest;qui&eacute;n har&aacute; saber al hombre lo que suceder&aacute; despu&eacute;s de &eacute;l bajo el sol?&rdquo; (Ecl.6:12); no sabemos distinguir con eficacia la diferencia entre realidad y apariencia. Somos demasiado peque&ntilde;os para saber el futuro.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Cuid&eacute;monos de la Presunci&oacute;n</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong><br /></strong></p> <p style="text-align: justify;">El escritor divino pone este peligro en blanco y negro; notemos: &ldquo;O&iacute;d ahora, los que dec&iacute;s: Hoy o ma&ntilde;ana iremos a tal o cual ciudad y pasaremos all&aacute; un a&ntilde;o, haremos negocio y tendremos ganancia&rdquo; (Stgo.4:13). El cuadro es de un comerciante no Cristiano. Resuelve ir sin dilaci&oacute;n a cierto lugar donde le espera gran beneficio. No tiene intenci&oacute;n de enga&ntilde;o o fraude, sino leg&iacute;timo comercio de comprar a dos y vender a cuatro. Se trata de un hombre diligente, que busca el sustento suyo y de su familia, pagador de sus impuestos; eso pudiera ser cierto, pero fue censurado porque Dios no estuvo en sus pensamientos. Su mal fue que hizo grandes planes para s&iacute; mismo: &ldquo;Ma&ntilde;ana ir&eacute; a tal o cual ciudad y pasar&eacute; all&aacute; un a&ntilde;o.&rdquo; Sin tener en cuenta a Dios se prometi&oacute; a s&iacute; mismo ser exitoso. En sus planes estuvo fuera la posibilidad de un accidente, enfermedad o imprevisto. Puso el designio humano por encima del Creador. Aqu&iacute; vino la censura divina contra la presunci&oacute;n humana: &ldquo;Ahora os jact&aacute;is en vuestra arrogancia; toda jactancia semejante es mala&rdquo; (v16).</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Imposible tener poder sobre algo que no conozco. No podemos prepararnos contra un peligro que no sabemos. No puedo tener dominio sobre el idioma chino, pues no lo s&eacute;. Lo mismo aplica al tiempo y los eventos futuros; lo ignoro, y como tal, no puedo controlarlo. Ser&iacute;a un esfuerzo en vano amueblar una casa que no existe. Este es el caso, nuestra imaginaci&oacute;n vuela y pronto se le cortan sus alas. Solo conocemos el presente, y lo sabemos con tanta estrechez mental que lo sabio ser&iacute;a no levantar zapata o fundamento venidero. Su solo intento es presunci&oacute;n, o pretender planificar o vivir sin tener en cuenta a Dios.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Conclusi&oacute;n</strong></p> <p style="text-align: justify;">El mensaje es claro: <em>No podemos inferir el futuro del presente</em>. Y en esto aun David err&oacute;, despu&eacute;s de haber sido liberado de la persecuci&oacute;n de Sa&uacute;l; se llen&oacute; de autoconfianza, y presunci&oacute;n. Notemos: &ldquo;En mi prosperidad yo dije: Jam&aacute;s ser&eacute; conmovido. Oh Se&ntilde;or, con tu favor has hecho que mi monte permanezca fuerte; t&uacute; escondiste tu rostro, fui conturbado&rdquo; (Sal.30:6-7). El poder no reside en nosotros. Como bien dice el refr&aacute;n: <em>El d&iacute;a m&aacute;s claro llueve</em>. <em>En una sola noche el millonario puede ser llevado a ser pobre</em>. No sabemos c&oacute;mo ir&iacute;an la cosas; cuid&eacute;monos para no ser presumidos. Una palabra con fe es suficiente para ahogar la presunci&oacute;n: &ldquo;Si el Se&ntilde;or quiere, viviremos y haremos esto o aquello&rdquo; (Stgo.4:15). Am&eacute;n.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=116 http://ibgracia.org/blog.html?id=116 ¿Por Qué Escribir sin Escritura? <p style="text-align: justify;">Este proyecto bien se llama &ldquo;Coalici&oacute;n por el Evangelio&rdquo;, pero en algunos escritos no estar&iacute;amos honrando lo que confesamos proclamar, puesto que todos, sin excepci&oacute;n, han de estar saturados o sustentados y regulados por los principios de nuestro evangelio seg&uacute;n la Santa Escritura. Sin darnos cuenta, pudi&eacute;ramos estar llevando a nuestros lectores a un estado indeseado, dejando sin nutrir el pensar b&iacute;blico.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Aqu&iacute; cito las palabras del Pastor Miguel N&uacute;&ntilde;ez, cuando dice: &ldquo;Latinoam&eacute;rica necesita ser re evangelizada&rdquo;. Vivimos en un mundo saturado de publicidad. En no pocos casos, si el predicador no es famoso, le dar&iacute;amos poca atenci&oacute;n. Peor a&uacute;n, algunas congregaciones prefieren hacer conferencias con uno famoso que con otro que sea m&aacute;s fiel a nuestra com&uacute;n fe en Cristo, aunque no tan conocido. Para que las cosas sean aceptadas, se ha impuesto que han de ser impresionantes, famosas, o llamativas. Tal proceder es contrario a la vida cristiana. En particular, es opuesto a la sana doctrina, cuya gloria es Cristo y solo Cristo.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: center;"><strong>Nuestro deber en amor</strong></p> <p style="text-align: justify;">Siendo as&iacute;, entonces, nuestro deber de amor hace m&aacute;s que necesario escribir art&iacute;culos cuyas afirmaciones est&eacute;n debida y claramente sustentadas por los textos b&iacute;blicos. Por un largo tiempo, el papismo ha dominado el quehacer religioso de todo el mundo hispano, por lo que se hace necesario difundir en toda manera justa y posible las verdades que tanto amamos. Tengamos en cuenta que nuestra regi&oacute;n ha estado en oscurantismo religioso por siglos.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Todos los que profesamos amar la sana doctrina tenemos como postulado que Cristo y su Palabra sea alto&nbsp;y m&aacute;s alto, y el hombre bajo&nbsp;y m&aacute;s bajo. Dicho de otro modo, que nuestros escritos han de estar regulados siempre por esta luz divina: &ldquo;para que la fe de ustedes no descanse&nbsp;en la sabidur&iacute;a de los hombres, sino en el poder de Dios&rdquo; (1 Co. 2:5);&nbsp;esto es, con el claro designio de que la Biblia brille a&uacute;n m&aacute;s en los corazones, y su poder transformador sea experimentado.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">No hay manera alguna donde se pueda ser de beneficio presente y futuro al coraz&oacute;n humano que no sea&nbsp; por medio de la influencia del Esp&iacute;ritu de Dios. Nuestro Salvador lo sentencia as&iacute;: &ldquo;El Esp&iacute;ritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo les he hablado son esp&iacute;ritu y son vida&rdquo; (Jn. 6:63). Enti&eacute;ndase &ldquo;carne&rdquo; como la sabidur&iacute;a y poder del ser humano: &ldquo;para nada aprovecha&rdquo;.</p> <p style="text-align: justify;">No pretendo ser tu&nbsp;maestro, pero eso no&nbsp;quita que ruegue: &ldquo;Por las&nbsp;misericordias&nbsp;y ternuras de Cristo, sean nuestros escritos saturados con los textos b&iacute;blicos&rdquo;. Esto pudiera traer el beneficio de que aprendamos a juzgar la verdad, no por quien lo dice, sino por lo que dice; lo cual ser&iacute;a de no poco beneficio al cultivo de un buen juicio entre nuestros hermanos en el mundo hispano, del cual, quien esto escribe, es parte.</p> <p style="text-align: justify;">Enfoco este verso: &ldquo;El Padre que me envi&oacute;, &Eacute;l ha dado testimonio de m&iacute;. Pero ustedes no han o&iacute;do jam&aacute;s su voz&rdquo; (Jn. 5:37). El mismo Se&ntilde;or Jes&uacute;s manda aqu&iacute; que los asuntos religiosos sean juzgados, no por quien lo dice, sino por lo que dice. Poco despu&eacute;s dice: &ldquo;Ustedes examinan&nbsp;las Escrituras porque piensan tener en ellas la vida eterna. &iexcl;Y son ellas las que dan testimonio de m&iacute;!&rdquo; (Jn. 5:39). Esto es, que las Santas Escrituras sean el marco de referencia para juzgar la verdad, la realidad,&nbsp;o &mdash;lo que es lo mismo&mdash;&nbsp;los asuntos espirituales, y no ninguna otra cosa.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: center;"><strong>La l&oacute;gica no es suficiente</strong></p> <p style="text-align: justify;">Hay expresiones que suenan l&oacute;gicas, racionales, pero&nbsp;eso no es suficiente para catalogarlas como verdad. Una muestra:</p> <p style="text-align: justify;">Mar&iacute;a fue la madre del Se&ntilde;or Jes&uacute;s,Jes&uacute;s fue Dios manifestado en carne,<br /> Parece o suena l&oacute;gico que Dios tenga una madre.</p> <p style="text-align: justify;">Pero la Biblia no habla as&iacute;. Y ya hemos visto esta l&oacute;gica como una herej&iacute;a de la racionalidad papista.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">En otro orden, he le&iacute;do algunos art&iacute;culos donde el escritor destaca el &eacute;xito de su m&eacute;todo en tal o cual ministerio en su congregaci&oacute;n. Bueno saber que Dios haya bendecido alguna circunstancia y aplicaci&oacute;n. Pero eso no nos da la libertad de presentarlo como un deber necesario para otros hermanos en otros lugares.&nbsp;<em>Sola Scriptura</em>. De hacerlo as&iacute;, pudiera dejar de ser b&iacute;blico y convertirse en una exhortaci&oacute;n de pragmatismo religioso. Ese es el peligro si el autor no provee el sustento b&iacute;blico pertinente a su proposici&oacute;n, algo que ning&uacute;n siervo del Se&ntilde;or quiere promover.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Es un principio b&iacute;blico que todo cuanto escribamos en pro de la difusi&oacute;n del evangelio en nuestras tierras hispanas tenga, entre otros objetivos, el ense&ntilde;ar a nuestros lectores que los asuntos religiosos sean juzgados, no por qui&eacute;n lo dice, sino por lo que dice. El anhelo de todos nosotros, los siervos del Se&ntilde;or es que &Eacute;l sea grande, Su Palabra sea expuesta, y las opiniones de los hombres queden en el olvido. Esto tal cual los hermanos nobles de Berea: &ldquo;Recibieron la palabra con toda solicitud, escudri&ntilde;ando diariamente las Escrituras, para ver si estas cosas eran as&iacute;&rdquo; (Hch. 17:11).&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">En otras palabras: Toda ense&ntilde;anza para el Pueblo de Dios ha de estar sustentada en la Palabra de Dios, o lo que es lo mismo, de acuerdo a la mente y voluntad de Cristo. Am&eacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=115 http://ibgracia.org/blog.html?id=115 Consejos a un Joven Pastor <p style="text-align: justify;">M&aacute;s adelante, Pablo hace saber a Timoteo c&oacute;mo emplear su tiempo con eficacia: &ldquo;Entretanto que llego, oc&uacute;pate en la lectura&nbsp;de las Escrituras, la exhortaci&oacute;n y la ense&ntilde;anza&rdquo; (<span style="text-decoration: underline;">1 Ti. 4:13</span>). El ap&oacute;stol se&ntilde;ala tres aspectos del oficio: lectura, exhortaci&oacute;n, y ense&ntilde;anza.&nbsp;La lectura constante de la Palabra de Dios&nbsp;es esencial para&nbsp;conocer Su mente y voluntad en cualquier aspecto de la vida. Luego de conocerla, el oficio del maestro es exhortar&nbsp;a los hermanos a toda buena obra. Esta exhortaci&oacute;n parece referirse al aspecto privado o personal, que abarcar&iacute;a consejos y advertencias. Adem&aacute;s, tenemos&nbsp;el aspecto p&uacute;blico o doctrinal:&nbsp;la ense&ntilde;anza. El ministro debe&nbsp;cavar en los tesoros de la teolog&iacute;a con el fin de enriquecer a otros.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">En el vers&iacute;culo 14 encontramos una precauci&oacute;n con relaci&oacute;n a su don: &ldquo;No descuides el don espiritual que est&aacute; en ti, que te fue conferido por medio de la profec&iacute;a&nbsp;con la imposici&oacute;n de manos&nbsp;del presbiterio&rdquo;. Timoteo es exhortado a mejorar su don&nbsp;con diligencia y esfuerzo, no a despreciarlo.&nbsp;Adem&aacute;s leemos (v.&nbsp;15): &ldquo;Reflexiona sobre estas cosas; ded&iacute;cate a ellas, para que tu aprovechamiento sea evidente a todos&rdquo;. Este vers&iacute;culo indica c&oacute;mo el joven Timoteo hab&iacute;a de perfeccionar su don.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Ser&iacute;a una perversi&oacute;n de la doctrina que alguno pretenda tener el don de la ense&ntilde;anza y subir al p&uacute;lpito&nbsp;siendo negligente&nbsp;de estudiar las Escrituras. Algunos defienden su descuido sacando de contexto las palabras del Se&ntilde;or Jes&uacute;s: &ldquo;Porque no son ustedes los que hablan, sino el Esp&iacute;ritu de su Padre que habla en ustedes&rdquo;&nbsp;(<span style="text-decoration: underline;">Mt. 10:20</span>). Pero&nbsp;esta promesa no se refiere al p&uacute;lpito de la Iglesia, sino a una ocasi&oacute;n de persecuci&oacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Un llamado para todo ministro</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong><br /></strong></p> <p style="text-align: justify;">Notemos que&nbsp;<span style="text-decoration: underline;">1 Timoteo&nbsp;4:13</span>&nbsp;indica la labor privada del pastor (lectura)&nbsp;y la p&uacute;blica&nbsp;(exhortaci&oacute;n y ense&ntilde;anza).&nbsp;B&aacute;sicamente, toda su existencia se pasear&aacute;&nbsp;entre estudiar y ense&ntilde;ar a vivir. Lo encontraremos siempre estudiando o ense&ntilde;ando.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">La palabra &ldquo;oc&uacute;pate&rdquo;, es lo mismo que decir &ldquo;pon&nbsp;atenci&oacute;n&rdquo;, &ldquo;s&eacute; aplicado&rdquo;, &ldquo;ded&iacute;cate&rdquo;, &ldquo;entr&eacute;gate&rdquo;, &ldquo;cons&aacute;grate&rdquo;. El pastor o l&iacute;der de una iglesia local ha de ser un hombre de coraz&oacute;n celoso para estudiar la&nbsp;Biblia con seriedad y diligencia. En este pasaje&nbsp;el ap&oacute;stol se refiere a la lectura de las Santas Escrituras, sin embargo, debemos recordar&nbsp;que el mismo Pablo fue un hombre de amplia cultura y conocimiento,&nbsp;que le&iacute;a otros libros&nbsp;que le fueran de ayuda en su ministerio. Todo ministro de la Palabra ha de saber leer y entender lo que lee.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Tener la sensibilidad&nbsp;de las circunstancias que le toque servir es una cualidad necesaria en todo aspirante al ministerio. Hay lugares donde las labores del p&uacute;lpito son m&aacute;s arduas.&nbsp;No es lo mismo servir en la selva&nbsp;que en una ciudad donde abunden personas con t&iacute;tulos universitarios;&nbsp;en este &uacute;ltimo se demandar&iacute;a mayor esfuerzo intelectual. Si el nivel acad&eacute;mico del predicador es inferior&nbsp;al promedio de la congregaci&oacute;n, ser&iacute;a dif&iacute;cil ganar el raciocinio y voluntad de sus oidores. Cuando se desprecia al maestro, suele ocurrir que se desprecien sus ense&ntilde;anzas. El pastor est&aacute; llamado a ser ejemplo en esto.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Es cierto que Dios ha usado (y sigue usando) a hombres de pocas letras&nbsp;para compartir las verdades del evangelio. Cual sea nuestro nivel intelectual, el&nbsp;Esp&iacute;ritu Santo es quien nos gu&iacute;a y quien transforma los corazones. Sin embargo, es importante reconocer cada d&iacute;a la responsabilidad de tenemos como ministros de su Palabra. Debemos escuchar el mandato de Dios y obedecerle:</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><em>&ldquo;No permitas&nbsp;que nadie menosprecie tu juventud, sino&nbsp;<strong>s&eacute; ejemplo</strong>&nbsp;de&nbsp;los creyentes en palabra, conducta, amor, fe&nbsp;y&nbsp;pureza.&nbsp;Entretanto que llego,&nbsp;<strong>oc&uacute;pate</strong>&nbsp;en la lectura&nbsp;de las Escrituras, la exhortaci&oacute;n y la ense&ntilde;anza.&nbsp;<strong>No descuides</strong>&nbsp;el don espiritual que est&aacute; en ti, que te fue conferido por medio de la profec&iacute;a&nbsp;con la imposici&oacute;n de manos&nbsp;del presbiterio.&nbsp;Reflexiona sobre estas cosas;&nbsp;<strong>ded&iacute;cate</strong>&nbsp;a ellas, para que tu aprovechamiento sea evidente a todos&rdquo;.&nbsp; Am&eacute;n.</em></p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=114 http://ibgracia.org/blog.html?id=114 Moisés y las Ciencias Humanas <p style="text-align: justify;">Es, pues, un ornamento al evangelio cuando un ministro de Dios sea adem&aacute;s instruido en ciencias humanas. Consideremos por un momento, el intelecto, la destreza, y la diligencia de Mois&eacute;s.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: center;"><strong>El intelecto de Mois&eacute;s</strong></p> <p style="text-align: justify;">Leemos: &ldquo;Mois&eacute;s fue instruido en toda la sabidur&iacute;a de los egipcios, y era un hombre poderoso en palabras y en hechos&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Hech.%207.22?culture=es">Hch. 7:22</a>). El escritor divino enfatiza la cultura que pose&iacute;a, pues dice: &ldquo;En toda la sabidur&iacute;a de los egipcios&rdquo;; es una expresi&oacute;n hiperb&oacute;lica o exagerada en buen sentido para denotar&nbsp;que, en materia cultural, fue un individuo por encima del promedio de su &eacute;poca; un hombre culto. He aqu&iacute;, pues, a Mois&eacute;s el gran profeta, a quien Dios habl&oacute; cara a cara, siendo elogiado por su destreza en las ense&ntilde;anzas de una naci&oacute;n id&oacute;latra como Egipto. La Palabra de Dios lo hace con otros hombres: &ldquo;A estos cuatro j&oacute;venes Dios les dio conocimiento e inteligencia en toda clase de literatura y sabidur&iacute;a. Adem&aacute;s Daniel entend&iacute;a toda clase de visiones y sue&ntilde;os&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Dan.%201.17?culture=es">Dan. 1:17</a>).</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Este elogio divino no fue solo para el gran patriarca, sino tambi&eacute;n a hombres no creyentes, como algunos descendientes de Ca&iacute;n:</p> <p style="text-align: justify;">&ldquo;Y Ada dio a luz a Jabal, el cual fue padre de los que habitan en tiendas y tienen ganado. Su hermano se llamaba Jubal, el cual fue padre de todos los que tocan la lira y la flauta. Zila a su vez dio a luz a Tubal Ca&iacute;n, forjador de todo utensilio de bronce y de hierro. Y la hermana de Tubal Ca&iacute;n era Naama&rdquo;&nbsp;<a href="http://biblia.com/bible/nblh/G%C3%A9n.%204.20-22?culture=es">Gn. 4:20-22</a>.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">El Se&ntilde;or da honor a quienes cultivan con diligencia y dedicaci&oacute;n los deleites del intelecto y la ciencia humana. Dice la historia que cuando el evangelio llegaba a ciertos lugares y los principales de los templos paganos se convert&iacute;an, esos templos a los &iacute;dolos se convert&iacute;an luego en iglesias donde el Dios verdadero fuese adorado. Como est&aacute; escrito: &ldquo;Pero cuando uno m&aacute;s fuerte que &eacute;l lo ataca y lo vence, le quita todas sus armas en las cuales hab&iacute;a confiado y distribuye su bot&iacute;n&hellip; un &iacute;dolo no es nada en el mundo, y que no hay sino un solo Dios&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Luc.%2011.22?culture=es">Lc. 11:22</a>;&nbsp;<a href="http://biblia.com/bible/nblh/1%20Cor.%208.4?culture=es">1 Cor. 8:4</a>).</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: center;"><strong>La destreza de Mois&eacute;s</strong></p> <p style="text-align: justify;">Cuando uno lee c&oacute;mo fueron las labores de Mois&eacute;s dentro del pueblo de Dios, es evidente que la inteligencia y sabidur&iacute;a que adquiri&oacute; en Egipto las emple&oacute; para la gloria de Dios, y el bien de los creyentes. Considera esto: &ldquo;&hellip;tal como Mois&eacute;s fue advertido por Dios cuando estaba a punto de erigir el tabern&aacute;culo. Pues, dice El: &lsquo;Haz todas las cosas conforme al modelo que te fue mostrado en el monte&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Heb.8.5?culture=es">Heb.8:5</a>). &nbsp;Se le present&oacute; el modelo celestial y lo construy&oacute; tal cual, o que no es lejano suponer que ten&iacute;a amplios conocimientos en arquitectura, matem&aacute;ticas e ingenier&iacute;a, pues le bast&oacute; verlo. La educaci&oacute;n que le dio la hija de Fara&oacute;n le capacit&oacute; para ser de f&aacute;cil entendimiento y comprender con facilidad asuntos cient&iacute;ficos.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">En tiempo presente puede decirse que fue de gran capacidad en aquello de lectura comprensiva. Una de las cualidades de un buen l&iacute;der es saber dar instrucciones precisas, claras, y dar seguimiento a lo que encomienda. N&oacute;talo: &ldquo;Y Mois&eacute;s examin&oacute; toda la obra, y vio que la hab&iacute;an llevado a cabo. Tal como el Se&ntilde;or hab&iacute;a ordenado, as&iacute; la hab&iacute;an hecho. Y Mois&eacute;s los bendijo&rdquo;&nbsp;(<a href="http://biblia.com/bible/nblh/%C3%89xo.%2039.43?culture=es">Ex. 39:43</a>). Fue ingeniero supervisor; se asegur&oacute; que el pueblo lo hab&iacute;a hecho bien, como se le mand&oacute;.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Es cierto&nbsp;que, en su &eacute;poca, Mois&eacute;s fue el hombre m&aacute;s manso de la tierra.&nbsp;&Eacute;l no usaba sus altos conocimientos e intelectualidad para humillar al pr&oacute;jimo, sino para salvar, llevarlos a Dios, y mantener la paz y unidad en el pueblo, o que usaba su gran capacidad intelectual de esta manera: &ldquo;Era poderoso en sus palabras y obras&rdquo;.&nbsp;Esto es, que su ejemplo es un fuerte reproche a los enemigos del estudio y la intelectualidad. Pocas cosas le preguntaba el pueblo que no pudiera responder, y si no sab&iacute;a la respuesta, entonces humildemente iba a Dios en oraci&oacute;n buscando luz. Fue un hombre de copioso discurso&nbsp;y abundante ense&ntilde;anza.&nbsp;La Biblia le llama el pedagogo o educador de Israel,&nbsp;obra poderosa que hizo con paciencia y grandes esfuerzos: &ldquo;Al d&iacute;a siguiente Mois&eacute;s se sent&oacute; a juzgar al pueblo. El pueblo estuvo delante de Mois&eacute;s desde la ma&ntilde;ana hasta el atardecer&rdquo;&nbsp;(<a href="http://biblia.com/bible/nblh/%C3%89xo.%2018.13?culture=es">Ex. 18:13</a>).</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: center;"><strong>La diligencia de Mois&eacute;s</strong></p> <p style="text-align: justify;">Ahora mira la enorme capacidad de discurso que tuvo:</p> <p style="text-align: justify;">&ldquo;Entonces llam&oacute; Mois&eacute;s a todo Israel y les dijo: &ldquo;Oye, oh Israel, los estatutos y ordenanzas que hablo hoy a o&iacute;dos de ustedes, para que los aprendan y pongan por obra&hellip; Entonces Mois&eacute;s fue y habl&oacute; estas palabras a todo Israel&hellip; Entonces Mois&eacute;s llam&oacute; a Josu&eacute; y le dijo en presencia de todo Israel&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Deut.5.1?culture=es">Deut.5:1</a>;&nbsp;<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Deut%2031.1?culture=es">31:1</a>,<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Deut%2031.7?culture=es">7</a>).</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Al parecer discurse&oacute; esta enorme porci&oacute;n de la Ley de Dios al pueblo en un solo d&iacute;a. Su discurso fue bien largo. Trabajaba hasta el cansancio. Su constante diligencia fue signo de su gran sentido de incapacidad, o que mientras m&aacute;s instruidos son los hombres como lo fue Mois&eacute;s, m&aacute;s humildes y conscientes son de su insuficiencia espiritual.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Un caso elocuente, Pablo: &ldquo;A m&iacute;, que soy menos que el m&aacute;s peque&ntilde;o de todos los santos, se me concedi&oacute; esta gracia: anunciar a los Gentiles las inescrutables riquezas de Cristo,&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Efe.%203.8?culture=es">Ef. 3:8</a>).</p> <p style="text-align: justify;">Los ministros del evangelio, o los pastores, han de ser hombres de estudios m&aacute;s que de actividades, dedicados a cultivar los poderes y deleites del intelecto. Am&eacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=112 http://ibgracia.org/blog.html?id=112 ¿Qué es la Sana Doctrina? <p style="text-align: center;"><strong>Definiendo el concepto</strong></p> <p style="text-align: justify;">&iquest;Qu&eacute; es la sana doctrina? En sentido evang&eacute;lico y en breve: &ldquo;La sana doctrina es aquella ense&ntilde;anza que exalta a Cristo alto, y echa al pecador bajo&rdquo;. Esto ha de ser insistido una y otra vez, porque vivimos en un mundo saturado de publicidad, la cual est&aacute; dando certificaci&oacute;n al quehacer humano. En no pocos casos si el predicador no es famoso, le dar&iacute;amos poca atenci&oacute;n. Para las cosas ser aceptadas se ha impuesto que han de ser impresionantes, famosas o hacer mucha bulla. Tal proceder es contrario a la vida cristiana. En particular, es opuesto a la sana doctrina, cuya gloria es Cristo y solo Cristo, pero en no pocos casos las verdades ser&iacute;an aceptadas por el medio de publicidad usado para difundirla, o por lo que dijo este o aquel famoso predicador, como si fueran artistas, no siervos.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Algunos ministerios han dise&ntilde;ado un departamento para promocionar sus l&iacute;deres, especialmente en las redes sociales. Para los tales, su fama personal o de su servicio es m&aacute;s importante que la gloria del Salvador. Por el contrario, la sana doctrina, hace al pecador nada en nada, y Cristo todo en todo. Enfoco como confiesa un creyente saturado de sana doctrina: &ldquo;Soy menos que el m&aacute;s peque&ntilde;o de todos los santos&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Efe.%203.8?culture=es">Ef. 3:8</a>).</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: center;"><strong>Sana doctrina es balanceada</strong></p> <p style="text-align: justify;">Tampoco consiste en predicar o ense&ntilde;ar sobre una doctrina en particular, sino mantener el debido balance en todas, de tal manera que el centro sea Cristo, y no la doctrina que se enfatiza. Algunos son muy inclinados con la doctrina de la elecci&oacute;n, parcial o total, en exclusi&oacute;n de otras doctrinas. Otros sobre enfatizan el calvinismo, y expresan menosprecio por otros hermanos no tan instruidos. La elecci&oacute;n es una doctrina gloriosa, pero como muchas otras doctrinas requiere fe para poder ser recibida con el debido confort. Muchos somos consolados con esta doctrina, otros no tanto. Hay no pocos hermanos, y sobre todo en nuestro mundo hispano, que tienen a&ntilde;os de atraso en su instrucci&oacute;n b&iacute;blica, o que a&uacute;n no son capaces de decir: &ldquo;Cristo es mi Cabeza, &Eacute;l me eligi&oacute;&rdquo;. La doctrina puede ser cre&iacute;da y Cristo siendo formado en el coraz&oacute;n. Por tanto, ser&iacute;a falta de amor cristiano condenar a una persona porque a&uacute;n no ha aceptado la doctrina de la elecci&oacute;n. No es algo nuevo que muchos verdaderos creyentes todav&iacute;a tengan un conocimiento imperfecto de Cristo y Sus doctrinas, si no, preg&uacute;ntele a los hermanos en Galacia.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Predicar la doctrina de la elecci&oacute;n, o la soberan&iacute;a de Dios y al mismo tiempo excluir el entusiasmo de Cristo en recibir a los pecadores, lejos de ser sana doctrina, traer&iacute;a el efecto contrario, remachar&iacute;a las cadenas del pecador, y ser&iacute;a harto dif&iacute;cil que &eacute;l acepte en su coraz&oacute;n que se cayeron sus cadenas, y en su alma se instal&oacute; la gozosa libertad de Cristo. El Se&ntilde;or Jes&uacute;s no solo es el Salvador, sino que se deleita en salvar. Los que a&uacute;n tienen poco conocimiento de la doctrina de la elecci&oacute;n y de la justificaci&oacute;n por fe, ven las cosas como &aacute;rboles que se mueven, pero cuando tengan un conocimiento m&aacute;s claro, recibir&aacute;n esta doctrina con gozo, gratitud y deleite.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: center;"><strong>La sana doctrina une a la Iglesia</strong></p> <p style="text-align: justify;">Cuando uno lee el Nuevo Testamento no ser&aacute; dif&iacute;cil notar que las cartas de los ap&oacute;stoles, con su contenido de doctrinas, llegaron a los hermanos despu&eacute;s de su conversi&oacute;n. M&aacute;s a&uacute;n, no es extra&ntilde;o que un creyente tenga a&ntilde;os en la fe, y su experiencia piadosa sea la de un a&ntilde;o varias veces, o que poco ha crecido. De donde se infiere: &ldquo;Que los errores de la cabeza no son mi negativa de que el coraz&oacute;n necesitar&iacute;a ser corregido&rdquo;. Dicho con otras palabras, que no pocos errores en la mente pueden coexistir con un coraz&oacute;n devoto y lleno de vitalidad por Cristo. &ldquo;Dios pesa los corazones, no la cabeza&rdquo;. Muchos m&aacute;rtires fueron ignorantes de ciertas doctrinas, sin embargo mor&iacute;an contentos por amor a su Salvador Jes&uacute;s.</p> <p style="text-align: justify;">En un coraz&oacute;n con sana doctrina, la diversidad de opiniones, m&aacute;s que engendrar resentimiento o intolerancia, debe producir amor; si un hermano tiene toda su esperanza de salvaci&oacute;n solo en Cristo, aun cuando no vea muy claro las doctrinas de la Gracia, debemos tratarle con amor y ternura. Porque Dios no juzga a nadie por el conocimiento que tiene en su cabeza, sino por lo que hay en el coraz&oacute;n. Baste notar que las cartas a las iglesias del NT son diferentes, diversas; aqu&iacute; cabe la exhortaci&oacute;n apost&oacute;lica: &ldquo;Todos los que somos perfectos, tengamos esta misma actitud; y si en algo ten&eacute;is una actitud distinta, eso tambi&eacute;n os lo revelar&aacute; Dios&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Fil.3.15?culture=es">Fil.3:15</a>), esto es, unidos en la diversidad.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: center;"><strong>Fe sin contenci&oacute;n</strong></p> <p style="text-align: justify;">Una de las hermosuras de la Sana Doctrina es que nos permite&nbsp;contender ardientemente por la fe sin ser contenciosos, y sin pisotear derechos de la conciencia ajena. La gracia es un poder humilde y dulce, y si empleamos m&aacute;s aceite, y menos vinagre, las buenas palabras de la gracia ser&iacute;an agradables y potentes. El m&eacute;todo de la gracia es tierno, suaviza y subyuga, mientras que otras maneras corroen y corrompen. Podemos conservar nuestras convicciones, y al mismo tiempo mantener la sinceridad del amor cristiano.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">En sentido evang&eacute;lico y en breve: &ldquo;La sana doctrina es aquella ense&ntilde;anza&nbsp; que exalta a Cristo alto, y echa al pecador baja&rdquo;. Am&eacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=111 http://ibgracia.org/blog.html?id=111 ¿Puedo Mudarme de Iglesia? <p style="text-align: justify;">La idea es que todo hombre o mujer que ha nacido de nuevo es trasladado de la corriente del mundo a una vida eclesi&aacute;stica. Un cambio radical se opera en los tales por la influencia y poder del Esp&iacute;ritu Santo; su estilo de vida es cambiado, viene a ser un disc&iacute;pulo del Se&ntilde;or Jes&uacute;s.</p> <p style="text-align: justify;">Ahora bien, destacamos que hay ocasiones providenciales donde solo la fe sin el bautismo es suficiente para ser miembro de la Iglesia Universal de Cristo. Un caso: &ldquo;Entonces Jes&uacute;s le dijo: En verdad te digo: hoy estar&aacute;s conmigo en el para&iacute;so&rdquo; (<span style="text-decoration: underline;">Lc. 23:43</span>); este buen hombre solo crey&oacute; y de inmediato fue agregado a la familia de Dios, o miembro de la Iglesia. Entonces podemos afirmar que la Iglesia de Cristo es la iglesia universal, que es la reuni&oacute;n de todas las iglesias locales. Con local significamos, una congregaci&oacute;n de redimidos que se congregan en un lugar localizado sobre la geograf&iacute;a de la tierra. Mi congregaci&oacute;n es la Iglesia Bautista de la Gracia, localizada en la ciudad de Santiago. Dicho en otras palabras, la Iglesia de Cristo es la casa del Dios Viviente, es universal, y esa casa est&aacute; compuesta de muchas habitaciones, o lo que es lo mismo, iglesias locales; localizadas en lugares espec&iacute;ficos y diferentes. Notemos el plural: &ldquo;&hellip;las iglesias de Dios en Cristo Jes&uacute;s que est&aacute;n en Judea&hellip;&rdquo; (<span style="text-decoration: underline;">1 Tes. 2:14</span>); en aquella provincia eran varias congregaciones.</p> <p style="text-align: justify;">Entonces, si la Iglesia es la casa de Dios con muchas habitaciones. &iquest;Puede un cristiano mudarse de una a otra? &iquest;Cu&aacute;l ser&iacute;a el proceder b&iacute;blico para hacerlo?</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Hay libertad</strong></p> <p style="text-align: justify;">Todo verdadero creyente ha sido comprado por la Sangre de Cristo, Sangre divina, justificado y adoptado en la familia de Dios. De manera, pues, que es su libertad, por derecho divino, congregarse en la habitaci&oacute;n que &eacute;l mismo escoja. El Se&ntilde;or y Salvador de su alma compr&oacute; esa libertad para &eacute;l y a todo cristiano. Cristo no ha dado mandato espec&iacute;fico que indique d&oacute;nde debe congregarse o d&oacute;nde ha de solicitar su membres&iacute;a. M&aacute;s a&uacute;n, que si en alg&uacute;n momento decide mudar su membres&iacute;a a otra congregaci&oacute;n, no es deber suyo dar explicaciones de su mudanza, sino que por asunto de cortes&iacute;a evang&eacute;lica, &eacute;l si quisiera, lo notificar&iacute;a a los ministros de su congregaci&oacute;n, y estos est&aacute;n en el deber de darle a la mayor brevedad una carta de transferencia. Decimos que no est&aacute; en su obligaci&oacute;n explicar las razones de su mudanza, por este texto: &ldquo;El amor todo lo cree&rdquo; (<span style="text-decoration: underline;">1 Co. 13:7</span>), esto es, que el amor hace la mejor construcci&oacute;n posible de la motivaci&oacute;n del hermano, siempre y cuando las evidencias no digan lo contrario. Requerirle explicaci&oacute;n ser&iacute;a una mala sospecha de su mudanza, actuar contrario al amor divino, o peor a&uacute;n, ense&ntilde;orearse sobre su conciencia. Solo Cristo es Se&ntilde;or de la conciencia, nadie m&aacute;s.</p> <p style="text-align: justify;">Ilustro con un caso. En cierta congregaci&oacute;n un miembro informa a uno de sus pastores que desea mudarse de Iglesia; el pastor le dijo, &ldquo;tengo para ti una sola pregunta y solo una: &iquest;Algunos de los l&iacute;deres de esta congregaci&oacute;n han sido motivo para que te mudes?&rdquo;. El hermano respondi&oacute;, &ldquo;No, simplemente quiero mudarme&rdquo;. El pastor agreg&oacute;, &ldquo;No tengo m&aacute;s preguntas, es tu libertad congregarte donde t&uacute; decidas. Soy siervo de Cristo para tu gozo&rdquo; (<span style="text-decoration: underline;">2 Co. 1:24</span>). Y ese mismo d&iacute;a se le extendi&oacute; su carta de transferencia. La paz, el gozo y el amor fueron honrados. As&iacute; lo establece la ense&ntilde;anza apost&oacute;lica: &ldquo;&hellip;pastoreen el reba&ntilde;o de Dios entre ustedes&hellip; [no] como teniendo se&ntilde;or&iacute;o sobre los que les han sido confiados, sino demostrando ser ejemplos del reba&ntilde;o&rdquo; (<span style="text-decoration: underline;">1 Pe. 5:2</span>). Esto significa que sospechar sobre las motivaciones para mudarse de congregaci&oacute;n ser&iacute;a como ense&ntilde;orearse sobre la conciencia de los hermanos, o lo que es lo mismo, usurpar la prorrogativa divina. &nbsp;Solo Dios pesa los corazones, no el hombre.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Seguimos a Cristo, no una iglesia</strong></p> <p style="text-align: justify;">Las ovejas son de Cristo, no de l&iacute;der alguno, y sus o&iacute;dos son para la Voz del Se&ntilde;or, no la voz de los hombres, aun estos sean l&iacute;deres de renombre (<span style="text-decoration: underline;">Jn. 10:27</span>). Fui enterado de un miembro con m&aacute;s de diez a&ntilde;os en una congregaci&oacute;n hermana, solicit&oacute; carta de transferencia para mudarse a otra iglesia en la misma ciudad, y se le exigi&oacute; hacerlo por escrito y que su carta fuese le&iacute;da p&uacute;blicamente a la asamblea. Quiz&aacute;s est&eacute; equivocado, para ser generoso en mi juicio, pero hasta hoy no he encontrado Palabra de Cristo que justifique esa acci&oacute;n. Explicaciones razonables para defender tal proceder se sobrar&iacute;an, pero una cosa es explicarlo, y otra muy distinta es justificarlo con las Escrituras. &ldquo;Mis ovejas oyen mi voz,&rdquo; significa que los maestros en las congregaciones est&aacute;n para ense&ntilde;ar a las ovejas a o&iacute;r y discernir la voz de Cristo, no la de los hombres.</p> <p style="text-align: justify;">Volvemos a las preguntas:</p> <p style="text-align: justify;">&iquest;Puede un Cristiano mudarse de una iglesia local a otra? S&iacute;, cuando &eacute;l quiera.</p> <p style="text-align: justify;">&iquest;C&oacute;mo hacerlo b&iacute;blicamente? Dentro del marco de la cortes&iacute;a y libertad cristiana.</p> <p style="text-align: justify;">&iquest;Cu&aacute;l ha de ser la reacci&oacute;n de los pastores?</p> <p style="text-align: justify;">El ap&oacute;stol responde: &ldquo;No es que queramos tener control de su fe, sino que somos colaboradores&nbsp;<em>con ustedes</em>&nbsp;para su gozo, porque es en la fe que permanecen firmes&rdquo; (<span style="text-decoration: underline;">2 Co. 1:24</span>). Am&eacute;n.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=110 http://ibgracia.org/blog.html?id=110 ¿Puede un Cristiano jugar la Loto? <p style="text-align: justify;">Sobre esto &uacute;ltimo hay un ejemplo elocuente, Abraham y la mujer de Lot. Al patriarca no se le prohibi&oacute; ver el humo que sal&iacute;a de Sodoma, pero a Lot y su familia le fue prohibido: &ldquo;Entonces la mujer de Lot mir&oacute; atr&aacute;s, a espaldas de &eacute;l, y se convirti&oacute; en una columna de sal&hellip; y mir&oacute; Abraham hacia Sodoma y Gomorra, y hacia toda la tierra de la llanura. Y al mirar, he aqu&iacute; que el humo sub&iacute;a de la tierra como el humo de un horno&rdquo; (G&eacute;n.19:26); esto es, que ciertos pecados no son medidos por su acci&oacute;n externa, sino por sus circunstancias o motivaciones. Otro ejemplo sobre las motivaciones se ve en Mar&iacute;a siendo Virgen, y Zacar&iacute;as: &ldquo;Mar&iacute;a dijo al &aacute;ngel: &iquest;C&oacute;mo ser&aacute; esto? Porque yo no conozco var&oacute;n&rdquo; (Luc.1:34). Y la pregunta hecha por el padre de Juan el Bautista: &ldquo;Y Zacar&iacute;as dijo al &aacute;ngel: &iquest;C&oacute;mo podr&eacute; estar seguro de esto? Pues yo soy viejo, y mi esposa es de edad avanzada.. He aqu&iacute;, quedar&aacute;s mudo e incapaz de hablar hasta el d&iacute;a en que se realice esto, por cuanto no has cre&iacute;do a mis palabras&rdquo; (Luc.1:18,20); fueron las mismas preguntas, pero con diferentes motivaciones.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>La Lotto</strong>. El juego de la Lotto se hace pecado por causa de sus circunstancias o motivaci&oacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Pregunta</strong>: &iquest;Por qu&eacute; el jugar n&uacute;meros de la loter&iacute;a es pecado?</p> <p style="text-align: justify;"><span style="text-decoration: underline;">En general</span>, porque en tal caso el individuo quiere hacerse rico sin trabajar, lo cual viola el orden divino: &ldquo;Tened por aspiraci&oacute;n vivir en tranquilidad, ocuparos en vuestros propios asuntos y trabajar con vuestras propias manos, como os hemos mandado&rdquo; (1Tes.4:11).&nbsp; Estamos llamados a vivir en tranquilidad, no en riquezas.&nbsp; La paz del coraz&oacute;n es un don de Dios no un fruto de las posesiones materiales.</p> <p style="text-align: justify;"><span style="text-decoration: underline;">En particular</span>. Traeremos dos textos (1Tim.6:9 y Pro.28:20).</p> <p style="text-align: justify;"><strong>1&ordm; Querer ser rico es una desgracia</strong>: &ldquo;Los que desean enriquecerse caen en tentaci&oacute;n y trampa, y en muchas pasiones insensatas y da&ntilde;inas que hunden a los hombres en ruina y perdici&oacute;n&rdquo; (1Tim.6:9).&nbsp; El texto puede ser desglosado en dos partes. Por un lado, la descripci&oacute;n de las personas: &ldquo;Los que desean enriquecerse&rdquo;; el mal no es ser rico, sino los que quieren serlo, lo cual ser&iacute;a indicativo m&aacute;s de mundanalidad que de cristianismo. N&oacute;tese nuevamente el pecado en la motivaci&oacute;n o circunstancia interna.</p> <p style="text-align: justify;">Por otro lado, el peligro de los tales: &ldquo;Caen en tentaci&oacute;n y trampa, y en muchas pasiones insensatas y da&ntilde;inas que hunden a los hombres en ruina y perdici&oacute;n&rdquo;. El diablo primero los tienta y luego les pone lazo a sus cinturas, los esclaviza con el deseo de dinero, o que los amarra al deseo de ser ricos. Contrario a como ellos piensan, el final de los tales es dicho as&iacute;: &ldquo;Hunden a los hombres en ruina y perdici&oacute;n&rdquo;. Esta motivaci&oacute;n es como el tiro de la flecha, que el arquero fija la vista en el objetivo y luego se lanza la flecha para tratar de alcanzarlo. La persona pone su aspiraci&oacute;n en el monto de la Loto, o lo que es lo mismo, como si su felicidad dependiera de la posesi&oacute;n de bienes materiales, su motivaci&oacute;n es el monto del premio o dinero.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Repito, lo malo no es tener, sino que nuestros sentimientos est&eacute;n afectados por poseer grandes cosas: &ldquo;Oh Jehov&aacute;, no se ha envanecido mi coraz&oacute;n, ni mis ojos se han enaltecido, ni he andado en pos de grandezas, ni de cosas demasiado sublimes para m&iacute;&rdquo; (Sal.131:1).&nbsp; Es malo preferir nuestra propia voluntad que la voluntad de Dios. Los Cristianos son peregrinos, ellos no moran sobre la tierra, sino que van de paso hacia el cielo.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>2&ordm; Porque la Loto pone el inter&eacute;s terrenal por encima de la conciencia y los deberes</strong>: &ldquo;El que se apresura a enriquecerse no ser&aacute; sin culpa&rdquo; (Pro.28:20).&nbsp; Cuando el prop&oacute;sito del coraz&oacute;n es el dinero, el individuo no cuidar&aacute; los medios para obtenerlo, no le dar&aacute; importancia a c&oacute;mo hace el dinero. La codicia es inconsistente con la fe cristiana: &ldquo;El que ama el dinero no quedar&aacute; satisfecho con dinero, y el que ama las riquezas no tendr&aacute; beneficio. Tambi&eacute;n esto es vanidad&rdquo; (Ecles.5:10). Cuando los hombres viven con el pan necesario, sus aspiraciones son modestas, pero cuando aman el dinero, se hacen como insaciables. Se podr&iacute;a decir que cuando alguien compra el Loto para ser rico, entonces est&aacute; pidiendo alejarse de Dios. Son como los r&iacute;os caudalosos, que para mantener su cauce necesitan el concurso de muchos arroyos.</p> <p style="text-align: justify;">Alguien dir&aacute;: Entonces, &iquest;el Cristiano debe ser un conformista? No de ninguna manera, pero s&iacute; un hombre que persigue el contentamiento de coraz&oacute;n. Los hijos de Dios no viven conforme al mundo, en donde el fin justifica los medios de alcanzarlo, sino que sus aspiraciones de prosperidad y progreso las procura en ejercicio de medios leg&iacute;timos y con el fin espec&iacute;fico de que Cristo sea, no blasfemado por su conducta, sino agradado en todo. El conformismo tiende a crear negligencia, en cambio el Creyente est&aacute; mandado por Dios a lo contrario. Esto textos hablan de la actitud del Cristiano frente a la prosperidad material: &ldquo;La mano negligente empobrece, pero la mano de los diligentes enriquece&hellip;. Los proyectos del diligente resultar&aacute;n en abundancia, pero todo apresurado va a parar en la escasez&rdquo; (Pro.10:4;21:5).</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Cuando un individuo toma el atajo de la Loto, la rifa de aguante, la caraquita, la loter&iacute;a en general, es porque quiere ser rico para con los hombres, y no para con Dios. Pero el Cristiano tiene otra mente: &ldquo;No acumul&eacute;is para vosotros tesoros en la tierra, donde la polilla y el &oacute;xido corrompen, y donde los ladrones se meten y roban. M&aacute;s bien, acumulad para vosotros tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el &oacute;xido corrompen, y donde los ladrones no se meten ni roban. Porque donde est&eacute; tu tesoro, all&iacute; tambi&eacute;n estar&aacute; tu coraz&oacute;n&rdquo; (Mat.6:19-21). El dinero tiene el fuerte encantamiento de atar el coraz&oacute;n a esta tierra; es tanto, as&iacute; que la Biblia llama la codicia como idolatr&iacute;a: &ldquo;Por lo tanto, haced morir lo terrenal en vuestros miembros: avaricia, que es idolatr&iacute;a&rdquo; (Col.3:5). Am&eacute;n</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=109 http://ibgracia.org/blog.html?id=109 ¿Hay Lugar en la Política para un Cristiano? <p style="text-align: justify;">Enfoquemos las palabras del hombre sabio: &ldquo;Los gobernantes y el pueblo&rdquo;,&nbsp;o que si trabajan en armon&iacute;a, el bienestar vendr&iacute;a a ambos.&nbsp;Pero la triste realidad ha sido lo opuesto:&nbsp;los gobiernos tratan al pueblo como enemigo, y el pueblo le hace constante oposici&oacute;n. La percepci&oacute;n generalizada es que los gobiernos enga&ntilde;an de manera persistente a la ciudadan&iacute;a. El intento de las recientes leyes inmorales en el mundo occidental as&iacute; lo atestiguan. Pregunta: &iquest;C&oacute;mo resolver un mal que hasta parece end&eacute;mico? El hombre sabio responde: &ldquo;Cuando los justos dominan, el pueblo se alegra&rdquo;,&nbsp;esto es, que los justos o cristianos que es lo mismo, procuren por todo medio leg&iacute;timo influir con el evangelio toda esfera de poder. Se infiere de la Palabra de Dios:&nbsp;<em>No es posible disfrutar de justicia, progreso y seguridad sin la verdadera religi&oacute;n, o la aplicaci&oacute;n de las virtudes cristianas</em>.&nbsp;Como escribiera un patriota latinoamericano: &ldquo;Dios, Patria y Libertad&rdquo;.</p> <p style="text-align: justify;">Conviene, pues, que los cristianos participen en pol&iacute;tica y as&iacute; influenciar con la verdad los estratos de poder, o que tratemos de ser gobierno, o buscar la manera que los justos sean elegidos a puestos de dominio, ya sea por elecci&oacute;n o nombramiento. Estamos interesados en el car&aacute;cter de los hombres que han de ser escogidos para gobernar. Nuestras naciones gimen bajo el peso de sus abundantes y terribles pecados. El papismo con su idolatr&iacute;a ha inundado todas las esferas del poder. Los tres poderes del estado est&aacute;n corrompidos.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Curando el mal</strong></p> <p style="text-align: justify;">Ahora bien, para erradicar el mal hemos de evitar el error que nos inclina a buscar la cura de los males nacionales en segundas causas, sin considerar la fuente original de la maldad. Como dice el refr&aacute;n del pueblo:&nbsp;<em>El mal no est&aacute; en las hojas, sino en la ra&iacute;ces</em>. La &uacute;nica y perpetua manera del bienestar p&uacute;blico es la virtud, o como algunos le llaman, sembrar valores morales, y no hay valores morales sin la influencia poderosa de nuestro glorioso evangelio. Como escribiera un santo del pasado:&nbsp;<em>Sin virtud, nada puede ser pose&iacute;do con seguridad, o disfrutado con propiedad. Cuando decimos virtud significamos el poder para amar y hacer el bien seg&uacute;n la Gracia de Cristo</em>. La libertad sin virtud degenera en libertinaje. La democracia es libertad, pero mire como en USA sacaron la verdadera religi&oacute;n en la interpretaci&oacute;n de sus leyes y legalizaron la sodom&iacute;a y el aborto. Tenemos, pues, una necesidad imperiosa de influenciar las fuentes de dominio p&uacute;blico.</p> <p style="text-align: justify;">La profec&iacute;a del Nuevo Testamento as&iacute; lo ense&ntilde;a; n&oacute;tese: &ldquo;Tambi&eacute;n debes saber esto: que en los postreros d&iacute;as vendr&aacute;n tiempos peligrosos&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/2%20Tim.%203.1?culture=es">2 Ti. 3:1</a>). El remedio individual: &ldquo;Persiste t&uacute; en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de qui&eacute;n has aprendido; y que desde la ni&ntilde;ez has sabido las Sagradas Escrituras&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/2%20Tim.%203.14-15?culture=es">2 Ti. 3:14-15</a>), y el remedio colectivo: &ldquo;Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/2%20Tim.%204.1?culture=es">2 Ti.&nbsp;4:1</a>). Dicho con otras palabras, que si hay abundancia de pecado y corrupci&oacute;n, entonces que haya mucho m&aacute;s Biblia en la predicaci&oacute;n. Leemos de nuevo: &ldquo;Cuando los justos dominan, el pueblo se alegra&rdquo;. Porque el bienestar de la naci&oacute;n ser&aacute; un efecto del evangelio influyendo sobre las mentes de los que gobiernan.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Un caso de influencia</strong></p> <p style="text-align: justify;">Enfoquemos el consejo del profeta Daniel al rey, cuando lo nombraba a ser su primer ministro: &ldquo;Por tanto, oh rey, que mi consejo te sea grato: pon fin a tus pecados haciendo justicia, y a tus iniquidades mostrando misericordia a los pobres; quiz&aacute;s sea prolongada tu prosperidad&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Dan.%204.27?culture=es">Dan. 4:27</a>); esto es, que si la buena providencia te coloca en una posici&oacute;n de mando oficial, estas dos &aacute;reas son de suma importancia: &ldquo;Pon fin a los pecados haciendo justicia&rdquo;,&nbsp;o hacer brillar la justicia. Y lo otro ser&iacute;a: &ldquo;Pon fin a las iniquidades mostrando misericordia a los pobres&rdquo;.&nbsp;Influir para expandir las obras sociales del gobierno, o benevolencia. Justicia y caridad. Equidad y misericordia.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Una necesaria precauci&oacute;n</strong></p> <p style="text-align: justify;">Enfocamos la sentencia divina: &ldquo;Ustedes no pueden servir a Dios y a las riquezas&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Mat.%206.24?culture=es">Mat. 6:24</a>), esto es, que el mayor competidor del amor a Dios es el amor al dinero. El amor al dinero es como un tronco con tres ramas: Amor por honra terrenal o ego, placeres y plata, o lo que es lo mismo servir a los d&oacute;lares. Pienso que vivimos en una generaci&oacute;n donde el amor al dinero, al poder y la fama se han hecho epid&eacute;mico. Si fue necesario que Pablo advirtiera a Timoteo del peligro del amor al dinero (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/1%20Tim.%206?culture=es">1 Ti. 6</a>), &iquest;cu&aacute;nto m&aacute;s a nosotros? Hemos visto no pocos sucumbir ante este terrible encanto. Que tu motivaci&oacute;n no sea simplemente que te elijan o seas nombrado como funcionario p&uacute;blico, porque eso, si bien es cierto que es necesario, ser&iacute;a incompleto, porque el &eacute;xito lo da Dios, no la capacidad ni sabidur&iacute;a del hombre. El agricultor pudiera ser objetivo y diligente en sembrar sus semillas, pero si no viene la luz de arriba y la lluvia del cielo, no tendr&iacute;a cosecha. El Se&ntilde;or Jes&uacute;s lo encierra en esta sentencia: &ldquo;&hellip;separados de M&iacute; nada pueden hacer&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Juan.%2015.5?culture=es">Jn. 15:5</a>).</p> <p style="text-align: justify;">Por tanto, si aspiras a participar en pol&iacute;tica, ru&eacute;gale a Dios que ponga en ti ese sentir, que lo confirme a tu coraz&oacute;n, y te ense&ntilde;e a gloriarte solo en Cristo.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=108 http://ibgracia.org/blog.html?id=108 Poco Sabemos del Futuro <p style="text-align: justify;"><strong>Nuestra Incapacidad de Saber el Porvenir</strong></p> <p style="text-align: justify;">Cuando miramos al futuro, todo cuanto viene al ojo est&aacute; en oscuridad. Aun en las profec&iacute;as los asuntos no son tan claros, m&aacute;s bien la explicaci&oacute;n del evento profetizado viene junto con su cumplimiento. Baste ver que la Biblia ha anunciado todo en cuanto al futuro, y aun as&iacute;, te&oacute;logos muy sabios y entendidos lo oscurecen antes que aclararlo. Hay cuatro posiciones escatol&oacute;gicas distintas de un s&oacute;lo evento, el regreso glorioso del Se&ntilde;or Jes&uacute;s. Recordemos que tan solo hace unos a&ntilde;os Rusia era considerada como una ficha importante en el rompe cabeza de los eventos futuros de la religi&oacute;n, y hoy vemos que las cosas no fueron c&oacute;mo se pensaba. El comunismo fue visto como el escenario ideal de la gran apostas&iacute;a, y pronto la Providencia lo desapareci&oacute;. Multitud de te&oacute;logos hablaron sobre el cuadro internacional de los pa&iacute;ses europeos, pero hoy d&iacute;a el cuadro es diferente de lo que dijeron. Nadie pudo adivinar el estado de crisis econ&oacute;mica que hoy vemos, as&iacute; que, en el curso de unos a&ntilde;os, el futuro no fue como se esperaba. En breve, sabemos poco del ma&ntilde;ana.</p> <p style="text-align: justify;">En no pocas ocasiones una nube no m&aacute;s grande que la mano opaca el cielo, y de circunstancias en apariencia insignificantes surge un portento o hecho extraordinario con gran &eacute;xito; mientras que por otro lado, planes bien elaborados y estudiados de pronto se desvanecen. Es cierto que por una buena combinaci&oacute;n de experiencia y prudencia podemos predecir hechos futuros con alto grado de ocurrencia, pero si nos cambian alguna variable, todo se trastorna. Esto dice Salom&oacute;n: &ldquo;Vi adem&aacute;s que bajo el sol no es de los ligeros la carrera, ni de los valientes la batalla; y que tampoco de los sabios es el pan, ni de los entendidos las riquezas, ni de los h&aacute;biles el favor, sino que el tiempo y la suerte les llegan a todos&rdquo; (Ecl. 9:11). No erramos al decir que tu propia historia ha sido as&iacute;; te trajeron por un camino que no sab&iacute;as, y aun hoy no sabes qu&eacute; ser&aacute; de ti ma&ntilde;ana.<em> </em><strong>Tenemos gran ignorancia sobre el futuro inmediato en el pr&oacute;ximo a&ntilde;o; carecemos de capacidad para saberlo.</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong>&nbsp;</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong>Nuestra Peque&ntilde;ez</strong></p> <p style="text-align: justify;">El orgullo o jactancia del ser humano es su inteligencia o saber, pero aun en eso no tiene de qu&eacute; gloriarse. Puede poner un hombre en Marte, pero no puede curar la gripe. Nada sabemos. Y en esto Salom&oacute;n trae otra lecci&oacute;n: &ldquo;&iquest;Qui&eacute;n sabe lo que es bueno para el hombre durante su vida, en los contados d&iacute;as de su vana vida? Los pasar&aacute; como una sombra. Pues, &iquest;qui&eacute;n har&aacute; saber al hombre lo que suceder&aacute; despu&eacute;s de &eacute;l bajo el sol?&rdquo; (Ecl.6:12); no sabemos distinguir con eficacia la diferencia entre realidad y apariencia. Somos demasiado peque&ntilde;os para saber el futuro.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Cuid&eacute;monos de la Presunci&oacute;n</strong></p> <p style="text-align: justify;">El escritor divino pone este peligro en blanco y negro; notemos: &ldquo;O&iacute;d ahora, los que dec&iacute;s: Hoy o ma&ntilde;ana iremos a tal o cual ciudad y pasaremos all&aacute; un a&ntilde;o, haremos negocio y tendremos ganancia&rdquo; (Stgo.4:13). El cuadro es de un comerciante no Cristiano. Resuelve ir sin dilaci&oacute;n a cierto lugar donde le espera gran beneficio. No tiene intenci&oacute;n de enga&ntilde;o o fraude, sino leg&iacute;timo comercio de comprar a dos y vender a cuatro. Se trata de un hombre diligente, que busca el sustento suyo y de su familia, pagador de sus impuestos; eso pudiera ser cierto, pero fue censurado porque Dios no estuvo en sus pensamientos. Su mal fue que hizo grandes planes para s&iacute; mismo: &ldquo;Ma&ntilde;ana ir&eacute; a tal o cual ciudad y pasar&eacute; all&aacute; un a&ntilde;o.&rdquo; Sin tener en cuenta a Dios se prometi&oacute; a s&iacute; mismo ser exitoso. En sus planes estuvo fuera la posibilidad de un accidente, enfermedad o imprevisto. Puso el designio humano por encima del Creador. Aqu&iacute; vino la censura divina contra la presunci&oacute;n humana: &ldquo;Ahora os jact&aacute;is en vuestra arrogancia; toda jactancia semejante es mala&rdquo; (v16).</p> <p style="text-align: justify;">Imposible tener poder sobre algo que no conozco. No podemos prepararnos contra un peligro que no sabemos. No puedo tener dominio sobre el idioma chino, pues no lo s&eacute;. Lo mismo aplica al tiempo y los eventos futuros; lo ignoro, y como tal, no puedo controlarlo. Ser&iacute;a un esfuerzo en vano amueblar una casa que no existe. Este es el caso, nuestra imaginaci&oacute;n vuela y pronto se le cortan sus alas. Solo conocemos el presente, y lo sabemos con tanta estrechez mental que lo sabio ser&iacute;a no levantar zapata o fundamento venidero. Su solo intento es presunci&oacute;n, o pretender planificar o vivir sin tener en cuenta a Dios.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Conclusi&oacute;n</strong></p> <p style="text-align: justify;">El mensaje es claro: <em>No podemos inferir el futuro del presente</em>. Y en esto aun David err&oacute;, despu&eacute;s de haber sido liberado de la persecuci&oacute;n de Sa&uacute;l; se llen&oacute; de autoconfianza, y presunci&oacute;n. Notemos: &ldquo;En mi prosperidad yo dije: Jam&aacute;s ser&eacute; conmovido. Oh Se&ntilde;or, con tu favor has hecho que mi monte permanezca fuerte; t&uacute; escondiste tu rostro, fui conturbado&rdquo; (Sal.30:6-7). El poder no reside en nosotros. Como bien dice el refr&aacute;n: <em>El d&iacute;a m&aacute;s claro llueve</em>. <em>En una sola noche el millonario puede ser llevado a ser pobre</em>. No sabemos c&oacute;mo ir&iacute;an la cosas; cuid&eacute;monos para no ser presumidos. Una palabra con fe es suficiente para ahogar la presunci&oacute;n: &ldquo;Si el Se&ntilde;or quiere, viviremos y haremos esto o aquello&rdquo; (Stgo.4:15). Am&eacute;n.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=107 http://ibgracia.org/blog.html?id=107 Reacción Cristiana frente al Pecado Ajeno <p style="text-align: justify;">Es la luz que poseemos lo que nos aflige al ver la conducta nefanda de los malvados, ya que el santo es de alguien que desea la felicidad de todos los seres humanos, y sabe por fe lo que le espera a los incr&eacute;dulos si no se arrepienten de sus malos caminos. Mire el cambio que produce el conocimiento: &ldquo;Y &eacute;l dijo: Entonces te ruego, padre, que le env&iacute;es a la casa de mi padre, pues tengo cinco hermanos, de manera que les advierta a ellos, para que no vengan tambi&eacute;n a este lugar de tormento.&rdquo; (Luc.16:27-28); un verdadero Creyente no debiera ser menos caritativo que un imp&iacute;o en el infierno. El santo sabe lo que cost&oacute; a Cristo el pecado, no s&oacute;lo l&aacute;grimas de agua, sino tambi&eacute;n grandes gotas de sangre.</p> <p style="text-align: justify;">Ha sido la pr&aacute;ctica de todos los santos ser afligidos por el pecado ajeno: &ldquo;Dad gloria a Jehov&aacute; vuestro Dios, antes que &eacute;l haga que se oscurezca; antes que vuestros pies tropiecen contra monta&ntilde;as tenebrosas y la luz que esper&aacute;is &eacute;l os la vuelva densa oscuridad y la convierta en tinieblas. Pero si no escuch&aacute;is esto, mi alma llorar&aacute; en secreto a causa de vuestra soberbia. Mis ojos llorar&aacute;n amargamente y derramar&aacute;n l&aacute;grimas, porque el reba&ntilde;o de Jehov&aacute; es tomado cautivo&rdquo; (Jer.13:16-17); el profeta primero los exhort&oacute; y si no hac&iacute;an caso a su advertencia, entonces estaba dispuesto a llorar con lamento por su obstinaci&oacute;n: &ldquo;Mis ojos llorar&aacute;n amargamente y derramar&aacute;n l&aacute;grimas.&rdquo; Este pasaje es una muestra de un fiel y verdadero ministro del Evangelio, de lo cual yo mismo al leerlo me siento avergonzado por mi infidelidad y falta de coraz&oacute;n pastoral. Si no nos dolemos por ver el imp&iacute;o pecar ser&aacute; por ignorancia espiritual e insensibilidad a los que han sido dados a nuestro cuidado. Otro ejemplo elocuente, nuestro Salvador Jes&uacute;s: &ldquo;Y mir&aacute;ndolos en derredor con enojo, dolorido por la dureza de sus corazones, dijo al hombre: Extiende tu mano. Y la extendi&oacute;, y su mano le fue restaurada&rdquo; (Marc.3:5); ellos le ofendieron, pero tales ofensas no fueron causa de ira sino de dolor al ver la dureza de sus corazones. Tuvo compasi&oacute;n en lugar de pasi&oacute;n, llor&oacute; no s&oacute;lo por Sus amigos, sino tambi&eacute;n por Sus enemigos. Otro caso: &ldquo;Y cuando Jes&uacute;s lleg&oacute; cerca de la ciudad, al verla, llor&oacute; sobre ella, diciendo: &iexcl;Oh, si tambi&eacute;n t&uacute; conocieses, a lo menos en este tu d&iacute;a, lo que es para tu paz! Mas ahora est&aacute; encubierto de tus ojos.&rdquo; (Lc.19:41-42).</p> <p style="text-align: justify;">Cualquiera pensar&iacute;a que tal santa sensibilidad est&aacute; reservada s&oacute;lo para aquellos extraordinarios casos; pero no, las Escrituras indican que esto ha de estar presente en todo verdadero hijo de Dios, porque es la forma de ser marcado con fines de preservaci&oacute;n ante un inminente juicio: &ldquo;Y le dijo Jehov&aacute;: Pasa por en medio de la ciudad, por en medio de Jerusal&eacute;n, y pon una marca en la frente de los hombres que suspiran y gimen a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella&rdquo; (Ezeq.9:4); El Se&ntilde;or divide los hombres de un dado lugar entre los que son Suyos y los que no; los primeros gimen por el pecado ajeno y los dem&aacute;s son incr&eacute;dulos. Los Corintios fueron censurados por el ap&oacute;stol porque no tuvieron este lamento por uno que hab&iacute;a pecado entre ellos: &ldquo;Vosotros est&aacute;is inflados de soberbia &iquest;No habr&iacute;a sido preferible llorar?&rdquo; (1Co.5:2); se espera este coraz&oacute;n no s&oacute;lo para santos como Lot, sino de todos. El texto encierra una nota de balance, y es que no necesariamente hay que producir l&aacute;grimas literales, puesto que Lot s&oacute;lo se aflig&iacute;a, pero no dice que mojara sus ojos, lo que s&iacute; es com&uacute;n en todos es la posesi&oacute;n de un tierno coraz&oacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">Llamo la atenci&oacute;n sobre el caso Lot, quien fue un Creyente, no fuerte, sino d&eacute;bil: &ldquo;Aflig&iacute;a cada d&iacute;a su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos&rdquo; (2Pe.2:8); se aflig&iacute;a por el pecado ajeno, en la misma medida en que sus vecinos se hund&iacute;an en codicia contra naturaleza; hubo fuego santo en el pecho del patriarca al ver el fuego demon&iacute;aco en los homosexuales. No fue mero disgusto al ver estos hombre entregados unos a otros en codicia bestial, sino una constante opresi&oacute;n que lo atormentaba. Vea, pues, que hay aflicciones liberadoras, y esta es una de esas, porque fue librado precisamente porque se dol&iacute;a. Como alguien ha dicho: &ldquo;Lot no fue un invitado en Sodoma, pero s&iacute; un hospedador de &aacute;ngeles.&rdquo;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Es amor al alma ajena</strong>. Todo quien ame a Dios tendr&aacute; tambi&eacute;n celo por su gloria. Justo es decir, que existe aquello de &nbsp;un falso celo. El falso por lo general tiene una motivaci&oacute;n malvada, y no se duele por la persona ofensora ni busca su reforma, sino la verg&uuml;enza y destrucci&oacute;n ajena, y en algunos casos lo disfrazan de religi&oacute;n verdadera. El celo santo no s&oacute;lo se duele al ver la culpa del pr&oacute;jimo, sino que tambi&eacute;n procura que el otro sea reformado en su conducta de vida: &ldquo;Y dije: Dios m&iacute;o, estoy avergonzado y afrentado como para levantar mi cara a ti, oh Dios m&iacute;o; porque nuestras iniquidades se han multiplicado sobre nuestras cabezas, y nuestra culpa ha crecido hasta los cielos. Desde los d&iacute;as de nuestros padres hasta el d&iacute;a de hoy hemos tenido gran culpabilidad, y por nuestras iniquidades nosotros, nuestros reyes y nuestros sacerdotes hemos sido entregados en mano de los reyes de otras tierras, a la espada, al cautiverio, al saqueo y a una verg&uuml;enza total, como en este d&iacute;a&rdquo; (Esd.9:6-7); pero al leer en el pr&oacute;ximo cap&iacute;tulo encontramos al profeta entregado a la reformaci&oacute;n p&uacute;blica: &ldquo;Ahora pues, haced confesi&oacute;n a Jehov&aacute;, Dios de vuestros padres. Cumplid su voluntad, y apartaos de los pueblos de la tierra y de las mujeres extranjeras&rdquo; (Esd.10:11). Es una gran bendici&oacute;n procurar el bien com&uacute;n, pues trae buenos frutos en uno: &ldquo;Pues he aqu&iacute;, el mismo hecho de que hay&aacute;is sido entristecidos seg&uacute;n Dios, &iexcl;cu&aacute;nta diligencia ha producido en vosotros! &iexcl;Qu&eacute; disculpas, qu&eacute; indignaci&oacute;n, qu&eacute; temor, qu&eacute; ansiedad, qu&eacute; celo y qu&eacute; vindicaci&oacute;n! En todo os hab&eacute;is mostrado limpios en el asunto&rdquo; (2Co.7:11). Hasta el d&iacute;a en que se lamentaron, la disciplina de la iglesia hab&iacute;a sido despreciada, y el incesto entr&oacute; en la congregaci&oacute;n sin ser censurado. Tan pronto como se interesaron en la pureza de la iglesia, se ocuparon en rescatar al ofensor. Esto ense&ntilde;a: Que hasta que no haya celo santo por tu congregaci&oacute;n, no te podr&aacute;s lamentar por la salud espiritual de tu hermano.</p> <p style="text-align: justify;">El Se&ntilde;or requiere esto de nosotros, porque as&iacute; nos mantiene el coraz&oacute;n m&aacute;s tierno y sensible para aborrecer el pecado, puesto que si uno lo detesta en otro, cu&aacute;nto m&aacute;s en uno mismo, pero a su vez nos hace m&aacute;s cuidadosos del alma de uno mismo. Al leer sobre la historia de Lot, uno se pregunta c&oacute;mo el patriarca no fue contaminado, y la respuesta est&aacute; en el mismo texto que estamos estudiando: El aborrecer la impiedad ajena nos aleja de las tentaciones. Por eso: &ldquo;Un verdadero Cristiano no puede andar por la calles de su propia ciudad ni de su pa&iacute;s con los ojos secos, viendo tanto hombres hundidos en el vicio, unos drogadictos, borrachos, ladrones, pol&iacute;ticos mentirosos, gobernantes demagogos, jueces corruptos, hombres sodomitas, doncellas lesbianas, maridos ad&uacute;lteros, mujeres infieles, prostitutas, deportistas pervertidos, varones degenerados, personas inmorales; ser&iacute;a una dureza de coraz&oacute;n monstruosa no reaccionar cristianamente ante tanta barbarie.&rdquo;</p> <p style="text-align: justify;"><strong><em>Clamemos como lo hac&iacute;a Lutero: &ldquo;Dios nos ayude.&rdquo; Am&eacute;n.</em></strong></p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=106 http://ibgracia.org/blog.html?id=106 Cómo Escoger una Carrera Universitaria <p style="text-align: justify;">Para prepararse contra este peligro en sus estudios o empleos, en sentido general, tu vocaci&oacute;n o llamado; es necesario trabajar para un entendimiento del Cristianismo y su aplicaci&oacute;n a la vida, en particular, escoger una carrera universitaria.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Pregunta</strong>:&nbsp; &iquest;Qu&eacute; hacer para que la piedad me gu&iacute;e a escoger una profesi&oacute;n?&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">La respuesta ser&aacute; dada en varios particulares.</p> <p style="text-align: justify;">Enfoquemos este vers&iacute;culo: "No seas sabio en tu propia opini&oacute;n; teme a Jehov&aacute;, y ap&aacute;rtate del mal" (Pro. 3:7). Su ense&ntilde;anza es: "Que la legitimidad de un oficio o profesi&oacute;n depender&aacute; de lo que uno escoja".&nbsp; Seg&uacute;n la semilla que se seleccione, de la misma naturaleza ser&aacute; el fruto que se coseche, y en esto del escoger una carrera universitaria u oficio sucede como con los &aacute;rboles; los frutos no se conocen de una vez, sino con el transcurso del tiempo, siempre ser&aacute; despu&eacute;s; no es como probar la leche para averiguar si est&aacute; fr&iacute;a o caliente, cuya respuesta es al instante.&nbsp; De ah&iacute; que debemos ser cuidadosos al escoger una carrera universitaria u oficio.&nbsp; Porque el mayor enemigo contra esta elecci&oacute;n, nacer&iacute;a de nuestros propios prejuicios, conceptos o ideas.&nbsp; Si hemos escogido por nosotros mismos, no hay base para esperar razonablemente la bendici&oacute;n de nuestro Padre Dios, pero si escogemos seg&uacute;n los lineamientos de las Escrituras, nuestra esperanza racional de &eacute;xito ser&iacute;a mucho mayor.</p> <p style="text-align: justify;">Vivir independiente de Dios es una desgracia, y aunque muchos conozcan de prosperidad, no conocer&aacute;n de paz ni de quietud de conciencia; no ser&aacute;n visitados por la bendici&oacute;n del Se&ntilde;or, sino que ansiedad, desasosiego y ruina ser&iacute;an su permanente salario.&nbsp; Eso es para los que quiz&aacute;s prosperan, pero la experiencia indica que la mayor&iacute;a no tendr&iacute;a ni prosperidad ni paz, sino amarga frustraci&oacute;n.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>La Necesidad De Una Correcta Actitud</strong></p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;&nbsp; Es necesario tener una visi&oacute;n y actitud correcta al escoger un empleo.&nbsp; Para seguir el consejo de Dios en materia de un oficio, carrera universitaria &nbsp;u ocupaci&oacute;n hay que tener en cuenta las providencias del Se&ntilde;or con relaci&oacute;n a mi capacidad, mis circunstancias y hasta, en algunos casos, con mis futuros colegas o los que van delante de uno en ese oficio; y tambi&eacute;n acompa&ntilde;ar eso con una actitud correcta hacia el consejo de Cristo revelado en su Palabra.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>La capacidad</strong>. En esto es necesario una combinaci&oacute;n racional de querer y poder. Yo quisiera ser un Michael Jordan en baloncesto, pero no tengo el f&iacute;sico suyo, esto es, quiero, pero no puedo. Hay j&oacute;venes con facilidad para las letras, no tanto as&iacute; con las matem&aacute;ticas. Quiz&aacute;s quieren ser ingeniero, pero no pueden. Yo quisiera ser un maestro del Evangelio como Piper, pero no tengo su capacidad intelectual y disciplina al estudio. Hay cosas que quiero, pero no puedo, y otras que puedo, pero no quiero. La vocaci&oacute;n de una persona depende en gran parte de una correcta combinaci&oacute;n de estas dos. &nbsp;Que uno quiera hacer lo que puede hacer, o ser realistas con el tipo de talento que me fue dado. Que no sea la imaginaci&oacute;n, sino el juicio objetivo lo que marque la escogencia. Es propio, justo y natural pedirle a la mariposa que vuele, le dieron alas para eso mismo, pero ser&iacute;a irracional pedirle al elefante que levante vuelo. Uno pudiera hacer volar al elefante, bastar&iacute;a montarlo en un helic&oacute;ptero y arrojarlo desde las nubes, pero volar&iacute;a hasta que toque suelo o encuentre un obst&aacute;culo en su descenso.&nbsp; &nbsp;Hay personas que se fuerzan ellos mismos para alcanzar ciertas carreras, pero carecen de vocaci&oacute;n. Su fracaso ser&iacute;a la cr&oacute;nica de una muerte anunciada. As&iacute; es justo que eval&uacute;es tu destreza natural con el fin de que sepas qu&eacute; puedes y qu&eacute; no puedes hacer.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Las circunstancias</strong>. Adem&aacute;s ha de tener en cuenta las circunstancias en que nos ha tocado vivir.&nbsp; Hay carreras muy costosas, que ser&iacute;a harto dif&iacute;cil para un pobre alcanzarla, aun teniendo la debida vocaci&oacute;n. Arquitectura, medicina, dentista, son estudios muy costosos, y estudiarlo con tantas adversidades, si fuese el caso, resultar&iacute;an con un desempe&ntilde;o deficiente, y por ende con no poco descontento. Refuerzo adicional se obtienen de la vocaci&oacute;n de Jes&uacute;s: "&iquest;No es &eacute;ste el carpintero, hijo de Mar&iacute;a?" (Mrc. 6:3). Sus vecinos lo conocieron como un carpintero, o que escogi&oacute; seguir la misma profesi&oacute;n de su padre. Si tu padre es m&eacute;dico, para citar un caso, &nbsp;ser&iacute;a conveniente continuar la senda que ya &eacute;l traz&oacute;. Es altamente probable que al ejercerla entrar&iacute;as no por abajo, sino para continuar sus logros, o que as&iacute; pudieras heredar sus &eacute;xitos. Ser&iacute;a como una carrera de relevo.&nbsp; Adem&aacute;s que las oportunidades de ventajas se facilitar&iacute;an.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>La Experiencia ajena</strong>. Es recomendable o&iacute;r la opini&oacute;n de personas que est&aacute;n ya ejerciendo, o han ejercido la carrera que t&uacute; aspiras. Escoge varios profesionales amigos, si&eacute;ntate a conversar con ellos de manera individual, preg&uacute;ntale de sus experiencias. Los peligros a evitar, las tentaciones en la universidad, y el m&eacute;todo que aplicaron para que se les facilitara el &eacute;xito. El costo de esa carrera, su forma o disciplina de estudio, c&oacute;mo fueron sus primeros pasos, tanto al entrar a la universidad, como al inicio de su profesi&oacute;n.&nbsp; En cu&aacute;les materias poner m&aacute;s empe&ntilde;o, y otras preguntas que te sea necesario encontrar respuestas. As&iacute; enriquecer&iacute;as tu arsenal de informaci&oacute;n para ser mas objetivo en tu elecci&oacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Una Exhortaci&oacute;n</strong>. Cuando un deber te parezca dif&iacute;cil y pesado, ded&iacute;cale tiempo y ocupaci&oacute;n; eso lo transformar&aacute; en f&aacute;cil y tolerable. Los poderes de la mente y del cuerpo se fortalecen con la pr&aacute;ctica.&nbsp; El trabajo de un cient&iacute;fico nos parece duro y dif&iacute;cil, pero a &eacute;l mismo le es f&aacute;cil por los a&ntilde;os de pr&aacute;ctica.&nbsp; El tiempo y el ejercicio facilitan las dificultades.&nbsp; La divina providencia permite asuntos dif&iacute;ciles para quebrar nuestro orgullo, a lo cual el joven est&aacute; muy inclinado.&nbsp; Acu&eacute;rdate que la fe nos fortalece y quita peso a la carga.&nbsp; Am&eacute;n.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=105 http://ibgracia.org/blog.html?id=105 Un Líder Fiel y Competente <p style="text-align: justify;">Ahora bien, las verdades generales poco ense&ntilde;an; bajemos a los particulares o cualidades de un buen l&iacute;der; el ap&oacute;stol lo resume as&iacute;: &ldquo;Que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos&hellip; Pues haciendo esto, te salvar&aacute;s a ti mismo y a los que te oyeren&rdquo; (1 Ti. 4:15-16). El l&iacute;der&nbsp; fiel, competente y eficaz re&uacute;ne en su persona tres cualidades b&aacute;sicas: Un progreso: &ldquo;Que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.&rdquo; Un beneficio personal: &ldquo;Haciendo esto, te salvar&aacute;s a ti mismo.&rdquo; Un beneficio colectivo: &ldquo;Y salvar&aacute;s a los que te oyeren.&rdquo;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Su Progreso Personal</strong></p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Imaginemos al disc&iacute;pulo <strong>preguntando</strong> al maestro: &iquest;Para qu&eacute; me exhortas a una vida de estudio y de ense&ntilde;anza b&iacute;blica? Pablo responde: &ldquo;Para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.&rdquo; Es decir que el esfuerzo y constante diligencia de los l&iacute;deres cristianos est&aacute; supeditado a un evidente o manifiesto progreso espiritual. De donde se infiere que en todo l&iacute;der que procura vivir para la gloria de Cristo, ha de haber una armon&iacute;a entre la santa doctrina y una buena vida; que su conducta sea una fuerte evidencia de su creencia. Y en ambos, un buen ejemplo a su pueblo, tanto en p&uacute;blico como en privado. La idea es tal la par&aacute;bola de los talentos, que si me dieron cinco, que gane cinco m&aacute;s. Como alguien dijo: <em>La vida del l&iacute;der es una copia de lo que cree. Ser&iacute;a irracional si piensa que su obra termina al finalizar su ense&ntilde;anza, quedando &eacute;l mismo sin aprender</em>.El l&iacute;der no es un simple letrero, que indica c&oacute;mo llegar al sitio, pero &eacute;l mismo se queda sin llegar.</p> <p style="text-align: justify;">Pudieran haber diversas razones que muevan el obrar de un ministro o l&iacute;der, pero el verdadero y fiel le mueve una sola cosa, agradar a Aquel quien lo llam&oacute; a servirle, o que en tal caso su principal bien es Dios, y estudia c&oacute;mo agradarlo. Veamos este texto: &ldquo;Ninguno puede servir a dos se&ntilde;ores&hellip; No pod&eacute;is servir a Dios y a las riquezas&rdquo; (Mt. 6:24); donde el inter&eacute;s personal es servido o buscado, Cristo ser&iacute;a relegado. Hay hombres que sirven a Cristo por los beneficios materiales, o las ventajas terrenales que trae la religi&oacute;n, no ser&iacute;an siervos fieles: &ldquo;Me busc&aacute;is, porque comisteis el pan y os saciasteis&rdquo; (Jn. 6:26). Si una criatura es nuestra motivaci&oacute;n, no ser&iacute;amos sus siervos. Si algo tiene poder sobre nuestras conciencias, ese algo se convertir&iacute;a en nuestro se&ntilde;or.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>&nbsp;</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong>Un Beneficio Personal</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong>&nbsp;</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong>Una Aclaraci&oacute;n</strong>. Leemos de nuevo: &ldquo;Haciendo esto, te salvar&aacute;s a ti mismo.&rdquo; Al leerlo uno se pregunta como es que siendo Timoteo un hombre de fe, verdadero Creyente, sucesor del ap&oacute;stol Pablo, aqu&iacute; se le dice, &ldquo;te salvar&aacute;s.&rdquo; &iquest;acaso no era salvo? &iquest;Qu&eacute; significa esta salvaci&oacute;n? Se refiere a la salvaci&oacute;n en la vida diaria, o del dominio del pecado. Fuimos perdonados del pecado original, pero seguimos con un pecado remanente. As&iacute; que, cuando Pablo exhorta: &ldquo;Haciendo esto, te salvar&aacute;s a ti mismo;&rdquo; o del dominio del pecado, o presentar&iacute;a una vida de santidad; la idea es, que su propia salvaci&oacute;n ser&iacute;a promovida y preservada.</p> <p style="text-align: justify;">De manera que cuando los Timoteos son exhortados: &ldquo;Entre tanto que voy, oc&uacute;pate en la lectura, la exhortaci&oacute;n y la ense&ntilde;anza. No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profec&iacute;a con la imposici&oacute;n de las manos del presbiterio. Oc&uacute;pate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos&rdquo; (1 Tim. 4:13-15), es como si les dijera, empl&eacute;ate en estas cosas, y sobre todo pensando primero en tu propia salvaci&oacute;n. Aqu&iacute; inicia el &aacute;nimo diligente del l&iacute;der evang&eacute;lico; en ser cada d&iacute;a m&aacute;s salvo del pecado remanente en su pecho, o este es el punto donde inicia su fidelidad a Cristo.Que sea primero un buen hombre, transformado por sus estudios teol&oacute;gicos, y ense&ntilde;ando la gloria de Dios para que otros tambi&eacute;n sean transformados a la imagen del Se&ntilde;or Jes&uacute;s. Ellos son luz, para alumbrar a otros. Estas son las razones del porqu&eacute; nuestro Se&ntilde;or dispers&oacute; hombres en diferentes lugares; dos creyentes en la casa de Ner&oacute;n, un Lot en Sodoma, una hermanita en la casa de Lam&aacute;n; como flores de Lila en medio de cardos y espinas.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>El Beneficio Colectivo</strong></p> <p style="text-align: justify;">Leemos: &ldquo;Haciendo esto, salvar&aacute;s a los que te oyeren.&rdquo; Habr&iacute;a muy pocas esperanzas que un hombre logre salvar a otros, sin que antes se haya salvado a s&iacute; mismo; el orden en que fue escrito el vers&iacute;culo parece indicarlo, como si lo uno fuese prerrequisito de lo segundo. Notemos la descripci&oacute;n del pueblo Creyente, o de &ldquo;los que te oyeren&rdquo;; de donde se infiere que la obra principal de todo l&iacute;der Cristiano es ensenar la Palabra de Dios, y si oyen esta predicaci&oacute;n con fe, esosotros ser&iacute;an salvados.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Conclusi&oacute;n: La evidencia de un llamado leg&iacute;timo ser&aacute; la sinceridad y el &eacute;xito espiritual que a ojos del pueblo manifieste el l&iacute;der</strong>. El &eacute;xito espiritual no est&aacute; en nuestro poder, pero a&uacute;n as&iacute; ha de hacerse con diligencia como si dependiera de uno. Sinceros en su amor a Cristo. No es un mero deleite en el aplauso de los hombres, esa no sea su satisfacci&oacute;n, sino que los dem&aacute;s experimenten el poder de la verdad en sus almas: &ldquo;Rechazamos los tapujos de verg&uuml;enza, no procediendo con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino que, por la clara demostraci&oacute;n de la verdad, nos recomendamos a nosotros mismos a toda conciencia humana delante de Dios&rdquo; (2 Co. 4:2). La labor de un l&iacute;der evang&eacute;lico ha de ser tal cual Jes&uacute;s; esto es, que despu&eacute;s que oigan la predicaci&oacute;n, sus elogios a nuestra sabidur&iacute;a, memoria, elocuencia, razonamiento no sean el exclusivo objeto de nuestro agrado, como tampoco fueron a Cristo. Am&eacute;n.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=104 http://ibgracia.org/blog.html?id=104 ¿Cuál es la Fe Verdadera? <p style="text-align: justify;">Enfoquemos las Palabras del Se&ntilde;or Jes&uacute;s: &ldquo;Esta es la voluntad de mi Padre: que todo aquel que ve al Hijo y cree en El, tenga vida eterna.&rdquo; (Jn. 6:40). Aqu&iacute; hemos de hacer un contraste necesario, y una visi&oacute;n espiritual.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>El contraste necesario</strong>. Enfoquemos: &ldquo;Esta es la voluntad de mi Padre: que todo aquel que ve al Hijo y cree en El, tenga vida eterna.&rdquo; (v40). Jes&uacute;s conversaba con un grupo de personas, ya que el relato agrega: &ldquo;Por eso los jud&iacute;os murmuraban de El&rdquo; (v41); esas personas le ve&iacute;an f&iacute;sica o racionalmente, decimos racional porque si hubiesen sido ciegos no le ver&iacute;an con los ojos de la cara, pero s&iacute; con su raz&oacute;n o entendimiento. Ver espiritualmente al Se&ntilde;or Jes&uacute;s no es con la raz&oacute;n, ya que alguno pudiera estar oyendo o leyendo un vers&iacute;culo y concluya que habla Cristo, y al mismo tiempo no verlo con ojos de fe, sino con raz&oacute;n humana. Eso no es ver a Cristo. Un caso extraordinario lo acent&uacute;a, Pablo: &ldquo;Al caer a tierra, oy&oacute; una voz que le dec&iacute;a: Saulo, Saulo, &iquest;por qu&eacute; me persigues? Y &eacute;l dijo: &iquest;Qui&eacute;n eres, Se&ntilde;or? Y El respondi&oacute;: Yo soy Jes&uacute;s a quien t&uacute; persigues&rdquo; (Hech. 9:5). Lo vio, pero no con fe. Y luego confiesa que prefiere verlo con ojos espirituales, que los de la cara. &ldquo;De manera que nosotros de ahora en adelante ya no conocemos a nadie seg&uacute;n la carne; aunque hemos conocido a Cristo seg&uacute;n la carne, sin embargo, ahora ya no le conocemos as&iacute;. De modo que si alguno est&aacute; en Cristo, nueva criatura es&rdquo; (2 Cor. 5:16-17).</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Algunos evangelistas modernos se jactan de haber visto al Se&ntilde;or Jes&uacute;s, o que se les apareci&oacute;, pero eso no es una visi&oacute;n de fe. La dicha prometida es verlos con ojos de fe; &oacute;igalo: &ldquo;Jes&uacute;s le dijo&rdquo;: &iquest;Porque me has visto has cre&iacute;do? Dichosos los que no vieron, y sin embargo creyeron&rdquo; (Jn. 20:29). Note que El Se&ntilde;or contrasta, y a su vez censura, entre verlo natural, o con fe. La salvaci&oacute;n entra por una visi&oacute;n de fe. Ilustro: Alguien pudiera leer una partitura musical, distinguir sus notas, tiempo y armon&iacute;a; pero no podr&aacute; tener un sentido completo a menos que la pieza sea tocada o cantada, ya que es el o&iacute;do quien discierne los asuntos musicales, no la vista. De manera semejante la raz&oacute;n humana pudiera o&iacute;r y entender los asuntos del Se&ntilde;or Jes&uacute;s, y aun as&iacute; no verlo con ojos de fe. Los asuntos espirituales han de verse en el alma, no en el cerebro.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>La visi&oacute;n espiritual</strong>. Volvamos al texto: &ldquo;Esta es la voluntad de mi Padre: que todo aquel que ve al Hijo y cree en El, tenga vida eterna.&rdquo; (v40). Los que estuvieron all&iacute; le vieron con su raz&oacute;n, conversaron con El, pero no como Aquel quien salva, y el &Uacute;nico que puede dar perd&oacute;n, justificaci&oacute;n y completa felicidad. As&iacute; ahora muchos le ven como l&iacute;der religioso, o reformador social, pero no m&aacute;s. La raz&oacute;n descansa en puro conocimiento, en cambio la fe es una visi&oacute;n de lo que El dice ser y lo que promete. Un caso: &ldquo;Todos &eacute;stos murieron en fe, sin haber recibido las promesas, pero habi&eacute;ndolas visto y aceptado con gusto desde lejos, confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra&rdquo; (Heb. 11:13). Vieron lo invisible: &ldquo;Sin haber recibido las promesas, pero habi&eacute;ndolas visto.&rdquo; Una promesa es una declaraci&oacute;n hablada, es algo invisible, pero vista con ojos de fe impresiona el alma. La mente tendr&iacute;a un nuevo sentido de lo prometido, algo que la raz&oacute;n no puede.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">As&iacute; que, cuando el Esp&iacute;ritu Santo revela a Cristo, trae dos asuntos al coraz&oacute;n Creyente: Luz e imagen. Con <strong>luz</strong> significamos entendimiento en el alma no en la raz&oacute;n, y se hace tan real como si fuera natural o material; n&oacute;tese: &ldquo;Sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento a fin de que conozcamos al que es verdadero&rdquo; (1 Jn. 5:20). Un ejemplo: &ldquo;Jos&eacute; hizo jurar a los hijos de Israel, diciendo: Dios ciertamente os cuidar&aacute;, y llevar&eacute;is mis huesos de aqu&iacute;&rdquo; (Gen. 50:25). El confiesa y pide: Voy hacia el Para&iacute;so de Dios, guarden mis huesos para la resurrecci&oacute;n, como si fuera a ocurrir el a&ntilde;o pr&oacute;ximo. Su mente fue dotada de una nueva actividad, capaz de ver lo espiritual como si fuera natural.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">El Esp&iacute;ritu Santo&nbsp; forma una <strong>imagen</strong> en la mente del Creyente. N&oacute;tese: &ldquo;Ve al Hijo, y cree en &eacute;l&rdquo; (v40). Lo ve y conf&iacute;a todo su ser en las manos del Se&ntilde;or Jes&uacute;s, o que tiene entendimiento e imagen espiritual. Yo pudiera describir con palabras la figura de un ave, y mis palabras formar una imagen en tu cabeza. Pero nadie puede repetir versos b&iacute;blicos y formar una imagen espiritual en otro hombre, eso es prerrogativa del Esp&iacute;ritu de Dios. As&iacute; lo revela Pablo: &ldquo;Conozco a tal hombre&hellip; que fue arrebatado al para&iacute;so, y escuch&oacute; palabras inefables que al hombre no se le permite expresar&rdquo; (2 Cor.12:4). El hab&iacute;a visto y o&iacute;do realidades espirituales, pero no pod&iacute;a contarlo, y mucho menos en otros.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Ahora bien, el Se&ntilde;or ha decretado que s&oacute;lo con la predicaci&oacute;n del Evangelio, no con experiencias espirituales, producir fe en el coraz&oacute;n humano. En los asuntos del Evangelio hay una visi&oacute;n en la carne, y otra en el Esp&iacute;ritu: &ldquo;Y vosotros, &iquest;qui&eacute;n dec&iacute;s que soy yo? Respondiendo Sim&oacute;n Pedro, dijo: T&uacute; eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Y Jes&uacute;s, respondiendo, le dijo: Bienaventurado eres, Sim&oacute;n, hijo de Jon&aacute;s, porque esto no te lo revel&oacute; carne ni sangre, sino mi Padre que est&aacute; en los cielos&rdquo; (Mat. 16:15-17). Esa revelaci&oacute;n espiritual fue a Pedro, no a los otros.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">La predicaci&oacute;n del Evangelio es difundir conocimientos. &Uacute;nicamente el Esp&iacute;ritu Santo forma la imagen espiritual correspondiente en el coraz&oacute;n Creyente. Cuando se dice una imagen, significamos que toda vez que uno ve un objeto se produce una visi&oacute;n y concepto en la mente. Al ver una piedra, un objeto duro, y la imagen es una forma irregular. En lo espiritual el Esp&iacute;ritu Santo da conocimiento, y una imagen de la certeza del Reino Invisible de Dios, como si fuera una realidad relacionada con mis sentidos, y el alma humana es divinamente impresionada. &nbsp;Oremos como el salmista: &ldquo;Se&ntilde;or, te ruego que abras mis ojos para ver tu hermosura.&rdquo;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&iquest;Cu&aacute;l es la Fe Verdadera? Esta es la fe verdadera. Am&eacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=103 http://ibgracia.org/blog.html?id=103 La Voluntad de Dios y Su Providencia <p style="text-align: justify;">La providencia no es la regla para guiarnos ni es lo que nos permite distinguir entre el amor de Dios o Su disgusto. Lo que s&iacute; debemos hacer es examinar la providencia a la luz de Sus consejos. No es sabio poner hablar el consejo de nuestra imaginaci&oacute;n o deseo. Y es precisamente ah&iacute; donde se cometen m&aacute;s fallos, cuando decimos que tal o cual providencia agradable es el cumplimiento de lo que se nos ha prometido. Si juzgamos solo por la providencia, caer&iacute;amos en error, y aun verdaderos creyentes no est&aacute;n exentos. Un caso muy conocido: &ldquo;Sus ojos se les salen de gordura; logran con creces los antojos de su coraz&oacute;n&hellip; Ciertamente los has puesto en deslizaderos, y los har&aacute;s caer en la decepci&oacute;n&rdquo; (Sal. 73:7,18). Para Asaf este individuo parec&iacute;a tener el favor de Dios, sin embargo era lo contrario. La providencia le dec&iacute;a una cosa, y cuando lo compar&oacute; con las Escrituras, el asunto result&oacute; en algo muy diferente. Entonces la palabra final para juzgar o discernir nuestros hechos, pasados, presentes o futuros, no es la providencia, sino las Escrituras.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: center;"><strong>El caso de Jacob</strong></p> <p style="text-align: justify;">El nombre Jes&uacute;s significa Salvador. Si no hay problemas, adversidades y dificultades, entonces no hay salvaci&oacute;n o liberaci&oacute;n. Por tal raz&oacute;n, no debemos concluir que Dios no nos ama si nos topamos con muchas dificultades. Observe la promesa de Dios a Jacob: &ldquo;He aqu&iacute; que yo estoy contigo; yo te guardar&eacute; por dondequiera que vayas y te har&eacute; volver a esta tierra. No te abandonar&eacute; hasta que haya hecho lo que te he dicho&rdquo; (G&eacute;n. 28:15). Ahora considere su providencia: &ldquo;Los mensajeros volvieron a Jacob, y dijeron: Fuimos a tu hermano Esa&uacute;. El tambi&eacute;n viene a recibirte acompa&ntilde;ado de 400 hombres. Entonces Jacob tuvo mucho temor y se angusti&oacute;&rdquo; (G&eacute;n. 32:6-7). Ante este enorme obst&aacute;culo contra &eacute;l y los suyos, Jacob volvi&oacute; a Quien le hab&iacute;a prometido, or&oacute; a Dios, y tuvo un final feliz: &ldquo;El le dijo: No se dir&aacute; m&aacute;s tu nombre Jacob, sino Israel; porque has contendido con Dios y con los hombres, y has prevalecido&rdquo; (v28). Ante la enorme providencia contraria se resign&oacute; a la voluntad del Se&ntilde;or y venci&oacute;.</p> <p style="text-align: justify;">El poder liberador de Cristo no hubiese sido conocido si Esa&uacute; no se hubiese levantado con 400 hombres contra Jacob. De aqu&iacute; aprendemos que cuando te caiga una providencia adversa, que parece contraria a la promesa divina, y cuya soluci&oacute;n est&aacute; fuera de tu alcance y poder, entonces Su voluntad es que esperes, conf&iacute;es y&nbsp; aguardes en &Eacute;l, o lo que es lo mismo: echar tu coraz&oacute;n sobre Dios en Cristo. Su voluntad es que conf&iacute;es en Su misericordia y poder, porque Su nombre es Salvador, y Su compasi&oacute;n es inmensa. Las providencias adversas tienen como objeto probar nuestra fe, y cuando Jacob se vio en medio de tan grande problema lo que hizo fue ejercer su fe en Dios, o que tuvo el debido discernimiento espiritual.</p> <p style="text-align: center;"><strong>Arrepentimiento</strong></p> <p style="text-align: justify;">No debemos generalizar el caso de Jacob y decir que todas las providencias adversas tienen como objeto darnos una gran liberaci&oacute;n, sino que su llamado es a ejercer fe. Sin embargo, hay ocasiones que esa fe ha de ser ejercitada con arrepentimiento. Mire c&oacute;mo lo dice el profeta: &ldquo;La voz de Jehov&aacute; clama a la ciudad, y el sabio mirar&aacute; a tu nombre. O&iacute;d la vara, y a qui&eacute;n la establece&rdquo; (Miq. 6:9). Dios no habla a las ciudades con voz audible como habl&oacute; con Mois&eacute;s tal como un hombre con su compa&ntilde;ero, sino que Su voz es el trato providencial con la sociedad, y en tal caso es afligirlo o aplicar vara para llamarlos al arrepentimiento.</p> <p style="text-align: center;"><strong>Su dificultad</strong></p> <p style="text-align: justify;">Aun esto que hemos dicho, tambi&eacute;n tenemos que decir que discernir la voluntad del Se&ntilde;or en la providencia no es asunto f&aacute;cil, y esto por una sencilla raz&oacute;n: los pensamientos de Dios son excesivamente m&aacute;s altos que los nuestros, y muy diferentes a las expectativas de la mayor&iacute;a de los hombres, incluidos los creyentes verdaderos. Un caso: &ldquo;Jehov&aacute; dijo a Samuel: Llena de aceite el cuerno y ve; yo te enviar&eacute; a Isa&iacute;, de Bel&eacute;n, porque de entre sus hijos me he provisto de un rey&hellip;Y aconteci&oacute; que cuando ellos llegaron, &eacute;l vio a Eliab y pens&oacute;: &iexcl;Ciertamente su ungido est&aacute; delante de Jehov&aacute;!&hellip;&nbsp; Entonces Samuel pregunt&oacute; a Isa&iacute;: &iquest;Son &eacute;stos todos los j&oacute;venes? Y &eacute;l respondi&oacute;: Todav&iacute;a queda el menor, pero he aqu&iacute; que est&aacute; apacentando las ovejas&rdquo; (1Sam.16:1, 6,11).</p> <p style="text-align: justify;">El rey de Israel fue sacado de atr&aacute;s de las ovejas. Samuel juzg&oacute; por la providencia agradable y escogi&oacute; a Eliab, pero el seco, peque&ntilde;o y sin valor fue el escogido por Dios para gobernar Su pueblo. Por tanto, no separes la providencia del mandamiento o la promesa del Se&ntilde;or, y si al compararlo con las Escrituras encuentras que el caso es dudoso, no claro, entonces tu pr&oacute;ximo deber es orar a Dios que te revele Su voluntad en tal caso. Lo que no debes hacer es separarla de Su revelaci&oacute;n.</p> <p style="text-align: center;"><strong>Resoluci&oacute;n del salmista</strong></p> <p style="text-align: justify;">&ldquo;Aunque he sido como un odre en medio del humo, no me he olvidado de tus leyes&hellip; Casi me han eliminado de la tierra, pero yo no he abandonado tus ordenanzas&rdquo; (Sal.119:83,87). La providencia lo hab&iacute;a abatido, dolido, afligido, sin embargo sigui&oacute; obedeciendo.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">La palabra final para juzgar o discernir nuestros hechos, pasados, presentes o futuros, no es la providencia, sino las Escrituras. Am&eacute;n.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=102 http://ibgracia.org/blog.html?id=102 La Gozosa Labor de un Pastor Fiel <p style="text-align: justify;">Oigamos la voz apost&oacute;lica en tal sentido: &ldquo;Somos colaboradores con vosotros para vuestro gozo; porque en la fe permanec&eacute;is firmes&rdquo; (2 Co. 1:24). Notemos que aqu&iacute; fe y gozo son t&eacute;rminos equivalentes.</p> <p style="text-align: justify;">As&iacute; que, hemos de capacitar el pueblo para que caminen en pos del gozo. Los ministros del evangelio tienen como oficio servir la Palabra de Cristo con el fin de perfeccionar el gozo de los hijos de Dios. Dicho de otro modo, que las ordenanzas, y los sacramentos son instrumentos de gozo. En otro lugar est&aacute; escrito con m&aacute;s precisi&oacute;n: &ldquo;Lo que hemos visto y o&iacute;do, os proclamamos tambi&eacute;n a vosotros, para que tambi&eacute;n vosotros teng&aacute;is comuni&oacute;n con nosotros; y en verdad nuestra comuni&oacute;n es con el Padre y con su Hijo Jesucristo. Os escribimos estas cosas para que nuestro gozo sea completo&rdquo; (1 Jn. 1:4). Todo el mensaje del Se&ntilde;or es para que Su pueblo tenga gozo espiritual, que en un ambiente de libertad de conciencia, y aun bajo fuerte opresi&oacute;n puedan decir sin fingimiento: &ldquo;Como entristecidos, mas siempre gozosos&rdquo; (2 Co. 6:10).</p> <p style="text-align: justify;"><strong>El significado</strong></p> <p style="text-align: justify;">Leemos en nuestro pasaje: &ldquo;No es que nos ense&ntilde;oreemos de vuestra fe, sino que somos colaboradores con vosotros&nbsp; para vuestro gozo&ldquo;(2 Co. 1:24); no repite la palabra fe, o no dice ser colaborador de su fe, sino de su equivalente, gozo. Esto es dicho as&iacute; porque el gozo espiritual es el coraz&oacute;n, el alma, el poder de la fe verdadera; n&oacute;tese: &ldquo;La alegr&iacute;a del Se&ntilde;or es vuestra fortaleza&rdquo; (Neh. 8:10). No es posible servir a Cristo en nuestras fuerzas, sino en el gozo que &Eacute;l mismo da al alma Creyente. En breve, que el gozo es el estado natural del cristiano; fueron salvados para gozo, han de estar en gozo, buscar siempre este gozo; al punto que cuando uno lee el vers&iacute;culo se puede notar c&oacute;mo Pablo sintetiza toda la felicidad del creyente en un estado de gozo.</p> <p style="text-align: justify;">El creyente ha sido trasladado por Cristo a una tierra de luz, o lo que es lo mismo, a un campo de gozo. Esto significa que los maestros en una congregaci&oacute;n son ayudadores de esta bendita condici&oacute;n o estado. No son autores de gozo, sino colaboradores. Se indica as&iacute; la enorme importancia que tienen los predicadores de ser fieles a la letra y esp&iacute;ritu de las Palabras de Cristo.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>&iquest;Por qu&eacute; gozarnos siempre?</strong></p> <p style="text-align: justify;">Por la salvaci&oacute;n. Hemos sido librados de los mayores males posibles, y esa es raz&oacute;n m&aacute;s que suficiente de estar gozosos. El creyente fue librado del pecado, de la ira de Dios, de la condenaci&oacute;n en el infierno, de la muerte eterna, y de cuantos males uno pudiera imaginar. M&aacute;s a&uacute;n: todo cuanto les sucede, Dios se los torna a bien. Es m&aacute;s que raz&oacute;n estar siempre en gozo.</p> <p style="text-align: justify;">Para ellos todo es ganancia, aun la peor p&eacute;rdida, la muerte, le es un beneficio. Un bien presente y un glorioso bien futuro. Como alguien ha dicho:&nbsp;<em>El cristiano siempre, siempre est&aacute; bien, solo que en algunas ocasiones se siente mal</em>.</p> <p style="text-align: justify;">Otra raz&oacute;n. Dios ha hecho con el Creyente un Pacto de Gracia donde todo lo que recibe es amor. &Oacute;igalo: &ldquo;Har&eacute; con ellos un pacto eterno, por el que no me apartar&eacute; de ellos, para hacerles bien, e infundir&eacute; mi temor en sus corazones para que no se aparten de m&iacute;. Me regocijar&eacute; en ellos haci&eacute;ndoles bien, y ciertamente los plantar&eacute; en esta tierra, con todo mi coraz&oacute;n y con toda mi alma&rdquo; (Jer. 32:4). Mejor de ah&iacute; no puede ser. Entre l&iacute;neas podemos ver un Dador con gozo, con el fin de que los receptores se gocen. El gozo es como el aceite que lubrica la maquinaria de nuestro servicio. Hemos sido redimidos en gozo, para gozarnos, y buscarlo siempre, porque somos una generaci&oacute;n para vivir en eso mismo.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Instrumento de la Palabra</strong></p> <p style="text-align: justify;">El instrumento del gozo cristiano es el evangelio. Cuando uno lee la Biblia, tal concepto se transpira en casi todas sus p&aacute;ginas. Varios textos: &ldquo;Las Palabras del Reino&hellip; Palabra de vida&hellip;&nbsp; Los preceptos del Se&ntilde;or son rectos, que alegran el coraz&oacute;n&hellip; Todo lo que fue escrito en tiempos pasados&hellip; Se escribi&oacute;, a fin de que por medio de la paciencia y del consuelo de las Escrituras tengamos esperanza&hellip; El que profetiza habla a los hombres para edificaci&oacute;n, exhortaci&oacute;n y consolaci&oacute;n&rdquo; (Sal. 19:8; Ro. 15:4; 1 Co.14:3). Al considerar estos textos y muchos otros, se hace evidente que las Escrituras transpiran gozo, o que el mensaje del evangelio es como un tonificante para fortalecer el coraz&oacute;n que cree.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Conclusi&oacute;n</strong></p> <p style="text-align: justify;">Cuando una congregaci&oacute;n est&aacute; firme en la fe, o aun el caso de un creyente, el Esp&iacute;ritu de Dios enviar&iacute;a ministros de la Palabra que les edifiquen sobre su libertad de conciencia, y les sean colaboradores de su contentamiento. Porque el gozo verdadero surge de la Biblia: &ldquo;Que la palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros, con toda sabidur&iacute;a ense&ntilde;&aacute;ndoos y amonest&aacute;ndoos unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando a Dios con acci&oacute;n de gracias en vuestros corazones&rdquo; (Col. 3:16). De pronto se ven tres asuntos: Un dep&oacute;sito: &ldquo;La Palabra de Cristo habite en abundancia.&rdquo; Una manera: &ldquo;Con toda sabidur&iacute;a.&rdquo; Y un alegre efecto o resultado: &ldquo;Cantando a Dios con acci&oacute;n de gracias en vuestros corazones.&rdquo;</p> <p style="text-align: justify;">Por tanto, la labor de un ministro fiel de evangelio es capacitar los miembros de la Iglesia bajo su cuidado, para que caminen en pos del gozo. Am&eacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=101 http://ibgracia.org/blog.html?id=101 El Decaimiento del Medio Ambiente <p style="text-align: justify;"><strong>Un decaimiento</strong>. El profeta dice: &ldquo;Por lo cual se enlutar&aacute; la tierra, y se extenuar&aacute; todo morador de ella, con las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morir&aacute;n.&rdquo; (Os.4:3). La palabra que se traduce como extenuar es la misma que se emplea para indicar una flor marchita o desecha. Hoy dir&iacute;amos extinci&oacute;n de la especie. La pompa y brillo de los hombres es como una flor, bella y atractiva por un momento, pero pronto se marchitar&aacute;. La realidad y sentido que los hombres est&aacute;n marchit&aacute;ndose es generalizado: &ldquo;Se enlutar&aacute; la tierra, y se extenuar&aacute; todo morador de ella.&rdquo; Nunca antes como ahora est&aacute;n acudiendo a la cirug&iacute;a pl&aacute;stica, y somos de inclinaci&oacute;n que es por la abundancia de pecado, que trae a los hombres mayor sentimiento de estar marchit&aacute;ndose. Un m&eacute;dico amigo dec&iacute;a que los cirujanos pl&aacute;sticos est&aacute;n ganando mucho m&aacute;s dinero que los m&eacute;dicos que salvan vida. La industria de cosm&eacute;ticos maneja miles de millones de d&oacute;lares en ventas por a&ntilde;o, y pensamos que en parte porque el sentido de decaimiento es cada vez mayor. No decimos que la cirug&iacute;a pl&aacute;stica sea una maldad, sino que en tiempo de pecado el hombre incr&eacute;dulo se siente m&aacute;s marchitado. Tampoco es fruto de los rayos ultravioletas, sino que su raz&oacute;n es dicha as&iacute;: &ldquo;Por lo cual se enlutar&aacute; la tierra, y se extenuar&aacute; todo morador de ella&rdquo; (v3). El juicio divino los debilita, se sienten marchitados.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>La desolaci&oacute;n</strong>. El castigo es una ecolog&iacute;a desolada: &ldquo;Las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morir&aacute;n&rdquo;. Leamos de nuevo: &ldquo;Por lo cual se enlutar&aacute; la tierra, y se extenuar&aacute; todo morador de ella, con las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morir&aacute;n&rdquo; (v3). Enfocamos esto: &ldquo;Con las bestias del campo y con las aves del cielo; y aun los peces del mar morir&aacute;n&rdquo;. Alguien ha comentado que esta preposici&oacute;n &ldquo;con&rdquo; a veces es traducida por la preposici&oacute;n &ldquo;porque&rdquo; e indica causa, o que los hombres se extenuar&aacute;n o marchitar&aacute;n porque &ldquo;las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morir&aacute;n&rdquo;. La ecolog&iacute;a se marchita y como consecuencia, nosotros tambi&eacute;n. El incr&eacute;dulo depende su felicidad de lo terrenal, no de Dios; si lo material decae, tambi&eacute;n ellos. Los grupos ecologistas defienden la naturaleza m&aacute;s que la verdad; se duelen m&aacute;s si una ballena es maltratada, a que si una criatura inocente es abortada. Defienden las ballenas de ser extinguidas, pero matan sus ni&ntilde;os. Se infiere la enorme debilidad humana, pues si la ecolog&iacute;a y la naturaleza desfallecen, se les va su confort. No es un secreto que en esta generaci&oacute;n la ecolog&iacute;a est&aacute; en contra del bienestar humano, lo cual es una misericordia de Dios para que aprendamos que nuestro bien no depende de las criaturas, sino del Creador. Lo beneficioso ser&iacute;a luchar contra el pecado y no levantar a Dios contra uno.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Llama la atenci&oacute;n esta expresi&oacute;n: &ldquo;Las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morir&aacute;n&rdquo; (v3). La idea es que la maldad de los hombres traer&aacute; un juicio de tal magnitud, que el aire y las aguas ser&aacute;n contaminadas, que las aves y los peces morir&aacute;n. Entendemos ser testigos del cumplimiento de estas profec&iacute;as, pues somos espectadores en ver multitud de animales, fieras, peces y aves que se extinguen a una velocidad nunca antes vista. Cientos de bosques son talados, y quitado el h&aacute;bitat de los animales, y mueren: &ldquo;Las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morir&aacute;n&rdquo; (v3).</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Pregunta</strong>: &iquest;Qu&eacute; quiere decirnos el Esp&iacute;ritu Santo con esta Escritura? Mostrar la severidad de la ira de Dios contra la maldad humana. Cuando un rey castiga la traici&oacute;n de sus siervos, adem&aacute;s arrasa con sus posesiones. Le pega fuego a su casa y le quita el sustento. La lecci&oacute;n es esta: <em>Estos casos en la Biblia son como un ejemplo de que la ira de Dios ser&aacute; mucho mayor en el D&iacute;a de la destrucci&oacute;n del mundo</em>. La contaminaci&oacute;n ambiental est&aacute; matando los peces, los animales y las aves. Europa, la cuna de la Reforma protestante es hoy como un desierto espiritual, en decenas de ciudades no encontrar&iacute;a una sola Iglesia Evang&eacute;lica fiel. Para muestra un bot&oacute;n. M&aacute;s de un mill&oacute;n de vacas fueron sacrificadas por el mal de la vaca loca. Miles y miles de ganaderos vinieron a la quiebra, y uno se pregunta: &iquest;por qu&eacute;? El profeta responde: &ldquo;Porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra&rdquo; (Os.4:1). El mundo se ha convertido en un basurero, la pestilencia asoma por doquier. Los mares y r&iacute;os est&aacute;n atestados de desechos pl&aacute;sticos no biodegradables. En no pocas ciudades del planeta, nosotros incluidos, sus habitantes ya no pueden comer peces de sus propios r&iacute;os. Sus r&iacute;os azules hoy son negros de tanta contaminaci&oacute;n, y por necesidad los peces mueren. Las enfermedades respiratorias se han ido multiplicando, el aire est&aacute; contaminado como fruto de nuestra rebeld&iacute;a contra la Bondad del Creador. &nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Hermano en Cristo: T&uacute; tienes una gran ventaja sobre los hombres incr&eacute;dulos</strong>. El panorama presente es de nerviosismo, las calamidades que est&aacute;n sucediendo y las que pudieran venir han producido miedo y angustia. Grandes y peque&ntilde;os, poderosos, y d&eacute;biles, ricos y pobres son sacudidos. Una parte de la gente est&aacute; nerviosa y la otra piensa que el mal no le tocar&aacute;. Hay mucha confusi&oacute;n. En las familias, los gobiernos, en las escuelas, en las religiones; lo espiritual ha deca&iacute;do mucho.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Contigo no es as&iacute;, porque estas cosas, lejos de angustiar, deben producir en ti una mezcla de sentimientos. Por un lado, lamento por el dolor ajeno, y por el otro, gozo al ver el cumplimiento de la profec&iacute;a, o que el D&iacute;a de la Redenci&oacute;n est&aacute; cada d&iacute;a m&aacute;s cerca de cuando cre&iacute;mos. Am&eacute;n.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=100 http://ibgracia.org/blog.html?id=100 Genética y Depresión Espiritual <p style="text-align: justify;"><strong>Explicando</strong>. Voy a hacer el intento de explicar lo que algunos llaman la depresi&oacute;n espiritual por gen&eacute;tica. Antes demos una ilustraci&oacute;n. El caso de Isaac cuando quiso bendecir a su hijo Esa&uacute;:</p> <p style="text-align: justify;">&ldquo;Aconteci&oacute; que cuando Isaac envejeci&oacute;, y sus ojos se oscurecieron quedando sin vista, llam&oacute; a Esa&uacute; su hijo mayor, y le dijo: Hijo m&iacute;o. Y &eacute;l respondi&oacute;: Heme aqu&iacute;&hellip; E Isaac dijo a Jacob: Ac&eacute;rcate ahora, y te palpar&eacute;, hijo m&iacute;o, por si eres mi hijo Esa&uacute; o no. Y se acerc&oacute; Jacob a su padre Isaac, quien le palp&oacute;, y dijo: La voz es la voz de Jacob, pero las manos, las manos de Esa&uacute;. Y no le conoci&oacute;, porque sus manos eran vellosas como las manos de Esa&uacute;; y le bendijo&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Gen.%2027.1?culture=es">Gen. 27:1</a>,&nbsp;<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Gen%2027.21-23?culture=es">21-23</a>).</p> <p style="text-align: justify;">Un defecto org&aacute;nico no le permiti&oacute; discernir a qui&eacute;n hab&iacute;a bendecido. De manera semejante, el cerebro de una persona pudiera tener defecto y transmitir al entendimiento o a su mente sensaciones erradas de angustia, o melancol&iacute;a. Creemos que un verdadero creyente pudiera caer en depresi&oacute;n o angustia de car&aacute;cter org&aacute;nico, o gen&eacute;tico. No ser&iacute;a extra&ntilde;o que verdaderos cristianos padezcan de Alzheimer, o ponerse decr&eacute;pitos por senilidad. Divagan y pierden la memoria. Su alivio ser&iacute;a con medicinas para el cuerpo.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Otro caso</strong>: &ldquo;Y mi esp&iacute;ritu se angusti&oacute; dentro de m&iacute;; Est&aacute; desolado mi coraz&oacute;n&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Sal.%20143.4?culture=es">Sal. 143:4</a>). As&iacute; que, en casos como los del salmista, hagamos que nuestros sentidos pasen la informaci&oacute;n al cerebro, que el cerebro se lo diga a nuestra raz&oacute;n; la raz&oacute;n lo informe a la conciencia; la conciencia a la fe; la fe lo ponga en manos de Cristo; Cristo lo llevar&aacute; al Padre, y el Padre enviar&aacute; Su Santo Esp&iacute;ritu para consolarnos. Si el centro de la ciudad est&aacute; en llamas, los barrios perif&eacute;ricos vendr&iacute;an a apagarlo. No negamos que el fuego quema, pero si es combatido, no destruir&aacute;. Un ejemplo del proceso: &ldquo;&iquest;Por qu&eacute; te abates, oh alma m&iacute;a, Y te turbas dentro de m&iacute;?&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Sal.%2042.5?culture=es">Sal. 42:5</a>). No le pregunta a sus ojos por qu&eacute; est&aacute;n llorando, ni le habla a su cerebro porqu&eacute; transmiti&oacute; tal pensamiento, ni le dice a su lengua por qu&eacute; se queja, ni a sus manos por qu&eacute; tiemblan; sino que le habla a su alma: &ldquo;&iquest;Por qu&eacute; te abates, oh alma m&iacute;a?&rdquo;. La aflicci&oacute;n se da en nuestro fuero interno.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Una miseria</strong>. Enfoquemos una miseria a la que est&aacute; expuesto el hombre, y en particular el verdadero creyente, a saber: pensamientos de aflicci&oacute;n. Un ej&eacute;rcito de pensamientos, la combinaci&oacute;n del ej&eacute;rcito combinado con fuerte amargura; cu&aacute;n miserable el coraz&oacute;n donde se libre tal batalla. Los que debieran ser los amigos m&aacute;s &iacute;ntimos y cercanos son de pronto terribles enemigos, nuestros pensamientos de angustia y miedo. Despu&eacute;s de todo no son ajenos, sino nuestros, muy nuestros.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Defectos de f&aacute;brica</strong>. Todos y cada uno de los que entran a este mundo vienen con alg&uacute;n defecto. Los que no sufren de la cabeza, sufren de los pies; y si no tienen defectos en el h&iacute;gado, s&iacute; en el coraz&oacute;n; sino en la frente, en las espaldas; sino arriba, sufrir&aacute; m&aacute;s abajo. Sino en el pecho, sufre del cerebro; en alg&uacute;n sitio del cuerpo hay defectos. Dos cosas se oponen a la vida, las enfermedades y el calendario. En algunos los dos. Vivimos en un mundo ca&iacute;do. Quien no tiene defectos a la entrada, s&iacute; a la salida. No hay excepci&oacute;n. Y a medida que pasan los siglos la situaci&oacute;n empeora; somos testigos de c&oacute;mo se multiplica el pecado, y esto trae proliferaci&oacute;n de enfermedades y defectos cong&eacute;nitos. Antes los hombres ten&iacute;an cientos de a&ntilde;os, y ahora son escasos los que alcanzan los ochenta. Enfoquemos como lo dijo el profeta: &ldquo;No hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra. Perjurar, mentir, matar, hurtar y adulterar prevalecen, y homicidio tras homicidio se suceden. Por lo cual se enlutar&aacute; la tierra, y se extenuar&aacute; todo morador de ella, con las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morir&aacute;n&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Os.%204.2-3?culture=es">Os. 4:2-3</a>). El pecado de la humanidad trae consecuencias nocivas contra la ecolog&iacute;a del planeta. Dicho de otro modo, que aun la gen&eacute;tica es afectada por la ca&iacute;da del hombre en pecado.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Un consuelo</strong>. Sin embargo, por la misericordia de Dios hay una generaci&oacute;n de hombres y mujeres felices; estos son los justos o verdaderos creyentes, en su muerte terminan con sus dolores y pasan a mejor vida. &Oacute;igalo: "Todo es vuestro, sea Pablo, sea Apolos, sea Pedro, sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo presente, sea lo porvenir, todo es vuestro, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios" (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/1Co.%203.22?culture=es">1Co. 3:22</a>). La muerte, el rey del miedo y de las angustias, es como uno de los bienes que Cristo compr&oacute; en Su sacrificio, y lo compr&oacute; para ti, y te lo dejo a ti.&nbsp; Si la muerte es tuya, las aflicciones son hijas de ella tambi&eacute;n, y uno se pregunta: &iquest;quien va a tener miedo de lo que es de su propiedad? Y en cuanto a la depresi&oacute;n, no te sorprenda como algo extra&ntilde;o, pues ocurre aun en los mejores hombres. Relacionado con el defecto gen&eacute;tico puede suceder en cualquiera, pues est&aacute; escrito: &ldquo;Todo acontece de la misma manera a todos; un mismo suceso ocurre al justo y al imp&iacute;o; al bueno, al limpio y al no limpio; al que sacrifica, y al que no sacrifica; como al bueno, as&iacute; al que peca; al que jura, como al que teme el juramento. Este mal hay entre todo lo que se hace debajo del sol, que un mismo suceso acontece a todos&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Ec.%209.2?culture=es">Ec. 9:2</a>).</p> <p style="text-align: justify;"><strong>El Remedio</strong>. As&iacute; como toda persona sabe cu&aacute;l es su comida favorita, tambi&eacute;n sabe cu&aacute;les comidas le caen mal a su est&oacute;mago. &Eacute;l conoce qu&eacute; cosas le producen alergia, tambi&eacute;n sabe c&oacute;mo cuidarse de una gripe. Hay mariscos que al pasarlos cerca de su olfato le dan n&aacute;usea. Esto lo sabe por estudio y experiencia. &nbsp;En lo relativo al coraz&oacute;n es dicho as&iacute;: &ldquo;Enga&ntilde;oso es el coraz&oacute;n m&aacute;s que todas las cosas, y perverso; &iquest;qui&eacute;n lo conocer&aacute;? Yo Jehov&aacute;, que escudri&ntilde;o la mente, que pruebo el coraz&oacute;n&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Jer.%2017.9?culture=es">Jer. 17:9</a>). Solo Dios lo conoce; de manera que mientras m&aacute;s conozcas la Palabra de Dios, m&aacute;s conocer&aacute;s tu coraz&oacute;n, y m&aacute;s f&aacute;cil te ser&aacute; aplicar los remedios divinos para llevarlo a fe, y all&iacute; disfrutes de paz y alegr&iacute;a.</p> <p style="text-align: justify;">Tu aplicaci&oacute;n es esta: ded&iacute;cate a conocer cada vez m&aacute;s tu hombre interior, no por lo que t&uacute; sientas o te parezca, sino bajo la luz de las Santas Escrituras. P&iacute;dele a Dios que alumbre tus pasos, y recu&eacute;rdale a tu alma el evangelio que te ha salvado del peor de los enemigos. Am&eacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=99 http://ibgracia.org/blog.html?id=99 Sobre la Bondad de nuestro Dios <p style="text-align: justify;">La bondad del Creador se extiende a todas y cada una de las criaturas, aun as&iacute;, este bien no llega en igual grado a todas. En general es as&iacute;: &ldquo;Tu justicia es como los montes de Dios; tus juicios son como profundo abismo. T&uacute; preservas, oh Se&ntilde;or, al hombre y al animal. &iexcl;Cu&aacute;n preciosa es, oh Dios, tu misericordia! Por eso los hijos de los hombres se refugian a la sombra de tus alas&rdquo; (Sal.36:6-7). En particular a los seres humanos: &ldquo;Jam&aacute;s dej&oacute; de dar testimonio de s&iacute; mismo haciendo el bien, d&aacute;ndoos lluvias del cielo y estaciones fruct&iacute;feras, llenando vuestros corazones de sustento y de alegr&iacute;a&rdquo; (Hech.14:17). Y especialmente con Sus elegidos: &ldquo;&iexcl;Ciertamente bueno es Dios para con Israel, para con los limpios de coraz&oacute;n!&rdquo; (Salm.73:1).</p> <p style="text-align: justify;">El amor divino puede ser de tres clases: Benevolencia, beneficencia y complacencia. Veamos estos detalles. <strong>Benevolencia</strong>. Esto es, que desde la eternidad Dios quiere el bien de las criaturas: &ldquo;Y vio Dios todo lo que hab&iacute;a hecho, y he aqu&iacute; que era bueno en gran manera&rdquo; (Gen.1:31). Lo otro es su amor de <strong>beneficencia: </strong>Esto es, el bien o favor que hace a las criaturas en el tiempo: &ldquo;Oh Se&ntilde;or Dios, lev&aacute;ntate ahora para habitar en tu reposo, t&uacute; y el arca de tu poder; oh Se&ntilde;or Dios, sean vestidos de salvaci&oacute;n tus sacerdotes, y tus santos se regocijen en tu bondad&rdquo; (2Cro.6:41). O del beneficio que de Dios estaban recibiendo en ese mismo instante. <strong>Complacencia</strong>, es el deleite que Dios experimenta cuando los rasgos de Su santidad brillan en las criaturas. Que los favorecidos imiten las buenas cualidades de su benefactor. Un caso: &ldquo;Sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay , y que es galardonador de los que le buscan&hellip; Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeci&oacute; para salir al lugar que hab&iacute;a de recibir como herencia; y sali&oacute; sin saber a d&oacute;nde iba&rdquo; (Hebr.11:6,8). La sumisi&oacute;n de Abraham produjo deleite en Dios, pues actu&oacute; como santo o Creyente.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Enfoquemos este otro texto, y podr&aacute; notarse como si Dios mismo resumiera todos Sus Nombres en uno solo, Su Bondad: &ldquo;El que se glor&iacute;e, glor&iacute;ese de esto: de que me entiende y me conoce, pues yo soy el Se&ntilde;or que hago misericordia&hellip;&rdquo; (Jer.9:24). &nbsp;Esto es, que Yo Soy Bueno. M&aacute;s aun, que cuando uno lee todas y cada una de las p&aacute;ginas del libro de la Creaci&oacute;n, podr&aacute; notar que ning&uacute;n otro de Sus Nombres es m&aacute;s r&aacute;pidamente evidente o manifiesto que &eacute;ste: &ldquo;Dios es Bueno&rdquo;, o que decir Dios y Bueno es decir lo mismo. Dicho de otro modo, y de acuerdo a la exhortaci&oacute;n divina del contexto: <em>Mientras un hombre conozca m&aacute;s de la bondad de Dios, ser&iacute;a m&aacute;s feliz, m&aacute;s protegido, mejor suplido y m&aacute;s preservado</em>.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Leamos de nuevo: &ldquo;El que se glor&iacute;e, glor&iacute;ese de esto: de que me entiende y me conoce,&rdquo; se infiere que lo com&uacute;n en la humanidad no es este conocimiento, pues de serlo esta exhortaci&oacute;n carecer&iacute;a de sentido, o que lo com&uacute;n es que el ser humano no conoce a Dios, lo ignora, aun cuando ese conocimiento es m&aacute;s com&uacute;n que el aire que respiramos. Un texto en el NT lo prueba: &ldquo;Desde la creaci&oacute;n del mundo, sus atributos invisibles, su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que no tienen excusa&rdquo; (Ro.1:20). Aun cuando una persona no haya le&iacute;do nunca la Biblia, por medio de la creaci&oacute;n podr&aacute; ver con toda claridad los dos atributos esenciales del Creador, Su poder y bondad, o deidad que es lo mismo. Hace unos meses los norteamericanos pusieron una nave en el suelo del planeta Marte, y tal portento no habla del poder del hombre, sino de la Bondad de Dios; not&eacute;moslo: &ldquo;Los bendijo Dios y les dijo: Ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra&hellip; Y fue as&iacute;. Y vio Dios todo lo que hab&iacute;a hecho, y he aqu&iacute; que era bueno en gran manera&rdquo; (Gen.1:28,31). El Creador les dio dominio sobre lo s&oacute;lido, l&iacute;quido y gaseoso para que el hombre pudiese transformar el polvo de la tierra en una nave espacial y ponerla sobre la superficie marciana. As&iacute; que, todas las veces que el progreso cient&iacute;fico y tecnol&oacute;gico del hombre se manifiesten, ve&aacute;moslo con los ojos del Creador: &ldquo;Y vio Dios todo lo que hab&iacute;a hecho, y he aqu&iacute; que era bueno.&rdquo; Un brillo de Su Bondad.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Cuando Mois&eacute;s pidi&oacute; al Se&ntilde;or que le mostrase Su gloria, encontramos similar mensaje: &ldquo;Entonces pas&oacute; el Se&ntilde;or por delante de &eacute;l y proclam&oacute;: El Se&ntilde;or, el Se&ntilde;or, Dios compasivo y clemente, lento para la ira y abundante en misericordia y verdad; el que guarda misericordia a millares, el que perdona la iniquidad, la transgresi&oacute;n y el pecado&rdquo; (Exo.34:6), esto es, Mois&eacute;s, mi gloria es mi Bondad en salvar a los pecadores. Y el salmista lo pone en lenguaje aun m&aacute;s claro: &ldquo;Los hombres hablar&aacute;n del poder de tus hechos portentosos, y yo contar&eacute; tu grandeza. Ellos proclamar&aacute;n con entusiasmo la memoria de tu mucha bondad&rdquo; (Sal.145:7). Resume portentos y grandeza en Bondad. En palabras del puritano Charnock: &ldquo;<em>El poder de Dios en hacer, y Su sabidur&iacute;a en organizarlo todo, est&aacute;n subordinadas a Su Bondad</em>.&rdquo; En breve: Nuestra perfecci&oacute;n es conocer y entender cada d&iacute;a m&aacute;s la Bondad de Dios. Toda predicaci&oacute;n sin excepci&oacute;n debiera proclamarlo: Dios es Bueno. Porque cuando Cristo mand&oacute; los ap&oacute;stoles a predicar el Evangelio les dio similar encomienda: &ldquo;Que en su nombre se predicara el arrepentimiento para el perd&oacute;n de los pecados a todas las naciones, comenzando desde Jerusal&eacute;n&rdquo; (Lc.24:47), esto es, que ense&ntilde;en a toda la humanidad la Bondad del Se&ntilde;or. Am&eacute;n.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=98 http://ibgracia.org/blog.html?id=98 ¿Soy Evangélico o Soy Legalista? <p style="text-align: justify;">El ap&oacute;stol lo revela con meridiana claridad, n&oacute;tese: &ldquo;Si por el Esp&iacute;ritu hac&eacute;is morir las obras de la carne, vivir&eacute;is&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Ro.%208.13?culture=es">Ro. 8:13</a>). La vida Cristiana es sustentada por el Esp&iacute;ritu de Gracia: &ldquo;Si por el Esp&iacute;ritu hac&eacute;is&rdquo;, no por una obediencia a las obras de la ley o normas religiosas. En cambio, la lucha contra el pecado del&nbsp;Legalista se sustenta en principios legales, tales como el aplauso y alabanza de los hombres. Obedecen por miedo al infierno, o por los impulsos de una conciencia no regenerada, o por el buen ejemplo de otros. Siendo as&iacute;, no ser&iacute;a extra&ntilde;o que sean tan celosos por las tradiciones de su denominaci&oacute;n, o por los dictados de sus l&iacute;deres, sean estos modernos o pertenezcan al pasado.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>&iquest;C&oacute;mo diferenciar al Evang&eacute;lico del Fariseo?</strong></p> <p style="text-align: justify;">Tanto uno como el otro est&aacute;n sintonizados en esto: luchar con el pecado y hacer el bien. La diferencia se ver&iacute;a en lo que los energiza. A saber, en sus armas, su objeto, sus razones, y motivaciones.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Sus armas de lucha</strong></p> <p style="text-align: justify;">El Evang&eacute;lico lucha contra el pecado con las armas de la gracia, esto es, la Sangre de Cristo, la Palabra de Dios, las promesas del Pacto, y en el poder de la Cruz. Oig&aacute;moslo: &ldquo;Jam&aacute;s acontezca que yo me glor&iacute;e, sino en la cruz de nuestro Se&ntilde;or Jesucristo, por el cual el mundo ha sido crucificado para m&iacute; y yo para el mundo&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Gal.%206.14?culture=es">Gal. 6:14</a>). En cambio, el Legalista parece sacar fuerzas de normas y amenazas de la Ley. En eso &eacute;l piensa que vivir&aacute; mejor haciendo esto o aquello, o que fortalece su esperanza haciendo as&iacute;. Le parece que su obediencia le librar&iacute;a del infierno al cumplir ciertos requisitos. En breve: Sus armas surgen de su propio poder, votos o resoluciones, y eso le hace sentir seguro. La seguridad del Legalista nace en su mente al leer o recordar ciertos vers&iacute;culos, no de la confianza en la obra de la Cruz.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Su objeto</strong></p> <p style="text-align: justify;">Es cierto que el Fariseo lucha contra su pecado, y le molesta el pecado ajeno, pero su lucha es contra los pecados de su conducta. En cambio, el verdadero Creyente lucha contra los impulsos carnales de su coraz&oacute;n. Uno cuida su imagen; el otro su coraz&oacute;n. El Creyente no ve tanto si su pecado es grande o peque&ntilde;o, sino que son contra su Rey y Salvador, a quien ama fielmente. Enfoquemos este caso: &ldquo;&iexcl;Miserable de m&iacute;! &iquest;Qui&eacute;n me libertar&aacute; de este cuerpo de muerte?&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Ro.%207.24?culture=es">Ro. 7:24</a>). Pablo no miraba su conducta, sino las corrupciones dentro de su pecho. Ya no m&aacute;s Fariseo, sino Cristiano. No ser&iacute;a la obediencia a las normas de la ley que le librar&iacute;an del cuerpo de pecado, sino que el Capit&aacute;n de nuestra Salvaci&oacute;n, Cristo Jes&uacute;s, es el &Uacute;nico que pod&iacute;a librarle. El Fariseo se esforzar&iacute;a a&uacute;n m&aacute;s para librarse, como si la letra de la ley tuviese alg&uacute;n poder liberador.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Las razones del combate</strong>.</p> <p style="text-align: justify;">El Evang&eacute;lico o Creyente, a quien la Gracia le ense&ntilde;a a renunciar a la impiedad y deseos mundanos, lucha contra el pecado porque deshonra a Dios, se opone a Cristo, contrista el Esp&iacute;ritu Santo, y le separa de Su Salvador. En cambio el Fariseo o Legalista lucha contra el pecado porque le roba su paz, atribula su conciencia y afecta su reputaci&oacute;n religiosa. Mientras la gloria del Creyente es la Cruz, el Fariseo se glor&iacute;a en su obediencia, o lo que &eacute;l llama pureza de vida; n&oacute;tese: &ldquo;El Fariseo puesto en pie, oraba para s&iacute; de esta manera: &ldquo;Dios, te doy gracias porque no soy como los dem&aacute;s hombres: estafadores, injustos, ad&uacute;lteros; ni aun como este recaudador de impuestos&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Luc.%2018.1?culture=es">Luc. 18:1</a>). Su vida es obedecer la Ley. No as&iacute; el Creyente, ya que su vida es Cristo.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Sus motivaciones</strong></p> <p style="text-align: justify;">El Creyente o Evang&eacute;lico no sirve al pecado, porque est&aacute; vivo para Dios y muerto al pecado: &ldquo;Nuestro viejo hombre fue crucificado con El, para que nuestro cuerpo de pecado fuera destruido&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Ro.%206.6?culture=es">Ro. 6:6</a>). En cambio, el Fariseo o Legalista renuncia al pecado, no porque est&eacute; espiritualmente vivo, sino para poder vivir por su obediencia a la ley. El Evang&eacute;lico mortifica al pecado&nbsp;<em>porque</em>&nbsp;Dios lo ama, pero el Legalista abandona al pecado<em>para que&nbsp;</em>Dios lo ame, para ganar aprobaci&oacute;n divina. Enfoquemos de nuevo al Fariseo: &ldquo;El Fariseo puesto en pie, oraba para s&iacute; de esta manera: &ldquo;Dios, te doy gracias porque no soy como los dem&aacute;s hombres&rdquo;, esto es, que obedec&iacute;a para que Dios le amara. Su obediencia a la Ley es el fundamento de su gloria, confort y esperanza. Su &iacute;ntimo pensamiento fue que Dios le aprobara su conducta.</p> <p style="text-align: justify;">Otra diferencia entre el Evang&eacute;lico y el Legalista es c&oacute;mo atacan contra el pecado. enfoquemos este verso: &ldquo;Los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos&rdquo;&nbsp; &nbsp;(<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Gal.%205.24?culture=es">Gal. 5:24</a>). El Creyente empieza a luchar contra el pecado en el mismo lugar donde el Esp&iacute;ritu le indica, &ldquo;en las pasiones y deseos del coraz&oacute;n&rdquo;. En cambio el Legalista inicia tal obra cuando se asoma o puede salir en su conducta externa. Este signo no solo es como individuo, sino tambi&eacute;n de manera colectiva. Nuestro Salvador lo revel&oacute; as&iacute;: &ldquo;Este pueblo con los labios me honra, pero su coraz&oacute;n est&aacute; muy lejos de m&iacute;&rdquo; (<a href="http://biblia.com/bible/nblh/Mt.%2015.28?culture=es">Mt. 15:28</a>). Como congregaci&oacute;n adoraban a Dios correctamente en lo que se ve&iacute;a o en lo externo, pero no de coraz&oacute;n. Eran Legalistas: la norma que motorizaba su adoraci&oacute;n era sustentada en principios legales, tales como el aplauso y alabanza de los hombres. As&iacute; fue Pablo antes de su conversi&oacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">En conclusi&oacute;n</p> <p style="text-align: justify;">El poder de Cristo para renunciar al mal y hacer el bien no viene por una mera obediencia a las normas b&iacute;blicas, o Ley, como pretender&iacute;a un Fariseo o Legalista, sino por medio de la fe o confianza en las promesas del Nuevo Pacto, como hacen todos los Creyentes o Evang&eacute;licos: &ldquo;Por la fe&hellip; siendo d&eacute;biles, fueron hechos fuertes&rdquo; &nbsp;(<a href="http://biblia.com/bible/nblh/He.%2011.34?culture=es">He. 11:34</a>). &iexcl;Dios nos ayude! Am&eacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=97 http://ibgracia.org/blog.html?id=97 La Cremación del Cuerpo <p>Al menos en esta parte del planeta cobra inter&eacute;s, y pensamos que no se debe a asunto de noveler&iacute;a o atractivo por el cambio, ni de un espiritualismo excesivo ni de un materialismo excesivo; sino que es otra fase de la necesidad humana en procura de la facilidad y bienestar de su existencia. Salom&oacute;n lo dice as&iacute;: &ldquo;Es gloria de Dios encubrir una cosa, pero la gloria de los reyes es investigar un asunto&rdquo; (Pro.25:2); el hombre ha descubierto nuevos senderos en la ciencia sanitaria, en el urbanismo de las ciudades, en las comunicaciones, en la construcci&oacute;n de la vivienda y la distribuci&oacute;n de las familias; en fin, en todo tipo de preocupaci&oacute;n por el bienestar temporal. El tema de la cremaci&oacute;n del cuerpo cae dentro de este aspecto. Nos concierne como seres humanos, no tanto como seguidores de una religi&oacute;n, o los miembros de una iglesia, o creyentes en un credo especial. La tendencia a favor de la cremaci&oacute;n no es ficci&oacute;n del paganismo, pero s&iacute; de un serio inter&eacute;s como ser racional, o dicho de otro modo, como simple humanidad.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Un poco de Historia</strong>. Los ritos de sepultura o enterramiento a la usanza nuestra iniciaron en la cultura hebrea:&nbsp; &ldquo;Abraham sepult&oacute; a Sara su mujer en la cueva del campo de Macpela&rdquo; (Gen.23:19). &nbsp;Ya en Egipto fue de otra forma: &ldquo;Los m&eacute;dicos embalsamaron a Israel&hellip; Y muri&oacute; Jos&eacute; a la edad de ciento diez a&ntilde;os; y lo embalsamaron&rdquo; &nbsp;(Gen.50:2,26). Uno cubri&oacute; el cuerpo con tierra, y los otros con hierbas arom&aacute;ticas. La cremaci&oacute;n es cubrirlo con fuego. Para el hebreo el lugar de sepultura fue algo sagrado.&nbsp; Aun los criminales ejecutados eran enterrados ese mismo d&iacute;a, aunque el com&uacute;n del pueblo fuera de la ciudad, solo los nobles y profetas de honra dentro de sus muros. Nuestra costumbre de embellecer los cementerios bien pudo haber sido heredado de la cultura hebreo cristiana.&nbsp; Las tumbas eran adornadas, y en algunos casos hac&iacute;an mausoleos: &ldquo;Edific&aacute;is los sepulcros de los profetas y adorn&aacute;is los monumentos de los justos&rdquo; (Mt.23:29). &nbsp;</p> <p>Ahora bien, &nbsp;la idea de que el cuerpo conten&iacute;a, en cierto sentido, el alma, y que su entierro era de alg&uacute;n modo una garant&iacute;a de descanso, es indicada por el ministro americano O. Frothinghan (New York-1868). El apunta que fue una superstici&oacute;n difundida en casi todo el mundo antiguo, excepto en la cultura hebrea cristiana. Ritos primitivos de inhumaci&oacute;n indicaban que cuando era enterrado un cuerpo, imaginaban que un ser vivo era enterrado con &eacute;l. Escribir el nombre en la tumba, la costumbre de enterrarlos vestidos, ponerle sus armas, y hasta comida con vino, sugieren&nbsp; que ellos imaginaban que el alma permanec&iacute;a con el cuerpo en la morada subterr&aacute;nea.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>La realidad de los cad&aacute;veres</strong>. Hay la socorrida idea, que tan pronto como una persona muere y es enterrada, su cuerpo pasa a un estado de descanso, pero nada m&aacute;s lejos de la realidad, porque la naturaleza nunca duerme. El cuerpo dejado en la tumba r&aacute;pidamente se descompone, combusti&oacute;n espont&aacute;nea surge a nivel micro, gases venenosos se producen, virus y peligros de enfermedades surgen con potencia. Inicia lo indetenible, el proceso de reducirlo a polvo. Felizmente hoy los envolvemos en una caja, y sellamos la tumba para que la descomposici&oacute;n qu&iacute;mica no contamine las aguas subterr&aacute;neas. Los vivos son puestos bajo protecci&oacute;n de los cuerpos muertos. &nbsp;La cremaci&oacute;n del cuerpo contribuir&iacute;a aun m&aacute;s a la protecci&oacute;n.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Pregunta</strong>: A saber, &iquest;Cu&aacute;ndo ser&iacute;a necesario una cremaci&oacute;n? &nbsp;En un terremoto devastador, de lo cual Hait&iacute; y China son un elocuente ejemplo.&nbsp; Miles de cad&aacute;veres fueron cremados. Tambi&eacute;n, una epidemia infecciosa demandar&iacute;a quemar los muertos. Otra, por raz&oacute;n de urbanismo y sanidad ciudades con millones de habitantes demandan cremaci&oacute;n de sus difuntos, al no disponer de un espacio tan grande para un cementerio.&nbsp; Adem&aacute;s, una situaci&oacute;n econ&oacute;mica de familias pobres en pueblos donde la cremaci&oacute;n ser&iacute;a m&aacute;s barata.&nbsp; Lo mismo si por asunto de mudanza de un pa&iacute;s a otro, en gratificaci&oacute;n de sus sentimientos, alguno quisiera llevar consigo a su muerto. En fin, razones sanitarias, econ&oacute;micas, familiares, y de urbanismo convertir&iacute;an la cremaci&oacute;n en un acto de misericordia.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>El argumento b&iacute;blico</strong>. &nbsp;La sentencia divina al respecto: &ldquo;Polvo eres, y al polvo volver&aacute;s&rdquo; (Gen.3:19), esto es, que tu cuerpo ser&aacute; abandonado por tu alma, y se convertir&aacute; en un pu&ntilde;ado de polvo; o que nada de uno quedar&iacute;a en el cuerpo muerto. Y si algo quedase ser&iacute;a solo en la imaginaci&oacute;n de los vivos. &nbsp;Envuelto el cuerpo muerto en tierra, enterrado, o en fuego, cremado, ambos m&eacute;todos conducen al mismo fin: Polvo. &nbsp;Otro texto que apunta hacia lo mismo es este: &ldquo;La carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios; ni lo que se corrompe hereda lo incorruptible&rdquo; (1Co.15:50). El cuerpo natural es de carne y hueso, o que consiste en huesos, m&uacute;sculos, nervios, venas, arterias, l&iacute;quidos y gases. Es un cuerpo corruptible, sujeto a disoluci&oacute;n, a la putrefacci&oacute;n, que finalmente termina en una peque&ntilde;a porci&oacute;n de polvo. &nbsp;La herencia celestial es incorruptible, y nunca se marchita. &iquest;C&oacute;mo puede esto ser pose&iacute;do por la carne y la sangre, que es corruptible y se desvanecer&aacute;? As&iacute; que, no hace diferencia alguna con relaci&oacute;n a nuestra fe, o a lo espiritual y eterno, si el cuerpo muerto de los Creyentes sea enterrado o quemado. En breve: El tema de la cremaci&oacute;n del cuerpo nos concierne como seres humanos, no tanto como seguidores de una religi&oacute;n, o los miembros de una iglesia, o creyentes en un credo especial. La tendencia a favor de la cremaci&oacute;n no es imaginaci&oacute;n del paganismo, pero s&iacute; de un serio inter&eacute;s como ser racional, o dicho de otro modo, es asunto netamente humano. Y siendo as&iacute;, ha de ser tratado racionalmente, o como se ha dicho por razones de sanidad, urbanismo o econ&oacute;mico. &nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Conclusi&oacute;n</strong>: No ser&iacute;a contra la voluntad de Dios si uno envuelve con el fuego de la cremaci&oacute;n el cuerpo muerto. Por tanto, podemos parafrasearlo con estas palabras: Quien entierra a sus muertos y da gracias a Dios, para el Se&ntilde;or entierra. Y quien hace cremaci&oacute;n del cuerpo de sus difuntos, y da gracias a Dios, para el Se&ntilde;or ha cremado. Am&eacute;n.&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=96 http://ibgracia.org/blog.html?id=96 La Teoría de la Evolución fue Profetizada <p style="text-align: justify;">Enfoquemos la profec&iacute;a sobre el argumento ateo: &ldquo;En los postreros d&iacute;as vendr&aacute;n burladores, andando seg&uacute;n sus propias concupiscencias, y diciendo: &iquest;D&oacute;nde est&aacute; la promesa de su advenimiento? Porque desde el d&iacute;a en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen as&iacute; como desde el principio de la creaci&oacute;n&rdquo; (2Pe.3:4). El ap&oacute;stol Pedro aqu&iacute; profetiza, que vendr&iacute;an hombres tratando de explicar el origen del universo de una manera contraria al relato b&iacute;blico. La Creaci&oacute;n fue un acto sobrenatural, pero dir&aacute;n lo inverso, que el origen de todas las cosas puede ser explicado de manera natural, no portentoso como lo revela la Biblia. Esta expresi&oacute;n dicha en lenguaje moderno o secular ser&iacute;a as&iacute;: &ldquo;<em>Que cuando ven la naturaleza y su historia, les dice que no hay un Creador, sino que la materia es eterna, o su mensaje por observaci&oacute;n es que el universo es obra de la evoluci&oacute;n de la materia, o un accidente natural de la materia</em>. &ldquo;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Es impresionante que hace dos mil a&ntilde;os se predijeran los tres argumentos que ahora arguyen los ateos evolucionistas contra la creaci&oacute;n. Que la materia es eterna, que no ha habido cambios creacionistas, y que la edad del universo es de miles de millones de a&ntilde;os. Arguyen tres asuntos: Constancia o Inamovilidad: &ldquo;Permanecen as&iacute;&rdquo;; extensi&oacute;n: &ldquo;Todas las cosas&rdquo;, y edad o duraci&oacute;n: &ldquo;Desde el principio de la creaci&oacute;n&rdquo;.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Su argumento de Inamovilidad</strong>. Enfoquemos su hip&oacute;tesis: &ldquo;Permanecen as&iacute;&rdquo;; otra traducci&oacute;n lo pone as&iacute;: &ldquo;Todo contin&uacute;a tal como estaba desde el principio de la creaci&oacute;n&rdquo; (BLA). Arguyen, que una observaci&oacute;n hist&oacute;rica del universo indicar&iacute;a que no ha habido cambios, sino un curso constante y natural de las cosas, y como consecuencia no hay Creador. Dicen: Todo el universo es constante evoluci&oacute;n. En parte eso es cierto, ya que el Sol, la Luna, los planetas y las estrellas no se han movido de all&iacute; por miles de a&ntilde;os, y gracias a Dios no se han movido, porque si el eje de la tierra se moviera unos cinco grados, toda vida desaparecer&iacute;a, no quedar&iacute;amos ninguno.</p> <p style="text-align: justify;">Al observar los astros del cielo, y notar que por siglos est&aacute;n all&iacute; sin moverse, entonces arguyen que as&iacute; ha sido siempre. La Biblia afirma que si se considera el asunto sobre lo que ocurre sobre la superficie del planeta, no ha habido innovaci&oacute;n o creaci&oacute;n, sino movimiento horizontal de las cosas. Ella dice: &ldquo;Ser&aacute; su nombre para siempre, Se perpetuar&aacute; su nombre mientras dure el sol&hellip; El sol para que se&ntilde;orease en el d&iacute;a, Porque para siempre es su misericordia. La luna y las estrellas para que se&ntilde;oreasen en la noche, Porque para siempre es su misericordia&rdquo; (Sal.72:17; 136:8-9). El sol, la luna y las estrellas estar&aacute;n en su lugar, sin moverse, mientras haya hombre sobre la tierra. Esa inamovilidad de los astros, lejos de negar al Creador, lo proclama, ya que en parte reflejan Su car&aacute;cter Inmutable, que siendo Inmutable ha impreso a la creaci&oacute;n alg&uacute;n grado de estabilidad y permanencia para el bien de nuestro.</p> <p style="text-align: justify;">Su argumento es contradictorio, porque el efecto, la creaci&oacute;n, no puede ser igual que su causa. No es cierto que la creaci&oacute;n no cambie, la naturaleza est&aacute; siendo de continuo transformada en la forma que la vemos. Si el hombre fuese menor que la naturaleza o que viene de la evoluci&oacute;n, o que es un efecto de ella, no podr&iacute;a cambiarla, pero tenemos suficientes bombas at&oacute;micas como para transformar todo el planeta, lo cual estar&iacute;a de acuerdo con la revelaci&oacute;n b&iacute;blica y el poder dado en la creaci&oacute;n: &ldquo;Se&ntilde;oree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra&rdquo; (Gen.1:26). Somos superiores a la madre naturaleza, o creados para gobernarla. Como no puede haber casa sin constructor, tampoco creaci&oacute;n sin un Creador.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>&nbsp;</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong>La extensi&oacute;n de su argumento</strong>. Lo dicen as&iacute;: &ldquo;Porque desde el d&iacute;a en que los padres durmieron, <span style="text-decoration: underline;">todas las cosas</span> permanecen as&iacute;&rdquo;. No pocos ecologistas son tambi&eacute;n evolucionistas, y basan su creencia en que el mundo est&aacute; evolucionando, pero al mismo tiempo que estamos viendo un sensible decaimiento de todas las cosas. Los cambios clim&aacute;ticos, la extinci&oacute;n de muchas especies, el vigor de las cosas creadas est&aacute;n siendo maravillosamente abatidas. Si uno es sensato podr&aacute; notar que hay una degeneraci&oacute;n universal, en lo f&iacute;sico y lo moral, las cosas est&aacute;n declinando. La aparici&oacute;n de m&uacute;ltiples y nuevas enfermedades es una voz o&iacute;da y muy difundida. No es verdad que haya evoluci&oacute;n, o que descendemos del mono. No es verdad, es una farsa. Y as&iacute; est&aacute; escrito: &ldquo;Y: T&uacute;, oh Se&ntilde;or, en el principio fundaste la tierra, Y los cielos son obra de tus manos. Ellos perecer&aacute;n, m&aacute;s t&uacute; permaneces; Y todos ellos se envejecer&aacute;n como una vestidura, Y como un vestido los envolver&aacute;s, y ser&aacute;n mudados&rdquo; (Hebr.1:10-12). En todo el Universo hay una proporci&oacute;n de energ&iacute;a que se pierde, y no puede ser recuperada jam&aacute;s. A eso los cient&iacute;ficos llaman la entrop&iacute;a del universo. Eso mismo dijo el escritor a los hebreos hace dos mil a&ntilde;os, que la capacidad energ&eacute;tica del universo se est&aacute; agotando. El petr&oacute;leo se est&aacute; acabando, y no tiene reversa. As&iacute; est&aacute; escrito: &ldquo;Perecer&aacute;n&hellip; Y todos ellos se envejecer&aacute;n como una vestidura.&rdquo;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Su argumento de edad o duraci&oacute;n</strong>. Leamos de nuevo: &ldquo;Porque desde el d&iacute;a en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen as&iacute; <span style="text-decoration: underline;">como desde el principio de la creaci&oacute;n</span>&rdquo;. Hay tres palabras que refieren edad o longevidad: &ldquo;El d&iacute;a en que los padres durmieron&hellip; Principio&hellip; Creaci&oacute;n&rdquo;. Dicen que es una voz de extensi&oacute;n universal la aproximaci&oacute;n del mundo a un final catastr&oacute;fico, y decimos, que si tiene final, &nbsp;&iquest;por qu&eacute; negar que tuvo un principio?</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Sobre la <strong>edad del universo </strong>damos este testimonio: La hora at&oacute;mica. El planeta tierra se mueve a una velocidad de rotaci&oacute;n de 24 horas, y se ha descubierto que se est&aacute; frenando a una desaceleraci&oacute;n de un segundo por a&ntilde;o. Los evolucionistas arguyen que la tierra tiene una edad de unos cuatro mil millones de a&ntilde;os. Si eso fuera cierto, no ser&iacute;a&nbsp; dif&iacute;cil averiguar cu&aacute;l era la velocidad del planeta miles de millones de a&ntilde;os atr&aacute;s. La velocidad de la tierra ser&iacute;a tan y tan grande que no podr&iacute;a ser hoy redonda, sino un cilindro alargado, como un l&aacute;piz, porque cuando la velocidad de un objeto aumenta, la fuerza centr&iacute;peta lo alarga, en lugar de hacerlo un globo como es el planeta. La idea que trasmite esta profec&iacute;a de Pedro es, que el argumento de los evolucionistas es &nbsp;irracional o que debemos combatirlo con sus propias premisas irracionales.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">La teor&iacute;a atea de la evoluci&oacute;n es otra piedra tratando de impedir nuestro avance, pero siendo prof&eacute;ticamente advertidos, nuestra fe sale fortalecida. Dios nos cuida y advierte el peligro antes que llegue. Am&eacute;n.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=95 http://ibgracia.org/blog.html?id=95 Una Conciencia Evangélica <p style="text-align: justify;">Para los Hebreos la conciencia era regularmente denominada por dos palabras: "coraz&oacute;n" y "esp&iacute;ritu." En Proverbios 4:23, "guarda tu coraz&oacute;n" (esto es, guarda tu conciencia) "con toda diligencia".&nbsp; As&iacute; tambi&eacute;n en el Nuevo Testamento, el ap&oacute;stol Juan, "Si nuestro coraz&oacute;n nos reprende" (1Jn.3:20); esto es, si nuestra conciencia nos censura. Otro verso: "&iquest;Qui&eacute;n soportar&aacute; el esp&iacute;ritu angustiado?" (Pro.18:14), esto es la conciencia herida, &eacute;sta tumba el &aacute;nimo del hombre. La conciencia es la gu&iacute;a moral del hombre y est&aacute; colocada entre Dios y el hombre, por debajo de Dios y por encima del hombre.&nbsp; "En los cielos est&aacute; mi testigo" (Job 16:19), el patriarca se&ntilde;ala que su testigo est&aacute; por encima de &eacute;l mismo, el ap&oacute;stol agrega: "Mi conciencia me da testimonio en el Esp&iacute;ritu Santo." (Ro.9:1).&nbsp; Pablo dice aqu&iacute; que su conciencia sube a la presencia del Esp&iacute;ritu Santo.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;Debido a que la conciencia es la facultad que permite a los hombres juzgarse a s&iacute; mismo, se puede decir que en cierto sentido es un juez, o el representante de la Ley Moral del Creador dentro de uno. Es un juez, ya que dicta sentencia. Agrad&oacute;, pues, al Creador establecer un tribunal en el coraz&oacute;n de todo ser humano, lo cual tiene entre otros beneficios, darnos convicci&oacute;n de la existencia del Creador, ya que la fuerza de Su ley a menudo el hombre la siente en su ser interior; o que se levanta dentro de uno, y nos presiona al deber moral con el pr&oacute;jimo. En cuanto a sus funciones, el ministro ingl&eacute;s Brochmandus (S. XVII &ndash; UK) la describe as&iacute;: &ldquo;<em>Es una clase de razonamiento silencioso, cuya sentencia definitiva es recibida por alg&uacute;n sentimiento del coraz&oacute;n, donde aquellas cosas que son juzgadas como correctas y buenas son aprobadas con agrado, pero las cosas que son malas y perversas, desaprobadas con verg&uuml;enza y lamento. Dios la ha colocado en todos los hombre; parcialmente para ser juez y testimonio de la integridad con que el hombre fue criado y de la corrupci&oacute;n que sigui&oacute; al pecado; parcialmente que Dios tenga un tribunal levantado en el pecho de los hombres para acusar a los delincuentes o transgresores, y para excusar aquellos que hacen lo que es bueno y correcto</em>.&rdquo;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Educando la Conciencia</strong></p> <p style="text-align: justify;">En ciertas tribus del Amazona las personas en lugares p&uacute;blicos andan desnudas sin avergonzarse, pero cuando la civilizaci&oacute;n les llega, sus conciencias son educadas con la virtud del pudor y visten sus cuerpos. La Biblia es el manual de instrucci&oacute;n dado por el Creador al hombre para el entrenamiento moral necesario. As&iacute; que, no necesitamos las lecciones de los &uacute;ltimos experimentos que han desarrollado no pocos palabreros modernos. Como dijera un Cristiano, cuyo nombre ahora no recuerdo: &ldquo;No es en las aulas universitarias donde se gana o pierde la batalla moral que hemos de librar, sino en los corazones de los hombres. Ellos necesitan la Biblia en sus conciencias.&nbsp; Que puedan alcanzar un conocimiento comprensivo, &iacute;ntimo, y personal de la anchura de la Ley moral de Dios y sus respectivas aplicaciones a la vida diaria. Las lecciones para sus conciencias est&aacute;n s&oacute;lo en la Biblia. Si&nbsp; hemos de ser instrumentos de transformaci&oacute;n &eacute;tica, la Palabra del &Uacute;nico y Sabio Dios ha de estar atesorada en sus corazones.&rdquo;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;<strong>Educ&aacute;ndola Negativamente</strong>. &nbsp;La conciencia errada produce que algunos est&eacute;n sinceramente equivocados. Violar la conciencia es malo, y seguir la conciencia errada tambi&eacute;n, se condenan los pecadores voluntarios, y los sinceramente errados.&nbsp; Una conciencia mal educada puede ser llevada a sentir pecado en algo que no lo es. Si un sacerdote cat&oacute;lico honra la instituci&oacute;n del matrimonio siente que ha pecado. En ciertos grupos religiosos consideran la enfermedad como un castigo divino, y si el&nbsp; adventista come carne de cerdo&nbsp; o camarones siente que ha pecado; similar sentir de falta se da en algunos si toman cerveza o alcohol. &nbsp;Otros satanizan el uso de ciertos instrumentos musicales en la adoraci&oacute;n p&uacute;blica de la Iglesia local. Un vaso de vidrio se rompe si usted lo estrella en el concreto, como si tambi&eacute;n se le cae. Una conciencia mal educada pudiera poner al hombre en grave peligro, porque si no hay una conciencia recta, la piedad naufragar&iacute;a: &ldquo;Manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos.&rdquo; (1Ti.1:19). Hay un punto intermedio de seguridad y salvaci&oacute;n, educar y seguir nuestras conciencias con el Evangelio de Dios.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;<strong>Educ&aacute;ndola Positivamente</strong>. Consulta el deber, y no los resultados.&nbsp; Dios ha creado el ser humano con la facultad de buscar su propia felicidad, el hombre duerme y se levanta con el prop&oacute;sito de satisfacer este deseo innato de ser feliz.&nbsp; Pero tambi&eacute;n ha establecido la manera de ser feliz &nbsp;al alcanzar este bendito estado de dicha.&nbsp; Cristo nos dice como llegar a ser feliz: "Si sab&eacute;is estas cosas, bienaventurado (felices) ser&eacute;is si las hiciereis" (Juan 13:17).&nbsp; La felicidad est&aacute; reservada para quienes se doblan a la voluntad de Dios y obedecen el Evangelio.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;&nbsp;&nbsp; Guarda tu conciencia para que no sea violada y seguro que no ser&aacute;s infeliz.&nbsp; Hay dos tipos de personas en busca de la felicidad, el incr&eacute;dulo y el creyente, ambos desean ser llenados y estar satisfechos.&nbsp; El inconverso toma su propio camino, pero el cristiano toma el consejo de Dios, o educa su conciencia con las verdades del Evangelio.&nbsp; El hombre malo busca los resultados que le interesan, a&uacute;n tenga que violar su conciencia, pero el creyente buscar&iacute;a hacer su deber dado por el Se&ntilde;or y deja los resultados en manos de Dios, porque ha renunciado al pragmatismo religioso. El malo tiene lo suficiente de sus propios caminos cuando ello le haya llevado al infierno, pero el bueno tendr&aacute; lo suficiente cuando venga al disfrute de Dios.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;&nbsp; Por tanto, tu mayor inter&eacute;s y cuidado ha de ser conocer y hacer tu deber y dejar los resultados en manos del Se&ntilde;or.&nbsp; Dios es el Creador de la felicidad y no puedes alcanzarla ni encontrarla, si no sigues el consejo divino.&nbsp; Am&eacute;n.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=94 http://ibgracia.org/blog.html?id=94 La Luz Divina Aligera la Carga <p style="text-align: justify;">La humanidad exhibe destreza encomiable para distinguir los signos de la ecolog&iacute;a, la econom&iacute;a, meteorolog&iacute;a, sociolog&iacute;a, y otras tantas log&iacute;as, pero no los signos morales de nuestro tiempo. No est&aacute;n viendo lo contaminado que est&aacute; la &eacute;poca actual&nbsp; para clamar por el Salvador, pero s&iacute; saben con asombrosa precisi&oacute;n cuando ha de llover, la extinci&oacute;n de las especias, las tendencias de los mercados, asunto que ni les va ni les viene a la salud del alma. Aqu&iacute; caben las Palabras del Se&ntilde;or Jes&uacute;s: &ldquo;Sab&eacute;is distinguir el aspecto del cielo, &iexcl;m&aacute;s las se&ntilde;ales de los tiempos no pod&eacute;is!&rdquo; (Mt.16:3). De las palabras de Cristo se infiere: Que todo ser humano con buena conciencia se esforzar&aacute;, tanto como le sea posible, en conocer los signos morales de su propio tiempo.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Las personas corren con desespero tras la paz y seguridad. Lo cual no estar&iacute;a lejos si tan s&oacute;lo supieran que s&oacute;lo se alcanza agradando a Dios. Este agrado no es por curiosidad, sino discerniendo el mal de la &eacute;poca, evit&aacute;ndolo Y haciendo el bien. No necesitan ver un milagro para agradarlo. Si tan s&oacute;lo conocieran medianamente las Escrituras sabr&iacute;an que el deber presente es confiar en Dios, no demandarle. Lo &uacute;nico que puede hacer el pecador, en este sentido, es rogar. Pues, como dicen en mi pueblo: Si t&uacute; debes s&oacute;lo hay dos opciones: Paga o ruega. A Dios no pueden pagarle, s&oacute;lo resta el ruego.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Camino Iluminado</strong>. La luz es el ornamento de la Creaci&oacute;n, por eso se le compara con las verdades espirituales. Es tanta su hermosura que si atravesamos por tiempos de calamidad, pero de pronto somos iluminados con el conocimiento adecuado, la carga de los problemas se aligera y lo que ten&iacute;amos como amargura es endulzado por la luz. El prop&oacute;sito con el cual estudiamos la Palabra de Dios d&iacute;a tras d&iacute;a y semana tras semana, es para aligerar nuestras cargas, salvarnos de nuestros enemigos, resolver los problemas, enderezar nuestros pasos, y reformar nuestra conducta. Hay una sombra que constantemente nos persigue, por lo que debemos ser diestros en usar la luz del Esp&iacute;ritu, para cuando esa sombra se pose frente a uno, tengamos consigo la linterna de la Palabra de Dios y caminemos sin tropezar: &ldquo;Tenemos tambi&eacute;n la palabra prof&eacute;tica m&aacute;s segura, a la cual hac&eacute;is bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el d&iacute;a esclarezca y el lucero de la ma&ntilde;ana salga en vuestros corazones.&rdquo; (2Pe.1:19). Nos referimos a la sombra del fracaso. Pero si somos poseedores de la luz, no en la cabeza, sino en el alma, ni la mancha de la muerte podr&aacute; contaminarnos, y eso que el polvo de la muerte lo cubre todo. Nada en esta tierra escapa de las garras de la muerte; hasta las piedras se destruyen, s&oacute;lo la luz est&aacute; a salvo, ella ni envejece ni se corroe: &ldquo;Luz est&aacute; sembrada para el justo, Y alegr&iacute;a para los rectos de coraz&oacute;n.&rdquo; (Sal.97:11).</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Mire la direcci&oacute;n que Pablo dio a Timoteo para enfrentar el peligro: &ldquo;Tambi&eacute;n debes saber esto: que en los postreros d&iacute;as vendr&aacute;n tiempos peligrosos&hellip;M&aacute;s los malos hombres y los enga&ntilde;adores ir&aacute;n de mal en peor, enga&ntilde;ando y siendo enga&ntilde;ados&hellip; Pero persiste t&uacute; en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de qui&eacute;n has aprendido; y que desde la ni&ntilde;ez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvaci&oacute;n por la fe que es en Cristo Jes&uacute;s&rdquo; (2Tim.3:1, 13-15). Hay dos asuntos aqu&iacute;, por un lado, peligro de fracasar, y por el otro la soluci&oacute;n: Seguir la Biblia. No ser&aacute; el mejoramiento de la situaci&oacute;n econ&oacute;mica, ni un cambio de gobierno, ni siquiera el establecimiento de un orden justo y democr&aacute;tico lo que salvar&aacute; a los hombres de sus problemas y fracasos, sino el seguir fielmente los consejos b&iacute;blicos: &ldquo;Las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvaci&oacute;n por la fe que es en Cristo Jes&uacute;s&rdquo;. Otro remedio para resolver estos males, le har&aacute; olvidar su condici&oacute;n, que es pecador. Y si olvida eso, tampoco podr&aacute; ver la se&ntilde;al del cielo, que hay Gracia de salvaci&oacute;n. Note que Pablo no se dirige a un incr&eacute;dulo, el cual necesita salvarse, sino a un gran santo, Timoteo. &iquest;Por qu&eacute; a Timoteo? Porque es bueno para el Creyente. Las tinieblas de estos tiempos son muy densas, y necesitamos luz fuerte, resplandeciente para poder combatirla. Los fariseos y saduceos estuvieron tan ocupados en los asuntos terrenales que olvidaron su condici&oacute;n de naturaleza pecadora, y cuando les lleg&oacute; el remedio en Cristo, lo desecharon: &ldquo;Cuando anochece, dec&iacute;s: Buen tiempo; porque el cielo tiene arreboles. Y por la ma&ntilde;ana: Hoy habr&aacute; tempestad; porque tiene arreboles el cielo nublado&rdquo; (v2); ahora est&aacute;n tan interesados en las noticias y lo que acontece en el mundo, que se han olvidado de su propia condici&oacute;n, y como consecuencia son ignorantes de la mente y voluntad de Dios. Hay multitud de gente que pasan d&iacute;as enteros atentos a las noticias, e ignorando el efecto olvidadizo de su condici&oacute;n que les produce.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Deber de la oraci&oacute;n</strong>. Estamos extra&ntilde;ados de que el l&aacute;tigo divino no ha ca&iacute;do con m&aacute;s fuerza y frecuencia por la maldad imperante que se ve. En otras palabras que la conducta general de los hombres est&aacute; demandando de la justicia divina que haya un castigo, y uno pregunta qu&eacute; hacer frente a eso. Un caso: &ldquo;El d&iacute;a siguiente, toda la congregaci&oacute;n de los hijos de Israel murmur&oacute; contra Mois&eacute;s y Aar&oacute;n, diciendo: Vosotros hab&eacute;is dado muerte al pueblo de Jehov&aacute;&hellip; Apartaos de en medio de esta congregaci&oacute;n, y los consumir&eacute; en un momento. Y ellos se postraron sobre sus rostros. Y dijo Mois&eacute;s a Aar&oacute;n: Toma el incensario, y pon en &eacute;l fuego del altar, y sobre &eacute;l pon incienso, y ve pronto a la congregaci&oacute;n, y haz expiaci&oacute;n por ellos, porque el furor ha salido de la presencia de Jehov&aacute;; la mortandad ha comenzado. Entonces tom&oacute; Aar&oacute;n el incensario, como Mois&eacute;s dijo, y corri&oacute; en medio de la congregaci&oacute;n; y he aqu&iacute; que la mortandad hab&iacute;a comenzado en el pueblo; y &eacute;l puso incienso, e hizo expiaci&oacute;n por el pueblo, y se puso entre los muertos y los vivos; y ces&oacute; la mortandad&rdquo; (Num.16:41, 45-48). La oraci&oacute;n libr&oacute; del castigo. O que tiempos de peligro son tiempos de oraci&oacute;n. Am&eacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=93 http://ibgracia.org/blog.html?id=93 ÉTICA CRISTIANA <p style="text-align: justify;">La &eacute;tica cristiana presupone o asume dos asuntos fundamentales: la existencia de Dios, y la autoridad de las Santas Escrituras como revelaci&oacute;n de Su mente y voluntad. Dicho con otras palabras: <em>que hay un s&oacute;lo Dios Verdadero, Inmortal, Sabio e Invisible, y se ha revelado a S&iacute; mismo</em>. En relaci&oacute;n con la conducta humana, significa que tenemos absolutos morales, y por tanto &Eacute;tica, o lo que es lo mismo, un deber moral innato. As&iacute; que: la &eacute;tica es ese deber moral innato en todo ser humano.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Por tanto, si la existencia de Dios es negada, entonces la moralidad y la &eacute;tica autom&aacute;ticamente desaparecen; la conducta humana caer&iacute;a bajo la esclavitud de un relativismo moral interminable. All&iacute; quitarle la vida bajo anestesia a un ni&ntilde;o de tres a&ntilde;os porque sea paral&iacute;tico (Eutanasia de hoy d&iacute;a), pudiera ser visto como un bien moral. Necesitamos, pues, una &eacute;tica de valores morales absolutos, que regule la conducta rec&iacute;proca de los hombres, o que mis deberes ciudadanos no sean establecidos por estad&iacute;sticas que pueden ser manipuladas para probar cualquier cosa, sino por la verdad, equidad y compasi&oacute;n del car&aacute;cter del Creador.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Su naturaleza</strong></p> <p style="text-align: justify;">El fundamento de la &Eacute;tica queda establecido en las palabras del Se&ntilde;or Jesucristo: &ldquo;Todo cuanto quer&aacute;is que os hagan los hombres, as&iacute; tambi&eacute;n haced vosotros con ellos&rdquo; (Mt.7:12). Este precepto es la regla de la vida.</p> <p style="text-align: justify;">Su <strong>primer </strong>componente es la verdad, porque nadie se miente a s&iacute; mismo, la conversaci&oacute;n interna o en nuestras mentes es sincera, franca, veraz; de manera intencional no nos mentimos a nosotros mismos; aunque si nos auto enga&ntilde;amos cuando tenemos una perspectiva errada de la realidad, lo cual es com&uacute;n en nosotros los humanos.</p> <p style="text-align: justify;">Un <strong>segundo </strong>componente es la justicia o equidad, pues delante de la Ley de Dios todos los hombres son iguales, y los iguales no tienen poder de autoridad entre ellos. No soy juez de mi pr&oacute;jimo.</p> <p style="text-align: justify;">El <strong>tercer </strong>componente es la bondad, porque nadie es difamador ni cruel consigo mismo. En resumen, la &eacute;tica es como una mesa de tres patas: Verdad, justicia y bondad. Cualquiera de estas columnas que falte, la mesa se cae. Vamos a abundar un poco m&aacute;s sobre estos elementos.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>&nbsp;</strong></p> <h3 style="text-align: justify;">Elementos de la &eacute;tica evang&eacute;lica cristiana</h3> <h4 style="text-align: justify;">La verdad</h4> <p style="text-align: justify;">Previo a definir la verdad en la comunicaci&oacute;n, es necesario explicar la mentira y el error. La mentira es una disociaci&oacute;n entre lo que se piensa y lo que se dice, o lo que se dice con lo que se hace. Una persona miente al declarar que tiene cuarenta a&ntilde;os de edad, cuando &eacute;l sabe en su interior que tiene cincuenta. Si nuestro hablar no est&aacute; de acuerdo con nuestro entendimiento, es mentira; aunque est&eacute; en conformidad con la esencia del asunto en cuesti&oacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Un ejemplo de hablar y vivir una mentira es este: &laquo;<em>Una persona que vive como si tuviera los ingresos que &eacute;l sabe no tiene. Se le oye hablar y suena a que s&iacute; tiene esa posici&oacute;n econ&oacute;mica y trata de vivir en esa apariencia, enga&ntilde;ando a los otros</em>&raquo;. A diferencia del error o falsedad, que es una disociaci&oacute;n entre lo que se piensa y la realidad, por ejemplo, el ni&ntilde;o dice ser superm&aacute;n; &iquest;est&aacute; mintiendo? No, est&aacute; en un error.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">En su naturaleza, la verdad es <em>la conformidad de nuestras expresiones a la esencia de las cosas, o a nuestro entendimiento o comprensi&oacute;n de esas cosas</em>. Por cierto, que acarrear&iacute;a culpa cuando un comunicador dispone de los medios necesarios para conocer la esencia de un asunto, pero no hace uso de ello, o que por negligencia difunde rumores como si fueran verdad.</p> <h4 style="text-align: justify;">La justicia</h4> <p style="text-align: justify;">Definir esta virtud es dif&iacute;cil por su amplia aplicaci&oacute;n, y en la &eacute;poca que nos ha tocado vivir se dificulta a&uacute;n m&aacute;s entenderla y aplicarla. Su definici&oacute;n b&iacute;blica y aplicable a todo trato con nuestro pr&oacute;jimo es dada en la regla que dio el Se&ntilde;or Jesucristo: "Todas las cosas que quer&aacute;is que los hombres hablen de vosotros, as&iacute; tambi&eacute;n&nbsp; hablad vosotros de ellos". Esto es, habla de los otros lo que t&uacute; esperas que ellos hablen de ti en iguales circunstancias. En sentido general y humano, <em>Hablar con justicia es aquella virtud del alma que inclina al hombre a hablar de su pr&oacute;jimo con bondad y sin enga&ntilde;o</em>. Lo que se conoce como el hacer una buena construcci&oacute;n de las intenciones del pr&oacute;jimo. Esta justicia es un h&aacute;bito de mente que nos dispone a decir del otro lo que es debido o es nuestro deber por amor a Dios.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">La fuente donde ha de brotar esta santa virtud es el deseo de ser bueno como Dios es bueno. El buen hombre guiado por la equidad todo lo cree, o que acepta como sana la intenci&oacute;n del otro, mientras las evidencias no testifiquen lo contrario. Es un h&aacute;bito mental, no una acci&oacute;n aislada, sino de una regla general de vida. Justicia es equivalente a equidad, rectitud, honradez, honestidad, amante de lo honesto y decente. Es alguien que procura de coraz&oacute;n mostrarse a los dem&aacute;s como lo que dice ser, un hombre de coraz&oacute;n justo. Un ladr&oacute;n no debe ser nombrado custodio de los bienes del Estado. Eso ser&iacute;a may&uacute;scula injusticia; ni a un hombre de mente injusta d&aacute;rsele cabida en los medios de comunicaci&oacute;n social.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <h4 style="text-align: justify;">La bondad</h4> <p style="text-align: justify;">Oiga este mandamiento del Se&ntilde;or nuestro Dios: &ldquo;Amar&aacute;s a tu pr&oacute;jimo como a ti mismo&rdquo; (Mt. 22:39). El amor o bondad a nuestro pr&oacute;jimo es algo que se discierne con facilidad, o que el amor me dice lo que es bueno para m&iacute;, y si es bueno para ti, d&aacute;selo a tu pr&oacute;jimo. As&iacute; que, en la &eacute;tica, ejercer bondad es una regla bien sencilla: <em>Lo que T&uacute; quieres que se diga de ti, tanto en p&uacute;blico como en privado, dilo de tu pr&oacute;jimo</em>. Esta no es una tarea f&aacute;cil, y quienes se comprometan a este virtuoso esfuerzo pudieran ser llamados con propiedad como nuestros l&iacute;deres modernos.</p> <h3 style="text-align: justify;">En breve</h3> <p style="text-align: justify;">No necesitamos las lecciones de los &uacute;ltimos experimentos que han desarrollado no pocos palabreros modernos. El Creador nunca da un encargo sin darnos los medios para cumplirlo. Y una de las asunciones b&aacute;sicas en el fomento de la &eacute;tica es que Dios, en Su bendita Gracia, nos ha dado los instrumentos para este deber. Como dijera un cristiano:</p> <p style="text-align: justify;">&ldquo;<em>No es en las aulas universitarias donde se gana o pierde la batalla moral que hemos de librar, sino en los corazones de nuestros maestros religiosos. Si aspiramos a una &eacute;tica nacional, entonces ellos necesitan la Biblia en sus conciencias, porque fuera del juicio justo y perfecto de Dios, todo se reduce a opiniones, y &iquest;qui&eacute;n va a determinar si tu opini&oacute;n es mejor que la m&iacute;a? No hay manera de hacerlo en justicia; las opiniones son &ldquo;eso&rdquo;, opiniones o meras ideas personales. Que con la regla b&iacute;blica alcance un conocimiento comprensivo, &iacute;ntimo, y personal de la anchura de la Ley moral de Dios y sus respectivas aplicaciones a la vida diaria, que su comunicar sea informativo y formativo. Las lecciones para sus conciencias est&aacute;n s&oacute;lo en la Biblia. Si han de ser instrumentos de transformaci&oacute;n &eacute;tica, la Palabra del &Uacute;nico y Sabio Dios ha de estar atesorada en sus corazones</em>&rdquo;. &nbsp;Am&eacute;n.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=92 http://ibgracia.org/blog.html?id=92 Perfil del Miembro de una Iglesia <p>Recordemos que estamos describiendo el perfil de un Cristiano como miembro de una Iglesia local de Cristo, cuando decimos local, significamos, localizada en un lugar determinado de la geograf&iacute;a terr&aacute;quea. Eso es dicho as&iacute;: &ldquo;Y perseveraban en la doctrina de los ap&oacute;stoles, en la comuni&oacute;n unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones&rdquo; (v42). Una traducci&oacute;n literal, no tanto teol&oacute;gica, ser&iacute;a as&iacute;: &ldquo;Y estaban ocupados asiduamente en recibir las ense&ntilde;anzas de los ap&oacute;stoles y en la comuni&oacute;n en el partimiento del pan y en las oraciones&rdquo;. Se describen, pues, tres asuntos: Ense&ntilde;ados en las doctrinas apost&oacute;licas, la comuni&oacute;n con sus hermanos en la participaci&oacute;n de la Santa cena, y presentes en los servicios de oraci&oacute;n. No decimos que si alguien hace estas actividades es un Cristiano, no; lo que decimos es que con estas actividades la Biblia describe lo que hace un miembro de la Iglesia local de Cristo. No decimos que si una fruta pintada de rojo es una cereza, no; lo que decimos es que&nbsp; la cereza es roja. La idea es que en general, la vida eclesi&aacute;stica de un hijo de Dios, o de todo el que ha nacido de nuevo se resume as&iacute;: <em>Son fieles asistentes a los cultos de predicaci&oacute;n, Santa Cena y oraci&oacute;n de su Congregaci&oacute;n</em>.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Instruidos en las ense&ntilde;anzas b&iacute;blicas</strong>: &ldquo;Perseveraban en la doctrina de los ap&oacute;stoles&rdquo;. Al leer el pasaje uno nota que era un ambiente eclesi&aacute;stico, o que estas actividades eran desarrolladas, no en los hogares privados de los hermanos, sino en la Iglesia de Jerusal&eacute;n; puesto en lenguaje presente, que estaban siempre presentes en los servicios de predicaci&oacute;n y ense&ntilde;anzas en la Iglesia. No abandonaron, ni dejaron de ir sin causa a los cultos, sino que siempre estuvieron presentes y perseveraron, o que la perseverancia en la fe y la asistencia a los cultos est&aacute;n divinamente unidas. Enfoquemos el buen ejemplo de David, quien por causa, fuera de su control, tuvo que dejar de asistir a los servicios en el templo, o que por una providencia fue privado de los privilegios de la Casa de Dios, y esto le hac&iacute;a llorar: &ldquo;Mi alma anhela y aun desea ardientemente los atrios de Jehov&aacute;. Mi coraz&oacute;n y mi carne cantan con gozo al Dios vivo&ldquo;(Sal.84:2). Era un hijo de Dios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>La palabra perseverar (Gr. Proskartereo), es traducida en otro lugar como asiduo en el ejercicio de una actividad. Un caso: &ldquo;Pues por esto pag&aacute;is tambi&eacute;n los tributos, porque son servidores de Dios que atienden <strong>continuamente</strong> a esto mismo&rdquo; (Ro.13:6); continuamente aqu&iacute; es la misma que all&iacute; es traducida como perseverar; la idea es la siguiente. Si alguien fuese hoy a las doce de la noche a pagar sus impuestos, no podr&aacute; hacerlo, est&aacute;n durmiendo. El gobierno tiene un horario especial para eso, que si lo hace en ese horario podr&aacute;s pagar. Del mismo modo la Iglesia local tiene un horario pre establecido para los servicios de ense&ntilde;anzas, y todo aquel que ha recibido la Palabra de Cristo en su coraz&oacute;n es movido por el Esp&iacute;ritu de Gracia a estar presente en tales servicios. M&aacute;s a&uacute;n, que Dios lo ha dise&ntilde;ado como un tiempo donde concede especial audiencia y bendici&oacute;n sobre Su pueblo, &oacute;igalo: &ldquo;Agrad&oacute; a Dios salvar a los Creyentes por la locura de la predicaci&oacute;n&rdquo; (1Co.1:21). Toda predicaci&oacute;n fiel es buena y conveniente, y esta predicaci&oacute;n en la Iglesia es mejor y m&aacute;s efectiva, no por la destreza de los predicadores, sino que el Se&ntilde;or lo ha decretado as&iacute;.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>La comuni&oacute;n</strong>. Leo: &ldquo;Perseveraban en la comuni&oacute;n unos con otros, en el partimiento del pan&rdquo;. Esta palabra comuni&oacute;n (Gr. koinonia) es muy rica en su significado y puede ser aplicada a diferentes situaciones afines, y corresponde m&aacute;s menos a nuestros t&eacute;rminos comunidad, comunicaci&oacute;n, contribuci&oacute;n; de modo que apropiadamente puede ser aplicado a una comunidad de bienes, tal como se describe m&aacute;s adelante: &ldquo;Y todos los que cre&iacute;an se reun&iacute;an y ten&iacute;an todas las cosas en com&uacute;n&rdquo; (Hech.2:44). Incluye, pues, participaci&oacute;n mutua de la misma comida, sea esta comida de &iacute;ndole social o eclesi&aacute;stica. Al expandir la idea de comuni&oacute;n por lo que revela este pasaje tocante a la Iglesia primitiva, uno infiere que hab&iacute;a intimidad entre ellos, o que aprovechan cualquier situaci&oacute;n que produjera el estar juntos con los hermanos, y que al convertirse aquellos hombres y mujeres dejaron atr&aacute;s sus &iacute;ntimos en el mundo, y en lo adelante sus amigos eran los hermanos en la Iglesia.</p> <p>Ser&iacute;a un defecto de comuni&oacute;n cristiana que un miembro prefiera tener comuni&oacute;n con los incr&eacute;dulos en menosprecio de juntarse con los hermanos, tal proceder entrar&iacute;a en contradicci&oacute;n con la gu&iacute;a de fe, pues si alguno es nueva criatura&nbsp; en Cristo &eacute;l ha dejado el mundo para ser parte del cuerpo m&iacute;stico del Se&ntilde;or que es Su Iglesia. Hubo comuni&oacute;n de unos con otros, grupo con grupos, familias con familias, pero todas esas ramas ten&iacute;an un tronco de convergencia u origen: &ldquo;En el partimiento del pan&rdquo;. Comuni&oacute;n tambi&eacute;n abarca el intercambio de limosnas o actos de caridad, o&nbsp; cualquier acto de benevolencia a los hermanos, n&oacute;tese: &ldquo;Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una <strong>ofrenda</strong> para los pobres de entre los santos que est&aacute;n en Jerusal&eacute;n&ldquo;(Ro.15:26). Comuni&oacute;n es compartir.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>La Oraci&oacute;n</strong>. El quehacer de la Iglesia es dicho as&iacute;: &ldquo;Y perseveraban en la doctrina de los ap&oacute;stoles, en la comuni&oacute;n unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones&rdquo;. El car&aacute;cter devocional de todos estos servicios es indicado por esta frase: &ldquo;Y perseveraban en las oraciones&rdquo;. Instrucciones, comidas, sociabilidad y comuni&oacute;n sin oraciones deja de ser un acto de devoci&oacute;n a Cristo, o no ser&iacute;a un acto devocional o teol&oacute;gico, sino secular. As&iacute; que, las oraciones p&uacute;blicas coronan todos los deberes eclesi&aacute;sticos, o son lo que pone el sello piadoso. Las oraciones de la Iglesia eran de &iacute;ndole com&uacute;n. Cuando uno dice la comunidad fue censada, la idea es que todos los ciudadanos de esa comunidad fueron censados; entonces cuando dice que la oraci&oacute;n p&uacute;blica de la Iglesia cristiana es com&uacute;n, ser&iacute;a que todos los miembros han de estar presente en ese servicio a Cristo. Es un servicio a Cristo. Los dominicanos que emigran a USA gastan el mes trabajando, ahorran dinero y lo env&iacute;an a su pa&iacute;s para ir preparando el regreso a su tierra. De la misma manera un miembro de la Iglesia es instruido por las doctrinas apost&oacute;licas, practica comuni&oacute;n con sus hermanos y luego se re&uacute;ne con ellos para ir enviando a la patria celestial el fruto de su trabajo e ir preparando su viaje al Para&iacute;so.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Es necesario, pues, que cada miembro est&eacute; presente en los servicios de oraci&oacute;n los mi&eacute;rcoles, porque eso aligera la carga de sus hermanos. Si la asistencia a estos servicios es escasa, los que vienen son contagiados con des&aacute;nimo, el orar se les hace m&aacute;s pesado, en cambio si vienen todos los hermanos, hay gozo colectivo y est&iacute;mulo para servir, o que la carga de oraci&oacute;n p&uacute;blica se aligera al repartirse entre m&aacute;s hombros que sostienen el peso espiritual de tal actividad. Nos parece que esto se infiere del pasaje y es confirmado por nuestra experiencia: &ldquo;Ellos perseveraban un&aacute;nimes en el templo d&iacute;a tras d&iacute;a, y partiendo el pan casa por casa, participaban de la comida con alegr&iacute;a y con sencillez de coraz&oacute;n,&nbsp; alabando a Dios y teniendo el favor de todo el pueblo&ldquo;(v46-47). No s&eacute; como opera esto en el m&eacute;todo divino, pero parece cierto que tu presencia en los cultos influye en la salvaci&oacute;n de otros: &ldquo;Y el Se&ntilde;or a&ntilde;ad&iacute;a diariamente a su n&uacute;mero los que hab&iacute;an de ser salvos&rdquo; (v48).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;Vimos &nbsp;la descripci&oacute;n de puesto o perfil para todo miembro de una Iglesia local del Se&ntilde;or Jesucristo. &nbsp;Un miembro: <strong>Es</strong> aquel hombre o mujer que recibe a Cristo por fe, y es hecho hijo de Dios. Lo que <strong>hace</strong>: Practica una vida eclesi&aacute;stica: Persevera en las doctrinas apost&oacute;licas; en la comuni&oacute;n con sus hermanos, y siempre presente en los servicios de oraci&oacute;n p&uacute;blica. Aqu&iacute; hacemos coro con la oraci&oacute;n de Lutero: <em>&iexcl;!!Dios nos ayude. Am&eacute;n.</em></p> http://ibgracia.org/blog.html?id=91 http://ibgracia.org/blog.html?id=91 El gozo de Cristo en salvar Pecadores <h3>Antes de la creaci&oacute;n</h3> <p>Leemos: &ldquo;Jehov&aacute; me pose&iacute;a en el principio, Ya de antiguo, antes de sus obras&hellip;&nbsp; Con &eacute;l estaba yo orden&aacute;ndolo todo, Y era su delicia de d&iacute;a en d&iacute;a, Teniendo solaz delante de &eacute;l en todo tiempo. Me regocijo en la parte habitable de su tierra; Y mis delicias son con los hijos de los hombres&rdquo;, (Pr. 8:22, 30-31). El pasaje habla de la sabidur&iacute;a, la cual es Cristo, y denota varios asuntos: que entre el Padre y Cristo hab&iacute;a mutua complacencia. Que se deleitaban en salvar pecadores &ndash;&ldquo;los hijos de los hombres&rdquo;&ndash;. Que tal deleite no fue por los &aacute;ngeles, ni el mundo, ni nada dentro del universo. As&iacute; que como uno deleita su mente con el manjar, para luego disfrutarlo a&uacute;n m&aacute;s al comerlo, si hubo deleite en el plan de salvaci&oacute;n, mucho m&aacute;s en la ejecuci&oacute;n.</p> <h3>Durante Su ministerio terrenal</h3> <p>&ldquo;He descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envi&oacute;&hellip; y yo les doy vida eterna; y no perecer&aacute;n jam&aacute;s, ni nadie las arrebatar&aacute; de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos&rdquo; (Jn. 6:38, 10:28-30). Son uno en naturaleza, mucho m&aacute;s en voluntad. El coraz&oacute;n, poder y voluntad del Padre y del Hijo es uno solo. N&oacute;tese que cita dos asuntos a favor de los pecadores que salva: la voluntad del Padre, y Su poder. Y a&uacute;n m&aacute;s, hay en &Eacute;l dos excelentes ingredientes: m&aacute;s que deseoso de recibir a los pecadores, y que nadie puede arrebatarlos de Su mano. De manera que ellos no solo tienen a su favor dos personas comprometidas con su salvaci&oacute;n, sino que adem&aacute;s nadie es mayor que ellos. Todo poder en los Cielos y en la tierra asegura la salvaci&oacute;n de los que son de la fe en Jes&uacute;s.</p> <h3>En su andar por las calles</h3> <p>Su diligencia en salvar fue tan notoria que desde muy temprano en su ministerio se le identific&oacute; como amigo de gente mala: &ldquo;Y todo el pueblo y los publicanos, cuando lo oyeron, justificaron a Dios, bautiz&aacute;ndose con el bautismo de Juan&hellip; Vino el Hijo del Hombre, que come y bebe, y dec&iacute;s: Este es un hombre comil&oacute;n y bebedor de vino, amigo de publicanos y de pecadores&hellip; Se acercaban a Jes&uacute;s todos los publicanos y pecadores para o&iacute;rle&hellip; Y sucedi&oacute; que un var&oacute;n llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico&hellip; Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento&rdquo; (Lc. 7:29,34, 15:1,19:2). Los recib&iacute;a, y a&uacute;n recibe, con particular entusiasmo.</p> <h3>Su gozo en salvar</h3> <p>Por medio de par&aacute;bolas y de manera expl&iacute;cita, &nbsp;Jes&uacute;s proclam&oacute; su deleite en perdonar los pecadores que conf&iacute;an en &Eacute;l: &ldquo;No os regocij&eacute;is de que los esp&iacute;ritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres est&aacute;n escritos en los cielos. En aquella misma hora Jes&uacute;s se regocij&oacute; en el Esp&iacute;ritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Se&ntilde;or del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los ni&ntilde;os. S&iacute;, Padre, porque as&iacute; te agrad&oacute;&rdquo; (Lc. 10:20-21). No se regocij&oacute; por el &eacute;xito de sus&nbsp; ministerios, sino en que ellos mismos eran salvos, por la sencilla raz&oacute;n de que la voluntad del Padre y la Suya propia es perdonar pecadores.</p> <p>&nbsp;</p> <h3>El testimonio del Esp&iacute;ritu Santo</h3> <p>En esto traeremos la profec&iacute;a que dijo el Esp&iacute;ritu de Dios en el Antiguo Testamento, y Su testimonio ahora en el Nuevo Pacto. Leemos: &ldquo;Y no ense&ntilde;ar&aacute; m&aacute;s ninguno a su pr&oacute;jimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehov&aacute;; porque todos me conocer&aacute;n, desde el m&aacute;s peque&ntilde;o de ellos hasta el m&aacute;s grande, dice Jehov&aacute;; porque perdonar&eacute; la maldad de ellos, y no me acordar&eacute; m&aacute;s de su pecado. As&iacute; ha dicho Jehov&aacute;, que da el sol para luz del d&iacute;a, las leyes de la luna y de las estrellas para luz de la noche, que parte el mar, y braman sus ondas; Jehov&aacute; de los ej&eacute;rcitos es su nombre: Si faltaren estas leyes delante de m&iacute;, dice Jehov&aacute;, tambi&eacute;n la descendencia de Israel faltar&aacute; para no ser naci&oacute;n delante de m&iacute; eternamente. (Jer. 31:34-36). Mientras haya sol y luna cada d&iacute;a, tambi&eacute;n la voz de Cristo saldr&aacute; a perdonar los pecadores que le vean como el Mes&iacute;as. De ah&iacute; que mandase antes de ascender a predicar la paz de Dios a todo ser humano mientras se encuentre sobre este mundo. Si un rey, l&iacute;der o gobernante es traicionado, quiz&aacute;s sea movido a&nbsp; perdonar, pero no pueden salvar; en cambio Jes&uacute;s perdona y salva. El Esp&iacute;ritu testifica: &ldquo;A &eacute;ste, Dios ha exaltado con su diestra por Pr&iacute;ncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perd&oacute;n de pecados. Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y tambi&eacute;n el Esp&iacute;ritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen&rdquo; (Hch. 5:31-32).</p> <h3>Nuestro gozo</h3> <p>Si somos de Cristo, se espera que seamos tan diligentes como &Eacute;l en buscar a los perdidos. Tengo para decirte que lo que mantiene a los hombres y mujeres del mundo lejos de la salvaci&oacute;n es que no conocen la mente y coraz&oacute;n del Se&ntilde;or Jes&uacute;s. Si lo conocieran, de seguro que le entregar&iacute;an sus corazones para que los salve. Jes&uacute;s se alegra m&aacute;s en nosotros que nosotros en &Eacute;l. Por eso se dice que predicar el Evangelio no es tan dif&iacute;cil, siempre y cuando la persona haya experimentado ese cambio que da Cristo Jes&uacute;s, nuestro Hermoso Salvador. Por tanto, desde hoy mismo sal a testificarle a la gente del amor de Cristo por ti; no nos cansemos de ense&ntilde;ar cu&aacute;l es el coraz&oacute;n de Cristo. Nuestros p&uacute;lpitos no est&aacute;n dise&ntilde;ados para latigar, sino para proclamar el eterno mensaje, o un medio de gracia y salvaci&oacute;n.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Por tanto, cuando te asalten dudas sobre tu salvaci&oacute;n, ve a la Cruz y podr&aacute;s leer este letrero divino:&nbsp; No dudes, porque nuestro Dios se deleita en salvar. Am&eacute;n.&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=90 http://ibgracia.org/blog.html?id=90 Los Gays traen un Mensaje Profético <p style="text-align: justify;"><strong>Un Desenfreno</strong>. La Biblia define la sodom&iacute;a as&iacute;: &ldquo;Habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza&rdquo; (Jud.1:7); enfocamos la expresi&oacute;n &ldquo;vicios contra naturaleza&rdquo;. Las palabras en el original dicen &ldquo;carne extra&ntilde;a&rdquo;, u otra carne. Su significado es que para el deleite sexual se proveyeron de otra carne diferente a la que el Creador provey&oacute; para eso. Ellos abusaron o utilizaron para el sexo una carne que Dios hab&iacute;a dise&ntilde;ado, no para eso, sino para otro uso. Dios nunca mand&oacute; que var&oacute;n y var&oacute;n, o hembra y hembra hicieran tal cosa. S&oacute;lo var&oacute;n y hembra son una sola carne. Cris&oacute;stomo comentando Ro.1:27 dice: &ldquo;Por ordenanza divina el matrimonio hace de dos una sola carne, ambos sexos en uno, pero la inmundicia sodomita la misma carne la divide en dos&rdquo;.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Las Escrituras mencionan dos veces lo de carne extra&ntilde;a: Sobre la primera dice: &ldquo;No tendr&aacute;s c&oacute;pula con ning&uacute;n animal, contamin&aacute;ndote con &eacute;l; ni mujer alguna se pondr&aacute; delante de un animal para tener c&oacute;pula con &eacute;l. Eso es una abominaci&oacute;n&hellip; Si alguno tiene c&oacute;pula con un animal, morir&aacute; irremisiblemente. Matar&eacute;is tambi&eacute;n al animal&rdquo; (Lev.18:23; 20:15); eso es algo de otra carne, y es notable que aun el animal que no puede pecar, en aquel tiempo fue &nbsp;mandado a matarlo. En esto, Calvino agrega: &ldquo;<em>El Se&ntilde;or muestra cu&aacute;n grande aborrecimiento siente por este pecado, que un animal indefenso que no puede pecar ni provocarlo es castigado con la muerte</em>.&rdquo; La otra es llamada sodom&iacute;a, cometida con personas de su propio sexo: &ldquo;Los hombres, dejando las relaciones naturales con la mujer, se encendieron en sus pasiones desordenadas unos con otros, cometiendo actos vergonzosos, hombres con hombres, y recibiendo en s&iacute; mismos la retribuci&oacute;n que corresponde a su extrav&iacute;o&rdquo; (Ro.1:27).</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>En lo Actual</strong>. Cuando hablamos de este desagradable tema, y traemos estas citas b&iacute;blicas e hist&oacute;ricas, nuestras mentes se trasladan al pasado y una figura abominable de Sodoma se levanta en la imaginaci&oacute;n. Pero no vayamos muy lejos, hoy d&iacute;a se est&aacute; viendo eso con inusitada frecuencia, no hay un d&iacute;a en que los peri&oacute;dicos no traigan una informaci&oacute;n relacionada con el avance de la sodom&iacute;a, no para condenarlo, sino con el fin intencional o no, de mercadeo o que se haga tan com&uacute;n que nos parezca algo natural, una simple inclinaci&oacute;n sexual. Al punto que para hacerlo potable le han cambiado el nombre, y ahora se le denomina, &ldquo;gay.&rdquo; En a&ntilde;os pasados un comentarista de TV en USA fue despedido de una planta televisora, por decir en p&uacute;blico que la sodom&iacute;a era un pecado. Los homosexuales escribieron a la direcci&oacute;n quej&aacute;ndose y el periodista fue despedido. El senado de USA ha estado debatiendo la admisi&oacute;n de homosexuales en las filas del ej&eacute;rcito. El primer ministro de Austria ha empezado a cultivar una imagen homosexual con el fin de atraer los votos de los sodomitas en aquel pa&iacute;s. En la ciudad de Sto. Dgo hubo un congreso panamericano del derecho de la mujer, y en nuestras calles sodomitas y lesbianas hicieron un desfile para que el mundo sepa que ellos est&aacute;n ah&iacute;, y que tienen derechos como si fueran una minor&iacute;a &eacute;tnica semejante a los africanos o asi&aacute;ticos. Si no estamos en los tiempos del fin, un juicio del cielo contra la fornicaci&oacute;n y la sodom&iacute;a no se tarda. Est&aacute;n en todos los estratos de la sociedad, y en los pa&iacute;ses m&aacute;s desarrollados es peor. Hace unos a&ntilde;os que se public&oacute; que en la guardia real inglesa el 20% de los soldados era homosexual.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Un Mensaje</strong>. La abundancia de este pecado es signo de una gran actividad diab&oacute;lica sobre la tierra. Una de las obras preferidas del diablo es inducir los hombres a concentrarse en las cosas terrenales y que se olviden de Dios: &ldquo;Porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres&rdquo; (Mt.16:23). Y eso ser&aacute; uno de los signos de la aproximaci&oacute;n del final de esta tierra. El escritor divino lo revela aun m&aacute;s claro en otro lugar: &ldquo;&iexcl;Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo&rdquo; (Apo.12:12); en particular ser&iacute;a, que la actividad homosexual sobre el planeta se ha de incrementar a medida que se acerca el regreso de nuestro Se&ntilde;or Y Salvador Jesucristo. Este pecado siempre ha existido en el mundo, pero al final ser&aacute; epid&eacute;mico, o porque no, moralmente pand&eacute;mico. Si una piedra comienza a rodar cuesta abajo no se detendr&aacute; hasta el fondo. Los sodomitas cada d&iacute;a ir&aacute;n de mal en peor.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">As&iacute; que, nuestro Salvador revela a Su pueblo las caracter&iacute;sticas prevalecientes en la &eacute;poca previa al fin del mundo o al Regreso glorioso del Hijo de Dios. En parte nos dice que habr&aacute; una gran semejanza entre los tiempos que vivi&oacute; Lot y el tiempo final. Decimos en parte, pues los tiempos de No&eacute; aportan informaci&oacute;n adicional al cuadro escatol&oacute;gico pertinente. Siendo as&iacute;, no debe ser dif&iacute;cil determinar la aproximaci&oacute;n del juicio final al ver &nbsp;que esas semejanzas est&eacute;n ocurriendo. M&aacute;s aun, que las causas que trajeron juicio divino sobre la tierra fue tal inmoralidad. De donde se infiere que el reloj que marca el castigo del cielo sobre los moradores de la tierra no es cronol&oacute;gico, sino moral. La inmoralidad de los hombres atraer&aacute; ruina y destrucci&oacute;n, de modo que el a&ntilde;o 2020 o cualquier otro como fecha, significa poco con relaci&oacute;n al fin del mundo, no es el paso del sol sobre el planeta o la cuenta de los d&iacute;as lo que mueve la justicia del Creador sobre sus criaturas racionales, sino la manera como ellas viven.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">En los d&iacute;as de Lot hubo un desenfreno moral en los hombres, para que en la venida de Cristo se combinaran ambos cuadros de maldad: &ldquo;Como fue en los d&iacute;as de No&eacute;, as&iacute; ser&aacute; en los d&iacute;as del Hijo del Hombre&hellip; Asimismo como sucedi&oacute; en los d&iacute;as de Lot&hellip; M&aacute;s el d&iacute;a que Lot sali&oacute; de Sodoma, llovi&oacute; del cielo fuego y azufre y los destruyo a todos&rdquo; (Lc.17:26, 28-29); ser&aacute;n tiempos moralmente intolerables. En breve: Que la actividad sodomita o el orgullo gay, como se le ha denominado, traen un claro mensaje: El regreso glorioso de nuestro Se&ntilde;or y Salvador Jesucristo est&aacute; cerca. Mucho m&aacute;s cerca de cuando cre&iacute;mos. Pero tristemente, para ellos es una Venida de Juicio por su pecado no arrepentido.&nbsp; Son dignos de compasi&oacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p><strong>Conclusi&oacute;n</strong>. Aun para ellos no todo es un mal reporte, la Biblia trae una buena y salv&iacute;fica noticia para los gays. El Se&ntilde;or Jes&uacute;s lo promete: &ldquo;Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia ser&aacute; perdonado a los hombres&rdquo; (Mt.12:31). Y Pablo testifica haber visto homosexuales trasformados por la Gracia: &ldquo;&iquest;No sab&eacute;is que los afeminados, ni los que se echan con varones, heredar&aacute;n el reino de Dios&rdquo;? (v9-10). Y a seguidas agrega de muchos perdonados: &ldquo;Y esto erais algunos; mas ya hab&eacute;is sido lavados, ya hab&eacute;is sido santificados, ya hab&eacute;is sido justificados en el nombre del Se&ntilde;or Jes&uacute;s, y por el Esp&iacute;ritu de nuestro Dios&rdquo; (1Co 6:9-11). Repito, pues, la hermosura de esta divina promesa: &ldquo;Todo pecado y blasfemia ser&aacute; perdonado a los hombres.&rdquo;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Nuestro Cristo se deleita en salvar al imp&iacute;o que cree. Am&eacute;n.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=89 http://ibgracia.org/blog.html?id=89 El Orden Bíblico para Elegir Pastores <p><strong>Principio Regulador</strong>. Los pastores son escogidos de la masa de Creyentes en la Iglesia. Pregunta: &iquest;C&oacute;mo se hace eso? El principio b&iacute;blico regulativo dice as&iacute;: &ldquo;Todo cuanto quer&aacute;is que os hagan los hombres, as&iacute; tambi&eacute;n haced vosotros con ellos&hellip; Amaras a tu pr&oacute;jimo como a ti mismo&rdquo; (Mat. 7:12; 19:19). De donde se infiere que todos somos iguales, y los iguales no tienen poder de autoridad espiritual entre ellos, porque son iguales. Esto significa, que si un hermano ha empezado un estudio b&iacute;blico, y ha ganado otros para Cristo, aun cuando lo estuviera instruyendo en la fe, no debiera hacerse a s&iacute; mismo pastor sobre los otros, porque son iguales. El Se&ntilde;or de la Iglesia es Cristo, y solo El pone en el oficio a Sus ministros.</p> <p><strong>El Llamado al Ministerio</strong></p> <p>Hemos de ver en las Escrituras las cualidades de este llamado, que en general es doble, interno y externo.</p> <p><strong>Llamado Interno</strong>. El aspirante debe estar seguro que es un ministro, que Cristo le ha dado la capacidad y el deseo de serlo, como lo dice el profeta: &ldquo;A Jerusal&eacute;n: &ldquo;Os dar&eacute; un mensajero de buenas nuevas" (Is. 41:27); dar&aacute; el oficio, y designar&aacute; la persona. El llamado interno se caracteriza por esa inclinaci&oacute;n que el hombre siente de servir a Dios en eso: &ldquo;Si alguno aspira al cargo de obispo, buena obra desea hacer&rdquo; (1 Ti.3:1); el obrero anhelar&iacute;a ser pastor.</p> <p>Pero no s&oacute;lo pone el deseo interno, sino que tambi&eacute;n capacita: &ldquo;El cual tambi&eacute;n nos hizo suficientes como ministros de un Nuevo Pacto&rdquo; (2 Cor .3:6). Los dones y cualidades de un hombre son parte de las credenciales de que Cristo lo ha puesto en ese oficio. Cuando se iba a erigir el Tabern&aacute;culo Dios capacit&oacute; dos artesanos para la obra de construcci&oacute;n, Bezaleel y Aholiab (Ex. 35:30-35). Si el Esp&iacute;ritu de Dios capacit&oacute; estos dos hombres para el Tabern&aacute;culo material, cuanto m&aacute;s lo har&aacute; para las labores espirituales. En esto habr&aacute; un gran comp&aacute;s de diferencias en grados de capacidad, pero todos deben por lo menos ser capaces de ense&ntilde;ar, lo m&iacute;nimo es tener el don de la ense&ntilde;anza: &ldquo;Doy gracias al que me fortaleci&oacute;, a Cristo Jes&uacute;s nuestro Se&ntilde;or, porque me tuvo por fiel al ponerme en el ministerio&rdquo; (1 Tim.1:12); la palabra fortaleci&oacute; aqu&iacute; se puede traducir como capacit&oacute;. El aspirante ha de tener ambas cosas, el anhelo y la capacidad como prueba del llamado interno.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Este llamado interno es necesario, pero no suficiente. <strong>El llamado externo</strong> es un privilegio dado por Cristo a Su Iglesia. Esto puede ser probado, ya que el consentimiento y sufragio de la Congregaci&oacute;n es requerido en el establecimiento de todos los oficios. Para un ap&oacute;stol, cuando Mat&iacute;as sustituy&oacute; a Judas: &ldquo;Los hermanos, que reunidos eran como ciento veinte ... Echaron suertes sobre ellos, y la suerte cay&oacute; sobre Mat&iacute;as, quien fue contado con los once ap&oacute;stoles&rdquo; (Hch. 1:15,26). Para elegir pastores o ancianos: &ldquo;Y despu&eacute;s de haber constituido ancianos para ellos en cada iglesia y de haber orado con ayunos, los encomendaron al Se&ntilde;or en quien hab&iacute;an cre&iacute;do&rdquo; (Hch. 14:23), esto es, que hubo all&iacute; un sufragio popular. Para elegir di&aacute;conos: &ldquo;Escoged, pues, hermanos, de entre vosotros a siete hombres que sean de buen testimonio, llenos del Esp&iacute;ritu y de sabidur&iacute;a, a quienes pondremos sobre esta tarea&rdquo; (Hch. 6:3). De modo, que nisiquiera los ap&oacute;stoles se atrevieron a poner o quitar pastores en la Iglesia de Cristo, porque el llamado externo de estos siervos es un derecho exclusivo del pueblo Cristiano. As&iacute; como pongo en movimiento mi cuerpo para beber agua, de la misma manera Cristo emplea Su Cuerpo local, la Iglesia, para poner pastores. &Uacute;nicamente Ella tiene ese encargo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Timoteo y Tito fueron apartados de la masa de sus respectivas Congregaciones. Esto es, que todos son Cristianos, pero no todos pastores. El ejemplo mayor: &ldquo;Y nadie toma esta honra para s&iacute;, sino porque ha sido llamado por Dios, como lo fue Aar&oacute;n. As&iacute; tambi&eacute;n Cristo no se glorific&oacute; a s&iacute; mismo para ser hecho sumo sacerdote, sino que le glorific&oacute; el que le dijo: Hijo m&iacute;o eres t&uacute;; yo te he engendrado hoy&rdquo; (Heb. 5:4). Debe haber un llamado. Jes&uacute;s mismo no ministr&oacute; p&uacute;blicamente, hasta que fue declarado por el Padre como el profeta del mundo, y aun El tuvo confirmaci&oacute;n del cielo como ungido por el Padre para su ministerio p&uacute;blico como ministro de Dios. Hubo una ordenaci&oacute;n p&uacute;blica para el inicio de Su ministerio: &ldquo;Y cuando Jes&uacute;s fue bautizado, en seguida subi&oacute; del agua, y he aqu&iacute; los cielos le fueron abiertos, y vio al Esp&iacute;ritu de Dios que descend&iacute;a como paloma y ven&iacute;a sobre &eacute;l. Y he aqu&iacute;, una voz de los cielos dec&iacute;a: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia&rdquo; (Mat. 3:16-17). La Santa Trinidad, el ministro Juan y la gente estuvieron presente en Su acto de ordenaci&oacute;n. No estamos diciendo que no podemos predicar de manera p&uacute;blica o privada el Evangelio, no; lo que significamos es, que nadie puede ser llamado ministro del Evangelio o pastor hasta que haya un llamado divino, conforme a las Escrituras y confirmado por una Congregaci&oacute;n local. Pablo y Bernab&eacute; fueron llamados desde el mismo Cielo, y confirmados por la Iglesia de Antioqu&iacute;a, esa es la idea que deseamos transmitir.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mire como lo dice Pablo a Timoteo: &ldquo;Si alguien anhela el obispado, desea buena obra. Entonces es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospitalario, apto para ense&ntilde;ar; no dado al vino; no violento, sino amable; no contencioso ni amante del dinero&hellip; &rdquo; (1 Tim.3:1-3). Pregunta: &iquest;A los ojos de qui&eacute;n debe ser irreprensible? Respondemos, a los ojos de la Iglesia, lo cual se infiere del propio pasaje, note: &ldquo;Tambi&eacute;n debe tener buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en el reproche y la trampa del diablo&rdquo; (v7). Las cualidades anteriores es a los ojos de la Congregaci&oacute;n local, y &ldquo;tambi&eacute;n&rdquo; buen testimonio con las personas que residen en esa comunidad en particular. La evaluaci&oacute;n inicial pertenece al juicio de la Iglesia local. Acentuamos, que Cristo no ha dado m&aacute;s requisitos para este santo oficio, que no sean los de Su Palabra.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Conclusi&oacute;n</strong>. Las Santas Escrituras establecen, pues, un llamado interno y uno externo para la colocaci&oacute;n de los pastores como siervos de Dios en el ministerio de una Iglesia local; de lo contrario aplicar&iacute;a la queja del Se&ntilde;or por medio del profeta: &ldquo;No los he llamado.&rdquo; Que no sea as&iacute; con ninguno de nosotros. Am&eacute;n.&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=88 http://ibgracia.org/blog.html?id=88 Recompensa de la Santificación <p style="text-align: justify;">Dios a veces se agrada con nosotros sobre los t&eacute;rminos de vida y muerte, para que podamos agradarnos a nosotros mismos en servirle. Es cierto que s&oacute;lo mirar las recompensas de la piedad ser&iacute;a una bajeza, pues es poner lo espiritual al servicio de los deseos carnales, cuando debiera ser lo contrario. No se trata de eso, sino parte de los acuerdos de la Gracia salv&iacute;fica.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;&nbsp; <strong>Resolviendo la duda</strong>. Enfoquemos este texto: &ldquo;Si viv&iacute;s conforme a la carne, morir&eacute;is; mas si por el Esp&iacute;ritu hac&eacute;is morir las obras de la carne, vivir&eacute;is&rdquo; (Ro 8:13). Se promete recompensar la obediencia. La duda en el caso presente se levanta por un error sobre los t&eacute;rminos de la recompensa, pues la vida prometida aqu&iacute; es el ver, amar, disfrutar, adorar y alabar a Dios, Dios mismo como la porci&oacute;n del Creyente.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Pregunta</strong>: &iquest;Es una falta tener este prop&oacute;sito?</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">De seguro que no, la objeci&oacute;n es v&aacute;lida para aquellos que esperan un cielo carnal tal como los jud&iacute;os aguardaban un Mes&iacute;as carnal. Ahora bien, el vers&iacute;culo y lo aqu&iacute; expuesto es un asunto de fe, y por tanto no puede ser el combustible de la hipocres&iacute;a. Quienes buscan el agrado de la carne, no pueden mortificar sus deseos por amor a Dios; m&aacute;s tarde o m&aacute;s temprano manifestar&aacute;n su simulaci&oacute;n o fingimiento. Nuestro ser se puede expresar de tres maneras: El coraz&oacute;n habla por los pensamientos. Los pensamientos hablan por la boca. El cuerpo habla por los hechos; los hip&oacute;critas no pueden permanecer ocultos en una sociedad espiritual.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Forma y fondo</strong>. De todos modos, debemos distinguir entre la raz&oacute;n de una forma, y la raz&oacute;n de un motivo. Primero amamos a Dios por sus beneficios y esos beneficios act&uacute;an como motivos para aumentar el amor; pero despu&eacute;s lo amamos por sus excelencias. Nos hemos acercado al Se&ntilde;or porque &eacute;l es bueno, misericordioso; confesamos y nos apartamos de nuestros pecados porque El nos ofrece perd&oacute;n: &ldquo;En ti hay perd&oacute;n para que seas reverenciado&rdquo; (Sal.130:4). Aprovechamos el perd&oacute;n y luego vendr&aacute; lo m&aacute;s noble y virtuoso, el ser reverentes. Mientras m&aacute;s se aborrezca el pecado, m&aacute;s vida espiritual tendremos, m&aacute;s conoceremos a Dios, m&aacute;s disfrutaremos de &Eacute;l y m&aacute;s odiaremos el mal.&nbsp; Es pues, muy conveniente hacer uso de esta promesa. Y Pablo lo dice en otro lugar con estas palabras: &ldquo;Lejos est&eacute; de m&iacute; gloriarme, sino en la cruz de nuestro Se&ntilde;or Jesucristo&rdquo; (Ga.6:14); su gloria fue la bondad de Dios en Cristo, o ser beneficiado con la cruz.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Un hombre carnal piensa que si se entrega a este curso de existencia, no podr&aacute; disfrutar m&aacute;s ning&uacute;n momento de alegr&iacute;a. Ahora bien, cuando la carne pinta la vida espiritual en blanco y negro, a lo sumo en gris claro, es bueno reflexionar sobre la gloriosa vida que se nos ofrece; los hermosos colores de esta creaci&oacute;n se har&aacute;n como blanco y negro frente a los sublimes excelentes y gloriosos perfumados colores de la vida celestial.&nbsp; La vida en Cristo es diferente a las fiestas terrenales, pues en el Se&ntilde;or "el buen vino es para el final" (Jn.2:10). Satan&aacute;s pone las mejores comodidades al principio, pero lo peor viene despu&eacute;s. Cristo nos disciplina los primeros a&ntilde;os, como hacen los padres con sus hijos, pero despu&eacute;s las cosas vienen mejor, herederos de todos sus tesoros. Cuando venga la hora de la muerte experimentar&aacute;s que no te doler&aacute;s haber rehusado agradar la carne y el pecado; por tanto, no consideres solamente el presente, sino lo que ser&aacute; al final:&nbsp; &ldquo;Porque la tristeza, que es seg&uacute;n Dios produce arrepentimiento para salvaci&oacute;n, de que no hay que arrepentirse&rdquo; (2Co.7:10) Muchos se han lamentado de su alegr&iacute;a carnal, pero nunca de su tristeza piadosa. As&iacute; que, es muy conveniente que consideremos la recompensa para ser estimulados a la mortificaci&oacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">La excelencia de esta vida sobre todas las otras vidas puede ser vista por simple comparaci&oacute;n de la vida natural con la espiritual.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;&nbsp; <strong>La vida natural</strong>: La vida eterna es mucho m&aacute;s gloriosa por la duraci&oacute;n, es para siempre jam&aacute;s; all&aacute; nuestros a&ntilde;os no tendr&aacute;n fin.&nbsp; All&iacute; viviremos con Dios, quien es todo en todo para nosotros:&rdquo;Dios para Israel&rdquo; (1Cro.17:24); como si Dios se hubiese hecho Dios &ldquo;para&rdquo; Sus redimidos. Tendremos cuerpo y alma gloriosa, incorruptible; la vida presente es la vida de nuestras manos, porque con mucho trabajo y esfuerzo conseguimos las provisiones necesarias para el sustento; el contentamiento presente es muy bajo en comparaci&oacute;n con el celestial; dice el resumen de esta vida: "Las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras destruir&aacute; Dios" (2Co.6:13). Aqu&iacute; nos cansamos, pero all&aacute; no. Aqu&iacute; la vida es muerte desde el nacimiento; all&aacute; es vida desde el mismo d&iacute;a del comienzo, el d&iacute;a de la eternidad.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;&nbsp; <strong>La vida espiritual</strong>: La natural es buena, y la otra es bendita y perfecta. Mire usted como es la piadosa en esta vida, y conste que la &nbsp;espiritual es la m&aacute;s excelente de todas las vidas que pueden ser conocidas en este mundo, oiga la sentencia divina: "Los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jes&uacute;s padecer&aacute;n persecuci&oacute;n" (2Ti.3:12); aunque todas las heridas son curadas, las postillas permanecen, y si no las postillas la cicatriz que afea la piel. En cambio lo que dice de la vida gloriosa: "Como est&aacute; escrito: Cosas que ojo no vio ni o&iacute;do oy&oacute;, que ni han surgido en el coraz&oacute;n del hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman" (1Co.2:9). Cuando Cristo ascendi&oacute; a los cielos envi&oacute; Su Santo Esp&iacute;ritu para que nos llevara a donde Cristo est&aacute;, y la gran preparaci&oacute;n para ese bendito estado es por la mortificaci&oacute;n de la carne con sus pasiones y deseos, o lo que es lo mismo la santificaci&oacute;n de vida.&nbsp; Mientras m&aacute;s r&aacute;pido es este hecho, m&aacute;s conocidos y preparados estaremos. Por tanto, este motivo es suficiente y muy poderoso. Otro vers&iacute;culo que indica el poder de la recompensa sobre la obediencia. Enfocamos: &ldquo;Por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente&rdquo; (1Ti.4:10). Pablo no rehus&oacute; una obediencia sufrida, porque esperaba la recompensa en Gracia. No por m&eacute;ritos propios, sino de pura Gracia.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Conclusi&oacute;n: Procuremos traer a menudo a nuestra memoria pensamientos del mundo prometido</strong>. &ldquo;Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos que os absteng&aacute;is de los deseos carnales que batallan contra el alma&rdquo; (1Pe.2:11). Para tu felicidad no necesitas las ollas de carne de Egipto, recuerda que tus pasos por este desierto indican est&aacute;s yendo a una tierra que fluye leche y miel. Por tanto, cuando los enemigos del pecado quieran montarse contigo en el carro que te conduce del mundo a la gloria, a sus primeros intentos en abordarte le dir&aacute;s como el profeta: "Las apartar&aacute;s como trapo asqueroso (o trapo de mujer menstruosa). &iexcl;Sal fuera! les dir&aacute;s" (Isa.30:22). El pecado debe ser aborrecido, desde su primer comienzo, y eso por esta sencilla raz&oacute;n: Porque amamos la vida y aborrecemos la muerte. Am&eacute;n.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=87 http://ibgracia.org/blog.html?id=87 Autoestima del Cristiano <p style="text-align: justify;">Esos instintos tienen un solo objetivo: la preservaci&oacute;n del hombre, o que el Yo fue hecho para ser el centro de mi vida individual. Mis instintos defienden mi Yo. Cada hombre debe cuidar su propia existencia. La condici&oacute;n de ayudar a otros ser&aacute; cuando se tenga el poder de hacerlo. As&iacute; lo experimentamos y as&iacute; lo ense&ntilde;a la Biblia; n&oacute;tese: &ldquo;Amar&aacute;s a tu PR&Oacute;JIMO como a ti mismo&rdquo; (Mar.12:31); esto es, YO antes que el otro. Uno m&aacute;s: &ldquo;Hagamos bien a todos seg&uacute;n tengamos oportunidad, y especialmente a los de la familia de la fe&rdquo; (Gal.6:10), esto es, a los nuestros antes que a los otros. La observaci&oacute;n o consideraci&oacute;n de los instintos naturales revelan <em>que Dios en Su infinita sabidur&iacute;a hizo al hombre para que en muchos aspectos fuese el centro del Universo</em>.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Mensaje de los sentimientos</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p style="text-align: justify;">En la mente humana est&aacute; plantada la facultad de autoconsideraci&oacute;n. No es una facultad pensante, sino de simple sentir involuntario. Como la esperanza, o el amor, o la conciencia, o el temor, la <em>Autoestima</em> natural en todo hombre es un fuerte sentimiento, y su tipo y fuerza depende de ciertos sentimientos peculiares. O que aun siendo Autoestima, no siempre son iguales ni tienen la misma fuerza; sino depender&aacute; de las condiciones e impulso que uno reciba en el entendimiento. Un caso: &ldquo;Sa&uacute;l se enfureci&oacute;, pues este dicho le desagrad&oacute;, y dijo: Han atribuido a David diez miles, pero a m&iacute; me han atribuido miles. &iquest;Y qu&eacute; m&aacute;s le falta sino el reino?&rdquo; (1 Sam.18:8). Se enfureci&oacute; porque su Autoestima fue herida. Esta facultad tiene diferentes tipos, grados y fuerza. No todas son iguales. El idioma de Sa&uacute;l fue hebreo, si se le hubiese hablado en espa&ntilde;ol, no reaccionar&iacute;a igual. El entendimiento despierta la Autoestima.</p> <p><span style="text-decoration: underline;">&nbsp;</span></p> <p style="text-align: justify;">Ahora bien, cuando uno nace, recibe mente y cuerpo, y no somos responsables de las diferentes proporciones con que nacimos. No somos responsables de nuestras debilidades o deformidades, ni del tama&ntilde;o ni la forma de nuestros miembros; pero s&iacute; somos responsables de su uso, sea bueno o malo. M&aacute;s a&uacute;n, tambi&eacute;n somos responsables del entrenamiento o h&aacute;bito que le demos. Aun cuando la Autoestima tiene diferentes tipos y grados, y que es algo instintivo, no obstante, y sabiendo que entra por el entendimiento, somos responsables de c&oacute;mo la eduquemos y en qu&eacute; manera la hagamos reaccionar.</p> <p>&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">El Se&ntilde;or nos manda a restringir algunas de sus partes, y desarrollar otras, de tal modo que nuestra Autoestima sea evang&eacute;lica. Oig&aacute;moslo: &ldquo;En virtud de la Gracia que me ha sido dada, digo a cada uno de vosotros que no piense m&aacute;s alto de s&iacute; que lo que debe pensar, sino que piense con buen juicio&rdquo; (Ro.12:3).</p> <p>&nbsp;</p> <p><span style="text-decoration: underline;">&ldquo;A</span><em><span style="text-decoration: underline;">un cuando la Autoestima tiene diferentes tipos y grados, somos responsables de c&oacute;mo la eduquemos y en qu&eacute; manera la hagamos reaccionar&rdquo;. </span></em></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Autoestima negativa</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p style="text-align: justify;">Enfocamos: &ldquo;Dos hombres subieron al templo a orar&hellip; El fariseo&hellip; Oraba para s&iacute; de esta manera: &ldquo;Dios, te doy gracias porque no soy como los dem&aacute;s hombres: estafadores, injustos, ad&uacute;lteros; ni aun como este recaudador de impuestos. &ldquo;Yo ayuno dos veces por semana; doy el diezmo de todo lo que gano&rdquo; (Luc.18:10-11).&nbsp;El fariseo subi&oacute; al Templo a orar, y estando all&iacute; mir&oacute; a su alrededor a otros que tambi&eacute;n adoraban; no vio a Dios, por eso no pidi&oacute; nada, sino que estuvo satisfecho en s&iacute; mismo, o en lo que era y pose&iacute;a. La Autoestima negativa le hizo ver que era rico sin carencia alguna. No vio necesidad de perd&oacute;n ni de Gracia.</p> <p>La autoestima de este fariseo es <a href="http://www.monografias.com/trabajos16">la misma</a> de la psicolog&iacute;a moderna; la definen as&iacute;: &ldquo;<em>Autoestima es la capacidad desarrollable de experimentar nuestra existencia, de confiar en nosotros mismos para lograr&nbsp;objetivos, independientemente de las limitaciones que podamos tener</em>&rdquo;. Tal cual el fariseo no necesita a Dios. La autoestima del fariseo fue sentirse bien, aun cuando no ten&iacute;a m&eacute;ritos ni causa alguna para sentirlo. En la portada de la famosa revista americana, &ldquo;<em>Newsweek</em>&rdquo; (Feb. 1992), la Autoestima de la psicolog&iacute;a moderna fue titulada as&iacute;: "<em>La maldici&oacute;n de la Autoestima o lo que est&aacute; mal con el Movimiento de sentirse bien</em>". Como alguien ha indicado: &ldquo;<em>Los dioses del materialismo nos urgen a poner nuestra seguridad y Autoestima en ellos. Pero tan pronto como uno lo haga, ah&iacute; mismo perdemos la seguridad, y al Dios &Uacute;nico y verdadero</em>&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Autoestima Evang&eacute;lica</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p style="text-align: justify;">En otra versi&oacute;n dice as&iacute;: &ldquo;Digo, pues, por la Gracia que me es dada, a cada cual que est&aacute; entre vosotros, que no tenga m&aacute;s alto concepto de s&iacute; que el que debe tener, sino que piense de s&iacute; con <span style="text-decoration: underline;">cordura</span>, conforme a la medida de fe que Dios reparti&oacute; a cada uno&rdquo; (Ro.12:3 RV60). El ministro del SXIX, Henry Ward, la comenta as&iacute;: &ldquo;<em>Esta palabra &ldquo;cordura&rdquo; en el NT, cuando es aplicada a la mente, m&aacute;s que a la conducta y moralidad, significa la seriedad y el sentir del estado de &aacute;nimo que surge en uno, cuando es inspirado por un prop&oacute;sito moral, a diferencia del descuido y superficialidad que se experimenta cuando no estamos bajo la influencia de la verdad y buena conciencia</em>&rdquo;.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Una mente sobria o en cordura, es cuando la persona piensa y mide las cosas con buen juicio, y conocimiento. En tal caso decimos: &ldquo;Fulano est&aacute; en sus cabales&rdquo;, o &ldquo;est&aacute; pensando bien&rdquo;. El asunto que nos concierne no queda ah&iacute;, pues el escritor divino agrega:&nbsp;&ldquo;Conforme a la medida de fe que Dios reparti&oacute; a cada uno&rdquo; (v.3). Seg&uacute;n el grado de conocimiento o madurez en la fe que cada uno tenga. En la vida cristiana nada puede ser bien hecho sin cordura o sobriedad. Bajo esta Gracia ser&iacute;amos resguardados del mal influjo de la vanidad y el orgullo. Es juicio desapasionado, aunque no del todo desapasionado, sino de lo carnal.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">La Autoestima del ser humano, como ser inmortal, no consiste tanto en su capacidad intelectual y poderes con que fue dotado en su creaci&oacute;n, sino m&aacute;s bien en su capacidad de excelencia moral, y su poder para imitar las perfecciones del Se&ntilde;or, lo cual es revelado as&iacute;: &ldquo;Sabemos que cuando Cristo se manifieste, seremos semejantes a El&hellip; Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados; y andad en amor&rdquo; (1Jn.32:2; Ef.5:1).</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Un contraste</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p style="text-align: justify;">Es incuestionable que Satan&aacute;s es inteligent&iacute;simo, culto, diestro, con grandes riquezas como ning&uacute;n hombre pueda tener, y adem&aacute;s domina sobre millones de personas. El diablo tiene autoestima, animal, terrenal, diab&oacute;lica; pero nunca podr&aacute; ser feliz, estado al cual pueden y alcanzar&aacute;n los verdaderos Cristianos. El diablo es un ser profundamente degradado.</p> <p>&nbsp;</p> <p><span style="text-decoration: underline;">&ldquo;</span><em><span style="text-decoration: underline;">La Autoestima del hombre descansa en su capacidad de excelencia moral, y su imitaci&oacute;n de las perfecciones del Se&ntilde;or&rdquo;.</span></em></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Su composici&oacute;n y Orden</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p style="text-align: justify;">La verdadera Autoestima se compone de dos elementos: Identidad y posesi&oacute;n. Los intelectuales y ricos de la tierra, por lo general, tienen una alta Autoestima, cual los diablos, aunque falsa y degradante de la naturaleza humana. En el caso de los Creyentes esa identidad es ser hijos de Dios en Cristo, y la posesi&oacute;n, ser morada del Esp&iacute;ritu de Gracia. Alguien la ha definido con estas palabras: &ldquo;<em>La Autoestima cristiana o verdadera, es el resultado de la aplicaci&oacute;n de principios morales correctos, con santos sentimientos, que nos permitir&iacute;an asimilar y reflejar el car&aacute;cter del m&aacute;s Alto, m&aacute;s Bueno y Hermoso de todos los seres. El car&aacute;cter del &Uacute;nico Hombre Perfecto, nuestro Se&ntilde;or y Salvador Jesucristo</em>&rdquo;. Se trata de un fruto, resultado o efecto. Requiere nuestra colaboraci&oacute;n o el uso de nuestro buen juicio; n&oacute;tese: &ldquo;Digo a cada uno de vosotros que no piense m&aacute;s alto de s&iacute; que lo que debe pensar, sino que piense con buen juicio, seg&uacute;n la medida de fe que Dios ha distribuido a cada uno&rdquo; (v3). Se puede ver que en esta evaluaci&oacute;n hay una negaci&oacute;n: &ldquo;No piense m&aacute;s alto de s&iacute; que lo que debe pensar&rdquo;.</p> <p>Pon el debido cuidado sobre el estado espiritual de tu alma, cuando pienses con agrado, encanto o satisfacci&oacute;n de ti mismo, o posesiones. Y una afirmaci&oacute;n: &ldquo;Que s&iacute; piense con buen juicio&rdquo;. Este ejercicio requiere una obra de cuidado o estudio. Y es lo contrario a ese descuido y superficialidad que se experimenta cuando no estamos bajo la influencia de la Gracia divina.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Conclusi&oacute;n</strong>:</p> <p>&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Si los deberes son antes que la Autoestima, y as&iacute; son, entonces hay que ser &uacute;til para ser estimado. Todas las personas aspiran que su memoria no sea puesta en olvido, y que de alg&uacute;n modo sea recordada con estima y agrado. En el Reino de Cristo, no hay manera que eso suceda que no sea por medio de una vida de utilidad al pueblo santo. Am&eacute;n.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=86 http://ibgracia.org/blog.html?id=86 Obesidad Moderna en la Profecía <p>Quien esto escribe se inclina a pensar que esa obesidad <em>in crescendo </em>es como una se&ntilde;al prof&eacute;tica que estar&iacute;a indicando la proximidad del Regreso de nuestro Salvador, y as&iacute; lo pienso por estas Escrituras; de un lado: &ldquo;He aqu&iacute;, esta fue la iniquidad de tu hermana Sodoma: &hellip; Abundancia de pan y completa ociosidad tuvieron ella y sus hijas&rdquo; (Ez.16:49). Los habitantes de Sodoma le daban tanta complacencia a los pedidos de la carne que viv&iacute;an con el est&oacute;mago hinchado de comida; abusaron de su prosperidad. Y por el otro lado:&nbsp;&ldquo;Lo mismo que ocurri&oacute; en los d&iacute;as de Lot: com&iacute;an, beb&iacute;an,&hellip;. El d&iacute;a en que Lot sali&oacute; de Sodoma. Lo mismo acontecer&aacute; el d&iacute;a en que el Hijo del Hombre sea revelado&rdquo; (Lc. 17:28).&nbsp;Entiendo que la profec&iacute;a del NT apunta a un desenfreno en el comer, a medida que se acerque el Regreso de Cristo. En otras palabras, que si bien es cierto que la obesidad es una enfermedad, tambi&eacute;n pudiera ser para nosotros una se&ntilde;al prof&eacute;tica.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>La llanura de Sodoma fue como el Jard&iacute;n de Dios, y ellos lo convirtieron en fuente de pecaminosidad. En este pecado se nota de nuevo lo que se ha dicho en m&aacute;s que otra oportunidad, que para los tiempos antes del fin del mundo la humanidad experimentar&iacute;a una prosperidad material como nunca antes, y habiendo tanta iniquidad ser&aacute; muy dif&iacute;cil de manejar adecuadamente, y los hombres tropezar&aacute;n con lo que debi&oacute; haberlos llevado a ser agradecidos con el Creador. Si miramos con cuidado el pasaje, notaremos que el autor divino quiere darnos ese mensaje de advertencia: &ldquo;Orgullo, abundancia de pan y despreocupada tranquilidad tuvieron ella y sus hijas. Pero ella no dio la mano al pobre y al necesitado&rdquo; (Ez.16:49). La lista empieza con el pecado del orgullo y termina con falta de misericordia, el bien le fue un lazo de juicio a sus almas. As&iacute; tambi&eacute;n habla el salmista: &ldquo;S&eacute;ales una trampa la mesa que tienen delante; lo que es para bien, s&eacute;ales tropiezo&rdquo; (Sal. 69:22); la mesa bien provista les fue una ratonera. No es coincidencia que la sodom&iacute;a y la obesidad se vean en el mundo para la misma &eacute;poca. En meses recientes alguien ha dicho que el desperdicio diario de comida que se ve en la ciudad de New York es suficiente para erradicar la hambruna que azota algunos pa&iacute;ses africanos. Creo no exagerar cuando veo esos tres pecados concurriendo en nuestro mundo: Sodom&iacute;a, obesidad e inmisericordia. No digo que toda obesidad sea carnalidad, pero hay una obesidad pecaminosa.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Los israelitas se alimentaron con carne de pr&iacute;ncipes y pan de &aacute;ngeles. Perm&iacute;tasenos decirlo en lenguaje figurado. Su salsa ten&iacute;a vidrio molido y se cortaron sus gargantas, o que llega un momento en que la abundancia de pan trae consigo una salsa que mata, si uno se pasa de ese l&iacute;mite, los condimentos atacan el h&iacute;gado. Un caso: &ldquo;No sea que cuando comas y te sacies, cuando edifiques buenas casas y las habites, cuando se multipliquen tus vacas y tus ovejas, cuando se multipliquen la plata y el oro, y cuando se multiplique todo lo que tienes, entonces se llegue a enaltecer tu coraz&oacute;n y te olvides de Jehov&aacute; tu Dios&rdquo;(Dt. 8:12,14). La abundancia de comida es una bendici&oacute;n muy dif&iacute;cil de manejar sin hacer da&ntilde;o al alma. Eso fue lo ocurrido a Sodoma y lo que entendemos ha de ocurrir en los tiempos antes del fin del mundo. Recordemos que Cristo no nos manda a pedir variedad de comida, ni exquisiteces, ni abundancia de vino, sino que nuestra oraci&oacute;n debe ser simplemente esta: &ldquo;Danos el pan de cada d&iacute;a&rdquo;.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Hay ocasiones donde el Se&ntilde;or abre Su bondadosa mano de manera palpable para ciertas personas, pero estos abusan de tales bendiciones y el prop&oacute;sito final de hacerles mayor bien es frustrado por el abuso. La abundancia de pan los mata. Esta abundancia mal manejada es un veneno mortal para el hombre incr&eacute;dulo, la ruina de muchos ha venido por tal abuso. David lo pone as&iacute;: "Sea su convite delante de ellos por lazo, y lo que es para bien, por tropiezo" (Sal. 69:22). Cuando viene esta clase de juicio es por causa de uno de los mayores disgustos del Se&ntilde;or, por eso es mejor ser abatido por la mayor tormenta del alma, y no disfrutar la calma de un hombre incr&eacute;dulo con una mesa bien provista.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Alg&uacute;n d&iacute;a los Creyentes que pasan por no poca necesidad ver&aacute;n la gran misericordia de Dios en darles escasez como instrumentos de salvaci&oacute;n, y en aquel d&iacute;a sus bocas se le llenar&aacute;n de sinceras alabanzas: &ldquo;Al &uacute;nico y sabio Dios&rdquo;. En cambio, mientras un incr&eacute;dulo m&aacute;s disfrute de las cosas de este mundo, m&aacute;s se separa de Dios y provoca Su disgusto, y el Cielo lo abandona al peor enemigo, su codicia y Satan&aacute;s. El mal no est&aacute; en la abundancia de pan, sino en violar las reglas que Dios ha impuesto para su uso. La abundancia de pan tiene efectos secundarios da&ntilde;inos, eso ense&ntilde;a la historia de Sodoma y Gomorra, y es una advertencia a nosotros que estamos entrando en los inicios de los tiempos del fin. Al menos, eso me inclino a pensar.</p> <p>&nbsp;<strong>&nbsp;&nbsp;</strong></p> <p><strong>La abundancia de pan inclina los hombres a un desprecio de Dios.</strong></p> <p>Es este uno de los m&aacute;s odiosos pecados, pues se trata de ser ingrato al Creador porque este le ha dado notoria prosperidad. Lo cierto es que la abundancia de pan es una fuerte tentaci&oacute;n a la incredulidad; el exceso de bienes sin la Gracia que lo dirija ser&iacute;a un lazo para el alma: "No me des riquezas. No sea que me sacie, y te niegue, y diga: &iquest;Qui&eacute;n es Jehov&aacute;?" (Pr. 30:9). El coraz&oacute;n carnal se caracteriza por atribuir todo a segundas causas, como si la suerte dirigiera el universo y no Dios, como si la naturaleza fuese m&aacute;s bondadosa que el Se&ntilde;or.&nbsp;Es sabio y santo el consejo dado por Mois&eacute;s a Israel: "Cu&iacute;date de no olvidarte de Jehov&aacute;, que te sac&oacute; de la tierra de Egipto" (Dt. 6:10). El olvido de Dios en la abundancia de pan no ser&aacute; de mala voluntad, sino que el simple descuido lo saca de nuestras memorias, y el beneficio de servirle en gratitud tambi&eacute;n se va.</p> <p>&nbsp;</p> <p>El car&aacute;cter de un coraz&oacute;n carnal es sentenciado as&iacute;: "Infatuados, amadores de los deleites m&aacute;s que de Dios" (2 Ti. 3:4). La abundancia de pan es un combustible para buscar la saciedad del alma en el mundo y no en el Creador ,a quien debemos amar y servir con todas las fuerzas de nuestro ser. Como alguien ha se&ntilde;alado: <em>si el alma no hace el cuerpo celestial y espiritual, entonces el cuerpo har&aacute; el alma terrenal y carnal. </em>De aqu&iacute; es que la afluencia de las cosas agradables a los sentidos amarra el coraz&oacute;n carnal al mundo, de tal manera que el hombre concluye con todo su poder que la felicidad y el cielo est&aacute;n en eso.<strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p>Los hombres sensuales no tienen sentido del peligro hasta que est&eacute; delante de sus narices: "Por cuanto no cambian, ni temen a Dios" (Sal. 55:19). La abundancia de pan sin cambios tiende hacia una seguridad atea. Cuando decimos sensuales significamos la persona guiada por sus sentidos, y no por los &nbsp;principios del Evangelio. Nadie se va a morir de miedo si le dicen que ma&ntilde;ana no saldr&aacute; el sol, porque la constancia de sus hermosos rayos ma&ntilde;aneros es algo establecido y fijo; deber&iacute;a ser un milagro muy grande contradecir el orden de la naturaleza y pararlo. As&iacute; el largo disfrute de la abundancia, la vida f&aacute;cil y sin temores pone en la mente de sus poseedores la falsa noci&oacute;n de que la desgracia nunca les tocar&aacute;, y mucho menos la idea de la muerte o el juicio final. Tal ser&aacute; el esp&iacute;ritu predominante en los hombres para los tiempos del fin, n&oacute;tese: &ldquo;Asimismo, tambi&eacute;n ser&aacute; como pas&oacute; en los d&iacute;as de Lot: Com&iacute;an, beb&iacute;an, compraban, vend&iacute;an, plantaban y edificaban; pero el d&iacute;a en que Lot sali&oacute; de Sodoma, llovi&oacute; del cielo fuego y azufre, y los destruy&oacute; a todos. As&iacute; ser&aacute; en el d&iacute;a en que se manifieste el Hijo del Hombre&rdquo; (Lc. 17:28-30). La abundancia de pan es un enemigo del temor a Dios; mire c&oacute;mo lo dice Mois&eacute;s: "Engord&oacute; Jesur&uacute;n, y tir&oacute; coces; entonces abandon&oacute; al Dios que lo hizo" (Dt. 32:15). La abundancia de pan endurece el coraz&oacute;n para servir a Dios, o que vivieron para adorar o cuidar sus barrigas m&aacute;s que al Creador. Para los tiempos del fin habr&aacute; una seguridad carnal y sensualidad desenfrenada. Casi no habr&aacute; fe en la tierra, mucha forma de piedad, pero poca virtud. As&iacute; que, la obesidad puede ser una se&ntilde;al prof&eacute;tica.&nbsp;Am&eacute;n.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=85 http://ibgracia.org/blog.html?id=85 Pragmatismo Religioso <p>Nuestro prop&oacute;sito presente no es discutir sobre la idea original de la filosof&iacute;a pragm&aacute;tica, sino sobre una de sus variantes, la cual proclama que la experiencia religiosa es m&aacute;s importante que la doctrina b&iacute;blica. &nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Este pensar se ha introducido en el Cristianismo y est&aacute; arrastrando no pocos al enga&ntilde;o. El coraz&oacute;n falso de entonces es el mismo hoy, el hombre no ha cambiado mucho, aun cuando experimente progresos sociales, tecnol&oacute;gicos y de derechos humanos. Y esa variante del pragmatismo la encontramos en este verso: &ldquo;Ciertamente pondremos por obra toda palabra que ha salido de nuestra boca, para ofrecer incienso a la reina del Cielo y derram&aacute;ndole libaciones, como hemos hecho nosotros y nuestros padres, nuestros reyes y nuestros pr&iacute;ncipes, en las ciudades de Jud&aacute; como en las plazas de Jerusal&eacute;n, y tuvimos abundancia de pan, y estuvimos alegres, y no vimos mal alguno&rdquo; (Jer.44:17). N&oacute;tese: &ldquo;Tuvimos abundancia de pan, y estuvimos alegres, y no vimos mal alguno.&rdquo; No es nuevo que hombres y mujeres est&eacute;n juzgando la verdad de la religi&oacute;n por sus experiencias. Si el asunto funciona y te da beneficios, entonces es verdad.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Significado espiritual</strong>. Si se compara el pensar de Jerem&iacute;as con ellos, notar&aacute; una diferencia, la cual es &eacute;sta: El hombre de fe juzga la mente y la voluntad de Dios por lo que est&aacute; revelado en Su Palabra; en cambio el pragm&aacute;tico lo interpreta por lo que Dios hace en Sus obras. Ellos dicen que si tienen buenas experiencias, el Se&ntilde;or est&aacute; con ellos. Si prosperan, si tienen grandes congregaciones, si progresan socialmente, si se les multiplican las diversiones, si logran desarrollar actividades que mantenga la feligres&iacute;a contenta, es que la providencia divina obra a su favor, o que son bendiciones del amor de Dios. As&iacute; piensan.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Operaci&oacute;n</strong>. El pragm&aacute;tico es como Poncio Festo (Hech.26), su vista se enfoca b&aacute;sicamente en lo que a su juicio funciona. Sus mentes no dan lugar al mundo de lo invisible, sino a lo que temporalmente les beneficie. La manera como opera el pragmatismo es, que si ven que sus acciones son exitosas, concluyen que tal conducta es correcta. En cambio si hacen algo en la religi&oacute;n verdadera, o en el Cristianismo y eso no les trae prosperidad terrenal, aun cuando no tengan base b&iacute;blica para censurar lo que hacen, sospechan de la verdad: &ldquo;Desde que dejamos de quemar incienso a la Reina del Cielo y de derramarle libaciones, nos falta de todo, y somos exterminados por la espada y por el hambre&rdquo; (Jer.44:18). Era correcto abandonar la pr&aacute;ctica idol&aacute;trica, sin embargo como no les dio beneficio material, dudaron de esa buena obra. Juzgan el favor del cielo por el engrosamiento de sus bolsillos. As&iacute; una persona rolliza, su m&eacute;dico le prescribe rebajar de peso; antes su figura era de prosperidad, pero ahora se ve delgada, como si estuviera peor de salud cuando est&aacute; mejor. La realidad de una vida no se juzga s&oacute;lo por la apariencia. Estando mejor es cuando se ve peor.</p> <p>&nbsp;</p> <p>En esta forma de pensar los sentimientos carnales suelen tener una voz de mando excesivamente fuerte, en cambio lo que es razonable, en ellos es de voz d&eacute;bil. Cuando sus sentidos son afectados dudan de la verdad, otro caso: &ldquo;Ofreci&oacute; sacrificios a los dioses de Damasco que le hab&iacute;an derrotado. Y dijo: Puesto que los dioses de los reyes de Siria les ayudan, yo tambi&eacute;n les ofrecer&eacute; sacrificios, para que me ayuden a m&iacute;. Pero ellos fueron los que lo hicieron fracasar a &eacute;l y a todo Israel&rdquo; (2Cro.28:23). Rechazan la verdad, porque en no pocas ocasiones quienes viven m&aacute;s fieles y estrictos con la verdad son m&aacute;s sufridos. En cambio los m&aacute;s infieles tienen menos problemas; razonan, pues, que Dios trata a los tales con m&aacute;s favores terrenales, y por tanto han de ser m&aacute;s felices. De ese modo bendicen a quienes Dios aborrece.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Empuje</strong>. Esta influencia del pragmatismo dentro del pueblo de Dios no debiera ser subestimada,&nbsp; ya que aun grandes Creyentes fueron casi contaminados, y hoy d&iacute;a no pocos de los nuestros a menudo son casi enga&ntilde;ados. Un caso muy conocido, Asaf: &ldquo;En cuanto a m&iacute;, por poco se deslizaron mis pies; casi resbalaron mis pasos, porque tuve envidia de los arrogantes, al ver la prosperidad de los imp&iacute;os&rdquo; (Sal.73:2-3). Aun nosotros, t&uacute; y yo somos tentados a pensar que el lado de la prosperidad es mejor que la verdad. El pragmatismo corrompe el buen juicio y se apresura a condenar al inocente: &ldquo;Entonces, al recoger Pablo una cantidad de ramas secas y echarlas al fuego, se le prendi&oacute; en la mano una v&iacute;bora que hu&iacute;a del calor. Cuando los nativos vieron la serpiente colgada de su mano, se dec&iacute;an unos a otros: &iexcl;Seguramente este hombre es homicida, a quien, aunque se haya salvado del mar, la justicia no le deja vivir!&rdquo; (Hech.28:3-4). Al juzgar por los ojos de la cara, fueron llevados a conclusiones erradas. Juzgan la mente y voluntad de Dios por los hechos de la providencia y no por Su Palabra revelada en la Biblia. Peor a&uacute;n, que la manera en que opera su razonamiento los conduce a dilatar el arrepentimiento: &ldquo;Cuando la sentencia contra la mala obra no se ejecuta enseguida, el coraz&oacute;n de los hijos del hombre queda m&aacute;s predispuesto para hacer el mal&rdquo; (Ecles.8:11). Como Dios en Su paciencia no los ha castigado, concluyen que pueden seguir haciendo mal y no ser&aacute;n molestados. Jerem&iacute;as se top&oacute; con esta reacci&oacute;n de los jud&iacute;os en Jerusal&eacute;n.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Veamos ahora el caso de un Creyente llegando a razonamientos equivocados por la influencia de este pragmatismo religioso, es decir juzgar la mente y voluntad de Dios s&oacute;lo por lo que est&aacute; sintiendo o experimentando: &ldquo;Y Gede&oacute;n le respondi&oacute;: &iexcl;Oh, se&ntilde;or m&iacute;o! Si Jehov&aacute; est&aacute; con nosotros, &iquest;por qu&eacute; nos ha sobrevenido todo esto? &iquest;D&oacute;nde est&aacute;n todas sus maravillas que nuestros padres nos han contado diciendo: &iquest;No nos sac&oacute; Jehov&aacute; de Egipto? Ahora Jehov&aacute; nos ha desamparado y nos ha entregado en mano de los madianitas&rdquo; (Jue.6:13). As&iacute; no pocos de nuestros hermanos, verdaderos Creyentes est&aacute;n inclinados a decir: &ldquo;Si Dios me habr&iacute;a amado, nunca me hubiese dejado caer en una calamidad tan profunda como esta, o quiz&aacute;s digan de otro modo, que la aflicci&oacute;n que les ha ca&iacute;do es porque Dios no les ama&rdquo;. Hermanos, si la verdadera religi&oacute;n no fuese asunto de fe, ser&iacute;a propio pensar as&iacute;, o que la providencia de Dios es s&oacute;lo para agradar los sentidos, o juzgar el amor divino s&oacute;lo por nuestra experiencia, pero no olvidemos que vivimos por fe no por los sentidos. El pragmatismo es un mal al que t&uacute; y yo estamos expuestos.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Hermano, no todo lo que brilla es oro</strong>. La prosperidad material de los incr&eacute;dulos es consistente con el aborrecimiento de Dios. La prueba infalible del amor de Cristo es la salvaci&oacute;n. Oye como lo dice el salmista: "Acu&eacute;rdate de m&iacute;, oh Jehov&aacute;, seg&uacute;n tu benevolencia con tu pueblo; vis&iacute;tame con tu salvaci&oacute;n" (Sal.106:4), hay un favor de Dios que es com&uacute;n a todas las criaturas, los bienes materiales, pero hay otro que s&oacute;lo da a los elegidos, quienes han conocido la salvaci&oacute;n. Y Pablo agrega: &ldquo;Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo a&uacute;n pecadores, Cristo muri&oacute; por nosotros&rdquo; (Ro.5:8). No podemos decir que un perro que viva en un palacio, con abundante comida y cuidados sea amado por Dios. &iquest;C&oacute;mo puedo saber si alguien ha recibido ese preciado don espiritual? La respuesta se encuentra en este texto: "Los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Esp&iacute;ritu, en las cosas del Esp&iacute;ritu" (Ro.8:5). La naturaleza de una criatura se conoce por su alimento; los herb&iacute;voros, comen hierbas; los carn&iacute;voros, carne, y los espirituales, se alimentan de las cosas del Esp&iacute;ritu. Am&eacute;n.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=84 http://ibgracia.org/blog.html?id=84 Disciplina en la Iglesia Local <p>Cuando un pastor o pastores ejercen disciplina correctiva, seg&uacute;n el caso que as&iacute; se le haya conferido por el Se&ntilde;or, han de hacerlo seg&uacute;n las leyes de Cristo, y en la autoridad dada por el Se&ntilde;or, la cual recibieron por medio de la Iglesia, que siguiendo la Palabra del Se&ntilde;or Jes&uacute;s, los identific&oacute;, escogi&oacute; y orden&oacute; al ministerio. Un caso explicativo: &ldquo;Yo te dar&eacute; las llaves del reino de los cielos; y lo que ates en la tierra, ser&aacute; atado en los cielos; y lo que desates en la tierra, ser&aacute; desatado en los cielos&rdquo; (Mt.16:19). No pensemos que esa comisi&oacute;n fue dada a Pedro como individuo, ni a los ap&oacute;stoles como tal, sino que fue a la Iglesia en todas las generaciones, lo cual es entendido mejor al considerar lo que el Se&ntilde;or le dijo: &ldquo;Yo tambi&eacute;n te digo que t&uacute; eres Pedro, y sobre esta roca edificar&eacute; mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecer&aacute;n contra ella&rdquo; (v18), esto es, su confesi&oacute;n de fe, y el decreto de que Cristo la edificar&iacute;a.</p> <p>&nbsp;</p> <p>En un Cap&iacute;tulo m&aacute;s delante es confirmado: &ldquo;En verdad os digo: todo lo que at&eacute;is en la tierra, ser&aacute; atado en el cielo; y todo lo que desat&eacute;is en la tierra, ser&aacute; desatado en el cielo&rdquo; (Mt.18:18). Esta comisi&oacute;n de atar y desatar no fue dada a Pedro s&oacute;lo, en distinci&oacute;n del resto de los disc&iacute;pulos, sino a todos. Adem&aacute;s, que les fue dada como disc&iacute;pulo, y por tanto, aplicable a todos los que creen en Jes&uacute;s en todas las generaciones. Ellos fueron los primeros disc&iacute;pulos y como tal recibieron las primeras instrucciones para todos los que hab&iacute;an de creer en Dios por la predicaci&oacute;n de ellos, y as&iacute; ha de continuar hasta el fin del mundo. La disciplina formativa y correctiva de la Iglesia es facultad &uacute;nica de Cristo, y su gerencia ejecutiva es del Cuerpo local. Si deseo mover un mueble en mi casa, lo hago usando mi cuerpo. Del mismo modo hace nuestro Salvador, o que el Cuerpo local ejecuta Su voluntad. La iglesia carece de facultad para disciplinar, sino la dada por su Rey. Esto significa que a la Iglesia no se le ha dado poder para establecer normas de obediencia, sino que su funci&oacute;n es ejecutar las leyes que Cristo ha hecho y publicado en el Evangelio.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Otro texto apoya esto: &ldquo;Jes&uacute;s entonces les dijo otra vez: Paz a vosotros; como el Padre me ha enviado, as&iacute; tambi&eacute;n yo os env&iacute;o. Despu&eacute;s de decir esto, sopl&oacute; sobre ellos y les dijo*: Recibid el Esp&iacute;ritu Santo. A quienes perdon&eacute;is los pecados, &eacute;stos les son perdonados; a quienes reteng&aacute;is los pecados, &eacute;stos les son retenidos&rdquo; (Jn.20:21-23). Esto no significa que los ap&oacute;stoles tuviesen poder para perdonar pecados, pues s&oacute;lo Dios perdona pecados y s&oacute;lo en El ha de ser buscado el perd&oacute;n. M&aacute;s bien expresa &nbsp;un don declarativo y a lo cual Cristo les comisiona, y lo que declaren como ministros, o de acuerdo a esta comisi&oacute;n, ser&aacute; ratificado en los cielos. La Palabra final no est&aacute; en ellos, sino en el Cielo. Comentando sobre esto Thomas Manton (UK, 1660) escribi&oacute;: &ldquo;<em>El hombre puede remitir pecados doctrinalmente, y por medio de un proceso judicial,&nbsp; o &nbsp;por v&iacute;a de comisi&oacute;n y a modo de una delegaci&oacute;n ministerial</em>.&rdquo; As&iacute; que, su significado es, el poder de abrir y cerrar la entrada de miembros dentro de la iglesia local, incluida la disciplina, ya que la funci&oacute;n ministerial es ense&ntilde;ar los hombres a dejar el pecado y hacer el bien. El ministro Bannerman (USA; 1868) dijo: &ldquo;<em>Nuestro Se&ntilde;or transmiti&oacute; a Su Iglesia un don permanente de poder y autoridad en el asunto de la disciplina, y esto a trav&eacute;s del ministerio de los ap&oacute;stoles</em>.&rdquo;</p> <p>&nbsp;</p> <p>As&iacute; que, toda Iglesia local posee el poder suficiente y necesario, en orden de prevenir, o curar cualquier corrupci&oacute;n y desorden que se levante en su seno. Dios equip&oacute; debidamente Sus iglesias. No necesitan leyes humanas, aunque parezcan l&oacute;gicas, racionales o sabias.</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p style="text-align: center;"><strong>Poder Disciplinario </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Cada iglesia local tiene el derecho de admitir o no miembros en su lista de comuni&oacute;n, y de acuerdo a las reglas dadas por Cristo, y confirmado por el testimonio o pr&aacute;ctica de los ap&oacute;stoles. El caso del pecado de incesto en la Iglesia de los corintios es un ejemplo de la pr&aacute;ctica apost&oacute;lica, y provee un precedente autoritativo en la materia. Notemos su proceder: &ldquo;En el nombre de nuestro Se&ntilde;or Jes&uacute;s, cuando vosotros est&eacute;is reunidos, y yo con vosotros en esp&iacute;ritu, con el poder de nuestro Se&ntilde;or Jes&uacute;s, entregad a ese tal a Satan&aacute;s para la destrucci&oacute;n de su carne, a fin de que su esp&iacute;ritu sea salvo en el d&iacute;a del Se&ntilde;or Jes&uacute;s&rdquo; (1Co.5:4-5); enfoqu&eacute;monos: &ldquo;En el nombre de nuestro Se&ntilde;or Jes&uacute;s,&rdquo; esto es, como si el mismo Cristo me mandase a ejecutar esta disciplina, y por el poder como ministro me ha conferido, pero sea la Iglesia quien ejecute la correcci&oacute;n: &ldquo;Cuando vosotros est&eacute;is reunidos, y yo con vosotros en esp&iacute;ritu.&rdquo; Ni el gran ap&oacute;stol Pablo se atrevi&oacute; a disciplinar un miembro de la Iglesia, mucho menos un pastor o grupo de pastores. Es facultad &uacute;nica de la Iglesia, y el escritor agrega: &ldquo;Limpiad la levadura vieja para que se&aacute;is masa nueva, as&iacute; como lo sois, sin levadura... En mi carta os escrib&iacute; que no anduvierais en compa&ntilde;&iacute;a de ninguno que, llam&aacute;ndose hermano, es una persona inmoral, o avaro, o id&oacute;latra, o difamador, o borracho, o estafador; con &eacute;se, ni siquiera com&aacute;is&rdquo; (v7, 11). N&oacute;tese que la exhortaci&oacute;n est&aacute; en plural, o a todos. As&iacute; que, ejecutarla es de la Iglesia como cuerpo local de Cristo.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>La manera confirma</strong>. En diferentes lugares del NT se pueden ver direcciones apost&oacute;licas a la Iglesia en esto de ejecutar disciplina: &ldquo;A los que contin&uacute;an en pecado, repr&eacute;ndelos en presencia de todos para que los dem&aacute;s tengan temor de pecar&hellip; A otros, salvad, arrebat&aacute;ndolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por la carne&hellip; Ahora bien, hermanos, os mandamos en el nombre de nuestro Se&ntilde;or Jesucristo, que os apart&eacute;is de todo hermano que ande desordenadamente, y no seg&uacute;n la doctrina que recibisteis de nosotros&rdquo; (1Ti.5:20; Jud.1:23; 2Tes.3:6). Fue, pues, una pr&aacute;ctica apost&oacute;lica ejecutar el mandato dado por Cristo, que la autoridad disciplinaria es de instituci&oacute;n divina en la Iglesia Cristiana. No es invento religioso o humano. Dios lo mand&oacute;. En otras palabras, que toda Iglesia local, esto es localizada en un lugar, &nbsp;est&aacute; continuamente dedicada a la disciplina formativa de sus miembros y le asiste la autoridad de aplicar la correctiva cuando algunos de estos act&uacute;e en una conducta contraria la vida de fe. M&aacute;s aun, que el Esp&iacute;ritu de Gracia ha dotado esta obra de eficacia espiritual y resultados ben&eacute;ficos fluyendo de su pr&aacute;ctica.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Repetimos el asunto</strong>. Un hermano puede, y debe exhortar y amonestar a su hermano, si el caso de su conducta lo requiere; n&oacute;tese: &ldquo;En cuanto a vosotros, hermanos m&iacute;os, yo mismo estoy tambi&eacute;n convencido de que vosotros est&aacute;is llenos de bondad, llenos de todo conocimiento y capaces tambi&eacute;n de amonestaros los unos a los otros&rdquo; (Ro.15:14); pero no debe aplicar castigo, o disminuir su comuni&oacute;n con el hermano por esta causa, ya que no es juez del otro, somos hermanos, o miembros del mismo cuerpo, integrantes los unos de los otros, y s&oacute;lo la Cabeza tiene autoridad sobre los miembros de su Cuerpo. Ser&iacute;a, pues, una usurpaci&oacute;n de autoridad si me hago juez de mi hermano, y esto puede darse con el saludo. En ocasiones sabemos algo negativo de un hermano y dejamos de saludarle como una se&ntilde;al de censura, o que la parte menospreciada pensar&iacute;a que en &eacute;l hay algo por lo cual no queremos saludarle. Dicho de otro modo, que como Cristiano mi deuda con el pr&oacute;jimo es amarle no censurarle. Ahora bien, el amor proh&iacute;be el silencio.</p> <p>&nbsp;</p> <p>No soy juez, ni due&ntilde;o ni redentor del hermano. Ser&iacute;a, pues, un acto carnal si me desconecto de otro miembro del Cuerpo sin la autorizaci&oacute;n de la Cabeza, la cual es Cristo, y esto act&uacute;a no teniendo en cuenta Su Palabra. Nadie tiene derecho de oprimir el alma ajena, y en ocasiones algunos lo hacen, y esto por arrogancia, o queriendo tomar la ley en sus manos, si esta pr&aacute;ctica se extiende, la Congregaci&oacute;n terminar&iacute;a en caos, y no en paz fraternal o de hermanos. Comentando sobre esto, Job Scott (USA, 1824) escribi&oacute;: &ldquo;<em>La causa de casi todas las divisiones y separaciones en el cuerpo es, cuando alg&uacute;n miembro asume otro lugar del que se le concedi&oacute;, y apart&aacute;ndose de la vida y unidad del cuerpo, perdiendo el buen sentido; se hace murmurador, con ojo de mala sospecha, y no con un santo cuido de sus hermanos, y en vez de colocarse bajo el juicio de la Palabra como los dem&aacute;s, se hace juez injusto de sus compa&ntilde;eros.</em>&rdquo; El ejercicio de la disciplina ha de ser gobernado por la Palabra de Cristo. El es el &Uacute;nico legislador de la Iglesia; es Suya, la compr&oacute; con Su Inocente Sangre.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>En Breve</strong>: La labor de los pastores es ministerial o de servicio. Es una labor declarativa de las leyes que el Se&ntilde;or Jes&uacute;s estableci&oacute; en Su Iglesia. Todo ha de ser hecho con la autoridad derivada del Se&ntilde;or Jes&uacute;s o en Su Nombre, o que todo cuanto se haga desviado de Sus leyes carecer&iacute;a de autoridad, nulo de pleno derecho, y por El desautorizada. En otro lugar es dicho con mayor &eacute;nfasis: &ldquo;Yo edificar&eacute; mi iglesia&rdquo; (Mt.16:18). La obra de disciplina formativa y correctiva en toda Iglesia local es obra del Hijo de Dios, y no de ning&uacute;n otro. Ejecutada por el Cuerpo local, bajo el liderato o servicio de los pastores. Am&eacute;n.&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=83 http://ibgracia.org/blog.html?id=83 LA MÚSICA EN LA IGLESIA <p>No se espera que el pueblo de Dios maneje su peregrinar conforme a sus circunstancias, sino que la Palabra de Dios lo conduzca dentro de Su escenario, o que vea sus circunstancias a la luz de la revelaci&oacute;n divina, y entonces juzgar de acuerdo a eso. As&iacute; que, he tomado el atrevimiento de opinar sobre este tema de la m&uacute;sica..</p> <p>&nbsp;</p> <p>El poder de la m&uacute;sica sobre los afectos del coraz&oacute;n humano es algo de larga data, y universalmente reconocido. Por medio de sus diferentes tonos y modulaciones es posible estimular los sentimientos, como tambi&eacute;n calmarlos. En la antig&uuml;edad fue muy usada para levantar el &aacute;nimo combativo de los soldados, lo mismo para elevar el gozo o alegr&iacute;a de la diversi&oacute;n. Un caso ilustra: &ldquo;Suced&iacute;a que cuando el esp&iacute;ritu malo de parte de Dios ven&iacute;a a Sa&uacute;l, David tomaba el arpa, la tocaba con su mano, y Sa&uacute;l se calmaba y se pon&iacute;a bien, y el esp&iacute;ritu malo se apartaba de &eacute;l&rdquo; (1Sam.16:23). Ahora bien, ha de ser una obra en toda justicia, que una facultad de tal poderosa influencia sea usada en devoci&oacute;n y servicio Aquel de quien procede, como est&aacute; escrito: &ldquo;De Dios, y para Dios son todas las cosas.&rdquo; El mejor uso que el hombre, y sobre todo el Creyente, ha de dar a la m&uacute;sica y los instrumentos musicales, es en la alabanza a Su Santo Nombre. No existe un m&aacute;s excelente empleo que este.</p> <p>&nbsp;</p> <p>M&aacute;s aun, si la m&uacute;sica es capaz de influir tan poderosamente sobre los sentimientos y afectos del hombre, entonces es cierta y altamente adecuada para incluirla en el servicio de la fe, o como un instrumento de adoraci&oacute;n dado por el Creador, ya que contribuye a dar el toque religioso&nbsp; y celestial sobre nuestros sentimientos y afectos. Decimos esto porque las Santas Escrituras representan la m&uacute;sica como uno de los medios que emplean los habitantes del Cielo. Demos, pues, un breve recorrido por algunos pasajes b&iacute;blicos para evidenciar esta verdad.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Presente en la Creaci&oacute;n</strong>. Notemos como fue revelado en el libro del Patriarca: &ldquo;Cantaban juntas las estrellas del alba, y todos los hijos de Dios gritaban de gozo&rdquo; (Job 37:8), en la semana de creaci&oacute;n hubo canticos o notable m&uacute;sica en los cielos. El mismo ambiente musical cuando el juicio del Se&ntilde;or limpie la tierra con fuego derritiendo las rocas y todo lo terrenal: &ldquo;A toda cosa creada que est&aacute; en el cielo, sobre la tierra, debajo de la tierra y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, o&iacute; decir: Al que est&aacute; sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el dominio por los siglos de los siglos&rdquo; (Apo.5:13). Y el periodo entre el inicio y final del universo, la m&uacute;sica ser&aacute; parte debida de la adoraci&oacute;n en gracia, e infaltable en el estado de gloria.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Ocasiones relevantes</strong>. Hubo m&uacute;sica cuando los israelitas salieron de Egipto y vieron los cad&aacute;veres de sus perseguidores flotando en el mar Rojo: &ldquo;Mois&eacute;s y los hijos de Israel cantaron este c&aacute;ntico al Se&ntilde;or, y dijeron: Canto al Se&ntilde;or porque ha triunfado gloriosamente; al caballo y a su jinete ha arrojado al mar&hellip; Y Miriam la profetisa, hermana de Aar&oacute;n, tom&oacute; en su mano el pandero, y todas las mujeres salieron tras ella con panderos y danzas&rdquo; (Exo.15:1,20). Ejecutaron m&uacute;sica vocalizada&nbsp; e instrumental. El mismo Mois&eacute;s cuando termin&oacute; de repetir las palabras de la&nbsp; Ley y todas sus ordenanzas, cant&oacute; o le puso m&uacute;sica a tan gran acontecimiento: &ldquo;Habl&oacute; Mois&eacute;s a o&iacute;dos de toda la asamblea de Israel las palabras de este c&aacute;ntico hasta terminarlas&rdquo; (Det.31:30). As&iacute; que, la m&uacute;sica y los &nbsp;instrumentos musicales son medios de adoraci&oacute;n al Creador.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>El Mes&iacute;as</strong>. Cuando el Salvador del mundo, enviado desde el Cielo, entr&oacute; a esta tierra, fue aclamado con m&uacute;sica: &ldquo;De repente apareci&oacute; con el &aacute;ngel una multitud de los ej&eacute;rcitos celestiales, alabando a Dios y diciendo: Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz entre los hombres en quienes El se complace&rdquo; (Luc.2:13-14). Los &aacute;ngeles del cielo tambi&eacute;n alaban a Dios con m&uacute;sica. En situaciones adversas sobre esta tierra, el uso de la m&uacute;sica es recomendado, y esto puede ser visto en el ejemplo de nuestro Se&ntilde;or, ya que, momentos antes de que el Hijo del Hombre fuese entregado como redenci&oacute;n por nuestros pecados, El mismo hizo uso de la m&uacute;sica: &ldquo;Despu&eacute;s de cantar un himno, salieron hacia el monte de los Olivos&rdquo; (Mt.26:30). Pablo prontamente tuvo oportunidad de imitar este santo ejemplo: &ldquo;A medianoche, Pablo y Silas oraban y cantaban himnos a Dios, y los presos los escuchaban&rdquo; (Hech.16:25). Y en el Nuevo testamento encontramos similar invitaci&oacute;n: &ldquo;La palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros, con toda sabidur&iacute;a ense&ntilde;&aacute;ndoos y amonest&aacute;ndoos unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando a Dios con acci&oacute;n de gracias en vuestros corazones&rdquo; (Col.3:16). Cuando la Palabra de Dios abunda en un coraz&oacute;n, ese mismo coraz&oacute;n har&aacute; buen uso de la m&uacute;sica para adorarle. Agregamos, que en la adoraci&oacute;n en el Para&iacute;so ser&aacute;n empleados instrumentos musicales de cuerdas: &ldquo;Los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos ten&iacute;an arpas&rdquo; (Apo.5:8).</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Instrumentos musicales</strong>. El ser humano es capaz de convertir elementos y cosas en instrumentos para la m&uacute;sica; miremos esta bendici&oacute;n: &ldquo;Los bendijo Dios y les dijo: &hellip; Ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra&rdquo; (Gen.1:28). El creador nos dot&oacute; de poder para dominar o transformar lo l&iacute;quido, s&oacute;lido y gaseoso, y fue una bendici&oacute;n sin condiciones, el requisito es ser descendiente de Ad&aacute;n. Un ateo puede ser capaz de producir grandes inventos. Por esa bendici&oacute;n un descendiente directo de Ca&iacute;n, s&eacute;ptimo desde Ad&aacute;n, pudo inventar; n&oacute;tese: &ldquo;Su hermano se llamaba Jubal, el cual fue padre de todos los que tocan la lira y la flauta&rdquo; (Gen.4:21). El inventar instrumentos musicales es una bendici&oacute;n del Se&ntilde;or, por tanto aplica en toda justicia lo dicho por el ap&oacute;stol en otro lugar: &ldquo;De Dios, y para Dios son todas las cosas&hellip;Todas las cosas son puras para los puros,&rdquo; esto es, que las cosas son buenas para ser usadas con buenos motivos.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Usar instrumentos musicales, aun inventados por un imp&iacute;o ser&iacute;a un acto justo de darle gloria al Creador. No debemos satanizar ning&uacute;n instrumento, como tampoco satanizar&iacute;amos la electricidad, aun si malos hombres hagan mal uso de la energ&iacute;a. La misma bendici&oacute;n, seg&uacute;n Gen.1:28, capacit&oacute; al inventor del autom&oacute;vil como la de los instrumentos de percusi&oacute;n.&nbsp; Igual aplica en toda justicia con el Internet, o la TV, los cuales no pocas iglesias est&aacute;n usando para una mayor y m&aacute;s amplia difusi&oacute;n del Evangelio. Por mandato divino David introdujo el uso de instrumentos musicales en la adoraci&oacute;n p&uacute;blica, aun sabiendo que fueron inventados en la familia de Ca&iacute;n, enemigo de Dios. Not&eacute;moslo: &ldquo;David situ&oacute; a los levitas en la casa del Se&ntilde;or con c&iacute;mbalos, con arpas y con liras, conforme al mandamiento de David y de Gad, el vidente del rey, y del profeta Nat&aacute;n; porque el mandamiento proced&iacute;a del Se&ntilde;or por medio de sus profetas&rdquo; (2Cro.29:25). El cantor de Israel sab&iacute;a muy bien que lo del Se&ntilde;or es para la adoraci&oacute;n al Se&ntilde;or.</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>Conclusi&oacute;n</strong>. Ahora bien, esto ha de ser seriamente considerado por todo verdadero Creyente, no como mera diversi&oacute;n musical, sino que nuestro Se&ntilde;or y Dios lo design&oacute; como elemento para dar placer a nuestros o&iacute;dos e imaginaci&oacute;n en la dulce labor de adorarle con entusiasmo y devoci&oacute;n. As&iacute; est&aacute; escrito: &ldquo;Orar&eacute; con el esp&iacute;ritu, pero tambi&eacute;n orar&eacute; con el entendimiento; cantar&eacute; con el esp&iacute;ritu, pero tambi&eacute;n cantar&eacute; con el entendimiento&rdquo; (1Co.14:15), esto es, con la debida atenci&oacute;n y amor a las palabras de la teolog&iacute;a de nuestros himnos, acompa&ntilde;ados de instrumentos musicales. As&iacute; que, concluimos en santo coro con el salmista: &ldquo;Al Se&ntilde;or cantar&eacute; mientras yo viva; cantar&eacute; alabanzas a mi Dios mientras yo exista.&rdquo;&nbsp; Am&eacute;n.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=82 http://ibgracia.org/blog.html?id=82 Mecanismos del Gozo Espiritual <p>&nbsp;Siendo un don, significa que el Creyente ha de encontrarse, no bajo el disgusto divino, sino bajo Su agrado. Dicho en otras palabras, este gozo llega teniendo buena comuni&oacute;n con Dios, pues quien santifica al Creyente es el Esp&iacute;ritu Santo. Si el Creyente camina en pecado o incredulidad el Esp&iacute;ritu se contrita, la santificaci&oacute;n se detiene, en cambio si se disfruta de buen testimonio, el Esp&iacute;ritu sonr&iacute;e, la santificaci&oacute;n se acrecienta; lo cual trae gozo: &ldquo;Por el poder del Esp&iacute;ritu Santo.&rdquo;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Veamos esto con mayor claridad: &ldquo;Lo que hemos visto y o&iacute;do, eso os anunciamos, para que tambi&eacute;n vosotros teng&aacute;is comuni&oacute;n con nosotros; y nuestra comuni&oacute;n verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo. Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido&rdquo; (1Jn.1:3-4). Aqu&iacute; se pueden ver varios asuntos: Su testimonio: &ldquo;Lo que hemos visto y o&iacute;do&rdquo;. Una acci&oacute;n, predicarlo: &ldquo;Eso os anunciamos&rdquo;. Un prop&oacute;sito, comuni&oacute;n espiritual: &ldquo;Para que tambi&eacute;n vosotros teng&aacute;is comuni&oacute;n con nosotros; y nuestra comuni&oacute;n verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo&rdquo;. Una proclamaci&oacute;n: &ldquo;Estas cosas os escribimos&rdquo;. La finalidad de todo este asunto: &ldquo;Para que vuestro gozo sea cumplido&rdquo;. No es nuestra presente intenci&oacute;n considerar las partes del texto, sino que se despej&oacute; el panorama para fijar nuestro inter&eacute;s en lo tocante al gozo: &ldquo;Para que vuestro gozo sea cumplido&rdquo;. Llamo la atenci&oacute;n a esta palabra que aqu&iacute; es traducida como &ldquo;cumplido&rdquo;; tiene por significado suplir o proveer con abundancia o generosidad.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>En resumen</strong>: Se puede afirmar en base a lo que aqu&iacute; es revelado por&nbsp; el&nbsp; ap&oacute;stol Juan, que el gozo Cristiano no nace de&nbsp; la posesi&oacute;n de bienes materiales, o recibir salud o dinero en abundancia, sino que surge al ejercer fe sobre la Palabra escrita, y en particular las promesas, o lo que es&nbsp; lo mismo, tener comuni&oacute;n con Dios por medio de Sus preciosas Promesas.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Una precauci&oacute;n</strong>. Ahora bien, nos ha tocado vivir en una generaci&oacute;n donde la falsificaci&oacute;n del gozo abunda. El mundo nos est&aacute; bombardeando con el anzuelo de la diversi&oacute;n y el entretenimiento, como si eso pudiera sustituir el gozo de Dios. El enga&ntilde;o consiste en el anuncio encubierto de que almas inmortales como los seres humanos puedan encontrar gozo y paz en las criaturas. Tal es la t&eacute;cnica mercadol&oacute;gica del mundo y sus instrumentos de tinieblas. Entonces como negociantes de la verdad necesitamos distinguir lo verdadero de lo falso.</p> <p>&nbsp;</p> <p>El objeto o prop&oacute;sito de un hombre define su gozo. Lo carnal, en los asuntos relacionados con el gozo o satisfacci&oacute;n de vida, se encierra en tres asuntos, y s&oacute;lo estos tres: Honor, dinero y placer. Si el gozo de un hombre est&aacute; en ser honrado, apreciado por sus semejantes, o en la posesi&oacute;n y disfrute de bienes materiales o el placer temporal de las cosas, tal gozo es carnal, ya que es producido por las criaturas, no por Dios. Este gozo no s&oacute;lo es terrenal, sino tambi&eacute;n que es menor al verdadero; David lo proclama as&iacute;: &ldquo;T&uacute; diste alegr&iacute;a a mi coraz&oacute;n Mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto&rdquo; (Sal.4:7). El salmista no dice que el gozo de los otros sea malo o pecaminoso, sino inferior. El gozo cristiano es un gozo que viene del Cielo: &ldquo;Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer&rdquo; (Ro. 15:13).</p> <p>&nbsp;</p> <p>El Se&ntilde;or Jes&uacute;s tambi&eacute;n hace esta distinci&oacute;n entre gozo carnal y espiritual, n&oacute;tese: &ldquo;He aqu&iacute; os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os da&ntilde;ar&aacute;. Pero no os regocij&eacute;is de que los esp&iacute;ritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres est&aacute;n escritos en los cielos&rdquo; (Lc.10:19-20). Uno puede gozarse en asuntos materiales o terrenales, pero el regocijo o gozo pleno de nuestros corazones pertenece s&oacute;lo a Cristo. Richard Baxter comenta este texto: &ldquo;<em>No se regocijen que los esp&iacute;ritus se le sujeten a ustedes, sino que ustedes est&aacute;n sujetos a quien redimi&oacute; vuestras almas. O que nadie se regocije porque posee una alta posici&oacute;n en la sociedad o aun dentro del pueblo de Dios, sino porque Dios te incluy&oacute; en el Nuevo Pacto.</em>&rdquo;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>En conclusi&oacute;n</strong>. Los incr&eacute;dulos viven en falsedad y as&iacute; mismo se gozan. Eso es gozarse apoyado en falsos principios, pero eso no es tan peligroso como un mal gozo surgido de buenos principios espirituales, y tal es la advertencia que el Se&ntilde;or Jes&uacute;s dio a los disc&iacute;pulos. Si un loco viola la luz roja del sem&aacute;foro no contrae tanta culpa a que sea hecho por un intelectual. Es preferible ser fuerte con apariencia de d&eacute;bil, y no ser d&eacute;bil con apariencia de fuerte. Gozarse en hacer milagros, o exhibir dones extraordinarios, y no gozarse tanto en ser Cristiano, ser&iacute;a no peque&ntilde;o yerro.</p> <p>&nbsp;</p> <p>La Biblia narra de imp&iacute;os obrando milagros, pero tener el Esp&iacute;ritu de Gracia en el coraz&oacute;n cost&oacute; la Sangre del Hijo de Dios, y eso ha de traer mucho, y el mayor de los gozo. Sea pues, nuestra oraci&oacute;n: <em>Se&ntilde;or ens&eacute;name a gozarme en ti</em>. &nbsp;Am&eacute;n.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=81 http://ibgracia.org/blog.html?id=81 Estímulos a la Confianza <p>El Se&ntilde;or ense&ntilde;a que es preciso un cambio de coraz&oacute;n que nos mude de la mala inclinaci&oacute;n de confiar m&aacute;s en las criaturas que en el Creador, a confesar de coraz&oacute;n sincero: &ldquo;Bueno es Jehov&aacute; a los que en &eacute;l esperan, al alma que le busca&rdquo;. La ense&ntilde;anza de Dios quita el error y el prejuicio mental. Atraen con fuerza y poder la voluntad del Creyente a resignarse y comprometerse con su Dios. Como est&aacute; escrito: "Pero he aqu&iacute; que yo la atraer&eacute;; y la llevar&eacute; al desierto, y hablar&eacute; a su coraz&oacute;n." (Os.2:14,19). Por tanto, no es suficiente confiar en Dios y Su Palabra, adem&aacute;s hay que hacerlo con Su luz y poder.</p> <p><strong>Para confiar en Dios es imprescindible estar convencido de Su Bondad</strong>. Las Santas Escrituras hacen distinci&oacute;n entre una fe muerta y una viva. Los verdaderos Creyentes poseen una fe viva, que obra, que opera con convicci&oacute;n venida del Cielo, que siempre est&aacute; dispuesta y as&iacute; lo hace, pagar el costo de su fe en diferentes circunstancias que le toque vivir en este peregrinar; es esta fe la que puede parir el fruto de la confianza en Dios. No basta que una persona tenga buenos afectos hacia las doctrinas cristianas, ya que su inter&eacute;s no tendr&aacute; valor suficiente hasta que pague el costo de su confianza o que d&eacute; muestras que su esperanza es viva, porque si no estuviese viva no dar&iacute;a el poderoso fruto de la confianza. Nadie pagar&iacute;a un costo por algo, a menos que ese algo le prometa un beneficio igual o mayor de su pago; o no entrar&iacute;a en esa transacci&oacute;n. Esta confianza se basa en una promesa divina como base para la transacci&oacute;n. Un caso: &ldquo;Ten misericordia de m&iacute;, oh Dios, ten misericordia de m&iacute;; Porque en ti ha confiado mi alma, Y en la sombra de tus alas me amparar&eacute; hasta que pasen los quebrantos.&rdquo; (Sal.57:1). David sufr&iacute;a amarga situaci&oacute;n, y al mismo tiempo convencido de que pronto pasar&iacute;an sus quebrantos, por la sencilla raz&oacute;n de que el Se&ntilde;or le hab&iacute;a prometido que ser&iacute;a rey. Su confianza se apoyaba en una promesa: &ldquo;Te enviar&eacute; a Isa&iacute; de Bel&eacute;n, porque de sus hijos me he provisto de rey.&rdquo; (1Sa.16:1). En sus calamidades no dej&oacute; de ver la bondad de Dios, estaba convenido de lo mismo que Jerem&iacute;as: &ldquo;Bueno es Jehov&aacute;.&rdquo;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Un evento en sus sufrimientos lo atestigua: &ldquo;&lt;Salmo de David, cuando estaba en el desierto de Jud&aacute;.&gt; &hellip; Para ver tu poder y tu gloria, As&iacute; como te he mirado en el santuario. Porque mejor es tu misericordia que la vida.&rdquo; (Sal.63:1-3). Se encontraba bajo una feroz persecuci&oacute;n de su enemigo el rey Sa&uacute;l, anhelaba por Dios, y su motivaci&oacute;n fue esta: &ldquo;Para ver tu poder y tu gloria.&rdquo; Esto es, ver la bondad del Se&ntilde;or. Su visi&oacute;n de la bondad fue tan fuerte que si le pregunt&aacute;semos la raz&oacute;n de su anhelo, la respuesta no se har&iacute;a esperar: &ldquo;Porque mejor es tu misericordia que la vida.&rdquo; El fruto de Su bondad es m&aacute;s excelente que aun nuestra propia vida. Esto es as&iacute; porque hay una armon&iacute;a perfecta entre la necesidad del alma Creyente y la verdad divina. Cuando el ojo de la fe ve esto es obligado parir el fruto de la confianza en el Se&ntilde;or, lo que traer&iacute;a no s&oacute;lo paz, sino tambi&eacute;n el gozo y contentamiento que sobrepasa toda alegr&iacute;a terrenal.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Hay un escollo en nuestros corazones que obstaculiza pensar bien del Se&ntilde;or, o una culpabilidad secreta en cada uno de nosotros que estropea cultivar buenos pensamientos sobre Dios. Esto es,&nbsp; que siendo criaturas culpables es f&aacute;cil ver a Dios como fuego consumidor, vestido de justicia o venganza contra uno, como si estuviese al acecho de cualquier oportunidad para hacernos da&ntilde;o (v10), y esa estructura mental se levanta contra el buen pensar de la bondad del Se&ntilde;or. Eso dicen nuestros prejuicios, pero lo que Dios revela de S&iacute; mismo en la Biblia no es as&iacute;; abonamos la idea: &ldquo;Has engrandecido tu nombre, y tu palabra sobre todas las cosas&hellip; El cielo y la tierra pasar&aacute;n, pero mis palabras no pasar&aacute;n&rdquo; (Sal.138:2;Mt.24:35). Ama Su palabra mucho m&aacute;s de lo que ama los cielos y la tierra.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Ahora veamos lo que revela Su Palabra: &ldquo;&iquest;Qu&eacute; Dios como t&uacute;, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia. (Miq.7:18). Para confiar en Dios es imprescindible estar convencido de Su Bondad.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Para estimular tu confianza en tu Dios, oc&uacute;pate en hacer el bien como El lo hace contigo</strong>. Eres una buena persona, se espera que t&uacute; seas como el fuego, que convierte en llama todo cuanto toca. T&uacute; haz de procurar que todos sean buenos tal como imitas a Dios. Ten presente que tu<strong> </strong>perseverancia en el bien hacer es tu sabidur&iacute;a. Dios ha prometido recompensar tus buenas obras, oye Su promesa: "Y cualquiera que d&eacute; a uno de estos peque&ntilde;itos un vaso de agua fr&iacute;a solamente, por cuanto es disc&iacute;pulo, de cierto que no perder&aacute; se recompensa" (Mt.10:42); esto es, que la ternura mostrada a tus hermanos queda registrada y valorada en el libro de Cristo, y su valoraci&oacute;n no ser&aacute; de acuerdo al costo material de tu regalo, sino de acuerdo al amor y afecto con que lo des. Haciendo esto estimular&iacute;as tu confianza en Cristo.<strong> &nbsp;</strong>Am&eacute;n<strong> </strong></p> http://ibgracia.org/blog.html?id=80 http://ibgracia.org/blog.html?id=80 Cristo En El Antiguo Testamento X <p><strong>10. Cristo En Los Salmos</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p>Cristo es tambi&eacute;n revelado en el Antiguo Testamento en la poes&iacute;a. Cuando tomamos como referencia el principio de la analog&iacute;a de la Escritura y la autoridad del Nuevo Testamento, notaremos que Cristo es un tema sumamente prominente en los Salmos, lo cual revela la esperanza Mesi&aacute;nica del pueblo de Dios. El autor recoge entonces cinco Salmos Mesi&aacute;nicos selectos para probar el principio: &nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><span style="font-size: 13px;">1. Salmo 2. Jes&uacute;s es presentado aqu&iacute; como el objeto de la fe salvadora. Mientras los pueblos piensan rebelarse contra el se&ntilde;or&iacute;o de Dios y de Su ungido, Dios declara que ha establecido Su Rey sobre Sion, a quien ha dado todas las naciones como herencia y ante quien toda rodilla debe doblarse para rendir honor.</span></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><span style="font-size: 13px;">2. Salmo 8. Jes&uacute;s es presentado aqu&iacute; como el hombre ideal, es decir, como aquel que, aunque hecho un &ldquo;</span><em style="font-size: 13px;">poco menor que los &aacute;ngeles</em><span style="font-size: 13px;">&rdquo; representa a Dios de una manera fiel en Su se&ntilde;or&iacute;o sobre todo lo creado.</span></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><span style="font-size: 13px;">3. Salmos 16. Jes&uacute;s es presentado como El Siervo resoluto, es decir, como aquel Siervo que conf&iacute;a en Su Dios y hace Su voluntad, siendo consecuentemente resucitado y entronizado como vindicaci&oacute;n a Su perfecta obediencia.</span></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><span style="font-size: 13px;">4. Salmo 22. Jes&uacute;s es presentado como el Salvador sufrido, aquel que sufre en cuerpo y alma bajo el peso de la ira de Su Padre por manos de inicuos. Pero tambi&eacute;n es presentado como el exitoso Salvador, aquel que confi&oacute; en que Su Padre y logr&oacute; Su misi&oacute;n, obteniendo as&iacute; la garant&iacute;a de una descendencia y vida para Su pueblo.</span></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><span style="font-size: 13px;">5. Salmo 110. Presenta a Jes&uacute;s como Adonai, el Rey supremo que ha sido sentado a al diestra del Padre y que gobierna actualmente hasta que todos Sus enemigos sean puestos bajo Sus pies. Pero tambi&eacute;n es presentado como el Sumo sacerdote que vive para siempre e intercede por Su pueblo. El es del orden de Melquisedec, ya que, es ambas cosas, Rey y Sacerdote, oficios que estaban separados bajo el orden lev&iacute;tico.&nbsp;</span></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><span style="font-size: 13px;">SOLI DEO GLORIA</span></p> http://ibgracia.org/blog.html?id=79 http://ibgracia.org/blog.html?id=79 Atmósfera Terminal <p>Siendo as&iacute;, no debiera ser dif&iacute;cil determinar la aproximaci&oacute;n de la manifestaci&oacute;n del Anticristo, del juicio final y la Venida de nuestro Hermoso Salvador Jes&uacute;s, cuando veamos que esas semejanzas est&eacute;n ocurriendo.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>No&eacute; y Lot</strong>. En los d&iacute;as de No&eacute; y de Lot hubo un desenfreno moral en los hombres, para la venida de Cristo se combinar&aacute;n ambos cuadros de maldad: &ldquo;Como fue en los d&iacute;as de No&eacute;, as&iacute; ser&aacute; en los d&iacute;as del Hijo del Hombre&hellip; Asimismo como sucedi&oacute; en los d&iacute;as de Lot&hellip; M&aacute;s el d&iacute;a que Lot sali&oacute; de Sodoma, llovi&oacute; del cielo fuego y azufre y los destruy&oacute; a todos&rdquo; (Luc.17:26,28-29); ser&aacute;n tiempos moralmente intolerables. Se advierte aqu&iacute; que el lenguaje es de juicio, o que la pecaminosidad reinante en tiempos de No&eacute; como de Lot fueron las causas que trajeron juicio divino sobre la tierra. De donde se infiere que el reloj que marca el castigo del cielo sobre los moradores de la tierra no es cronol&oacute;gico, sino moral. La inmoralidad de los hombres atraer&aacute; ruina y destrucci&oacute;n, de modo que sea el a&ntilde;o 2020 o cualquier otro como fecha significa poco o nada con relaci&oacute;n al fin del mundo, no es el paso del sol sobre el planeta o la cuenta de los d&iacute;as lo que mueve la justicia del Juez Creador sobre sus criaturas, sino la manera como moralmente vivan.</p> <p>Enfocando sobre los particulares, leemos: &ldquo;Porque como en los d&iacute;as de No&eacute;, as&iacute; ser&aacute; la venida del Hijo del Hombre. Pues como en aquellos d&iacute;as antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, cas&aacute;ndose y d&aacute;ndose en casamiento hasta el d&iacute;a en que No&eacute; entr&oacute; en el arca, y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y se los llev&oacute; a todos, as&iacute; ser&aacute; tambi&eacute;n la venida del Hijo del Hombre&rdquo; (Mat.24:37-39), esto es, que la humanidad no se dio cuenta o no entendieron lo que No&eacute;, pregonero de justicia, les anunciaba. Esta falta de buen juicio se debi&oacute; a que como castigo un esp&iacute;ritu de estupor cay&oacute; sobre ellos.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>La conducta</strong>. La indolencia espiritual de aquella &eacute;poca es dicha as&iacute;: &ldquo;Cas&aacute;ndose y d&aacute;ndose en casamiento&hellip; Com&iacute;an, beb&iacute;an, compraban, vend&iacute;an plantaban, edificaban&rdquo;. Al leer el texto cualquiera pudiera extra&ntilde;arle que el casarse, comer, beber y las actividades econ&oacute;micas sean tenidas como un pecado, debemos decir que tales labores no son en s&iacute; mismo una maldad, el pecado consiste en dar una atenci&oacute;n desmedida a esas cosas, de tal manera que nos hagan olvidar la condici&oacute;n de criaturas que deben servicio al Creador. El comer es una necesidad humana, pero cuando se pasa el l&iacute;mite natural es glotoner&iacute;a, o pecado. Es en ese sentido que es pecado, y as&iacute; lo ense&ntilde;a Cristo. No hubo sobriedad o dominio propio en usar las criaturas, sino un desenfreno por las cosas materiales. En tal &eacute;poca los hombres fueron gobernados por sus deseos y ni siquiera por su raz&oacute;n. El materialismo los dominaba.</p> <p>N&oacute;tese el resultado de su conducta: &ldquo;Asimismo como sucedi&oacute; en los d&iacute;as de Lot, com&iacute;an, beb&iacute;an, compraban, vend&iacute;an plantaban, edificaban&hellip; M&aacute;s el d&iacute;a que Lot sali&oacute; de Sodoma, llovi&oacute; del cielo fuego y azufre, y los destruy&oacute; a todos. As&iacute; ser&aacute; el d&iacute;a el que el Hijo del Hombre se manifieste&rdquo; (v29); el juicio los cogi&oacute; de sorpresa. Fueron criaturas mercenarias, pues se ocuparon exclusivamente en los dones y se olvidaron del Creador de los dones. Estuvieron atentos a la mano y rehusaron considerar el rostro del Dador. De aqu&iacute; se infiere que las se&ntilde;ales antes del Regreso de Cristo ser&aacute;n de una abierta falta de sobriedad o moderaci&oacute;n en el uso de las cosas creadas.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Clasificando</strong>. Nuestro Salvador agrupa las actividades donde habr&aacute; de ser m&aacute;s notorio esa falta de moderaci&oacute;n, a saber son: El sexo: Cas&aacute;ndose y d&aacute;ndose en casamiento.&rdquo; El cuido del cuerpo: &ldquo;Com&iacute;an.&rdquo; El disfrute corporal: &ldquo;Beb&iacute;an.&rdquo; El negociar en busca de las necesidades materiales de esta vida: &ldquo;Compraban, vend&iacute;an.&rdquo; Y en la labor para transformar la naturaleza con fines del progreso socioecon&oacute;mico: &ldquo;Plantaban y edificaban&rdquo;. La religi&oacute;n m&aacute;s practicada antes del fin del mundo tiene cinco aspectos b&aacute;sicos: Sexo, cuido del cuerpo, disfrute corporal, los negocios, y el progreso socioecon&oacute;mico. La humanidad se dedicar&aacute; con un entusiasmo tal a esas actividades, que lo har&aacute;n de manera desenfrenada, el &eacute;xito los estimular&aacute;, y como no tienen el freno del temor a Dios o las restricciones que pone la Gracia de Cristo, lo har&aacute;n de manera excesiva. Pienso que la crisis inmobiliaria reciente, en Am&eacute;rica y Europa, es un caso ilustrativo de lo que ser&iacute;a un exceso o desenfreno en las actividades del progreso socioecon&oacute;mico. En esas cinco &aacute;reas ser&aacute; la devoci&oacute;n dominante de los tiempos del fin, o previo a la manifestaci&oacute;n del Anticristo..</p> <p>Como consecuencia surgir&aacute; una acentuada seguridad econ&oacute;mica y sensualidad. No olvidemos esas dos cosas: Seguridad y sensualidad. Estas dos suelen ser enemigas del bien espiritual; nuestro Salvador lo dice as&iacute;: &ldquo;Cuan dif&iacute;cil les es entrar en el reino de Dios a los que conf&iacute;an en las riquezas&rdquo; (Marc.10:24); esto es, que la seguridad econ&oacute;mica es una trampa mortal contra el bien del alma. Sobre la sensualidad el ap&oacute;stol dice: &ldquo;Su dios es su est&oacute;mago; su gloria se halla en su verg&uuml;enza; y piensan solamente en lo terrenal&rdquo; (Fil.3:19). Hay aquello como una religi&oacute;n o culto en buscar la satisfacci&oacute;n de los sentidos. Todas estas maldades siempre las han existido sobre la tierra, la diferencia con los tiempos del fin es que ser&aacute; como una epidemia generalizada. Se trata, pues, de una abierta violaci&oacute;n de la libertad que Dios ha dado a Sus criaturas; la convirtieron en libertinaje, y fueron arruinados.</p> <p><strong>En Breve</strong>. As&iacute; que, les falt&oacute; sobriedad o moderaci&oacute;n en el sexo, en el sost&eacute;n del cuerpo, en el disfrute corporal, el negocio leg&iacute;timo, y en las actividades del progreso.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Cuid&eacute;monos, pues, porque&nbsp; cada d&iacute;a el mundo se nos hace m&aacute;s peligroso, a&uacute;n para un verdadero disc&iacute;pulo de Cristo</strong>. Dios ha dado dos remedios inseparables para guardarnos contra este peligro: &ldquo;Velad y orad, para que no entr&eacute;is en tentaci&oacute;n&rdquo; (Mat.26:41); velamos para no ser descuidados y oramos para no ser muy confiados. El Creyente vela para descubrir la aproximaci&oacute;n del enemigo, y ora para clamar por la ayuda contra la tentaci&oacute;n. Estos dos remedios se ayudan mutuamente.</p> <p>Hay dos cosas sobre las cuales hemos de velar: La ocasi&oacute;n de pecar y el desorden del coraz&oacute;n. No te expongas al peligro, porque en ocasiones tan s&oacute;lo el olor del pecado pude ser mortal. A Lot y su mujer se les prohibi&oacute; mirar hacia atr&aacute;s: &ldquo;Entonces la mujer de Lot mir&oacute; atr&aacute;s, a espaldas de &eacute;l, y se convirti&oacute; en una columna de sal. Abraham se levant&oacute; muy de ma&ntilde;ana, fue al lugar donde hab&iacute;a estado delante de Jehov&aacute; y mir&oacute; hacia Sodoma y Gomorra&rdquo; (G&eacute;n.19:26-27); Abraham pod&iacute;a ver hacia Sodoma, pero a ellos esa visi&oacute;n era ocasi&oacute;n de desobediencia. Hay cosas y ocasiones que a tu hermano le ser&aacute; leg&iacute;timo, pero a ti eso mismo pudiera ser una tentaci&oacute;n contra el bien de tu alma. Ora siempre, en todo y para todo, que haya en ti esp&iacute;ritu de oraci&oacute;n constante. No abandones la guarda divina: &ldquo;Padre, no nos metas en tentaci&oacute;n, m&aacute;s l&iacute;branos del mal&rdquo; (Mat.6:12-14). Am&eacute;n.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=78 http://ibgracia.org/blog.html?id=78 Cristo En El Antiguo Testamento IX <p><strong>8-9. Cristo En Figuras Prof&eacute;ticas &ndash; Explicaci&oacute;n E Ilustraci&oacute;n-</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; Cristo no es solamente revelado en el Antiguo Testamento en la profec&iacute;a predictiva, sino tambi&eacute;n en la profec&iacute;a simbolizada, lo que hermen&eacute;uticamente se le llama &ldquo;tipos&rdquo;. Un tipo es una persona, cosa o evento que apunta a una persona, cosa o evento del futuro. A trav&eacute;s de todo el Antiguo Testamento y particularmente en las ceremonias reveladas a Mois&eacute;s, Dios us&oacute; tipos o profec&iacute;as ilustradas &nbsp;que apuntaban al Mes&iacute;as.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><span style="font-size: 13px;">a. Dios utiliz&oacute; personas, las cuales, debido a Su oficio, apuntaban al Mes&iacute;as ideal, de manera particular, el autor se centra en la figura del sacerdote como ejemplo. En su funci&oacute;n y en su vestimenta representaba aspectos de la obra del Cristo ideal como sacerdote, pues as&iacute; como la funci&oacute;n del sacerdote era ofrecer sacrificios por el pecado del pueblo e interceder por ellos delante de Dios,</span><a style="font-size: 13px;" href="#_ftn1">[1]</a><span style="font-size: 13px;"> As&iacute; tambi&eacute;n Cristo se ofreci&oacute; a Si mismo por Su pueblo y vive para interceder por ellos.</span></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><span style="font-size: 13px;">b. Dios utiliz&oacute; cosas y rituales, las cuales, debido a su uso, apuntaban al Mes&iacute;as ideal, de manera particular, el autor se centra en el mobiliario del tabern&aacute;culo-templo como ejemplo. En su funci&oacute;n de representar la presencia especial de Dios con Su pueblo, el tabern&aacute;culo con todo su mobiliario (el altar, la fuente, los panes de la proposici&oacute;n, el candelero, etc) y los rituales que se hac&iacute;an en el mismo (los diferentes tipos de sacrificios) representaban aspectos de la persona y la obra del Cristo ideal.</span></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><span style="font-size: 13px;">c. Dios utiliz&oacute; eventos que apuntaban al Mes&iacute;as ideal, de manera particular, el autor menciona el evento de cuando Abraham iba a sacrificar a Isaac y de c&oacute;mo Dios provey&oacute; un cordero como sustituto, as&iacute; como Cristo es El Cordero provisto por Dios para tomar nuestro lugar, el &Eacute;xodo de Egipto y su correspondencia con la salvaci&oacute;n de la esclavitud a la culpa y a la corrupci&oacute;n&nbsp; del pecado y los d&iacute;as de fiesta de Israel, espec&iacute;ficamente el d&iacute;a de la expiaci&oacute;n, en el cual, un chivo era sacrificado y otro liberado, representado esto tanto la propiciaci&oacute;n como la expiaci&oacute;n lograda por Cristo en la cruz.</span></p> <div><br /> <hr size="1" /> <div> <p><a href="#_ftnref1">[1]</a> Hebreos 5:1-7</p> </div> </div> http://ibgracia.org/blog.html?id=77 http://ibgracia.org/blog.html?id=77 Cristo En El Antiguo Testamento VIII <p><strong>7. Cristo En La Profec&iacute;a </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Este cap&iacute;tulo discute la revelaci&oacute;n de Cristo en la profec&iacute;a predictiva. Dado que Cristo ha sido siempre el objeto de la fe salvadora, encontramos profec&iacute;as detalladas en el Antiguo Testamento que predicen la venida y la obra del Mes&iacute;as, tales como:</p> <p>&nbsp;</p> <p>a. El tiempo de Su venida en la profec&iacute;a de las 70 semanas de Daniel 9;</p> <p>&nbsp;</p> <p>b. El lugar de Su nacimiento, lo cual lo conecta con la l&iacute;nea Dav&iacute;dica (Miq. 5:2);</p> <p>&nbsp;</p> <p>c. Su nacimiento virginal (Isa. 7:14);</p> <p>&nbsp;</p> <p>d. Su ministerio mesi&aacute;nico de autoridad y liberaci&oacute;n (Isa. 61:1-3);</p> <p>&nbsp;</p> <p>e. Su ministerio en Galilea (Isa. 9:6);</p> <p>&nbsp;</p> <p>f. Su entrada triunfal en Jerusal&eacute;n como El humilde y justo Rey prometido (Zac. 9:9);</p> <p>&nbsp;</p> <p>g. Su muerte sustitutoria y sepultura(Isa. 53:9,10)</p> <p>&nbsp;</p> <p>h. y Su resurrecci&oacute;n y entronamiento a la diestra del Padre (Sal. 16:7-11);</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>entre otras.&nbsp; &nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=76 http://ibgracia.org/blog.html?id=76 Cristo En El Antiguo Testamento VII <p><strong>6. Cristo En Sus Nombres</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Este cap&iacute;tulo discute la revelaci&oacute;n de Cristo en Sus nombres o t&iacute;tulos Mesi&aacute;nicos. Los nombres o t&iacute;tulos de Cristo son importantes porque revelan verdades acerca de El. A.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><span style="font-size: 13px;">1. Algunos de los nombres o t&iacute;tulos Veterotestamentarios de Cristo se enfocan en Sus perfecciones: El Dios que me ve, se&ntilde;alando Su omnisciencia (Gen. 16:3); Enmanuel, se&ntilde;alando la plenitud de la Deidad en El (Isa. 7:14; 8:8); Rama o V&aacute;stago, se&ntilde;alando Su fragilidad en calidad de siervo humano y Su conexi&oacute;n con el linaje de David (Isa. 4:2; Jer. 23:5; 33:15; Zac. 3:8; 6:12); Sabidur&iacute;a, se&ntilde;alando Su habilidad divina para hacer lo encomendado por Su Padre (Prov. 1,8 y 9); Hijo del Hombre, se&ntilde;alando su completa humanidad (Dan. 7:13); entre otros.&nbsp;</span></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>2.&nbsp;<span style="font-size: 13px;">Otros de Sus nombres o t&iacute;tulos Veterotestamentarios se enfocan en Sus obras: Silo, que se enfoca en Su derecho a reinar sobre el pueblo de Dios (Gen. 49:10); Estrella y Cetro, que se enfoca en la gloria y autoridad de Su reinado (Hum. 24:17-19); Redentor, que se enfoca en Su obra Mesi&aacute;nica de resolver el problema del pecado (Job 16:19); Pastor, que se enfoca en el rol autoritativo y de cuidado de Cristo sobre el pueblo de Dios (Eze. 34:23-24; Zac. 13:7); Siervo, que se enfoca en Su misi&oacute;n de llevar a cabo la voluntad del Padre (Isa. 42:1-9; 49:1-12; 50:4-11; 52:13-53:12); entre otros. &nbsp; &nbsp;</span></p> http://ibgracia.org/blog.html?id=75 http://ibgracia.org/blog.html?id=75 Cristo En El Antiguo Testamento VI <p><strong>5. Cristo En Personas</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Este punto discute la revelaci&oacute;n de Cristo en Sus apariciones personales antes de Su encarnaci&oacute;n (Cristofan&iacute;as). En este sentido, la manifestaci&oacute;n mas com&uacute;n de estas apariciones es la persona del &Aacute;ngel de Jehov&aacute;, a quien la Escritura misma distingue de Jehov&aacute;, pero al mismo tiempo identifica con Jehov&aacute; (Gen. 16:13; 22:15-16; 31:11-13; Ex. 3:2,6, 11; Jue. 13:21-22).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Una de las pistas que sugieren que este personaje es la segunda persona de la Trinidad es rasgos de la funci&oacute;n Mesi&aacute;nica, es decir, el &Aacute;ngel de Jehov&aacute; como profeta o portavoz de Dios (Gen. 16:10; 18:13; Jue. 13:3 ss), como sacerdote que intercede por los santos (Zac. 1:12; 3:5) y como Rey o autoridad (Gen. 18:22-25; 24:7, 40; 48:16; Ex. 14:19-20; 33:2; Jue. 2:1; 2 Rey. 19:35; 2 Sam. 24:16).&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=74 http://ibgracia.org/blog.html?id=74 Cristo En El Antiguo Testamento V <p>Parte 2: A Donde Buscamos</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Como se dijo anteriormente, el prop&oacute;sito de esta secci&oacute;n es identificar aquellos lugares en el Antiguo Testamento en los que podemos encontrar aspectos de la obra y la persona de Cristo revelados.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>4. Cristo En Los Pactos</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Este cap&iacute;tulo discute la revelaci&oacute;n de Cristo a trav&eacute;s de los pactos divinos. Dado que Cristo es la esencia y el centro de los pactos, cada uno de ellos Dios agrega mas revelaci&oacute;n sobre Su identidad y aspectos de Su obra.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>a. En los pactos de Dios con siervos justos (Ad&aacute;n, No&eacute;, Abraham y David), Dios hizo mas &eacute;nfasis en la identidad misma del Mes&iacute;as. Sobre el Mes&iacute;as Dios revel&oacute; que ser&iacute;a: Un Hombre (Gen. 3:15); de la l&iacute;nea de Sem (Gen. 9:27); de la l&iacute;nea de Abraham (Gen. 12, 15, 17); de la l&iacute;nea de Isaac (Gen. 17:19); de la l&iacute;nea de Jacob (Gen. 26:3,4); de la l&iacute;nea de Jud&aacute; (Gen. 49:10); de la l&iacute;nea de David (2 Sam. 7:12-16).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>b. En los pactos de Dios con comunidades (antiguo y nuevo pacto), Dios hizo mas &eacute;nfasis en la obra del Mes&iacute;as. En el pacto de Dios con Israel (Ex. 19), por medio de lugares, instituciones y ceremonias se nos revelan aspecto de la mediaci&oacute;n de Cristo como Rey, Sacerdote y Profeta. Por otro lado, en el nuevo pacto de Dios con el Israel espiritual (Jer. 31:31-34. Cf. Heb. 8:8-12; 10:16-19) se nos revela mucho sobre la aplicaci&oacute;n de la redenci&oacute;n del Mes&iacute;as: perd&oacute;n, reconciliaci&oacute;n, regeneraci&oacute;n, etc.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=73 http://ibgracia.org/blog.html?id=73 Cristo En El Antiguo Testamento IV <p><strong>3. La Obra De Cristo</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; Como ya se ha expresado, Jes&uacute;s es en todo sentido la manifestaci&oacute;n ideal y el cumplimiento de cada uno de estos oficios. Pero hay algunos aspectos de la obra de los profetas, sacerdotes y reyes que no son &uacute;nicos en El. Este cap&iacute;tulo se concentra en aquellas obras particulares que solo se aplican a Jes&uacute;s, y a trav&eacute;s de las cuales, El ha logrado la completa salvaci&oacute;n de Su pueblo.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>3.1 Obras de la primera venida</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; La obra de Cristo era necesaria debido a dos cosas: Primero, las demandas de la ley, las cuales deben ser completamente obedecidas; segundo, la penalidad que la ley imputa por la desobediencia debe ser pagada. Jes&uacute;s logr&oacute; ambas cosas:</p> <p>&nbsp;</p> <ol> <li>Jes&uacute;s vivi&oacute; por los Suyos. Dios exige que Su ley sea honrada de una manera perfecta. Pero el hombre no puede obedecer la ley de Dios de esta manera, lo que no le recomienda ante Dios. Pero Jes&uacute;s, en el cumplimiento del tiempo, nacido de mujer y bajo la ley,<a href="#_ftn1">[1]</a> obedeci&oacute; la ley perfectamente (Heb. 5:8-9). Es esa justicia perfecta lograda por Jes&uacute;s que Dios acredita sobre aquellos que conf&iacute;an en El (Rom. 4:3-8). De modo que, la vida de obediencia de Cristo es representativa o vicaria (Rom. 5:12, 18-19).</li> </ol> <p>&nbsp;</p> <ol> <li>Jes&uacute;s muri&oacute; por los Suyos. Pero acreditar la justicia de Jes&uacute;s al pecador no es suficiente, ya que, el hombre ha transgredido la ley de Dios y por tanto, tiene una deuda que pagar a la justicia divina. Jes&uacute;s sufri&oacute; y muri&oacute; hist&oacute;rica y realmente para pagar esa deuda y librara a los Suyos de la maldici&oacute;n de la ley. De modo que, la muerte de Jes&uacute;s fue vicaria, ya que, seg&uacute;n el prop&oacute;sito eterno del Padre, El muri&oacute; causa de nuestros pecados (Rom. 4:25; 5:6,8; Gal. 3:13; 1 Ped. 2:24; 1 Cor. 15:3; 2 Cor. 5:21). Y esta muerte de fue totalmente efectiva, ya que logr&oacute; propiciar la santa indignaci&oacute;n del Padre (Rom. 3:25) y expiar el pecado (Heb. 9:22,26), por tanto, logr&oacute; la eterna salvaci&oacute;n de los Suyos. </li> </ol> <p>&nbsp;</p> <ol> <li>Jes&uacute;s resucit&oacute; para la justificaci&oacute;n de los Suyos. De manera real e hist&oacute;rica, Jes&uacute;s resucit&oacute; de entre los muertos (1 Cor. 15:17), siendo este evento la confirmaci&oacute;n de Su identidad (Rom. 1:4) y la garant&iacute;a de que Su obra fue recibida por Dios como olor fragante (Rom. 4:25).</li> </ol> <p>&nbsp;</p> <p>3.2 Obras presentes</p> <p>&nbsp;</p> <p>Despu&eacute;s de Su humillaci&oacute;n, Jes&uacute;s fue exaltado, primero siendo resucitado por el poder del Padre, luego fue ascendido a los cielos, sentado a la diestra de la majestad en las alturas y coronado como Rey de reyes y Se&ntilde;or de se&ntilde;ores (Luc. 24:51; Hch. 1:9,11; Jn. 16:28; Heb. 2:6-7). Ahora a la diestra del Padre se dedica continuamente a interceder por aquellos que compr&oacute; en virtud de Su sacerdocio eterno (Jn. 17:9,20; Rom. 8:34) y a administrar y gobernar a Su iglesia (Ef. 1:19-20; 4:9-12; Apoc. 1:13,16,20).</p> <p>&nbsp;</p> <p>3.3 Obras de la segunda venida</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pero Jes&uacute;s vendr&aacute; por segunda vez para salvar a los que le esperan (Heb. 9:28) y cuando venga, juzgar&aacute; el mundo con justicia (Jn. 5:27; Hch. 10:42; 17:31; Apoc. 19:11) y reinar&aacute; con absoluta autoridad y &eacute;xito, sin ninguna oposici&oacute;n, ya que todos Sus enemigos, aun la muerte, ser&aacute;n puesto bajo Sus pies (1 Cor. 15:24-26).</p> <p>&nbsp;</p> <div><br /> <hr size="1" /> <div> <p><a href="#_ftnref1">[1]</a> G&aacute;latas 4:4</p> </div> </div> http://ibgracia.org/blog.html?id=72 http://ibgracia.org/blog.html?id=72 Cristo En El Antiguo Testamento, III <p><strong>2. La Persona De Cristo</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>2.1. Una Persona Especial</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jes&uacute;s es el Cristo, es decir, el Rey que gobierna sobre el pueblo de Dios, el Sacerdote que se ofrece como sacrificio en favor del pueblo de Dios e intercede por el y el Profeta que habla de parte de Dios. Esta realidad le convierte en EL &Uacute;NICO MEDIADOR, es decir, en aquel que resuelve el problema de separaci&oacute;n entre Dios y el hombre. Pero como Mediador, Jes&uacute;s debe presentar las caracter&iacute;sticas necesarias para este oficio, a saber, debe ser una persona Teo-antr&oacute;pica, es decir, debe ser Dios y hombre a la vez para tocar ambos lados de la disputa.<a href="#_ftn1">[1]</a></p> <p>&nbsp;</p> <p>2.2 La Naturaleza Divina De Esa Persona</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jes&uacute;s es Dios. La Biblia es clara al afirmar que Jes&uacute;s es Dios sobre todas las cosas.<a href="#_ftn2">[2]</a> Como evidencia de Su deidad:</p> <p>&nbsp;</p> <ol> <li>La Biblia le atribuye atributos incomunicables, es decir, atributos que solo pertenecen a la deidad. El es Absolutamente independiente en cuanto a su existencia (Jn. 1:4; 5:26; 8:57); El es infinito con relaci&oacute;n al tiempo (Jn. 1:1; 17:5; Heb. 13:8); El es infinito en cuanto a Su poder (Apoc. 1:8); El es infinito en cuanto a Su sabidur&iacute;a (Col. 2:3; 2 Tim. 1:7; Apoc. 1:14); El es infinito en cuanto al espacio (Jn. 3:13; Mat. 28:19). </li> </ol> <p>&nbsp;</p> <ol> <li>La Biblia le atribuye obras que solo Dios puede hacer. El es el Creador (Jn. 1:3; Col. 1:16); El es el Gobernador y Sustentador de todo lo creado (Col. 1:17; Heb. 1:3); El es el hacedor de maravillas. </li> </ol> <p>&nbsp;</p> <ol> <li>La Biblia presenta a Jes&uacute;s siendo adorado como Dios (Jn. 20:28; Apoc. 1:17; 5:8,14; Fil. 2:10-11). </li> </ol> <p>&nbsp;</p> <p>2.3 La Naturaleza Humana De Esa Persona</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jes&uacute;s es tanto hombre como Dios. De hecho, Su humanidad es esencial para Su mediaci&oacute;n Mesi&aacute;nica, pues debe haber una identificaci&oacute;n con aquellos que El represent&oacute;. Como evidencia de Su humanidad:</p> <p>&nbsp;</p> <ol> <li>La Biblia lo presenta como un descendiente de Abraham y David seg&uacute;n la carne (Mat. 1:1-17; Rom. 1:3).</li> <li>La Biblia se refiere a Jes&uacute;s como &ldquo;<em>El Hijo del hombre</em>&rdquo;, apuntando este tetulo a Su humanidad.</li> <li>La Biblia revela que Jes&uacute;s tuvo un cuerpo humano real (Heb. 10:5), experimentado as&iacute; todas las limitaciones de nuestros cuerpo, como el hambre, la sed, el cansancio f&iacute;sico, etc.&nbsp;&nbsp; </li> </ol> <div><br /> <hr size="1" /> <div> <p><a href="#_ftnref1">[1]</a> Pasajes que presentan claramente estas dos naturalezas en la misma persona: Romanos 1:2-5; 9:5; 1 Timoteo 3:16; Hebreos 1-2; Juan 1:1-14; Filipenses 2:6-11.</p> </div> <div> <p><a href="#_ftnref2">[2]</a> Romanos 9:5</p> </div> </div> http://ibgracia.org/blog.html?id=71 http://ibgracia.org/blog.html?id=71 Fortaleciéndonos En El Poder Del Señor <p>&iquest;Por qu&eacute; caemos tanto? &iquest;Por qu&eacute; cedemos tanto a la tentaci&oacute;n? Son preguntas muy frecuentes entre verdaderos creyentes sinceros. En muchas de estas ocasiones la raz&oacute;n de sus frecuentes ca&iacute;das es que no est&aacute;n luchando con la fuerza del Se&ntilde;or, sino con sus propias fuerzas.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mucho se habla de luchar con el poder de Dios, pero &iquest;C&oacute;mo saber si estamos luchando en el poder de Dios o con nuestras propias fuerzas? Creo que hay dos pasajes del Nuevo Testamento que dan respuesta a esta pregunta, uno desde una perspectiva positiva y otro desde una perspectiva negativa:</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong style="font-size: 13px;">A.&nbsp;&nbsp;&nbsp; </strong><strong style="font-size: 13px;">Enfoque Positivo: Efesios 6:10-20</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1. Principio: El pasaje comienza afirmando: &ldquo;<em>Por lo dem&aacute;s, fortaleceos en el Se&ntilde;or y en el poder de su fuerza</em>&rdquo; (v. 10). La pregunta es &iquest;Como? Creo que el verso 11 responde al decir, &ldquo;<em>Revest&iacute;os con toda la armadura de Dios</em>&rdquo;. Dicho de otro modo, la manera de fortalecernos en el poder de Dios es poni&eacute;ndonos cada d&iacute;a Su armadura. Esto implica que para fortalecernos en El debemos usar las armas que El mismo ha dado a sus hijos: la verdad, la justicia, el evangelio, la salvaci&oacute;n, la fe, la palabra de Dios, la oraci&oacute;n, etc. Si queremos vencer debemos usar estas armas.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>2. Aplicaci&oacute;n: Recuerdo una vez un joven venir a confesar una lucha contra la impureza. Lleno de l&aacute;grimas de arrepentimiento y dolor, me dijo que no aguataba mas y que necesitaba ayuda. Mi respuesta inmediata fue, &ldquo;bien&rdquo;. No bien a la impureza, sino a que decidi&oacute; dejar de apoyarse en su propia fuerza y decidi&oacute; vestirse del primer elemento de la armadura de Dios, el cinto de la verdad, lo cual tiene en Efesios un sentido &eacute;tico: &ldquo;<em>Por tanto, dejando a un lado la falsedad, HABLAD VERDAD CADA CUAL CON SU PROJIMO, porque somos miembros los unos de los otros</em>&rdquo; (4:25). Es como el caso de aquel joven que luchaba continuamente contra la depresi&oacute;n espiritual. Un d&iacute;a se dio cuenta que su depresi&oacute;n particular comenz&oacute; a decrecer en la medida que este renunciaba a su comodidad y decidi&oacute; ponerse el calzado del evangelio para predicar a otros con denuedo. &nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong style="font-size: 13px;">B.&nbsp;&nbsp;&nbsp; </strong><strong style="font-size: 13px;">Enfoque Negativo: 2 Corintios 10:1-6</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1. Principio: En el verso 3 Pablo dice que no lucha &ldquo;<em>seg&uacute;n la carne</em>&rdquo;, pues las armas que utiliza en sus luchas no son carnales sino espirituales. Dicho de otro modo, nuestra lucha ser&aacute; carnal si utilizamos armas carnales. Las armas espirituales son aquellas que Dios ha provisto, ya que estas han de ser &ldquo;<em>poderosas en Dios</em>&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>2. Aplicaci&oacute;n: Para esto tengo dos ejemplos. Uno es el de aquel joven que tiene problemas con la impureza y decide unirse a otro joven cristiano en esta lucha. As&iacute; que, hacen un acuerdo de que si uno de ellos cae, el otro le dar&iacute;a una tremenda golpiza. Eso suena determinado, pero tiene un problema: esta no es un arma espiritual. Lo curioso de esto es que una vez compart&iacute;a este ejemplo con unos j&oacute;venes y algunos dijeron: &ldquo;Con raz&oacute;n no result&oacute;&rdquo;. Otro ejemplo lo tenemos en aquel pastor sincero que lucha con la inseguridad y el mal manejo de la cr&iacute;ticas y utiliza como arma el auto defenderse de una manera no proporcional, en lugar de echar todas sus cargas a Dios en oraci&oacute;n y dejar que sea Dios el que le defienda.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Dios nos ayude a pelear en Su fuerza, con Su armadura, para Su gloria y nuestro gozo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>PJJP</p> <p>&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=70 http://ibgracia.org/blog.html?id=70 Cristo En El Antiguo Testamento, II <p><strong>Parte 1: A Quien Buscamos</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; </strong>Como se dijo anteriormente, el prop&oacute;sito de esta secci&oacute;n es considerar verdades b&aacute;sicas acerca de la persona y la obra de Cristo, lo que har&aacute; mas f&aacute;cil encontrarlo a trav&eacute;s del Antiguo Testamento.</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>1. Jes&uacute;s El Mes&iacute;as</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><span style="font-size: 13px;">&nbsp;</span></p> <p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; Seg&uacute;n registra el Ap&oacute;stol Pedro, los profetas del Antiguo Testamento, independientemente del desconocimiento de ciertos detalles, conoc&iacute;an la promesa del Mes&iacute;as, aquel que traer&iacute;a salvaci&oacute;n al pueblo de Dios. <a href="#_ftn1">[1]</a></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; El autor resalta en este punto la importancia de los nombres en la Biblia, ya que estos se&ntilde;alan algo acerca de la naturaleza y el car&aacute;cter de la persona nombrada. Por tanto, su punto principal en este cap&iacute;tulo es analizar el titulo &ldquo;Cristo&rdquo; y su conexi&oacute;n con Jes&uacute;s.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1.1. Definici&oacute;n</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; La palabra &ldquo;Cristo&rdquo; no es un nombre propio, sino un t&iacute;tulo griego que corresponde al hebreo &ldquo;Mes&iacute;as. <a href="#_ftn2">[2]</a> Este sustantivo est&aacute; basado en un verbo que significa &ldquo;aplicar aceite u otra materia grasa de manera superficial sobre&rdquo;. El liquido que mas com&uacute;nmente se utilizaba era el aceite de oliva, y los objetos ungidos eran tanto cosas como personas.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>En el caso particular de las personas, reyes, sacerdotes y profetas <a href="#_ftn3">[3]</a> eran ungidos con aceite como un s&iacute;mbolo que se&ntilde;alaba que hab&iacute;an sido escogidos por Dios y apartados para llevar a cabo una tarea especial y espec&iacute;fica. El aceite era un s&iacute;mbolo ceremonial para referirse al Esp&iacute;ritu Santo viniendo sobre la persona para capacitarle para su oficio y misi&oacute;n.&nbsp; &nbsp;&nbsp;&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1.2 Implicaciones</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>A pesar de que el t&eacute;rmino se usa en el Antiguo Testamento de manera gen&eacute;rica, la realidad es que tambi&eacute;n se utiliza para referirse a la persona y la obra del &uacute;ltimo e ideal Mes&iacute;as, el cual ser&iacute;a: (1) Un instrumento escogido, (2) un instrumento autorizado y (3) un instrumento capacitado o dotado por el Esp&iacute;ritu de Dios para llevar a cabo una tarea especial: la salvaci&oacute;n del pueblo de Dios de la cautividad para llevarlos a casa. <a href="#_ftn4">[4]</a></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1.3 Aplicaci&oacute;n del concepto a Jes&uacute;s</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; Hay evidencia B&iacute;blica de que Jes&uacute;s es el Cristo:</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1.&nbsp;<span style="font-size: 13px;">Escritores del Nuevo Testamento aplican pasajes del Antiguo Testamento que hablan sobre el &uacute;ltimo e ideal Mes&iacute;as aplicados a Jes&uacute;s. Ejemplo de esto es como Pedro en Hechos 4:25-26 utiliza el Salmo 2, el cual nos habla del &ldquo;Mes&iacute;as&rdquo;, el Rey de Sion, a quien Dios Padre entrega todas las naciones como herencia y lo aplica a Jes&uacute;s.</span></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><span style="font-size: 13px;">2. Jes&uacute;s es el profeta supremo que nos da a conocer al Padre (Heb. 1:1-3; Jn. 7:16; 10:30; 1:18), el Sumo Sacerdote por excelencia que nos reconcilia con Dios por Su muerte e intercesi&oacute;n (Heb. 5:1-4; 9:14, 28) y el Rey Supremo que gobierna sobre todas las cosas, pero de manera especial, que pastorea el pueblo de Dios (Ef. 1:21-22; Fil. 2:10-11; Col. 1:16-18).</span></p> <p>&nbsp;</p> <div><br /> <hr size="1" /> <div> <p><a href="#_ftnref1">[1]</a> 1 Pedro 1:10-11</p> </div> <div> <p><a href="#_ftnref2">[2]</a> Juan 1:41; 4:25</p> </div> <div> <p><a href="#_ftnref3">[3]</a> 1 Reyes 1:34; &Eacute;xodo 28:41; 1 Reyes 19:16</p> </div> <div> <p><a href="#_ftnref4">[4]</a> Creo que Isa&iacute;as 45:1, pasaje que utiliza por primera vez el t&eacute;rmino &ldquo;Mes&iacute;as&rdquo; en el Antiguo Testamento, arroja mucha luz sobre la misi&oacute;n del &uacute;ltimo Mes&iacute;as. Se aplica a Ciro, a quien Dios encomend&oacute; la misi&oacute;n espec&iacute;fica de salvar a Israel de manos de sus enemigos (44:28; 45:13).</p> <p>&nbsp;</p> </div> </div> http://ibgracia.org/blog.html?id=69 http://ibgracia.org/blog.html?id=69 Cristo En El Antiguo Testamento I <p><span lang="ES-TRAD"><span><strong>Cristo En El Antiguo Testamento, Parte I</strong></span><br /></span></p> <p><span lang="ES-TRAD"><br /></span></p> <p><span lang="ES-TRAD">La Biblia es la inspirada, infalible y autoritativa palabra de Dios y por tanto, debe ser tomada seriamente y estudiada bien; ella es la &uacute;nica gu&iacute;a para nuestra fe y pr&aacute;ctica. Pero si hemos de entender la Biblia, necesitamos conocer su tema central y prop&oacute;sito primario.</span></p> <p><span lang="ES-TRAD"><br /></span></p> <p><span><br /></span></p> <p><span>Sobre las palabras autoritativas de Jes&uacute;s en Lucas 24:25-47, se sugiere que Cristo es el tema y el mensaje central de toda la Escritura, incluyendo el Antiguo Testamento. Esto no implica que Cristo es el &uacute;nico tema de la Biblia, sino que todos los dem&aacute;s temas tratados en la Escritura se relacionan de alguna manera con Cristo.</span><span>&nbsp;&nbsp;</span></p> <p><span><br /></span></p> <p><span lang="ES-TRAD">&nbsp;</span></p> <p><span>Por tanto, si Cristo es el tema central de la Escritura, se hace imperativo encontrarlo cuando leemos y estudiamos la Biblia. Hablando en t&eacute;rminos realistas, en mas f&aacute;cil encontrarlo en el Nuevo Testamento, ya que es mas obvio debido a que fue escrito despu&eacute;s de Cristo haber venido. Sin embargo, aunque no es f&aacute;cil encontrarlo en la superficie, Cristo es el mensaje central del Antiguo Testamento.</span></p> <p><span><br /></span></p> <p><span><br /></span></p> <p><span>El prop&oacute;sito de estos breves estudios es definir e ilustrar algunas pautas para encontrar a Cristo en el Antiguo Testamento. Para esto, dividiremos el estudio en dos grandes encabezados: Parte 1,&nbsp;</span><span style="text-decoration: underline;">A Quien Buscamos</span><span>, en la que se consideran verdades b&aacute;sicas acerca de la persona y la obra de Cristo, lo que har&aacute;n mas f&aacute;cil encontrarlo en el Antiguo Testamento; Parte 2, Donde Encontrarlo, en la que se consideran algunos lugares clave del Antiguo Testamento en los que Cristo es revelado.</span><span>&nbsp;&nbsp;</span><span>&nbsp;</span></p> <p><span><br /></span></p> <p><span lang="ES-TRAD">&nbsp;</span></p> <p><span lang="ES-TRAD">Soli Deo Gloria</span></p> http://ibgracia.org/blog.html?id=68 http://ibgracia.org/blog.html?id=68 Funciones De La Ley <p><strong>Funciones De la Ley En El Cristiano</strong></p> <p>La Ley Moral En El Libro De Romanos</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Introducci&oacute;n</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <ul> <li>Relaci&oacute;n Pactual: Se&ntilde;or-Siervo --- Primero redenci&oacute;n, luego ley. </li> </ul> <p>&nbsp;</p> <ol> <li>Antiguo pacto: &ldquo;<strong><sup>&nbsp;</sup></strong><em>Yo soy el SE&Ntilde;OR tu Dios, que te saqu&eacute; de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre. No tendr&aacute;s otros dioses delante de m&iacute;</em>&rdquo; (Ex. 20:2-3).</li> <li><span style="font-size: 13px;">Nuevo pacto: &ldquo;</span><em style="font-size: 13px;">Por tanto, hermanos m&iacute;os, tambi&eacute;n a vosotros se os hizo morir a la ley por medio del cuerpo de Cristo, para que se&aacute;is unidos a otro, a aquel que resucit&oacute; de entre los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios</em><span style="font-size: 13px;">&rdquo; (Rom. 7:4).</span></li> </ol> <ul> <li></li> <li>&iquest;Cu&aacute;l es la funci&oacute;n de la ley en el pueblo redimido por Dios?</li> <li></li> <li>Punto de partida: Ep&iacute;stola de Pablo a los Romanos. </li> </ul> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>I. Definici&oacute;n De La Ley</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>1. <span style="text-decoration: underline;">Definici&oacute;n General</span>: Los mandamientos morales de Dios: &ldquo;<em>As&iacute; que la ley es santa, y el mandamiento es santo, justo y bueno</em>&rdquo; (Rom. 7:12).</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>2. <span style="text-decoration: underline;">Identificaci&oacute;n espec&iacute;fica</span>:</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <ol> <li>La codicia: &ldquo;&iquest;Qu&eacute; diremos entonces? &iquest;Es pecado la ley? &iexcl;De ning&uacute;n modo! Al contrario, yo no hubiera llegado a conocer el pecado si no hubiera sido por medio de la ley; porque yo no hubiera sabido lo que es la codicia, si la ley no hubiera dicho: NO CODICIARAS&rdquo; (Rom. 7:7).</li> <li><span style="font-size: 13px;">La segunda tabla de la ley: &ldquo;No deb&aacute;is a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama a su pr&oacute;jimo, ha cumplido la ley. Porque esto: NO COMETERAS ADULTERIO, NO MATARAS, NO HURTARAS, NO CODICIARAS, y cualquier otro mandamiento, en estas palabras se resume: AMARAS A TU PROJIMO COMO A TI MISMO&rdquo; (Rom. 13:8-9).</span></li> </ol> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>II. Car&aacute;cter General De La Ley</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>1. <span style="text-decoration: underline;">Car&aacute;cter</span>: La ley es Santa, recta y buena: &ldquo;<em>As&iacute; que la ley es santa, y el mandamiento es santo, justo y bueno</em> (Rom. 7:12)&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>2. <span style="text-decoration: underline;">Fundamento de su bondad</span>: El car&aacute;cter de Dios: &ldquo;<em>As&iacute; que, queriendo yo <span style="text-decoration: underline;">hacer el bien</span>, hallo la ley de que el mal est&aacute; presente en m&iacute;. Porque en el hombre interior me deleito con <span style="text-decoration: underline;">la ley de Dios</span></em>&rdquo; (Rom. 7:21-22).</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>III. Funciones De La Ley </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>A. En Sentido Negativo: La cosas que la ley no puede hacer a causa de nuestra carne: &ldquo;<em>Pues lo que la ley no pudo hacer, ya que era d&eacute;bil por causa de la carne, Dios lo hizo</em>&rdquo; (Rom. 8:3). Entra estas cosas:</p> <p>&nbsp;</p> <p>1. <span style="text-decoration: underline;">La ley no justifica</span>.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>a. Declaraci&oacute;n: &ldquo;<em>porque por las obras de la ley ning&uacute;n ser humano ser&aacute; justificado delante de El</em>&rdquo; (Rom. 3:20); &ldquo;<em>Porque concluimos que el hombre es justificado por la fe aparte de las obras de la ley</em>&rdquo; (Rom. 3:28; Cf. Gal. 3:10-11; 2:16).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>b. Prueba:</p> <p>&nbsp;</p> <ol> <li>Ejemplo positivo: &ldquo;<em>Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qu&eacute; jactarse, pero no para con Dios.</em><em> Porque &iquest;qu&eacute; dice la Escritura? Y CREYO ABRAHAM A DIOS, Y LE FUE CONTADO POR JUSTICIA&hellip;</em><em>Como tambi&eacute;n David habla de la bendici&oacute;n que viene sobre el hombre a quien Dios atribuye justicia aparte de las obras</em>&rdquo; (Rom. 4:2-3, 6).</li> <li>Ejemplo negativo: &ldquo;<em>pero Israel, que iba tras una ley de justicia, no alcanz&oacute; esa ley. &iquest;Por qu&eacute;? Porque no iban tras ella por fe, sino como por obras. Tropezaron en la piedra de tropiezo</em>&rdquo; (Rom. 9:31-32). </li> </ol> <p>&nbsp;</p> <p>2. <span style="text-decoration: underline;">La ley no santifica</span>: &ldquo;<em>Porque en el hombre interior me deleito con la ley de Dios, pero veo otra ley en los miembros de mi cuerpo que hace guerra contra la ley de mi mente, y me hace prisionero de la ley del pecado que est&aacute; en mis miembros</em>&rdquo; (Rom. 8:22-23). Solo el Esp&iacute;ritu Santo puede santificar o reproducir el car&aacute;cter de Cristo:<strong> &ldquo;</strong><em>porque si viv&iacute;s conforme a la carne, habr&eacute;is de morir; pero si por el Esp&iacute;ritu hac&eacute;is morir las obras de la carne, vivir&eacute;is</em>&rdquo; (Rom. 8:13).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>B. En sentido positivo:</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1. <span style="text-decoration: underline;">Por medio de la ley es el conocimiento del pecado</span>:</p> <p>a. Declaraci&oacute;n: &ldquo;<em>Ahora bien, sabemos que cuanto dice la ley, lo dice a los que est&aacute;n bajo la ley, para que toda boca se calle y todo el mundo sea hecho responsable ante Dios; porque por las obras de la ley ning&uacute;n ser humano ser&aacute; justificado delante de El; pues por medio de la ley viene el conocimiento del pecado</em>&rdquo; (Rom. 3:19-20; Cf. Rom. 7:7).</p> <p>b. Implicaci&oacute;n: La ley nos muestra nuestra injusticia: &ldquo;<em>para que toda boca se calle y todo el mundo sea hecho responsable ante Dios</em>&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>2. <span style="text-decoration: underline;">La ley es un ayo que nos conduce a Cristo</span>: &ldquo;<em>Porque Cristo es el fin de la ley para justicia a todo aquel que cree</em>&rdquo; (Rom. 10:4).</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>3. <span style="text-decoration: underline;">La ley sirve para conducirnos a una manifestaci&oacute;n pr&aacute;ctica del amor</span>:<strong> </strong>&ldquo;<em>No deb&aacute;is a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama a su pr&oacute;jimo, ha cumplido la ley. </em><em>Porque esto: NO COMETERAS ADULTERIO, NO MATARAS, NO HURTARAS, NO CODICIARAS, y cualquier otro mandamiento, en estas palabras se resume: AMAR</em><em>AS A TU PROJIMO COMO A TI MISMO</em>&rdquo; (Rom. 13:8-9).<strong> </strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Conclusi&oacute;n</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>La ley no nos puede dar la justicia que nos recomienda a Dios, pero una vez justificados y por medio de la obra santificadora del Esp&iacute;ritu, somos capacitados para mostrar el car&aacute;cter y el esp&iacute;ritu de la ley para la gloria de Dios.&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=67 http://ibgracia.org/blog.html?id=67 Salmos Imprecatorios, ¿Justificación Para Aborrecer a Nuestros Enemigos? <p>Los escribas, con una interpretaci&oacute;n distorsionada del Antiguo Testamento, ensenaron al pueblo a amar a sus hermanos y a aborrecer a sus enemigos: &ldquo;<em>O&iacute;steis que fue dicho: Amar&aacute;s a tu pr&oacute;jimo,&nbsp; y aborrecer&aacute;s a tu enemigo</em>&rdquo; (Mat. 5:43). Es posible que muchos de ellos se sent&iacute;an justificados en aborrecer a sus enemigos por una mala interpretaci&oacute;n de los salmos imprecatorios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Los salmos&nbsp;imprecatorios son aquellos Salmos&nbsp;donde el salmista expresa aborrecimiento por los enemigos de Dios e invoca maldiciones divinas sobre ellos.&nbsp;Quiz&aacute; uno de los ejemplos m&aacute;s famosos es el Salmo 69, en el que el Salmista dice: &ldquo;<em>Sean oscurecidos sus ojos para que no vean, y haz temblar continuamente sus lomos. Derrama sobre ellos tu ira, y el furor de tu enojo los alcance. Sea su palacio asolado; en sus tiendas no haya morador</em>&rdquo;. Adem&aacute;s de este, est&aacute;n&nbsp;el 35, 58, 83, 109, 137).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&iquest;La pregunta es, son estos Salmos una justificaci&oacute;n para aborrecer a nuestros enemigos? 3 observaciones al respecto:</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <ul> <li>1. Debe considerarse que en algunos de estos salmos el amor por el enemigo se ha estado buscando durante largo tiempo: &ldquo;<em>Me devuelven mal por bien, Para afligir a mi alma. Pero yo, cuando ellos enfermaron, me vest&iacute; de cilicio; Aflig&iacute; con ayuno mi alma,&nbsp; Y mi oraci&oacute;n se volv&iacute;a a mi seno</em>&rdquo; (Sal. 35:12-13).</li> </ul> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <ul> </ul> <ul> <li>2. El aborrecimiento puede referirse a una repugnancia moral y no a una venganza personal. Dicho de otro modo,&nbsp;en ellos, el salmista no habla sintiendo ning&uacute;n rencor personal sino que, como representante del pueblo de Dios, considera a los imp&iacute;os como enemigos de Dios y por lo tanto, sus propios enemigos, como parte del pueblo y de la causa de Dios.</li> </ul> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <ul> <li>3. En Mateo 22:43 y Jn. 10:35, Jes&uacute;s vio al Salmista hablando bajo inspiraci&oacute;n y anunciando al Mes&iacute;as y juez invocando juicio sobre sus enemigos. No es entonces un af&aacute;n de venganza personal, sino una interpretaci&oacute;n prof&eacute;tica de lo que suceder&aacute; en el &uacute;ltimo d&iacute;a cuando Dios arroje a todos Sus enemigos no arrepentidos al infierno.</li> </ul> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Conclusi&oacute;n:</strong>&nbsp;Un texto fuera de contexto se convierte en un pretexto. No hay raz&oacute;n para aborrecer a nuestros enemigos en base a estos Salmos.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=66 http://ibgracia.org/blog.html?id=66 Confesion/Arrepentimiento <p><strong>1- Confesi&oacute;n de pecados es necesario para nuestro bienestar total:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Salmo 32:5: &ldquo;Te manifest&eacute; mi pecado, y no encubr&iacute; mi iniquidad. Dije: Confesar&eacute; mis transgresiones al SE&Ntilde;OR; y t&uacute; perdonaste la culpa de mi pecado&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Salmo 41:5: &ldquo;Yo dije: Oh SE&Ntilde;OR, ten piedad de m&iacute;; sana mi alma, porque contra ti he pecado&rdquo;. Salmo 38:18: &ldquo;Confieso, pues, mi iniquidad; afligido estoy a causa de mi pecado&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>2- Arrepentimiento y confesi&oacute;n gu&iacute;an a la restauraci&oacute;n y sanidad:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>1 Juan 1:9: &ldquo;Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Salmo 51:9-12: &ldquo;Esconde tu rostro de mis pecados, y borra todas mis iniquidades. Crea en m&iacute;, oh Dios, un coraz&oacute;n limpio, y renueva un esp&iacute;ritu recto dentro de m&iacute;. No me eches de tu presencia, y no quites de m&iacute; tu santo Esp&iacute;ritu. Restit&uacute;yeme el gozo de tu salvaci&oacute;n, y sostenme con un esp&iacute;ritu de poder&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Romanos 4:7-8: &ldquo;BIENAVENTURADOS AQUELLOS CUYAS INIQUIDADES HAN SIDO PERDONADAS, Y CUYOS PECADOS HAN SIDO CUBIERTOS. BIENAVENTURADO EL HOMBRE CUYO PECADO EL SE&Ntilde;OR NO TOMARA EN CUENTA&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>2 Cor. 5:17</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>3-&nbsp;<span style="font-size: 13px;">Confesi&oacute;n de pecado envuelve un compromiso de apartarse del pecado:</span></strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Prov. 28:13: &ldquo;El que encubre sus pecados no prosperar&aacute;, mas el que los confiesa y los abandona hallar&aacute; misericordia&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Isa&iacute;as 1:16: &ldquo;Lavaos, limpiaos, quitad la maldad de vuestras obras de delante de mis ojos; cesad de hacer el mal&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Ezequiel 18:30-31: &ldquo;Por tanto, os juzgar&eacute;, a cada uno conforme a su conducta, oh casa de Israel--declara el Se&ntilde;or DIOS--. Arrepent&iacute;os y apartaos de todas vuestras transgresiones, para que la iniquidad no os sea piedra de tropiezo. Arrojad de vosotros todas las transgresiones que hab&eacute;is cometido, y haceos un coraz&oacute;n nuevo y un esp&iacute;ritu nuevo. &iquest;Por qu&eacute; hab&eacute;is de morir, casa de Israel?&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Isa&iacute;as 55:6-7; Efesios 4:22-24</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>4- Confesi&oacute;n de pecado puede requerir restituci&oacute;n:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Proverbios 14:9: &ldquo;Los necios se mofan del pecado, pero entre los rectos hay buena voluntad&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Lucas 19:8: &ldquo;Y Zaqueo, puesto en pie, dijo al Se&ntilde;or: He aqu&iacute;, Se&ntilde;or, la mitad de mis bienes dar&eacute; a los pobres, y si en algo he defraudado a alguno, se lo restituir&eacute; cuadruplicado&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Ilustraciones B&iacute;blicas: David (Salmo 51); Cristianos en &Eacute;feso (Hch. 19:18-19); Israelitas bajo la ley (Lev. 6:1-5; Num. 5:6-7).</p> <p>&nbsp;</p> <p>Tomado de Quick Scripture Reference For Counseling Youth.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=65 http://ibgracia.org/blog.html?id=65 Queja/Murmuración <p><strong>1- Un esp&iacute;ritu de queja no deber&iacute;a ser parte del caminar cristiano:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Flp 2:14&nbsp; Haced todas las cosas sin murmuraciones ni discusiones,</p> <p>Flp 2:15&nbsp; para que se&aacute;is irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin tacha en medio de una generaci&oacute;n torcida y perversa, en medio de la cual resplandec&eacute;is como luminares en el mundo,</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>Stg 5:9&nbsp; Hermanos, no os quej&eacute;is unos contra otros, para que no se&aacute;is juzgados; mirad, el Juez est&aacute; a las puertas.</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>1Co 10:10&nbsp; Ni murmur&eacute;is, como algunos de ellos murmuraron, y fueron destruidos por el destructor.</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>Col 3:13&nbsp; soport&aacute;ndoos unos a otros y perdon&aacute;ndoos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro; como Cristo os perdon&oacute;, as&iacute; tambi&eacute;n <em>hacedlo</em> vosotros.<strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>2- Que tu perspectiva y manera sea la de una aceptaci&oacute;n paciente:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Ecl 7:8&nbsp; Mejor es el fin de un asunto que su comienzo; mejor es la paciencia de esp&iacute;ritu que la altivez de esp&iacute;ritu.</p> <p>Ecl 7:9&nbsp; No te apresures en tu esp&iacute;ritu a enojarte, porque el enojo se anida en el seno de los necios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 15:7&nbsp; Por tanto, aceptaos los unos a los otros, como tambi&eacute;n Cristo nos acept&oacute; para gloria de Dios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Efe 4:2&nbsp; con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soport&aacute;ndoos unos a otros en amor,</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>3- La paz de Cristo y el contentamiento son ingredientes vitales para un esp&iacute;ritu positivo: </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jua 14:27&nbsp; La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro coraz&oacute;n, ni tenga miedo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Flp 4:11&nbsp; No que hable porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme cualquiera que sea mi situaci&oacute;n.</p> <p>Flp 4:12 &nbsp;S&eacute; vivir en pobreza, y s&eacute; vivir en prosperidad; en todo y por todo he aprendido el secreto tanto de estar saciado como <em>de</em> tener hambre, de tener abundancia como de sufrir necesidad.</p> <p>Flp 4:13&nbsp; Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Col 3:12&nbsp; Entonces, como escogidos de Dios, santos y amados, revest&iacute;os de tierna compasi&oacute;n, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia;</p> <p>Col 3:13&nbsp; soport&aacute;ndoos unos a otros y perdon&aacute;ndoos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro; como Cristo os perdon&oacute;, as&iacute; tambi&eacute;n <em>hacedlo</em> vosotros.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Ilustraci&oacute;n B&iacute;blica: </strong>Israel (&Eacute;xodo 16; N&uacute;meros 16).<strong> </strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>Tomado de <span style="text-decoration: underline;">Quick Scripture Reference For Counseling Youth</span>. <strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> http://ibgracia.org/blog.html?id=64 http://ibgracia.org/blog.html?id=64 Ropa/Vestido <p><strong>1- Dios ha prometido suplir para nuestra necesidad de vestido:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mat 6:28&nbsp; Y por la ropa, &iquest;por qu&eacute; os preocup&aacute;is? Observad c&oacute;mo crecen los lirios del campo; no trabajan, ni hilan;</p> <p>Mat 6:29&nbsp; pero os digo que ni Salom&oacute;n en toda su gloria se visti&oacute; como uno de &eacute;stos.</p> <p>Mat 6:30&nbsp; Y si Dios viste as&iacute; la hierba del campo, que hoy es y ma&ntilde;ana es echada al horno, &iquest;no <em>har&aacute;</em> mucho m&aacute;s por vosotros, hombres de poca fe?<em>&nbsp;</em></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>2- Dios sabe que necesitamos del vestido, pero pide que le demos prioridad a El en nuestras vidas:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mat 6:32&nbsp; Porque los gentiles buscan ansiosamente todas estas cosas; que vuestro Padre celestial sabe que necesit&aacute;is de todas estas cosas.</p> <p>Mat 6:33&nbsp; Pero buscad primero su reino y su justicia, y todas estas cosas os ser&aacute;n a&ntilde;adidas.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>3- Las personas que no ponen a Dios en primer lugar en sus vidas no encuentran ning&uacute;n beneficio ni satisfacci&oacute;n en el vestir, aun cuando sea algo esencial: </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Hag 1:6&nbsp; Sembr&aacute;is mucho, pero recog&eacute;is poco; com&eacute;is, pero no hay <em>suficiente</em> para que os saci&eacute;is; beb&eacute;is, pero no hay <em>suficiente</em> para que os embriagu&eacute;is; os vest&iacute;s, pero nadie se calienta; y el que recibe salario, recibe salario en bolsa rota.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>4- Un contentamiento piadoso con nuestras posesiones presentes en una marca de madurez cristiana:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Ti 6:6&nbsp; Pero la piedad, <em>en efecto,</em> es un medio de gran ganancia cuando <em>va</em> acompa&ntilde;ada de contentamiento.</p> <p>1Ti 6:7&nbsp; Porque nada hemos tra&iacute;do al mundo, as&iacute; que nada podemos sacar de &eacute;l.</p> <p>1Ti 6:8&nbsp; Y si tenemos qu&eacute; comer y con qu&eacute; cubrirnos, con eso estaremos contentos.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>Flp 4:12</strong>&nbsp; S&eacute; vivir en pobreza, y s&eacute; vivir en prosperidad; en todo y por todo he aprendido el secreto tanto de estar saciado como <em>de</em> tener hambre, de tener abundancia como de sufrir necesidad.<strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>5- El ap&oacute;stol Pablo estaba dispuesto a vestir pobremente por el bien del evangelio:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Co 4:11&nbsp; Hasta el momento presente pasamos hambre y sed, andamos mal vestidos, somos maltratados y no tenemos d&oacute;nde vivir;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>6- Dios est&aacute; preocupado por aquellos que viven en pobreza sin un vestido adecuado y espera que nosotros seamos parte de la soluci&oacute;n:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Deu 10:18&nbsp; El hace justicia al hu&eacute;rfano y a la viuda, y muestra su amor al extranjero d&aacute;ndole pan y vestido.</p> <p>Deu 10:19&nbsp; Mostrad, pues, amor al extranjero, porque vosotros fuisteis extranjeros en la tierra de Egipto.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>Stg 2:15&nbsp; Si un hermano o una hermana no tienen ropa y carecen del sustento diario,</p> <p>Stg 2:16&nbsp; y uno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais lo necesario para <em>su</em> cuerpo, &iquest;de qu&eacute; sirve?<strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>7- El vestido no debe hacer diferencia en nuestra aceptaci&oacute;n de las personas:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Stg 2:2&nbsp; Porque si en vuestra congregaci&oacute;n entra un hombre con anillo de oro y vestido de ropa lujosa, y tambi&eacute;n entra un pobre con ropa sucia,</p> <p>Stg 2:3&nbsp; y dais atenci&oacute;n especial al que lleva la ropa lujosa, y dec&iacute;s: T&uacute; si&eacute;ntate aqu&iacute;, en un buen lugar; y al pobre dec&iacute;s: T&uacute; estate all&iacute; de pie, o si&eacute;ntate junto a mi estrado;</p> <p>Stg 2:4&nbsp; &iquest;no hab&eacute;is hecho distinciones entre vosotros mismos, y hab&eacute;is venido a ser jueces con malos pensamientos?<strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>8- Mientras Dios no espera que andemos andrajosos, El requiere modestia, buen gusto y moderaci&oacute;n. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Ti 2:9&nbsp; Asimismo, que las mujeres se vistan con ropa decorosa, con pudor y modestia, no con peinado ostentoso, no con oro, o perlas, o vestidos costosos;</p> <p>1Ti 2:10&nbsp; sino con buenas obras, como corresponde a las mujeres que profesan la piedad.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Pe 3:3&nbsp; Y que vuestro adorno no sea externo: peinados ostentosos, joyas de oro o vestidos lujosos,</p> <p>1Pe 3:4&nbsp; sino <em>que sea</em> el yo interno, con el adorno incorruptible de un esp&iacute;ritu tierno y sereno, lo cual es precioso delante de Dios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>9- Las personas ven las apariencias, pero Dios mira el coraz&oacute;n. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Sa 16:7&nbsp; Pero el SE&Ntilde;OR dijo a Samuel: No mires a su apariencia, ni a lo alto de su estatura, porque lo he desechado; pues Dios ve no como el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el SE&Ntilde;OR mira el coraz&oacute;n.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>10- Las cualidades espirituales son el vestido m&aacute;s importante. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Pe 5:5&nbsp; Asimismo, <em>vosotros</em> los m&aacute;s j&oacute;venes, estad sujetos a los mayores; y todos, revest&iacute;os de humildad en vuestro trato mutuo, porque DIOS RESISTE A LOS SOBERBIOS, PERO DA GRACIA A LOS HUMILDES.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Ilustraciones B&iacute;blicas:</strong> Sara (1 Ped. 3:1-6); mujeres de Si&oacute;n (Isa. 3:16-26)</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Tomado de <span style="text-decoration: underline;">Quick Scripture Reference For Counseling Youth</span>.&nbsp;<strong>&nbsp;</strong></p> http://ibgracia.org/blog.html?id=63 http://ibgracia.org/blog.html?id=63 Una Angustia Escatológica <p>Al leer estos vers&iacute;culos es posible notar que se trata de una profec&iacute;a, un evento que no ha ocurrido o no visto, lo cual trae consigo alg&uacute;n grado oscuro o de dif&iacute;cil interpretaci&oacute;n. Aun as&iacute; se puede deducir con un grado aceptable de certeza, que para el tiempo antes del regreso del Se&ntilde;or Jes&uacute;s, el mundo ser&aacute; atribulado en una manera inusual con abundante fen&oacute;menos en la naturaleza: &ldquo;Desfalleciendo los hombres por el temor y la expectaci&oacute;n de las cosas que sobrevendr&aacute;n en la tierra&ldquo; (v26). Esta terrible visitaci&oacute;n ser&aacute; por dos causas; por un lado, el fruto de la rebeld&iacute;a y noveler&iacute;a de los incr&eacute;dulos, y por el otro, del justo juicio de Dios contra los que le han rechazado, o no obedecen el Evangelio de salvaci&oacute;n.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Partiendo de la revelaci&oacute;n b&iacute;blica no es dif&iacute;cil predecir lo que suceder&aacute; antes del fin del mundo, ya que las Escrituras usan no pocos precedentes como ilustraciones del tiempo previo a este magno acontecimiento; n&oacute;tese: &ldquo;Como fue en los d&iacute;as de No&eacute;, as&iacute; tambi&eacute;n ser&aacute; en los d&iacute;as del Hijo del Hombre&hellip;<strong>. </strong>Y estaba la tierra llena de violencia&hellip; Asimismo como sucedi&oacute; en los d&iacute;as de Lot&hellip; As&iacute; ser&aacute; el d&iacute;a en que el Hijo del Hombre se manifieste&rdquo; (Lc.17:26,28,30; Gen.6:11); la violencia en tiempo de No&eacute; significa injusticia, rapi&ntilde;a, pillaje, corrupci&oacute;n, robo e injurias. Un estado de violencia es contrario a un estado de seguridad; el violento se levanta contra toda autoridad, y lo que no puede obtener con trabajo honesto, lo toma por sus propias manos. El otro cuadro es la &eacute;poca de Lot, y all&iacute; fue de total anarqu&iacute;a. Sin restricci&oacute;n se dieron a la inmoralidad, impiedad e irrespeto; un caso: &ldquo;Ellos respondieron: Quita all&aacute;; y a&ntilde;adieron: Vino este extra&ntilde;o para habitar entre nosotros, &iquest;y habr&aacute; de erigirse en juez? Ahora te haremos m&aacute;s mal que a ellos. Y hac&iacute;an gran violencia al var&oacute;n, a Lot, y se acercaron para romper la puerta.&rdquo; (Gen.19:9). Tal ser&aacute; el cuadro moral imperante antes de la Segunda Venida; mucha impiedad. Violencia social, domestica y homosexualidad.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Esto hace una notoria diferencia de la manera como el mundo eval&uacute;a los eventos y las cat&aacute;strofes en la naturaleza. Ellos dicen: Ocurri&oacute; un terremoto en Jap&oacute;n, un Tsunami en Sendai, y agregan, la tercera econom&iacute;a del mundo se tambalea, el petr&oacute;leo baja de precio, la causa fue el movimiento de las placas tect&oacute;nicas del Pac&iacute;fico, y en una u otra manera el Internet, los peri&oacute;dicos, la TV, la radio y el hablar com&uacute;n de la gente gastan su tiempo. En cambio para los hijos de Dios esos mismos hechos traen otro mensaje: &ldquo;Sabed que est&aacute; cerca el reino de Dios&rdquo; (Lc.21:31). N&oacute;tese el imperativo: &ldquo;Sabed&rdquo;, o que requiere esfuerzo poner la mente por encima del hablar del mundo, para que su influencia no nos inunde, que trayendo segundos pensamientos tengamos presente que: &ldquo;El fin se acerca, el Se&ntilde;or Jes&uacute;s viene pronto.&rdquo;</p> <p>&nbsp;</p> <p>En resumen: &nbsp;Se ver&aacute;n grandes se&ntilde;ales en los cielos, en la tierra y el mar, antes de la aparici&oacute;n gloriosa de nuestro Se&ntilde;or Jesucristo. Am&eacute;n.&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=62 http://ibgracia.org/blog.html?id=62 Vida de Iglesia <p><strong>1- Juntarse como creyentes es algo que no debe ser negado:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Heb 10:24&nbsp; y consideremos c&oacute;mo estimularnos unos a otros al amor y a las buenas obras,</p> <p>Heb 10:25&nbsp; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhort&aacute;ndonos <em>unos a otros</em> , y mucho m&aacute;s al ver que el d&iacute;a se acerca.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Sal 122:1</strong>&nbsp; C&aacute;ntico de ascenso gradual; de David. Yo me alegr&eacute; cuando me dijeron: Vamos a la casa del SE&Ntilde;OR.</p> <p><em>&nbsp;</em></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>2- Sumisi&oacute;n a las autoridad de los l&iacute;deres de la iglesia es requerido:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Heb 13:17&nbsp; Obedeced a vuestros pastores y sujetaos <em>a ellos,</em> porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta. Permitidles que lo hagan con alegr&iacute;a y no quej&aacute;ndose, porque eso no ser&iacute;a provechoso para vosotros.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>3- Los l&iacute;deres de la iglesia deben ser honrados y estimados: </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Ts 5:12&nbsp; Pero os rogamos hermanos, que reconozc&aacute;is a los que con diligencia trabajan entre vosotros, y os dirigen en el Se&ntilde;or y os instruyen,</p> <p>1Ts 5:13&nbsp; y que los teng&aacute;is en muy alta estima con amor, por causa de su trabajo. Vivid en paz los unos con los otros.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>4- Los creyentes se necesitan unos a otros para que el cuerpo funcione como Dios quiere:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 12:4&nbsp; Pues as&iacute; como en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma funci&oacute;n,</p> <p>Rom 12:5&nbsp; as&iacute; nosotros, que somos muchos, somos un cuerpo en Cristo e individualmente miembros los unos de los otros.</p> <p><strong>Rom 12:6</strong>&nbsp; Pero teniendo dones que difieren, seg&uacute;n la gracia que nos ha sido dada, <em>us&eacute;moslos:</em> si el de profec&iacute;a, <em>&uacute;sese</em> en proporci&oacute;n a la fe;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Co 12:21&nbsp; Y el ojo no puede decir a la mano: No te necesito; ni tampoco la cabeza a los pies: No os necesito.</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Co 12:26&nbsp; Y si un miembro sufre, todos los miembros sufren con &eacute;l; <em>y</em> si <em>un</em> miembro es honrado, todos los miembros se regocijan con &eacute;l.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>5- Recibir instrucci&oacute;n de individuos dotados en el cuerpo de Cristo es esencial para el crecimiento de las personas:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Efe 4:11&nbsp; Y El dio a algunos <em>el ser</em> ap&oacute;stoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y maestros,</p> <p>Efe 4:12&nbsp; a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificaci&oacute;n del cuerpo de Cristo;</p> <p>Efe 4:13&nbsp; hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios, a la condici&oacute;n de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Col 1:9&nbsp; Por esta raz&oacute;n, tambi&eacute;n nosotros, desde el d&iacute;a que <em>lo</em> supimos, no hemos cesado de orar por vosotros y de rogar que se&aacute;is llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabidur&iacute;a y comprensi&oacute;n espiritual,</p> <p>Col 1:10&nbsp; para que and&eacute;is como es digno del Se&ntilde;or, agrad&aacute;ndo<em>le</em> en todo, dando fruto en toda buena obra y creciendo en el conocimiento de Dios;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>6- Son numerosos los pasajes que nos estimulan en nuestras relaciones a animarnos unos para con otros:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jua 13:34&nbsp; Un mandamiento nuevo os doy: Que os am&eacute;is unos a otros;<sup>(F)</sup> como yo os he amado, que tambi&eacute;n os am&eacute;is unos a otros.</p> <p>Jua 13:35&nbsp; En esto conocer&aacute;n todos que sois mis disc&iacute;pulos, si tuviereis amor los unos con los otros.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>G&aacute;l 6:1</strong>&nbsp; Hermanos, aun si alguno es sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradlo en un esp&iacute;ritu de mansedumbre, mir&aacute;ndote a ti mismo, no sea que t&uacute; tambi&eacute;n seas tentado.</p> <p>G&aacute;l 6:2&nbsp; Llevad los unos las cargas de los otros, y cumplid as&iacute; la ley de Cristo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Ts 5:11&nbsp; Por tanto, alentaos los unos a los otros, y edificaos el uno al otro, tal como lo est&aacute;is haciendo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 15:7&nbsp; Por tanto, aceptaos los unos a los otros, como tambi&eacute;n Cristo nos acept&oacute; para gloria de Dios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Efe 4:2&nbsp; con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soport&aacute;ndoos unos a otros en amor,</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>7- Hemos de recordar que no todo el que asiste a la iglesia o pertenece a una iglesia visible es necesariamente un creyente genuino:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mat 13:36&nbsp; Entonces dej&oacute; a la multitud y entr&oacute; en la casa. Y se le acercaron sus disc&iacute;pulos, diciendo: Expl&iacute;canos la par&aacute;bola de la ciza&ntilde;a del campo.</p> <p>Mat 13:37&nbsp; Y respondiendo El, dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre,</p> <p>Mat 13:38&nbsp; y el campo es el mundo; y la buena semilla son los hijos del reino, y la ciza&ntilde;a son los hijos del maligno;</p> <p>Mat 13:39&nbsp; y el enemigo que la sembr&oacute; es el diablo, y la siega es el fin del mundo, y los segadores son los &aacute;ngeles.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>2Pe 2:1</strong>&nbsp; Pero se levantaron falsos profetas entre el pueblo, as&iacute; como habr&aacute; tambi&eacute;n falsos maestros entre vosotros, los cuales encubiertamente introducir&aacute;n herej&iacute;as destructoras, negando incluso al Se&ntilde;or que los compr&oacute;, trayendo sobre s&iacute; una destrucci&oacute;n repentina.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mat 15:8&nbsp; "ESTE PUEBLO CON LOS LABIOS ME HONRA, PERO SU CORAZON ESTA MUY LEJOS DE MI.</p> <p>Mat 15:9&nbsp; "MAS EN VANO ME RINDEN CULTO, ENSE&Ntilde;ANDO COMO DOCTRINAS PRECEPTOS DE HOMBRES."</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Ilustraciones B&iacute;blicas:</strong> Mateo 13</p> <p>&nbsp;</p> <p>Tomado de <span style="text-decoration: underline;">Quick Scripture Reference For Counseling Youth</span>. <strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=61 http://ibgracia.org/blog.html?id=61 Profecía sobre Jerusalén <p>Luego de este anuncio, el Se&ntilde;or Jes&uacute;s revela quien gobernar&iacute;a sobre la ciudad y el tiempo del dominio: &ldquo;Jerusal&eacute;n ser&aacute; hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan&rdquo; (v24), y cuando el tiempo de los gentiles se cumpla, ah&iacute; entra el &ldquo;entonces&rdquo; de nuestro pasaje: &ldquo;Entonces habr&aacute; se&ntilde;ales en el sol, en la luna y en las estrellas&hellip;&rdquo; (v25). Pero previo de ver nuestro pasaje, veamos algunos asuntos de la destrucci&oacute;n de Jerusal&eacute;n que llaman nuestra atenci&oacute;n.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Leo: &ldquo;Jerusal&eacute;n ser&aacute; hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan&rdquo; (v24), esto es, que no ser&aacute; gobernada ya m&aacute;s por los jud&iacute;os, sino por los no jud&iacute;os o incr&eacute;dulos; dicho de otro modo, que los jud&iacute;os nunca m&aacute;s se reunir&iacute;an como naci&oacute;n para habitar juntos en la ciudad de Jerusal&eacute;n. Esta palabra traducida como &ldquo;hollada&rdquo;, tambi&eacute;n puede ser traducida como &ldquo;conquistada.&rdquo; Cuando una ciudad es conquistada no significa que no puedan habitar all&iacute; sus ciudadanos, sino que no tendr&aacute;n dominio sobre lo que antes tuvieron. Adem&aacute;s, notemos donde estaba Jes&uacute;s cuando dijo esta profec&iacute;a: &ldquo;Y a unos que hablaban de que el templo estaba adornado de hermosas piedras y ofrendas votivas, dijo: En cuanto a estas cosas que veis, d&iacute;as vendr&aacute;n en que no quedar&aacute; piedra sobre piedra, que no sea destruida&rdquo; (v5-6); en el templo, el centro del poder pol&iacute;tico y religioso. Hoy d&iacute;a la capital de Israel es Tel Aviv, no Jerusal&eacute;n, a pesar de todos los intentos que hist&oacute;ricamente han hecho, no han podido volver a dominarla. Los jud&iacute;os han dicho: &ldquo;<em>Jerusal&eacute;n, capital eterna de Israel</em>&rdquo;, pero s&oacute;lo lo han dicho, no han podido cumplir. Todav&iacute;a est&aacute; all&iacute; el centro de los musulmanes; la famosa &ldquo;<em>Mezquita de la C&uacute;pula de la Roca.</em>&rdquo;</p> <p>&nbsp;</p> <p>El punto es, que aun cuando Jerusal&eacute;n sea construida otra vez, los jud&iacute;os no tendr&aacute;n m&aacute;s gobierno o dominio sobre ella, sino los gentiles, y as&iacute; ser&aacute; hasta que lleguemos a la recta final donde se inicie la cuenta regresiva del fin del mundo, o el Regreso Glorioso de nuestro Gran Dios y Salvador Cristo Jes&uacute;s. Adem&aacute;s se profetiz&oacute; que seguir&iacute;an existiendo como pueblo: &ldquo;Ser&aacute;n llevados cautivos a todas las naciones&rdquo;, y hoy d&iacute;a tenemos jud&iacute;os en todos los pa&iacute;ses de la tierra. Es interesante que no fueron borrados del planeta aun siendo Jerusal&eacute;n destruida. La maldici&oacute;n divina se limit&oacute; a que no dominasen en esa ciudad. A partir de ah&iacute; no ser&iacute;an due&ntilde;os de la casa, sino que habitar&iacute;an en casa alquilada.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Con este testimonio hist&oacute;rico es claramente manifiesto, que ning&uacute;n hombre, o grupo de hombres puede prevalecer contra Dios, o frustrar Sus designios, planes o voluntad. Cristo lo sentenci&oacute;, que los jud&iacute;os no podr&aacute;n gobernar otra vez sobre Jerusal&eacute;n; y esta maldici&oacute;n es firme y confirmada al d&iacute;a de hoy, y as&iacute; ser&aacute; hasta el fin del mundo, porque el dijo: &ldquo;El cielo y la tierra pasar&aacute;n, pero mis palabras no pasar&aacute;n&rdquo; (v33). Am&eacute;n.&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=60 http://ibgracia.org/blog.html?id=60 Robo/Trampa <p style="text-align: center;"><strong><br /></strong></p> <p><strong>1. Tomar algo que no nos pertenece es siempre algo malo.</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&Eacute;xo 20:15&nbsp; No hurtar&aacute;s.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 28:24&nbsp; El que roba a su padre o a su madre y dice: "No es transgresi&oacute;n", es compa&ntilde;ero del hombre destructor.<strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>2. Es trampa o robo cuando tomamos un precio, premio o trabajo que pertenece a otro. Es mentira cuando decimos que lo que hemos hecho es nuestro logro cuando no lo es. </strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Lev 19:11&nbsp; "No hurtar&eacute;is, ni enga&ntilde;ar&eacute;is, ni os mentir&eacute;is unos a otros.</p> <p>Lev 19:12&nbsp; "Y no jurar&eacute;is en falso por mi nombre, profanando as&iacute; el nombre de tu Dios; yo soy el SE&Ntilde;OR.<strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>3. Como con cualquier pecado, Dios requiere arrepentimiento y confesi&oacute;n. </strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>1Jn 1:6&nbsp; Si decimos que tenemos comuni&oacute;n con El, pero andamos en tinieblas, mentimos y no practicamos la verdad;</p> <p>1Jn 1:7&nbsp; mas si andamos en la luz, como El est&aacute; en la luz, tenemos comuni&oacute;n los unos con los otros, y la sangre de Jes&uacute;s su Hijo nos limpia de todo pecado.</p> <p>1Jn 1:8&nbsp; Si decimos que no tenemos pecado, nos enga&ntilde;amos a nosotros mismos y la verdad no est&aacute; en nosotros.</p> <p>1Jn 1:9&nbsp; Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad.</p> <p>1Jn 1:10&nbsp; Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a El mentiroso y su palabra no est&aacute; en nosotros.</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>4. Un cambio de cosmovisi&oacute;n y de estilo de vida es necesario. </strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 13:9&nbsp; Porque esto: NO COMETERAS ADULTERIO, NO MATARAS, NO HURTARAS, NO CODICIARAS, y cualquier otro mandamiento, en estas palabras se resume: AMARAS A TU PROJIMO COMO A TI MISMO.</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>Efe 4:28&nbsp; El que roba, no robe m&aacute;s, sino m&aacute;s bien que trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, a fin de que tenga qu&eacute; compartir con el que tiene necesidad.<strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>5. La restituci&oacute;n es requerida. &nbsp;</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Lev 6:2&nbsp; Cuando alguien peque y cometa una falta contra el SE&Ntilde;OR, enga&ntilde;ando a su pr&oacute;jimo en cuanto a un dep&oacute;sito o alguna cosa <em>que se le ha</em> confiado, o por robo, o <em>por haber</em> extorsionado a su pr&oacute;jimo,</p> <p>Lev 6:3&nbsp; o ha encontrado lo que estaba perdido y ha mentido acerca de ello, y ha jurado falsamente, de manera que peca en cualquiera de las cosas que suele hacer el hombre,</p> <p>Lev 6:4&nbsp; ser&aacute;, entonces, que cuando peque y sea culpable, devolver&aacute; lo que tom&oacute; al robar, o lo que obtuvo mediante extorsi&oacute;n, o el dep&oacute;sito que le fue confiado, o la cosa perdida que ha encontrado,</p> <p>Lev 6:5&nbsp; o cualquier cosa acerca de la cual jur&oacute; falsamente; har&aacute; completa restituci&oacute;n de ello y le a&ntilde;adir&aacute; una quinta parte m&aacute;s. Se la dar&aacute; al que le pertenece el d&iacute;a <em>que presente</em> su ofrenda por la culpa.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Ilustraciones B&iacute;blicas:</strong> Acan (Josue 7)</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Tomado de <span style="text-decoration: underline;">Quick Scripture Reference For Counseling Youth</span>.&nbsp;<strong>&nbsp;</strong></p> http://ibgracia.org/blog.html?id=59 http://ibgracia.org/blog.html?id=59 Beneficios de la Gracia <p><strong>Un caso</strong>: &ldquo;En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon; no les sea tomado en cuenta&rdquo; (2Ti.4:16-18), aun los hermanos que tuvo en esta tierra, en un dado momento le abandonaron.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Ahora notemos el contraste cuando se refiere a los dones de la Gracia: &ldquo;Pero el Se&ntilde;or estuvo a mi lado, y me dio fuerzas, para que por m&iacute; fuese cumplida la predicaci&oacute;n, y que todos los gentiles oyesen. As&iacute; fui librado de la boca del le&oacute;n&rdquo; (v17). Su canto de victoria no termin&oacute; ah&iacute;, sino que traslad&oacute; su mente y su hablar al futuro inmediato y al eterno; n&oacute;tese: &ldquo;Y el Se&ntilde;or me librar&aacute; de toda obra mala, y me preservar&aacute; para su reino celestial. A &eacute;l sea gloria por los siglos de los siglos. Am&eacute;n&rdquo; (v18).</p> <p>&nbsp;</p> <p>As&iacute; que, cuando uno puede ver con fe este hermoso cuadro y lo aplica a las circunstancias que estamos pasando, con peligros, crisis, perversiones, opresi&oacute;n, abusos, violencia y la abundancia de males por doquier, entonces cabe la exhortaci&oacute;n apost&oacute;lica: &ldquo;Antes bien, creced en la Gracia y el conocimiento de nuestro Se&ntilde;or y Salvador Jesucristo.&rdquo; Las bendiciones de la Gracia son para siempre, no se pierden.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Esta es la hermosura del alma, la fortaleza del esp&iacute;ritu, la paz de mente, y el consuelo de la conciencia. Y as&iacute; el Creyente es depositario de un tesoro inmortal. Alumbra los ojos, nos hace sabios, gu&iacute;a los pies, perfecciona la conducta, y cuando llega la hora de la muerte la Gracia nos viste de una crema especial para esperar con paciencia la resurrecci&oacute;n del cuerpo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Ahora iremos con fines de averiguar que hace la Gracia cuando el alma del verdadero Creyente sale del tabern&aacute;culo corporal; miremos: &ldquo;Aconteci&oacute; que muri&oacute; el mendigo (L&aacute;zaro), y fue llevado por los &aacute;ngeles al seno de Abraham&rdquo; (Lc.16:22). Tan pronto como el Cristiano muere, la Gracia termina sus labores y la entrega en manos de &aacute;ngeles que la llevan a la reuni&oacute;n inseparable de los primog&eacute;nitos que est&aacute;n inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los esp&iacute;ritus de los justos hechos perfectos. Entonces all&iacute; Cristo la presenta al Padre purificada, santa, sin manchas ni contaminaci&oacute;n. &nbsp;Am&eacute;n.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=58 http://ibgracia.org/blog.html?id=58 Una Práctica Deformada <p>Consideremos este verso: &ldquo;As&iacute; alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que est&aacute; en los cielos.&rdquo; (Mt.5:16). Nadie querr&iacute;a conocer a Cristo, a menos que quiera ser como El. No podr&aacute; dar gloria a Dios, ni ser&iacute;a beneficiado de las bendiciones que Cristo compr&oacute; en la cruz del Calvario. La imaginaci&oacute;n altiva lo echar&iacute;a a perder.</p> <p>&nbsp;</p> <p>La felicidad divina se experimenta en nuestras vidas, no cuando la verdad est&aacute; en la mente o en coraz&oacute;n, sino cuando baja a la voluntad y la ponemos por obra: &ldquo;Si sab&eacute;is estas cosas, bienaventurados ser&eacute;is si las hiciereis.&rdquo; (Jn.13:17). El deleite divino se siente con la pr&aacute;ctica. Dicho de otro modo: &ldquo;El conocimiento envanece, pero el amor edifica.&rdquo; Esto es que amando a Dios y Su Palabra se construye, se edifica un coraz&oacute;n donde reine la justicia, la paz, el gozo, y la alegr&iacute;a que viene del Para&iacute;so. Saber las hermosas doctrinas del Evangelio que s&oacute;lo produzcan auto complacencia o el elogio del pr&oacute;jimo se quedan cortas de edificar, o de los verdaderos deleites del alma.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Aprendamos que hay aquello de un aprender las verdades b&iacute;blicas que no aprovechan, o apartan de o&iacute;r con una tierna conciencia y un coraz&oacute;n manso, lo cual ser&iacute;a trabajar para el ingles o sin provecho, esta declaraci&oacute;n, pienso, trae luz a lo dicho por Salom&oacute;n: &ldquo;&iquest;Has visto hombre sabio en su propia opini&oacute;n? M&aacute;s esperanza hay del necio que de &eacute;l.&rdquo; (Pro.26:12). Muchos son sabios en su propia opini&oacute;n, pero no en su voluntad; tienen conocimiento de las doctrinas, pero sus vidas est&aacute;n sin control.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Comentario: El conocimiento de la voluntad de Dios en la pr&aacute;ctica, es lo que se llama el don de actuar con prudencia, o vivir como verdadero Cristiano. Cuando uno lee la carta a los Corintios notar&aacute; que hubo un desorden en no pocas &aacute;reas, y la respuesta es dicha as&iacute;: &ldquo;Y si alguno se imagina que sabe algo, a&uacute;n no sabe nada como debe saberlo.&rdquo; Cuando la imaginaci&oacute;n altiva se cuela dentro de una Congregaci&oacute;n la piedad degenera en incredulidad; el amor en ego&iacute;smo; la justicia en severidad, y la libertad cristiana en mundanalidad o libertinaje.</p> <p>(Extra&iacute;da del Serm&oacute;n: &ldquo;Una Imaginaci&oacute;n Enga&ntilde;osa&rdquo;&nbsp; (1C0.8:1)&hellip;&hellip;Pastor Oscar Arocha&hellip;. Enero 10/2009).</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=57 http://ibgracia.org/blog.html?id=57 Cánticos espirituales en el NP <p>Notemoslo: La palabra de Dios por medio del profeta le caus&oacute; sentimientos de santa tristeza, luego escribi&oacute; el salmo y finalmente se lo entreg&oacute; al m&uacute;sico principal para que le pusiera melod&iacute;a y fuese cantado en la adoraci&oacute;n p&uacute;blica al Se&ntilde;or.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Dicho de otra manera, que la melod&iacute;a fue atada a sus sentimientos espirituales. Este sentir es producidos por la Palabra de Dios, tal como le hizo el profeta Nat&aacute;n; lo que difiere de lo que no pocos est&aacute;n haciendo, toman una melod&iacute;a compuesta con otros fines, y luego le ponen letra religiosa, ese no ser&iacute;a el ideal b&iacute;blico.</p> <p>&nbsp;</p> <p>As&iacute; que, lo ideal no es ponerle escritura a una melod&iacute;a cualquiera, sino seleccionar la letra, y el sentir en fe de las letras produzca la melod&iacute;a adecuada. Un caso, escoger una pasaje b&iacute;blico como las letras del himno, luego meditar sobre el pasaje hasta llegar a una melod&iacute;a acorde con los sentimientos producidos en el m&uacute;sico Creyente. Dicho de otra manera, hacer algo as&iacute; con Ro.8:28-39, o 1Co.13, etc.; o que las letras est&eacute;n los m&aacute;s pr&oacute;ximo posible al texto b&iacute;blico. En el hablar com&uacute;n se da el caso de diferentes sonidos o modulaci&oacute;n de la voz con el fin de transmitir diferentes sentimientos, o pasiones; lo mismo se da en el canto, que diferentes melod&iacute;as transmiten diferentes pasiones de gozo, tristeza, enojo, y otros. Entonces el mejor criterio para un c&aacute;ntico espiritual no es el agrado de un m&uacute;sico experto, sino levantar lo mejores afectos de la Congregaci&oacute;n en alabanzas al Salvador Cristo Jes&uacute;s.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Que la sana teolog&iacute;a dirija los acordes musicales que sensibilizan el alma Creyente. Aqu&iacute; tenemos c&aacute;nticos as&iacute;: Sublime Gracia/ S&oacute;lo en Jes&uacute;s/ Me glori&oacute; en Jesucristo/ Habla Oh Dios/ En ti/ Ante el Trono/ Etc.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=56 http://ibgracia.org/blog.html?id=56 El Resentimiento de dos Grandes <p>Un verdadero disc&iacute;pulo de Cristo es como el autom&oacute;vil que no va a otro lugar, sino s&oacute;lo a donde el conductor lo dirija. Es como si ellos hubiesen preguntado: &iquest;Debemos dirigir el carro hacia all&aacute;?</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Pregunta</strong>: &iquest;Donde reside su falta? Fue doble, presumidos, y con deseos de venganza personal. Su <strong>arrogancia</strong> fue que no preguntaron si su moci&oacute;n era de Su agrado, sino que lo dieron como un hecho. Eso es soberbia o arrogancia. Pidieron permiso y eso es correcto, pero sin la voluntad el Se&ntilde;or consideraron correcto enviar fuego. El hecho de preguntar tal asunto deja entrever como si pensaran que Jes&uacute;s se lo aprobar&iacute;a, lo cual se constituye en ofensa contra el santo car&aacute;cter del Se&ntilde;or. &ldquo;Perdieron la chaveta&rdquo;. Se hicieron crueles y vengativos. Su celo, no era de elogio, sino de censura. Pidieron igual trato que a Sodomitas, cuando su falta hab&iacute;a sido simple descortes&iacute;a.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Notemos, pues, que aun los mejores corazones y que andan m&aacute;s cerca de Cristo pueden f&aacute;cilmente salirse de sus casillas y caer en cruel error. De donde aprendemos que el amor a un objeto es dif&iacute;cil separarlo del aborrecimiento a lo contrario. Es corriente sentir mayor o menor desafectos por los enemigos de quien amamos. Jacobo y Juan quisieron matar a los que negaron hospitalidad al Se&ntilde;or Jes&uacute;s.</p> <p>&nbsp;</p> <p>As&iacute; que, no consideremos la ira y el disgusto como un enemigo del amor, sino guardianes. Estos sentimientos estuvieron en el coraz&oacute;n de Juan y Jacobo porque amaban sinceramente a Jes&uacute;s, aun cuando lo ejercieron de manera injusta y tuvieron que ser censurados. El amor verdadero va acompa&ntilde;ado de celo, y no puede permanecer en silencio. Am&eacute;n. &nbsp;(POA...Mayo 31/2012)</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=55 http://ibgracia.org/blog.html?id=55 Carrera Universitaria <p><strong>1. Los padres deber&iacute;an animar&nbsp; a sus hijos a tomar decisiones e intereses individuales con relaci&oacute;n a sus carreras. </strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong>Pro 22:6&nbsp; Ense&ntilde;a al ni&ntilde;o el camino en que debe andar, y aun cuando sea viejo no se apartar&aacute; de &eacute;l.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Nota: La frase &ldquo;en su camino&rdquo; significa literalmente &ldquo;de acuerdo a su facilidad natural&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>2. Forzar una carrera sobre un hijo podr&iacute;a ser una violaci&oacute;n al mandato de no exasperar a nuestros hijos. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Efe 6:4&nbsp; Y <em>vosotros,</em> padres, no provoqu&eacute;is a ira a vuestros hijos, sino criadlos en la disciplina e instrucci&oacute;n del Se&ntilde;or.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Col 3:21&nbsp; Padres, no exasper&eacute;is a vuestros hijos, para que no se desalienten.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>3. Buscar la sabidur&iacute;a de Dios en algunos asuntos, incluyendo la elecci&oacute;n de una carrera es siempre algo esencial. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Stg 1:5&nbsp; Pero si alguno de vosotros se ve falto de sabidur&iacute;a, que <em>la</em> pida a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le ser&aacute; dada.</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>4. En la medida que confiamos en Dios completamente, permitiendo que El nos dirija por los senderos de nuestras vidas, podemos estar confiados de que Su gu&iacute;a es segura.</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 3:5&nbsp; Conf&iacute;a en el SE&Ntilde;OR con todo tu coraz&oacute;n, y no te apoyes en tu propio entendimiento.</p> <p>Pro 3:6&nbsp; Recon&oacute;cele en todos tus caminos, y El enderezar&aacute; tus sendas.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Sal 20:4&nbsp; Que te conceda el deseo de tu coraz&oacute;n, y cumpla todos tus anhelos.</p> <p>Sal 20:5&nbsp; Nosotros cantaremos con gozo por tu victoria, y en el nombre de nuestro Dios alzaremos bandera. Que el SE&Ntilde;OR cumpla todas tus peticiones.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jos 1:9&nbsp; &iquest;No te <em>lo</em> he ordenado yo? &iexcl;S&eacute; fuerte y valiente! No temas ni te acobardes, porque el SE&Ntilde;OR tu Dios <em>estar&aacute;</em> contigo dondequiera que vayas.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 4:25&nbsp; Miren tus ojos hacia adelante, y que tu mirada se f&iacute;je en lo que est&aacute; frente a ti.</p> <p>Pro 4:26&nbsp; F&iacute;jate en el sendero de tus pies, y todos tus caminos ser&aacute;n establecidos.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>5. Cualquiera que haya sido la decisi&oacute;n con relaci&oacute;n a la carrera, todo el trabajo debe ser hecho para la gloria de Dios.&nbsp; </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Col 3:17&nbsp; Y todo lo que hac&eacute;is, de palabra o de hecho, <em>hacedlo</em> todo en el nombre del Se&ntilde;or Jes&uacute;s, dando gracias por medio de El a Dios el Padre.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Col 3:23&nbsp; Y todo lo que hag&aacute;is, hacedlo de coraz&oacute;n, como para el Se&ntilde;or y no para los hombres,</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Co 10:31&nbsp; Entonces, ya sea que com&aacute;is, que beb&aacute;is, o que hag&aacute;is cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>2Ts 1:11&nbsp; Con este fin tambi&eacute;n nosotros oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os considere dignos de vuestro llamamiento y cumpla todo deseo de bondad y la obra de fe, con poder,</p> <p>2Ts 1:12 &nbsp;a fin de que el nombre de nuestro Se&ntilde;or Jes&uacute;s sea glorificado en vosotros, y vosotros en El, conforme a la gracia de nuestro Dios y del Se&ntilde;or Jesucristo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>6. Un hombre joven que escoge ser esposo y padre, debe hacer de ese llamamiento su primera carrera y responsabilidad. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Efe 5:25&nbsp; Maridos, amad a vuestras mujeres, as&iacute; como Cristo am&oacute; a la iglesia y se dio a s&iacute; mismo por ella,</p> <p>Efe 5:28&nbsp; As&iacute; tambi&eacute;n deben amar los maridos a sus mujeres, como a sus propios cuerpos. El que ama a su mujer, a s&iacute; mismo se ama.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Deu 6:6&nbsp; Y estas palabras que yo te mando hoy, estar&aacute;n sobre tu coraz&oacute;n;</p> <p>Deu 6:7&nbsp; y diligentemente las ense&ntilde;ar&aacute;s a tus hijos, y hablar&aacute;s de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Sal 128:1</strong>&nbsp; C&aacute;ntico de ascenso gradual. Bienaventurado todo aquel que teme al SE&Ntilde;OR, que anda en sus caminos.</p> <p>Sal 128:2&nbsp; Cuando comas del trabajo de tus manos, dichoso <em>ser&aacute;s</em> y te ir&aacute; bien.</p> <p>Sal 128:3&nbsp; Tu mujer <em>ser&aacute;</em> como fecunda vid en el interior de tu casa; tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa.</p> <p>Sal 128:4&nbsp; He aqu&iacute; que as&iacute; ser&aacute; bendecido el hombre que teme al SE&Ntilde;OR.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mat 7:9&nbsp; &iquest;O qu&eacute; hombre hay entre vosotros que <em>si</em> su hijo le pide pan, le dar&aacute; una piedra,</p> <p>Mat 7:10&nbsp; o si le pide un pescado, le dar&aacute; una serpiente?</p> <p>Mat 7:11&nbsp; Pues si vosotros, siendo malos, sab&eacute;is dar buenas d&aacute;divas a vuestros hijos, &iquest;cu&aacute;nto m&aacute;s vuestro Padre que est&aacute; en los cielos dar&aacute; cosas buenas a los que le piden?</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>7. Una mujer joven que escoja ser esposa y madre, &nbsp;debe hacer de ese llamamiento su primera carrera y responsabilidad.</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Tit 2:3&nbsp; Asimismo, las ancianas deben ser reverentes en <em>su</em> conducta: no calumniadoras ni esclavas de mucho vino, que ense&ntilde;en lo bueno,</p> <p>Tit 2:4&nbsp; que ense&ntilde;en a las j&oacute;venes a que amen a sus maridos, a que amen a sus hijos,</p> <p>Tit 2:5&nbsp; <em>a ser</em> prudentes, puras, hacendosas en el hogar, amables, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>8. Mientras todo cristiano est&aacute; llamado a servir totalmente a Dios, su llamado vocacional al servicio cristiano debe ser voluntario. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mat 9:37&nbsp; Entonces dijo* a sus disc&iacute;pulos: La mies es mucha, pero los obreros pocos.</p> <p>Mat 9:38&nbsp; Por tanto, rogad al Se&ntilde;or de la mies que env&iacute;e obreros a su mies.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Isa 6:8&nbsp; Y o&iacute; la voz del Se&ntilde;or que dec&iacute;a: &iquest;A qui&eacute;n enviar&eacute;, y qui&eacute;n ir&aacute; por nosotros? Entonces respond&iacute;: Heme aqu&iacute;; env&iacute;ame a m&iacute;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Isa 52:7&nbsp; &iexcl;Qu&eacute; hermosos son sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas, del que anuncia la paz, del que trae las buenas nuevas de gozo, del que anuncia la salvaci&oacute;n, <em>y</em> dice a Sion: Tu Dios reina!</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Ilustraciones B&iacute;blicas:</strong> Las narrativas de Jose (Gen. 39-45); Los profetas El&iacute;as, Jerem&iacute;as, Isa&iacute;as, Amos y los Disc&iacute;pulos: Simon, Andres, Santiago, Juan (Mar. 1:16-20). &nbsp;&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Tomado de <span style="text-decoration: underline;">Quick Scripture Reference For Counseling Youth</span></p> http://ibgracia.org/blog.html?id=54 http://ibgracia.org/blog.html?id=54 Corazón Roto <p><strong>1. Dios conoce y se preocupa de nuestros corazones rotos. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Sal 56:8&nbsp; T&uacute; has tomado en cuenta mi vida errante; pon mis l&aacute;grimas en tu redoma; &iquest;<em>acaso</em> no est&aacute;n en tu libro?</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Isa 61:1</strong>&nbsp; El Esp&iacute;ritu del Se&ntilde;or DIOS est&aacute; sobre m&iacute;, porque me ha ungido el SE&Ntilde;OR para traer buenas nuevas a los afligidos; me ha enviado para vendar a los quebrantados de coraz&oacute;n, para proclamar libertad a los cautivos y liberaci&oacute;n a los prisioneros</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Isa 57:15&nbsp; Porque as&iacute; dice el Alto y Sublime que vive para siempre, cuyo nombre es Santo: Habito <em>en</em> lo alto y santo, y <em>tambi&eacute;n</em> con el contrito y humilde de esp&iacute;ritu, para vivificar el esp&iacute;ritu de los humildes y para vivificar el coraz&oacute;n de los contritos.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jua 11:33&nbsp; Y cuando Jes&uacute;s la vio llorando, y a los jud&iacute;os que vinieron con ella llorando tambi&eacute;n, se conmovi&oacute; profundamente en el esp&iacute;ritu, y se entristeci&oacute;,</p> <p>Jua 11:34&nbsp; y dijo: &iquest;D&oacute;nde lo pusisteis? Le dijeron*: Se&ntilde;or, ven y ve.</p> <p>Jua 11:35&nbsp; Jes&uacute;s llor&oacute;.</p> <p>Jua 11:36&nbsp; Por eso los jud&iacute;os dec&iacute;an: Mirad, c&oacute;mo lo amaba.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>2. Dios est&aacute; a cargo de los acontecimientos de nuestras vidas. El sabe lo que es mejor.</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 19:21&nbsp; Muchos son los planes en el coraz&oacute;n del hombre, mas el consejo del SE&Ntilde;OR permanecer&aacute;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Isa 25:1&nbsp; Oh SE&Ntilde;OR, t&uacute; eres mi Dios; te ensalzar&eacute;, dar&eacute; alabanzas a tu nombre, porque has hecho maravillas, designios <em>concebidos</em> desde tiempos antiguos con toda fidelidad.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jer 29:11&nbsp; "Porque yo s&eacute; los planes que tengo para vosotros"--declara el SE&Ntilde;OR-- "planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.</p> <p>Jer 29:12&nbsp; "Me invocar&eacute;is, y vendr&eacute;is a rogarme, y yo os escuchar&eacute;.</p> <p>Jer 29:13&nbsp; "Me buscar&eacute;is y <em>me</em> encontrar&eacute;is, cuando me busqu&eacute;is de todo coraz&oacute;n.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Sal 33:11&nbsp; El consejo del SE&Ntilde;OR permanece para siempre, los designios de su coraz&oacute;n de generaci&oacute;n en generaci&oacute;n.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 8:28&nbsp; Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, <em>esto es,</em> para los que son llamados conforme a <em>su</em> prop&oacute;sito</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>3. Dios responder&aacute; a nuestras necesidades. El alivio viene. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Sal 34:18&nbsp; Cercano est&aacute; el SE&Ntilde;OR a los quebrantados de coraz&oacute;n, y salva a los abatidos de esp&iacute;ritu.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Sal 147:3&nbsp; sana a los quebrantados de coraz&oacute;n, y venda sus heridas</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Ecl 3:11&nbsp; El ha hecho todo apropiado a su tiempo. Tambi&eacute;n ha puesto la eternidad en sus corazones; sin embargo, el hombre no descubre la obra que Dios ha hecho desde el principio hasta el fin</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Jua 14:1</strong>&nbsp; No se turbe vuestro coraz&oacute;n; creed en Dios, creed tambi&eacute;n en m&iacute;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jua 14:27&nbsp; La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro coraz&oacute;n, ni tenga miedo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Sal 42:5&nbsp; &iquest;Por qu&eacute; te abates, alma m&iacute;a, y <em>por qu&eacute;</em> te turbas dentro de m&iacute;? Espera en Dios, pues he de alabarle otra vez <em>por</em> la salvaci&oacute;n de su presencia.</p> <p>Sal 42:6&nbsp; Dios m&iacute;o, mi alma est&aacute; en m&iacute; deprimida; por eso me acuerdo de ti desde la tierra del Jord&aacute;n, y <em>desde</em> las cumbres del Herm&oacute;n, desde el monte Mizar.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Sal 116:7&nbsp; Vuelve, alma m&iacute;a, a tu reposo, porque el SE&Ntilde;OR te ha colmado de bienes.</p> <p>Sal 116:8&nbsp; Pues t&uacute; has rescatado mi alma de la muerte, mis ojos de l&aacute;grimas, mis pies de tropezar.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>4. Cuando estamos heridos, Dios puede usar ese dolor y el consuelo que nos da para ayudar a otros que est&aacute;n heridos. </strong><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>2Co 1:3&nbsp; Bendito <em>sea</em> el Dios y Padre de nuestro Se&ntilde;or Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolaci&oacute;n,</p> <p>2Co 1:4&nbsp; el cual nos consuela en toda tribulaci&oacute;n nuestra, para que nosotros podamos consolar a los que est&aacute;n en cualquier aflicci&oacute;n con el consuelo con que nosotros mismos somos consolados por Dios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>PJJP</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;Tomado de <span style="text-decoration: underline;">Quick Scripture Reference For Counseling Youth</span>.</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=53 http://ibgracia.org/blog.html?id=53 Valor y Poder del Buen Ejemplo <p>Enf&oacute;quennos como lo ensena el ap&oacute;stol: &ldquo;Porque si alguno te ve a ti, que tienes conocimiento, sentado a la mesa en un lugar de &iacute;dolos, la conciencia de aquel que es d&eacute;bil, &iquest;no ser&aacute; estimulada a comer de lo sacrificado a los &iacute;dolos?<strong> </strong>Y por el conocimiento tuyo, se perder&aacute; el hermano d&eacute;bil por quien Cristo muri&oacute;&rdquo; (1Co.8:10-11). Es una regla en sociolog&iacute;a que el ignorante imitar&aacute; al instruido; el pobre al rico; el sencillo al notable, y el peque&ntilde;o al grande. Procuremos, pues, ser buen ejemplo de auto negaci&oacute;n y abstinencia por causa de aquellos a quienes podemos beneficiar. Oigamos el comentario de A. Barnes: &ldquo;El ejemplo sumo es el Se&ntilde;or Jes&uacute;s, que siendo rico, vivi&oacute; en una manera segura y beneficiosa que todos pod&iacute;an imitarlo. Fue enaltecido por Dios y exaltado al m&aacute;s alto oficio como Redentor del mundo, aun as&iacute; toda persona en cualquier rango social pod&iacute;a copiarlo. Tuvo todo poder y fue honrado por &aacute;ngeles, fue favorable ejemplo al m&aacute;s humilde de los hombres. Se condujo de tal forma, que es seguro y propio para todos vivir como el vivi&oacute;.&rdquo; (A. B. Su Coment. De 1Co. P&aacute;g. 165).</p> <p>&nbsp;</p> <p>Eso gobern&oacute; el coraz&oacute;n de Pablo en este asunto: &ldquo;Si la comida le es a mi hermano ocasi&oacute;n de caer, no comer&eacute; carne jam&aacute;s, para no poner tropiezo a mi hermano&rdquo; (1Co.8:13). Es corriente que las verdades y manera de como habl&oacute; ense&ntilde;&oacute; Pablo, est&eacute; con frecuencia en nuestras lenguas, pero cuan escaso es esta virtud, cuan poco es practicado el amor a Cristo y los hermanos. Muy pocos cristianos y ministros de Cristo se niegan a s&iacute; mismos en cosas legitimas que pudieran inclinar otros a pecar. No hay dudas, entre nosotros hay un ego&iacute;smo abundante e infeccioso.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Procuremos que nuestras acciones sean buenas o motivadas por un principio de Gracia. Con el testimonio de David t&uacute; podr&aacute;s saber como comprometerte a Dios en adoraci&oacute;n, lo primero es afirmar el esp&iacute;ritu: "Pronto est&aacute; mi coraz&oacute;n, oh Dios, mi coraz&oacute;n est&aacute; dispuesto" (Salm.57:7). Haz t&uacute; lo mismo y vivir&aacute;s. &nbsp;Hermanos, somos favorecidos con la m&aacute;s alta nobleza que pueda recibir ser humano alguno, hijos del Dios Alt&iacute;simo, vivamos, que otros puedan seguir nuestro andar. Am&eacute;n. &nbsp; &nbsp; &nbsp;(Abr.26/2012).</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=52 http://ibgracia.org/blog.html?id=52 Instrumentos Musicales (II) <p>Inici&eacute;moslo viendo este pasaje:</p> <p>&ldquo;Puso tambi&eacute;n levitas en la casa de Jehov&aacute; con c&iacute;mbalos, salterios y arpas, conforme al mandamiento de David, de Gad vidente del rey, y del profeta Nat&aacute;n, porque aquel mandamiento proced&iacute;a de Jehov&aacute; por medio de sus profetas. Y los levitas estaban con los instrumentos de David, y los sacerdotes con trompetas. Entonces mand&oacute; Ezequ&iacute;as sacrificar el holocausto en el altar; y cuando comenz&oacute; el holocausto, comenz&oacute; tambi&eacute;n el c&aacute;ntico de Jehov&aacute;, con las trompetas y los instrumentos de David rey de Israel. Y toda la multitud adoraba, y los cantores cantaban, y los trompeteros sonaban las trompetas; todo esto dur&oacute; hasta consumirse el holocausto.&rdquo; (2Cro.29:25-28).</p> <p>&nbsp;</p> <p>Destacamos varios asuntos: <strong>Uno</strong>, que ocurri&oacute; durante el AP ahora ya abolido. <strong>Dos</strong>, que no fue instituido por Mois&eacute;s, un levita, cuando el pueblo recibi&oacute; los t&eacute;rminos del Primer Pacto. <strong>Tres</strong>, que los instrumentos se introdujeron setecientos a&ntilde;os despu&eacute;s de Mois&eacute;s. <strong>Cuatro</strong>, que fue por voluntad de Dios, pues de otro modo nadie se hubiese atrevido a introducirlos: &ldquo;Conforme al mandamiento de David, de Gad vidente del rey, y del profeta Nat&aacute;n, porque aquel mandamiento proced&iacute;a de Jehov&aacute; por medio de sus profetas.&rdquo; <strong>Cinco</strong>, que estos tres profetas no eran levitas, y en el ceremonial lev&iacute;tico entr&oacute; por y para ellos; o para el servicio del sacerdocio lev&iacute;tico. <strong>Seis</strong>, que los instrumentos fueron de viento, percusi&oacute;n y cuerdas. &nbsp;De todo esto inferimos, que el empleo de instrumentos musicales, no muri&oacute; con el sacerdocio del AP. Dicho de otro modo, que su uso trasciende el Antiguo Pacto, o es l&iacute;cito usarlos en el NP.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Pregunta</strong>: &iquest;Fueron esos instrumentos musicales abolidos con el NP,&nbsp; o el&nbsp; Evangelio?&nbsp; Entendemos que no fueron abolidos, o que en la adoraci&oacute;n p&uacute;blica en el NP pueden, no necesariamente deben, ser usados; dicho de otro modo:<br /><br />Que es libertad de la Iglesia local hacer uso de instrumentos musicales como parte de las alabanzas p&uacute;blicas.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Si los instrumentos est&aacute;n prohibidos, tambi&eacute;n la amplificaci&oacute;n electr&oacute;nica. Y uno de los salmos exhorta de este modo: &ldquo;Alabadle con salterio y arpa. Entonces no han de ser considerados parte del ceremonial lev&iacute;tico que ya fue abolido con la introducci&oacute;n del Evangelio. M&aacute;s aun, en aquello de la libertad cristiana cabe esta sentencia divina: &ldquo;Bienaventurado el que no se condena a s&iacute; mismo en lo que aprueba.&rdquo; (Ro.14:22).</p> <p>Ahora bien, esto nos conduce a decir, que el uso de instrumentos en la adoraci&oacute;n p&uacute;blica del NP no es un deber ni obligaci&oacute;n, sino simplemente leg&iacute;timo, y por tanto requiere discreci&oacute;n cristiana para su uso, o aplica lo dicho en otro lugar: &ldquo;Todas las cosas me son l&iacute;citas, pero no todas&nbsp; convienen.&rdquo;</p> <p>&nbsp;</p> <p>(Abril 12/12).</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=51 http://ibgracia.org/blog.html?id=51 Amargura <p><strong>1. La amargura es pecado y negativamente afecta a otros y a nosotros mismos. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Heb 12:15&nbsp; Mirad bien de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna ra&iacute;z de amargura, brotando, cause dificultades y por ella muchos sean contaminados.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Stg 3:14&nbsp; Pero si ten&eacute;is celos amargos y ambici&oacute;n personal en vuestro coraz&oacute;n, no se&aacute;is arrogantes y <em>as&iacute;</em> mint&aacute;is contra la verdad.</p> <p>Stg 3:15&nbsp; Esta sabidur&iacute;a no es la que viene de lo alto, sino que es terrenal, natural, diab&oacute;lica.</p> <p>Stg 3:16&nbsp; Porque donde hay celos y ambici&oacute;n personal, all&iacute; hay confusi&oacute;n y toda cosa mala.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>2. La amargura, como distintivo de un no creyente, es un sentimiento no aceptable para un creyente.</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 3:14&nbsp; LLENA ESTA SU BOCA DE MALDICION Y AMARGURA.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Hch 8:23&nbsp; Porque veo que est&aacute;s en hiel de amargura y en cadena de iniquidad.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>3. La amargura debe ser removida por medio de amabilidad, compasi&oacute;n y perd&oacute;n.&nbsp; </strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Efe 4:31&nbsp; Sea quitada de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritos, maledicencia, as&iacute; como toda malicia.</p> <p>Efe 4:32&nbsp; Sed m&aacute;s bien amables unos con otros, misericordiosos, perdon&aacute;ndoos unos a otros, as&iacute; como tambi&eacute;n Dios os perdon&oacute; en Cristo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>4. Cada persona tiene sus propias &aacute;reas de amargura en la que debe trabajar. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 14:10&nbsp; El coraz&oacute;n conoce su propia amargura, y un extra&ntilde;o no comparte su alegr&iacute;a.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>5. Dios es soberano sobre todo lo que sucede, as&iacute; que, conf&iacute;a en Su perfecto plan. </strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 8:28&nbsp; Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, <em>esto es,</em> para los que son llamados conforme a <em>su</em> prop&oacute;sito.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 12:17&nbsp; Nunca pagu&eacute;is a nadie mal por mal. Respetad lo bueno delante de todos los hombres.</p> <p>Rom 12:18&nbsp; Si es posible, en cuanto de vosotros dependa, estad en paz con todos los hombres.</p> <p>Rom 12:19&nbsp; Amados, nunca os vengu&eacute;is vosotros mismos, sino dad lugar a la ira <em>de Dios,</em> porque escrito est&aacute;: MIA ES LA VENGANZA, YO PAGARE, dice el Se&ntilde;or.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Sal 37:1&nbsp; <em>Salmo</em> de David. No te irrites a causa de los malhechores; no tengas envidia de los que practican la iniquidad.</p> <p>Sal 37:2&nbsp; Porque como la hierba pronto se secar&aacute;n, y se marchitar&aacute;n como la hierba verde.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Ilustraci&oacute;n B&iacute;blica: Esau y Jacob (G&eacute;nesis 32-33); David (Sal. 37).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Tomado de <span style="text-decoration: underline;">Quick Scripture Reference For Counseling Youth</span>.&nbsp;<strong>&nbsp;</strong></p> http://ibgracia.org/blog.html?id=50 http://ibgracia.org/blog.html?id=50 Adoración Pública en el NP (I) <p>Lo que se ve en las Iglesias del NT, su historia en veinte siglos, y lo que hacemos, confirman que toda vez que nos reunimos: Predicamos, bautizamos, celebramos la Santa Cena, disciplina formativa y correctiva; todo se acompa&ntilde;a con oraci&oacute;n y alabanzas; seg&uacute;n la ocasi&oacute;n, con la salvedad de que todos los elementos no est&aacute;n siempre presentes.</p> <p>Una verdad que emerge aqu&iacute; es, que los elementos de la adoraci&oacute;n p&uacute;blica a Dios en el NP son pocos y f&aacute;cil de ser guardados. M&aacute;s aun, que en las revelaciones del NT no hay prescrita liturgia alguna.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Liturgia</strong>. En su etimolog&iacute;a significa servicio p&uacute;blico (Del lat&iacute;n <em>liturg&Auml;&shy;a</em>). El diccionario lo define as&iacute;: &ldquo;El orden y forma con que se llevan a cabo las ceremonias de culto en la religi&oacute;n.&rdquo; En el AP hab&iacute;a una liturgia definida, solos los levitas pod&iacute;an ministrar, y en un orden preestablecido, un caso: &ldquo;El sacerdote tomar&aacute; de la sangre de la expiaci&oacute;n, y la pondr&aacute; sobre los cuernos del altar del holocausto, y derramar&aacute; el resto de la sangre al pie del altar. Y le quitar&aacute; toda su grosura, como fue quitada la grosura del sacrificio de paz, y el sacerdote la har&aacute; arder en el altar sobre la ofrenda encendida a Jehov&aacute;; y le har&aacute; el sacerdote expiaci&oacute;n de su pecado que habr&aacute; cometido, y ser&aacute; perdonado.&rdquo; (Le.4:34-35).</p> <p>&nbsp;</p> <p>N&oacute;tese que Dios les mand&oacute; un orden y forma precisa de hacer esta parte de la adoraci&oacute;n p&uacute;blica, pero en el NP no existe tal cosa. Consideremos las prescripciones del Se&ntilde;or Jes&uacute;s y de Sus ap&oacute;stoles al respecto. La instrucci&oacute;n de Cristo: &ldquo;La hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusal&eacute;n adorar&eacute;is al Padre&hellip; Dios es Esp&iacute;ritu; y los que le adoran, en esp&iacute;ritu y en verdad es necesario que adoren.&rdquo; (Jn.4:21,24).</p> <p>&nbsp;</p> <p>Algo m&aacute;s, cuando ense&ntilde;&oacute; Sus disc&iacute;pulos a orar, les exhort&oacute;: &ldquo;Vosotros, pues, orar&eacute;is as&iacute;.&rdquo; (Mt.6:9). La oraci&oacute;n del Padre nuestro es un modelo de oraci&oacute;n, n&oacute;tese el as&iacute; de Su prescripci&oacute;n. En los ap&oacute;stoles vemos igual l&iacute;nea de pensamiento: &ldquo;Porque ha parecido bien al Esp&iacute;ritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga m&aacute;s que estas cosas necesarias: que os absteng&aacute;is de lo sacrificado a &iacute;dolos, de sangre, de ahogado y de fornicaci&oacute;n; de las cuales cosas si os guardareis, bien har&eacute;is. Pasadlo bien.&rdquo; (Hech.15:28-29). Se infiere de estos textos, que en la adoraci&oacute;n p&uacute;blica a Dios en el NT, no existe prescripci&oacute;n alguna sobre una liturgia especifica que la Iglesia debe observar.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Sobre esto Owen agrega: &ldquo;Ni el Se&ntilde;or Jesucristo, ni los ap&oacute;stoles usaron de liturgia alguna en la adoraci&oacute;n p&uacute;blica que instituyeron, no lo prescribieron ni lo mandaron a las diferentes Iglesias.&rdquo;&nbsp;</p> <p>(MARZO 30/2012)</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=49 http://ibgracia.org/blog.html?id=49 Vivir la Fe es Deleitoso <p>En otras palabras que los deberes Cristianos en un coraz&oacute;n de fe vienen con la promesa divina de ser coronados con deleites. El verdadero deleite inicia con la corona que el Esp&iacute;ritu pone sobre el andar en fe. Consideremos el asunto trayendo un caso probatorio, y de extrema situaci&oacute;n: &ldquo;Yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida est&aacute; cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo dem&aacute;s, me est&aacute; guardada la corona de justicia, la cual me dar&aacute; el Se&ntilde;or, juez justo, en aquel d&iacute;a; y no s&oacute;lo a m&iacute;, sino tambi&eacute;n a todos los que aman su venida&rdquo; (2Ti.4:6-8).</p> <p>&nbsp;</p> <p>Puntualicemos: Pablo estuvo s&oacute;lo, abandonado, anciano en a&ntilde;os, pr&oacute;ximo a ser matado, pobre, y muy trabajado; no sorprende que denomine su jornada de vida como una batalla, una lucha, una ardua carrera. En t&eacute;rminos humanos fue un idealista fracasado; sin embargo oiga su c&aacute;ntico: &ldquo;He guardado la fe. Por lo dem&aacute;s, me est&aacute; guardada la corona de justicia&ldquo;; para que un pecador, imperfecto hable as&iacute; ha de tener su coraz&oacute;n inundado de deleite, o que su deleite sea tal, que devore los reveses y guantazos recibidos.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Dicho de otro modo es, que el andar Cristiano trae consigo tal grado de deleite que aun las peores adversidades no pueden ahogar el gozo de la fe verdadera. La pr&aacute;ctica de fe no es otra cosa que confiar, hacer el bien o encomendarnos a Dios. Lo cual es resumido as&iacute;: &ldquo;Del&eacute;itate asimismo en Jehov&aacute; &ldquo; (v4). Esto tiene fuerte implicaci&oacute;n, que si alguno no encuentra deleite en su profesi&oacute;n de fe o religi&oacute;n, entonces su fe es muerta, o simple carcasa de religi&oacute;n, y la raz&oacute;n es sencilla, porque en Dios siempre hay deleite, lo dice el salmista y lo confirm&oacute; Pablo. Am&eacute;n.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=48 http://ibgracia.org/blog.html?id=48 Pérdida Por Muerte <p><strong>1- David expres</strong><strong>&oacute;</strong> <strong>su tristeza a Dios.</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 31:9&nbsp; Ten piedad de m&iacute;, oh SE&Ntilde;OR, porque estoy en angustia; se consumen de sufrir mis ojos, mi alma y mis entra&ntilde;as.</p> <p>Psa 31:10&nbsp; Pues mi vida se gasta en tristeza, y mis a&ntilde;os en suspiros; mis fuerzas se agotan a causa de mi iniquidad, y se ha consumido mi cuerpo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 56:8&nbsp; T&uacute; has tomado en cuenta mi vida errante; pon mis l&aacute;grimas en tu redoma; &iquest;<em>acaso</em> no est&aacute;n en tu libro?</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>2- Dios puede restaurar el gozo.</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Isa 51:11&nbsp; Los rescatados del SE&Ntilde;OR volver&aacute;n, entrar&aacute;n en Si&oacute;n con gritos de j&uacute;bilo, con alegr&iacute;a eterna sobre sus cabezas. Gozo y alegr&iacute;a alcanzar&aacute;n, y huir&aacute;n la tristeza y el gemido.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>3- La presencia de Dios y Su fortaleza son constantes.</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 46:1&nbsp; Para el director del coro. <em>Salmo</em> de los hijos de Cor&eacute;, compuesto para Alamot. C&aacute;ntico. Dios es nuestro refugio y fortaleza, <em>nuestro</em> pronto auxilio en las tribulaciones.</p> <p>Psa 46:2&nbsp; Por tanto, no temeremos aunque la tierra sufra cambios, y aunque los montes se deslicen al fondo de los mares;</p> <p>Psa 46:3&nbsp; <em>aunque</em> bramen <em>y</em> se agiten sus aguas, <em>aunque</em> tiemblen los montes con creciente enojo. (Selah)</p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 46:7&nbsp; El SE&Ntilde;OR de los ej&eacute;rcitos est&aacute; con nosotros; nuestro baluarte es el Dios de Jacob. (Selah)</p> <p>&nbsp;</p> <p>Lam 3:21&nbsp; Esto traigo a mi coraz&oacute;n, por esto tengo esperanza:</p> <p>Lam 3:22&nbsp; Que las misericordias del SE&Ntilde;OR jam&aacute;s terminan, pues nunca fallan sus bondades;</p> <p>Lam 3:23&nbsp; son nuevas cada ma&ntilde;ana; &iexcl;grande es tu fidelidad!</p> <p>Lam 3:24&nbsp; El SE&Ntilde;OR es mi porci&oacute;n--dice mi alma-- por eso en El espero.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Deu 31:6&nbsp; Sed firmes y valientes, no tem&aacute;is ni os aterroric&eacute;is ante ellos, porque el SE&Ntilde;OR tu Dios es el que va contigo; no te dejar&aacute; ni te desamparar&aacute;.</p> <p>Isa 26:3&nbsp; Al de firme prop&oacute;sito guardar&aacute;s en perfecta paz, porque en ti conf&iacute;a.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Isa 41:10&nbsp; No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te fortalecer&eacute;, ciertamente te ayudar&eacute;, s&iacute;, te sostendr&eacute; con la diestra de mi justicia.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>4- Debemos ayudar a traer consuelo a aquellos que lloran por la perdida de alguien cercano.</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 12:15&nbsp; Gozaos con los que se gozan y llorad con los que lloran.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Joh 11:33&nbsp; Y cuando Jes&uacute;s la vio llorando, y a los jud&iacute;os que vinieron con ella llorando tambi&eacute;n, se conmovi&oacute; profundamente en el esp&iacute;ritu, y se entristeci&oacute;,</p> <p>Joh 11:34&nbsp; y dijo: &iquest;D&oacute;nde lo pusisteis? Le dijeron*: Se&ntilde;or, ven y ve.</p> <p>Joh 11:35&nbsp; Jes&uacute;s llor&oacute;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mat 5:4&nbsp; Bienaventurados los que lloran, pues ellos ser&aacute;n consolados.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>5- La muerte ser&aacute; conquistada al final.</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Co 15:26&nbsp; <em>Y</em> el &uacute;ltimo enemigo que ser&aacute; abolido es la muerte.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Isa 25:8&nbsp; El destruir&aacute; la muerte para siempre; el Se&ntilde;or DIOS enjugar&aacute; las l&aacute;grimas de todos los rostros, y quitar&aacute; el oprobio de su pueblo de sobre toda la tierra, porque el SE&Ntilde;OR ha hablado.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Rev 21:4&nbsp; El enjugar&aacute; toda l&aacute;grima de sus ojos, y ya no habr&aacute; muerte, ni habr&aacute; m&aacute;s duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Ilustraci&oacute;n B&iacute;blica: Marta y Mar&iacute;a (Juan 11)</strong></p> <p>&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=47 http://ibgracia.org/blog.html?id=47 Autoridad/Rebelión <p style="text-align: center;"><strong>Autoridad/Rebeli&oacute;n</strong></p> <p>.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>1- Cada individuo debe reconocer que Dios es la autoridad &uacute;ltima o suprema.&nbsp; </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jer 7:23&nbsp; Sino que esto es lo que les mand&eacute;, diciendo: "Escuchad mi voz y yo ser&eacute; vuestro Dios y vosotros ser&eacute;is mi pueblo, y andar&eacute;is en todo camino que yo os env&iacute;e para que os vaya bien."</p> <p>&nbsp;</p> <p>Sal 25:7&nbsp; No te acuerdes de los pecados de mi juventud ni de mis transgresiones [rebeliones]; acu&eacute;rdate de m&iacute; conforme a tu misericordia, por tu bondad, oh SE&Ntilde;OR.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Ecl 12:13&nbsp; La conclusi&oacute;n, cuando todo se ha o&iacute;do, <em>es &eacute;sta: </em>teme a Dios y guarda sus mandamientos, porque esto <em>concierne</em> a toda persona.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 119:59&nbsp; Consider&eacute; mis caminos, y volv&iacute; mis pasos a tus testimonios.</p> <p>Psa 119:60&nbsp; Me apresur&eacute; y no me tard&eacute; en guardar tus mandamientos.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Joh 15:10&nbsp; Si guard&aacute;is mis mandamientos, permanecer&eacute;is en mi amor, as&iacute; como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.</p> <p>Joh 15:11&nbsp; Estas cosas os he hablado, para que mi gozo est&eacute; en vosotros, y vuestro gozo sea perfecto.</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Pe 1:14&nbsp; Como hijos obedientes, no os conform&eacute;is a los deseos que antes <em>ten&iacute;ais</em> en vuestra ignorancia,</p> <p>1Pe 1:15&nbsp; sino que as&iacute; como aquel que os llam&oacute; es santo, as&iacute; tambi&eacute;n sed vosotros santos en toda <em>vuestra</em> manera de vivir;&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>2- Actitudes y acciones rebeldes son pecaminosas y suscitan la disciplina de Dios. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Sal 63:10&nbsp; Mas ellos se rebelaron y contristaron su santo Esp&iacute;ritu; por lo cual El se convirti&oacute; en su enemigo <em>y</em> pele&oacute; contra ellos.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Isa 65:2&nbsp; Extend&iacute; mis manos todo el d&iacute;a hacia un pueblo rebelde, que anda por el camino que no es bueno, en pos de sus pensamientos;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Sa 15:23&nbsp; Porque la rebeli&oacute;n <em>es como</em> pecado de adivinaci&oacute;n, y la desobediencia, <em>como</em> iniquidad e idolatr&iacute;a. Por cuanto has desechado la palabra del SE&Ntilde;OR, El tambi&eacute;n te ha desechado para que no seas rey.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Isa 1:19&nbsp; Si quer&eacute;is y obedec&eacute;is, comer&eacute;is lo mejor de la tierra;</p> <p>Isa 1:20&nbsp; pero si rehus&aacute;is y os rebel&aacute;is, por la espada ser&eacute;is devorados. Ciertamente, la boca del SE&Ntilde;OR ha hablado.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>3- Dios manda a los j&oacute;venes a sujetarse a sus padres</strong>.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Col 3:20&nbsp; Hijos, sed obedientes a vuestros padres en todo, porque esto es agradable al Se&ntilde;or.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 6:20&nbsp; Hijo m&iacute;o, guarda el mandamiento de tu padre, y no abandones la ense&ntilde;anza de tu madre;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 23:22&nbsp; Escucha a tu padre, que te engendr&oacute;, y no desprecies a tu madre cuando envejezca.</p> <p>Pro 23:23&nbsp; Compra la verdad y no <em>la</em> vendas, <em>adquiere</em> sabidur&iacute;a, instrucci&oacute;n e inteligencia.</p> <p>Pro 23:24&nbsp; El padre del justo se regocijar&aacute; en gran manera, y el que engendra un sabio se alegrar&aacute; en &eacute;l.</p> <p>Pro 23:25&nbsp; Al&eacute;grense tu padre y tu madre, y regoc&iacute;jese la que te dio a luz.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Pro 12:1</strong>&nbsp; El que ama la instrucci&oacute;n ama el conocimiento, pero el que odia la reprensi&oacute;n es torpe.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Pro 13:1</strong>&nbsp; El hijo sabio <em>acepta</em> la disciplina de <em>su</em> padre, pero el escarnecedor no escucha la reprensi&oacute;n.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Eph 6:1</strong>&nbsp; Hijos, obedeced a vuestros padres en el Se&ntilde;or, porque esto es justo.</p> <p>Eph 6:2&nbsp; HONRA A TU PADRE Y A <em>tu</em> MADRE (que es el primer mandamiento con promesa),</p> <p>Eph 6:3&nbsp; PARA QUE TE VAYA BIEN, Y PARA QUE TENGAS LARGA VIDA SOBRE LA TIERRA.</p> <p>&nbsp;</p> <p>2Ti 3:2&nbsp; Porque los hombres ser&aacute;n amadores de s&iacute; mismos, avaros, jactanciosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, irreverentes,</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>4- Dios ha establecido autoridades gubernamentales para nuestro bien. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Rom 13:1</strong>&nbsp; Som&eacute;tase toda persona a las autoridades que gobiernan; porque no hay autoridad sino de Dios, y las que existen, por Dios son constituidas.</p> <p>Rom 13:2&nbsp; Por consiguiente, el que resiste a la autoridad, a lo ordenado por Dios se ha opuesto; y los que se han opuesto, sobre s&iacute; recibir&aacute;n condenaci&oacute;n.</p> <p>Rom 13:3&nbsp; Porque los gobernantes no son motivo de temor para los de buena conducta, sino para el que hace el mal. &iquest;Deseas, pues, no temer a la autoridad? Haz lo bueno y tendr&aacute;s elogios de ella,</p> <p>Rom 13:4&nbsp; pues es para ti un ministro de Dios para bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues ministro es de Dios, un vengador que castiga al que practica lo malo.</p> <p>Rom 13:5&nbsp; Por tanto, es necesario someterse, no s&oacute;lo por raz&oacute;n del castigo, sino tambi&eacute;n por causa de la conciencia.</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Pe 2:13&nbsp; Someteos, por causa del Se&ntilde;or, a toda instituci&oacute;n humana, ya sea al rey, como autoridad,</p> <p>1Pe 2:14&nbsp; o a los gobernadores, como enviados por &eacute;l para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen el bien.</p> <p>1Pe 2:15&nbsp; Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hag&aacute;is enmudecer la ignorancia de los hombres insensatos.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>5- Debe mostrarse respeto a otros adultos, incluyendo a las autoridades de la escuela. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Pe 5:5&nbsp; Asimismo, <em>vosotros</em> los m&aacute;s j&oacute;venes, estad sujetos a los mayores; y todos, revest&iacute;os de humildad en vuestro trato mutuo, porque DIOS RESISTE A LOS SOBERBIOS, PERO DA GRACIA A LOS HUMILDES.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Tit 3:1</strong>&nbsp; Recu&eacute;rdales que est&eacute;n sujetos a los gobernantes, a las autoridades; que sean obedientes, que est&eacute;n preparados para toda buena obra;</p> <p>Tit 3:2&nbsp; que no injurien a nadie, que no sean contenciosos, <em>sino</em> amables, mostrando toda consideraci&oacute;n para <em>con</em> todos los hombres.</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Pe 2:17&nbsp; Honrad a todos, amad a los hermanos, temed a Dios, honrad al rey.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>6- Las autoridades o l&iacute;deres de la iglesia deben ser respetados.</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Heb 13:17&nbsp; Obedeced a vuestros pastores y sujetaos <em>a ellos,</em> porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta. Permitidles que lo hagan con alegr&iacute;a y no quej&aacute;ndose, porque eso no ser&iacute;a provechoso para vosotros.</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Th 5:12&nbsp; Pero os rogamos hermanos, que reconozc&aacute;is a los que con diligencia trabajan entre vosotros, y os dirigen en el Se&ntilde;or y os instruyen,</p> <p>1Th 5:13&nbsp; y que los teng&aacute;is en muy alta estima con amor, por causa de su trabajo. Vivid en paz los unos con los otros.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Heb 13:7&nbsp; Acordaos de vuestros gu&iacute;as que os hablaron la palabra de Dios, y considerando el resultado de su conducta, imitad su fe.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Ilustraciones B&iacute;blicas:</strong> La torre de Babel (Gen. 11); Esau (Gen. 28:6-9); Los hijos de Eli (1 Sam. 2:22-25); Sa&uacute;l (1 Sam. 15); Jesus (Luc. 2:51-52); Hijo prodigo (Luc. 16).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>PJJP</p> <p>Tomado de Quick Scripture Reference For Counseling Youth.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=46 http://ibgracia.org/blog.html?id=46 Funciones de la Conciencia <p><strong>Hacia Dios</strong>. Si nuestro estado en general es bueno, "la sangre de Cristo, limpiar&aacute; nuestras conciencias de obras muertas para que sirv&aacute;is al Dios vivo" (Heb.9:14); si nuestro servicio es interno y espiritual o es solo apariencia: "A Dios, al cual sirvo desde mis mayores con limpia conciencia" (2Ti.1:3), las cosas externas no pueden hacer perfecta la conciencia: &ldquo;Lo cual es s&iacute;mbolo para el tiempo presente, seg&uacute;n el cual se presentan ofrendas y sacrificios que no pueden hacer perfecto, en cuanto a la conciencia, al que practica ese culto.&rdquo; (Hebr.9:9).</p> <p>&nbsp;</p> <p>M&aacute;s particularmente supervisa todos nuestros deberes; si oramos con fe: "Acerqu&eacute;monos en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia" (Hebr.10:22); si o&iacute;mos la predicaci&oacute;n con provecho:&nbsp; "Que guardes el misterio de la fe con limpia conciencia" (1Ti.3:9); si nos acercamos a Dios como un or&aacute;culo, esto es si Dios puede contestar todas nuestras preguntas y resolver todos nuestros problemas a trav&eacute;s del bautismo o de ser sumergidos en Cristo: "Como la aspiraci&oacute;n de una buena conciencia hacia Dios" (1Pe.3:21); si en la Santa Cena tenemos comuni&oacute;n con Cristo o si tan solo comemos un pedazo de pan y bebemos un sorbo de vino: &ldquo;Como a sensatos os hablo; juzgad vosotros lo que digo. La copa de bendici&oacute;n que bendecimos, &iquest;no es la comuni&oacute;n de la sangre de Cristo? El pan que partimos, &iquest;no es la comuni&oacute;n del cuerpo de Cristo? (1Co.10:15-16).&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>En breve</strong>, que si no hay una conciencia recta, la piedad naufragar&iacute;a: &ldquo;Manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos.&rdquo; (1Ti.1:19).</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Hacia los hombres</strong>. Vivir con buena conciencia en toda conducta hacia nuestros semejantes: &ldquo;Entonces Pablo, mirando fijamente al concilio, dijo: Varones hermanos, yo con toda buena conciencia he vivido delante de Dios hasta el d&iacute;a de hoy.&rdquo; (Hec.23:1). Y en los aspectos particulares: Obedientes al gobierno civil:&nbsp; "Estarles sujetos por causa de la conciencia" (Ro.13:5). Que seamos justos en todo nuestro trato: "Buena conciencia para conducirnos bien en todo" (Hebr.13:18). Evitando toda cosa que pueda ser ofensiva: "No tu conciencia, sino la de otros" (1Co.10:29). No ofende en palabras: &ldquo;Tu coraz&oacute;n bien sabe todo el mal, que cometiste contra mi padre David&rdquo; (1Re.2:44) as&iacute; le dijo Salom&oacute;n a Simei.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Por ella uno busca no ofender al pr&oacute;jimo ni aun de pensamientos: &ldquo;Si dijera yo: Hablar&eacute; como ellos, He aqu&iacute;, a la generaci&oacute;n de tus hijos enga&ntilde;ar&iacute;a. Cuando pens&eacute; para saber esto, Fue duro trabajo para m&iacute;.&ldquo; (Sal.73:15-16). Adem&aacute;s procura manifestar amor hacia todos: "El amor nacido de coraz&oacute;n limpio y buena conciencia" (1Ti.1:5), especialmente por el alma del pr&oacute;jimo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>La conciencia no solo hace esto por el presente, sino tambi&eacute;n para el futuro para no provocar a Dios contra nosotros, y por el pasado viendo con agrado o dolor lo que se ha hecho.&nbsp; Ella vela sobre todo deber y pecado. <strong>AM&Eacute;N</strong>.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=45 http://ibgracia.org/blog.html?id=45 Actidud/Mente <p style="text-align: center;"><strong>Actidud/Mente</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>1- Amar a Dios debe ser la prioridad de nuestra mente</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mat 22:37&nbsp; Y El le dijo: AMARAS AL SE&Ntilde;OR TU DIOS CON TODO TU CORAZON, Y CON TODA TU ALMA, Y CON TODA TU MENTE.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Deu 10:12&nbsp; Y ahora, Israel, &iquest;qu&eacute; requiere de ti el SE&Ntilde;OR tu Dios, sino que temas al SE&Ntilde;OR tu Dios, que andes en todos sus caminos, que le ames y que sirvas al SE&Ntilde;OR tu Dios con todo tu coraz&oacute;n y con toda tu alma.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jos 23:11&nbsp; Tened sumo cuidado, por vuestra vida, de amar al SE&Ntilde;OR vuestro Dios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>2- Debemos mantener una perspectiva eterna en nuestro pensar</strong>.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Col 3:2&nbsp; Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.</p> <p>&nbsp;</p> <p>2Co 4:18&nbsp; al no poner nuestra vista en las cosas que se ven, sino en las que no se ven; porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 14:7&nbsp; Porque ninguno de nosotros vive para s&iacute; mismo, y ninguno muere para s&iacute; mismo;</p> <p>Rom 14:8&nbsp; pues si vivimos, para el Se&ntilde;or vivimos, y si morimos, para el Se&ntilde;or morimos; por tanto, ya sea que vivamos o que muramos, del Se&ntilde;or somos.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>3- Nuestras mentes deben enfocarse en las cosas espirituales, lo que Dios desea para nosotros. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 8:5&nbsp; Porque los que viven conforme a la carne, ponen la mente en las cosas de la carne, pero los que <em>viven</em> conforme al Esp&iacute;ritu, en las cosas del Esp&iacute;ritu.</p> <p>Rom 8:6&nbsp; Porque la mente puesta en la carne es muerte, pero la mente puesta en el Esp&iacute;ritu es vida y paz;</p> <p>Rom 8:7&nbsp; ya que la mente puesta en la carne es enemiga de Dios, porque no se sujeta a la ley de Dios, pues ni siquiera puede <em>hacerlo,</em></p> <p>Rom 8:8&nbsp; y los que est&aacute;n en la carne no pueden agradar a Dios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>4- Debemos ser transformados por la renovaci&oacute;n de la mente y no pensando como los inconversos piensan. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 12:2&nbsp; Y no os adapt&eacute;is a este mundo, sino transformaos mediante la renovaci&oacute;n de vuestra mente, para que verifiqu&eacute;is cu&aacute;l es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Eph 4:17&nbsp; Esto digo, pues, y afirmo juntamente con el Se&ntilde;or: que ya no and&eacute;is as&iacute; como andan tambi&eacute;n los gentiles, en la vanidad de su mente,</p> <p>Eph 4:18&nbsp; entenebrecidos en su entendimiento, excluidos de la vida de Dios por causa de la ignorancia que hay en ellos, por la dureza de su coraz&oacute;n</p> <p>Eph 4:22&nbsp; que en cuanto a vuestra anterior manera de vivir, os despoj&eacute;is del viejo hombre, que se corrompe seg&uacute;n los deseos enga&ntilde;osos,</p> <p>Eph 4:23&nbsp; y que se&aacute;is renovados en el esp&iacute;ritu de vuestra mente,</p> <p>Eph 4:24&nbsp; y os vist&aacute;is del nuevo hombre, el cual, en <em>la semejanza de</em> Dios, ha sido creado en la justicia y santidad de la verdad.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>5- Decisiones firmes son necesarias para &aacute;reas de conducta no tratados expresamente en la Escritura.</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 14:5&nbsp; Uno juzga que un d&iacute;a es superior a otro, otro juzga <em>iguales</em> todos los d&iacute;as. Cada cual est&eacute; plenamente convencido seg&uacute;n su propio sentir.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>6- Debemos pensar sacrificadamente, poniendo a otros antes que a nosotros. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Joh 15:13 Nadie tiene un amor mayor que &eacute;ste: que uno d&eacute; su vida por sus amigos.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Php 2:3&nbsp; Nada hag&aacute;is por ego&iacute;smo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como m&aacute;s importante que a s&iacute; mismo,</p> <p>Php 2:5&nbsp; Haya, <em>pues,</em> en vosotros esta actitud que hubo tambi&eacute;n en Cristo Jes&uacute;s,</p> <p>Php 2:6&nbsp; el cual, aunque exist&iacute;a en forma de Dios, no consider&oacute; el ser igual a Dios como algo a qu&eacute; aferrarse,</p> <p>Php 2:7&nbsp; sino que se despoj&oacute; a s&iacute; mismo tomando forma de siervo, haci&eacute;ndose semejante a los hombres.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Eph 4:2&nbsp; con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soport&aacute;ndoos unos a otros en amor,</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>7- Debemos desarrollar una visi&oacute;n apropiada de nosotros mismos, siendo humildes, no orgullosos.</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 12:3&nbsp; Porque en virtud de la gracia que me ha sido dada, digo a cada uno de vosotros que no piense m&aacute;s alto de s&iacute; que lo que debe pensar, sino que piense con buen juicio, seg&uacute;n la medida de fe que Dios ha distribuido a cada uno.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 12:16&nbsp; Tened el mismo sentir unos con otros; no se&aacute;is altivos en vuestro pensar, sino condescendiendo con los humildes. No se&aacute;is sabios en vuestra propia opini&oacute;n.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;Pro 16:18&nbsp; Delante de la destrucci&oacute;n <em>va</em> el orgullo, y delante de la ca&iacute;da, la altivez de esp&iacute;ritu.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 18:2&nbsp; El necio no se deleita en la prudencia, sino s&oacute;lo en revelar su coraz&oacute;n.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>8- La oraci&oacute;n y el pensar correcto producen mentes que superan las circunstancias. </strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Php 4:6&nbsp; Por nada est&eacute;is afanosos; antes bien, en todo, mediante oraci&oacute;n y s&uacute;plica con acci&oacute;n de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios.</p> <p>Php 4:7&nbsp; Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardar&aacute; vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jes&uacute;s.</p> <p>Php 4:8&nbsp; Por lo dem&aacute;s, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto meditad.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>PJJP</p> <p>&nbsp;</p> <p>Tomado de Quick Scripture reference For Counseling Youth</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=44 http://ibgracia.org/blog.html?id=44 Ira <p style="text-align: center;"><strong>La Ira</strong></p> <p style="text-align: center;"><strong><br /></strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>1- Tanto El Padre como El Hijo expresaron una ira justa y santa contra el pecado. Esta es la &uacute;nica ira aceptable que un creyente puede expresar. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 1:18&nbsp; Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que con injusticia restringen la verdad.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mar 3:5&nbsp; Y mir&aacute;ndolos en torno con enojo, entristecido por la dureza de sus corazones, dijo* al hombre: Extiende tu mano. Y &eacute;l la extendi&oacute;, y su mano qued&oacute; sana.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Exo 32:10&nbsp; Ahora pues, d&eacute;jame, para que se encienda mi ira contra ellos y los consuma; mas de ti yo har&eacute; una gran naci&oacute;n.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>2- En la ira pecaminosa est&aacute;n incluidos una lista de pecados igualmente perturbadores. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Gal 5:19&nbsp; Ahora bien, las obras de la carne son evidentes, las cuales son: inmoralidad, impureza, sensualidad,</p> <p>Gal 5:20&nbsp; idolatr&iacute;a, hechicer&iacute;a, enemistades, pleitos, celos, enojos, rivalidades, disensiones, sectarismos,</p> <p>Gal 5:21&nbsp; envidias, borracheras, org&iacute;as y cosas semejantes, contra las cuales os advierto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredar&aacute;n el reino de Dios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 29:22&nbsp; El hombre airado suscita rencillas, y el hombre violento abunda en transgresiones.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>3- La ira es la p&eacute;rdida del control y debe ser removida. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 29:11&nbsp; El necio da rienda suelta a su ira, pero el sabio la reprime.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Eph 4:31&nbsp; Sea quitada de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritos, maledicencia, as&iacute; como toda malicia.</p> <p>Eph 4:32&nbsp; Sed m&aacute;s bien amables unos con otros, misericordiosos, perdon&aacute;ndoos unos a otros, as&iacute; como tambi&eacute;n Dios os perdon&oacute; en Cristo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 37:8&nbsp; Deja la ira y abandona el furor; no te irrites, s&oacute;lo har&iacute;as lo malo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Col 3:8&nbsp; Pero ahora desechad tambi&eacute;n vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, maledicencia, lenguaje soez de vuestra boca.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>4- Evitar la ira requiere escuchar, hablar menos proceder con precauci&oacute;n y no reaccionar. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 20:3&nbsp; Es honra para el hombre eludir las contiendas, pero cualquier necio se enredar&aacute; en ellas.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Ecc 7:9</strong>&nbsp; No te apresures en tu esp&iacute;ritu a enojarte, porque el enojo se anida en el seno de los necios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jas 1:19&nbsp; <em>Esto</em> sab&eacute;is, mis amados hermanos. Pero que cada uno sea pronto para o&iacute;r, tardo para hablar, tardo para la ira;</p> <p>Jas 1:20&nbsp; pues la ira del hombre no obra la justicia de Dios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 14:17&nbsp; El hombre pronto a la ira obra neciamente, y el hombre de malos designios es aborrecido.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>5- La pr&aacute;ctica de responder gentilmente y de no responder con ira, ayudar&aacute; a reducir la ocurrencia de al ira. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Pro 15:1</strong>&nbsp; La suave respuesta aparta el furor, mas la palabra hiriente hace subir la ira.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 15:18&nbsp; El hombre irascible suscita ri&ntilde;as, pero el lento para la ira apacigua contiendas.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 20:22&nbsp; No digas: Yo pagar&eacute; mal por mal; espera en el SE&Ntilde;OR, y El te salvar&aacute;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>6- Si la ira ocurre, el asunto debe ser resuelto ese mismo d&iacute;a o, al menos, un plan espec&iacute;fico hecho ese d&iacute;a para la resoluci&oacute;n.</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Eph 4:26&nbsp; AIRAOS, PERO NO PEQUEIS; no se ponga el sol sobre vuestro enojo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 4:4&nbsp; Temblad, y no pequ&eacute;is; meditad en vuestro coraz&oacute;n sobre vuestro lecho, y callad. (Selah).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>7- Practica la paciencia, el contraste de la ira. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 14:29&nbsp; El lento para la ira tiene gran prudencia, pero el que es irascible ensalza la necedad.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 15:18&nbsp; El hombre irascible suscita ri&ntilde;as, pero el lento para la ira apacigua contiendas.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 16:32&nbsp; Mejor es el lento para la ira que el poderoso, y el que domina su esp&iacute;ritu que el que toma una ciudad.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>8- Las personas que tienen tendencia hacia la ira no son la mejor opci&oacute;n para ser nuestras amistades &iacute;ntimas (matrimonio o compa&ntilde;eros). </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 22:24&nbsp; No te asocies con el hombre iracundo; ni andes con el hombre violento,</p> <p>Pro 22:25&nbsp; no sea que aprendas sus maneras, y tiendas lazo para tu vida.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 21:19&nbsp; Mejor es habitar en tierra desierta que con mujer rencillosa y molesta.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 119:63&nbsp; Compa&ntilde;ero soy de todos los que te temen, y de los que guardan tus preceptos.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 19:19&nbsp; El <em>hombre</em> de gran ira llevar&aacute; el castigo, porque si t&uacute; <em>lo</em> rescatas, tendr&aacute;s que hacerlo de nuevo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Tomado de Quick Scripture Reference for Counseling Youth</p> <p>PJJP</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=42 http://ibgracia.org/blog.html?id=42 Adopción <p style="text-align: center;"><strong>Adopci&oacute;n</strong></p> <p style="text-align: center;"><strong><br /></strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>1- Dios tiene un inter&eacute;s especial en individuos que por alguna raz&oacute;n han quedado sin padres biol&oacute;gicos. </strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 27:10&nbsp; Porque <em>aunque</em> mi padre y mi madre me hayan abandonado, el SE&Ntilde;OR me recoger&aacute;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Isa 49:15&nbsp; &iquest;Puede una mujer olvidar a su ni&ntilde;o de pecho, sin compadecerse del hijo de sus entra&ntilde;as? Aunque ellas se olvidaran, yo no te olvidar&eacute;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Eze 34:11&nbsp; Porque as&iacute; dice el Se&ntilde;or DIOS: He aqu&iacute;, yo mismo buscar&eacute; mis ovejas y velar&eacute; por ellas.</p> <p>Eze 34:12&nbsp; Como un pastor vela por su reba&ntilde;o el d&iacute;a que est&aacute; en medio de sus ovejas dispersas, as&iacute; yo velar&eacute; por mis ovejas y las librar&eacute; de todos los lugares adonde fueron dispersadas un d&iacute;a nublado y sombr&iacute;o.</p> <p>Eze 34:13&nbsp; Las sacar&eacute; de los pueblos y las juntar&eacute; de las tierras; las traer&eacute; a su propia tierra, y las apacentar&eacute; en los montes de Israel, por las barrancas y por todos los lugares habitados del pa&iacute;s.</p> <p>Eze 34:14&nbsp; Las apacentar&eacute; en buenos pastos, y en los altos montes de Israel estar&aacute; su apacentadero. All&iacute; reposar&aacute;n en apacentadero bueno, y apacentar&aacute;n en ricos pastos sobre los montes de Israel.</p> <p>Eze 34:15&nbsp; Yo apacentar&eacute; mis ovejas y las llevar&eacute; a reposar--declara el Se&ntilde;or DIOS.</p> <p>Eze 34:16&nbsp; Buscar&eacute; la perdida, har&eacute; volver la descarriada, vendar&eacute; la perniquebrada y fortalecer&eacute; la enferma; pero destruir&eacute; la engordada y la fuerte. Las apacentar&eacute; con justicia.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>2- Ya sea que el individuo est&eacute; con una familia biol&oacute;gica o una familia adoptiva, Dios est&aacute; &iacute;ntimamente envuelto en su vida. </strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 139:16&nbsp; Tus ojos vieron mi embri&oacute;n, y en tu libro se escribieron todos los d&iacute;as que <em>me</em> fueron dados, cuando <em>no exist&iacute;a</em> ni uno solo de ellos.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 10:14&nbsp; T&uacute; <em>lo</em> has visto, porque has contemplado la malicia y la vejaci&oacute;n, para hacer justicia con tu mano. A ti se acoge el desvalido; t&uacute; has sido amparo del hu&eacute;rfano.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Deu 10:18&nbsp; El hace justicia al hu&eacute;rfano y a la viuda, y muestra su amor al extranjero d&aacute;ndole pan y vestido.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jer 29:11&nbsp; "Porque yo s&eacute; los planes que tengo para vosotros"--declara el SE&Ntilde;OR--"planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>3- Dios nos adopta en Su familia en el momento de nuestra salvaci&oacute;n. </strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Eph 1:5&nbsp; nos predestin&oacute; para adopci&oacute;n como hijos para s&iacute; mediante Jesucristo, conforme al benepl&aacute;cito de su voluntad.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Rom 8:23&nbsp; Y no s&oacute;lo <em>ella</em> , sino que tambi&eacute;n nosotros mismos, que tenemos las primicias del Esp&iacute;ritu, aun nosotros mismos gemimos en nuestro interior, aguardando ansiosamente la adopci&oacute;n como hijos, la redenci&oacute;n de nuestro cuerpo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Gal 4:7&nbsp; Por tanto, ya no eres siervo, sino hijo; y si hijo, tambi&eacute;n heredero por medio de Dios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>4- Dios mira favorablemente a aquellos que toman cuidado por los hu&eacute;rfanos. </strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Jas 1:27&nbsp; La religi&oacute;n pura y sin m&aacute;cula delante de <em>nuestro</em> Dios y Padre es &eacute;sta: visitar a los hu&eacute;rfanos y a las viudas en sus aflicciones, <em>y</em> guardarse sin mancha del mundo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mat 25:40&nbsp; Respondiendo el Rey, les dir&aacute;: "En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos m&iacute;os, <em>aun a</em> los m&aacute;s peque&ntilde;os, a m&iacute; lo hicisteis".</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Ilustraci&oacute;n B&iacute;blica:</strong> Ester 2:15; 4:14</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Nota: Tomado de Quick Scripture Reference For Counseling de Keith y Patricia Miller.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Su siervo en el evangelio, PJJP</p> <p>&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=41 http://ibgracia.org/blog.html?id=41 El Abuso <p style="text-align: center;"><strong>Abuso</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p><strong>1. Otros pueden fallarnos, pero Dios siempre est&aacute; a nuestro lado. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 37:39&nbsp; Mas la salvaci&oacute;n de los justos viene del SE&Ntilde;OR; El es su fortaleza en el tiempo de la angustia.</p> <p>Psa 37:40&nbsp; El SE&Ntilde;OR los ayuda y los libra; los libra de los imp&iacute;os y los salva, porque en El se refugian.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 72:12&nbsp; Porque &eacute;l librar&aacute; al necesitado cuando clame, tambi&eacute;n al afligido y al que no tiene quien le auxilie.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Lam 3:20&nbsp; Ciertamente <em>lo</em> recuerda y se abate mi alma dentro de m&iacute;.</p> <p>Lam 3:21&nbsp; Esto traigo a mi coraz&oacute;n, por esto tengo esperanza:</p> <p>Lam 3:22&nbsp; Que las misericordias del SE&Ntilde;OR jam&aacute;s terminan, pues nunca fallan sus bondades;</p> <p>Lam 3:23&nbsp; son nuevas cada ma&ntilde;ana; &iexcl;grande es tu fidelidad!</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jos 1:9&nbsp; &iquest;No te <em>lo</em> he ordenado yo? &iexcl;S&eacute; fuerte y valiente! No temas ni te acobardes, porque el SE&Ntilde;OR tu Dios <em>estar&aacute;</em> contigo dondequiera que vayas.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Isa 25:4&nbsp; Porque t&uacute; has sido baluarte para el desvalido, baluarte para el necesitado en su angustia, refugio contra la tormenta, sombra contra el calor; pues el aliento de los crueles es como turbi&oacute;n <em>contra</em> el muro.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>2, Dios esta siempre presente, a&uacute;n cuando nos sentimos solos. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 139:7&nbsp; &iquest;Ad&oacute;nde me ir&eacute; de tu Esp&iacute;ritu, o ad&oacute;nde huir&eacute; de tu presencia?</p> <p>Psa 139:8&nbsp; Si subo a los cielos, he aqu&iacute;, <em>all&iacute;</em> est&aacute;s t&uacute;; si en el Seol preparo mi lecho, all&iacute; est&aacute;s t&uacute;.</p> <p>Psa 139:9&nbsp; <em>Si</em> tomo las alas del alba, <em>y si</em> habito en lo m&aacute;s remoto del mar,</p> <p>Psa 139:10&nbsp; aun all&iacute; me guiar&aacute; tu mano, y me asir&aacute; tu diestra.</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>Psa 46:1</strong> Dios es nuestro refugio y fortaleza, <em>nuestro</em> pronto auxilio en las tribulaciones.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 142:3&nbsp; Cuando mi esp&iacute;ritu desmayaba dentro de m&iacute;, t&uacute; conociste mi senda. En la senda en que camino me han tendido una trampa.</p> <p>Psa 142:4&nbsp; Mira a la derecha, y ve, porque no hay quien me tome en cuenta; no hay refugio para m&iacute;; no hay quien cuide de mi alma.</p> <p>Psa 142:5&nbsp; A ti he clamado, SE&Ntilde;OR; dije: T&uacute; eres mi refugio, mi porci&oacute;n en la tierra de los vivientes.</p> <p>Psa 142:6&nbsp; Atiende a mi clamor, porque estoy muy abatido; l&iacute;brame de los que me persiguen, porque son m&aacute;s fuertes que yo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Lam 3:57&nbsp; Te acercaste el d&iacute;a que te invoqu&eacute;, dijiste: No temas.</p> <p>Lam 3:58&nbsp; T&uacute; has defendido, oh Se&ntilde;or, la causa de mi alma, t&uacute; has redimido mi vida.</p> <p>Lam 3:59&nbsp; T&uacute; has visto, oh SE&Ntilde;OR, mi opresi&oacute;n, juzga mi causa.</p> <p>Lam 3:60&nbsp; Has visto toda su venganza, todas sus tramas contra m&iacute;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>3. David or&oacute; por protecci&oacute;n de hombres malos. Podemos hacer lo mismo. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 69:13&nbsp; Pero yo <em>elevo</em> a ti mi oraci&oacute;n, oh SE&Ntilde;OR, en tiempo propicio; oh Dios, en la grandeza de tu misericordia, resp&oacute;ndeme con tu verdad salvadora.</p> <p>Psa 69:14&nbsp; S&aacute;came del cieno y no me dejes hundir; sea yo librado de los que me odian, y de lo profundo de las aguas.</p> <p>Psa 69:15&nbsp; No me cubra la corriente de las aguas, ni me trague el abismo, ni el pozo cierre sobre m&iacute; su boca.</p> <p>Psa 69:16&nbsp; Resp&oacute;ndeme, oh SE&Ntilde;OR, pues buena es tu misericordia; vu&eacute;lvete a m&iacute;, conforme a tu inmensa compasi&oacute;n,</p> <p>Psa 69:17&nbsp; y no escondas tu rostro de tu siervo, porque estoy en angustia; resp&oacute;ndeme pronto.</p> <p>Psa 69:18&nbsp; Ac&eacute;rcate a mi alma <em>y</em> red&iacute;mela; por causa de mis enemigos, resc&aacute;tame.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>4. No debemos permitir que los eventos pasados controlen nuestra vida presente. Cuando no hay nada que podamos hacer para corregir el pasado, debemos encomendar nuestro futuro en las manos de Dios.&nbsp;&nbsp; </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>Isa 43:18&nbsp; No record&eacute;is las cosas anteriores ni consider&eacute;is las cosas del pasado.</p> <p>Isa 43:19&nbsp; He aqu&iacute;, hago algo nuevo, ahora acontece; &iquest;no lo percib&iacute;s? Aun en los desiertos har&eacute; camino <em>y</em> r&iacute;os en el yermo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mat 11:28&nbsp; Venid a m&iacute;, todos los que est&aacute;is cansados y cargados, y yo os har&eacute; descansar.</p> <p>Mat 11:29&nbsp; Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de m&iacute;, que soy manso y humilde de coraz&oacute;n, y HALLAREIS DESCANSO PARA VUESTRAS ALMAS.</p> <p>Mat 11:30&nbsp; Porque mi yugo es f&aacute;cil y mi carga ligera.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Php 3:13&nbsp; Hermanos, yo mismo no considero haber<em>lo</em> ya alcanzado; pero una cosa <em>hago:</em> olvidando lo que <em>queda</em> atr&aacute;s y extendi&eacute;ndome a lo que <em>est&aacute;</em> delante,</p> <p>Php 3:14&nbsp; prosigo hacia la meta para <em>obtener</em> el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jes&uacute;s.</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Ilustraciones B&iacute;blicas Jes&uacute;s, juicio y crucifixi&oacute;n; Hagar (Gen. 16); David abusado por Sa&uacute;l (1 Sam. 18-26).</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Nota:</strong> Es bueno que la persona abusada busque consuelo pastoral, pero otros (padres, doctores, escuela y gobierno) deben envolverse para que haya alivio. Los consejeros deben reportar el abuso, como lo exige la ley.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>PJJP <strong><br /></strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=40 http://ibgracia.org/blog.html?id=40 El Aborto II <p><strong>Despu&eacute;s De Un Aborto: &iquest;Qu&eacute; si he abortado? </strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>1- Cuando el perd&oacute;n es requerido, este est&aacute; garantizado sin reservas.</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>Psa 32:3&nbsp; Mientras call&eacute; <em>mi pecado</em> , mi cuerpo se consumi&oacute; con mi gemir durante todo el d&iacute;a.</p> <p>Psa 32:4&nbsp; Porque d&iacute;a y noche tu mano pesaba sobre m&iacute;; mi vitalidad se desvanec&iacute;a con el calor del verano. (Selah)</p> <p>Psa 32:5&nbsp; Te manifest&eacute; mi pecado, y no encubr&iacute; mi iniquidad. Dije: Confesar&eacute; mis transgresiones al SE&Ntilde;OR; y t&uacute; perdonaste la culpa de mi pecado. (Selah)</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>2- Dios puede tomar nuestro esp&iacute;ritu contrito y producir gozo.</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 51:12&nbsp; Restit&uacute;yeme el gozo de tu salvaci&oacute;n, y sostenme con un esp&iacute;ritu de poder.</p> <p>Psa 51:13&nbsp; <em>Entonces</em> ense&ntilde;ar&eacute; a los transgresores tus caminos, y los pecadores se convertir&aacute;n a ti.</p> <p>Psa 51:14&nbsp; L&iacute;brame de delitos de sangre, oh Dios, Dios de mi salvaci&oacute;n; <em>entonces</em> mi lengua cantar&aacute; con gozo tu justicia.</p> <p>Psa 51:15&nbsp; Abre mis labios, oh Se&ntilde;or, para que mi boca anuncie tu alabanza.</p> <p>Psa 51:16&nbsp; Porque no te deleitas en sacrificio, de lo contrario yo lo ofrecer&iacute;a; no te agrada el holocausto.</p> <p>Psa 51:17&nbsp; Los sacrificios de Dios son el esp&iacute;ritu contrito; al coraz&oacute;n contrito y humillado, oh Dios, no despreciar&aacute;s.</p> <p>Psa 51:18&nbsp; Haz bien con tu benevolencia a Sion; edifica los muros de Jerusal&eacute;n.</p> <p>Psa 51:19&nbsp; Entonces te agradar&aacute;n los sacrificios de justicia, el holocausto y el sacrificio perfecto; entonces se ofrecer&aacute;n novillos sobre tu altar.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>3- Dios ofrece restauraci&oacute;n. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>Psa. 40:1<strong> </strong>Al SE&Ntilde;OR esper&eacute; pacientemente, y El se inclin&oacute; a m&iacute; y oy&oacute; mi clamor.</p> <p>Psa 40:2&nbsp; Me sac&oacute; del hoyo de la destrucci&oacute;n, del lodo cenagoso; asent&oacute; mis pies sobre una roca y afirm&oacute; mis pasos.</p> <p>Psa 40:3&nbsp; Puso en mi boca un c&aacute;ntico nuevo, un canto de alabanza a nuestro Dios; muchos ver&aacute;n <em>esto,</em> y temer&aacute;n, y confiar&aacute;n en el SE&Ntilde;OR.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>4- Dios entiende a las mujeres de Israel que lloraban a sus criaturas perdidas, a las cuales no volver&iacute;an a ver. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>Jer 31:15&nbsp; As&iacute; dice el SE&Ntilde;OR: Se oye una voz en Ram&aacute;, lamento y llanto amargo. Raquel llora por sus hijos; reh&uacute;sa ser consolada, por sus hijos que ya no existen.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>5- Como aquellos en la cautividad de Israel no deb&iacute;an morar en el horror de la cautividad, as&iacute; tambi&eacute;n nosotros no debemos vivir en el pasado una vez ha sido perdonado. &nbsp;&nbsp;&nbsp;</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>Isa 43:18&nbsp; No record&eacute;is las cosas anteriores ni consider&eacute;is las cosas del pasado.</p> <p>Isa 43:19&nbsp; He aqu&iacute;, hago algo nuevo, ahora acontece; &iquest;no lo percib&iacute;s? Aun en los desiertos har&eacute; camino <em>y</em> r&iacute;os en el yermo.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>6- Dios es el &uacute;nico que puede consolarnos en nuestro lamento. </strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p>Psa 18:1&nbsp; Yo te amo, SE&Ntilde;OR, fortaleza m&iacute;a.</p> <p>Psa 18:2&nbsp; El SE&Ntilde;OR es mi roca, mi baluarte y mi libertador; mi Dios, mi roca en quien me refugio; mi escudo y el cuerno de mi salvaci&oacute;n, mi altura inexpugnable.</p> <p><strong>Psa 18:3</strong>&nbsp; Invoco al SE&Ntilde;OR, que es digno de ser alabado, y soy salvo de mis enemigos.</p> <p>Psa 18:4&nbsp; Los lazos de la muerte me cercaron, y los torrentes de iniquidad me atemorizaron;</p> <p>Psa 18:5&nbsp; los lazos del Seol me rodearon; las redes de la muerte surgieron ante m&iacute;.</p> <p>Psa 18:6&nbsp; En mi angustia invoqu&eacute; al SE&Ntilde;OR, y clam&eacute; a mi Dios; desde su templo oy&oacute; mi voz, y mi clamor delante de El lleg&oacute; a sus o&iacute;dos.</p> <p>Isa 25:8&nbsp; El destruir&aacute; la muerte para siempre; el Se&ntilde;or DIOS enjugar&aacute; las l&aacute;grimas de todos los rostros, y quitar&aacute; el oprobio de su pueblo de sobre toda la tierra, porque el SE&Ntilde;OR ha hablado.</p> <p>&nbsp;</p> <p>PJJP</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=39 http://ibgracia.org/blog.html?id=39 El Aborto <p style="text-align: center;"><strong>Aborto</strong></p> <p style="text-align: center;"><strong><br /></strong></p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>1- Dios est&aacute; activa y personalmente envuelto en la vida de toda persona no nacida, a&uacute;n respecto a los planes de cada d&iacute;a de cada uno de ellos:</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 139:13&nbsp; Porque t&uacute; formaste mis entra&ntilde;as; me hiciste en el seno de mi madre.</p> <p>Psa 139:14&nbsp; Te alabar&eacute;, porque asombrosa <em>y</em> maravillosamente he sido hecho; maravillosas son tus obras, y mi alma lo sabe muy bien.</p> <p>Psa 139:15&nbsp; No estaba oculto de ti mi cuerpo, cuando en secreto fui formado, <em>y</em> entretejido en las profundidades de la tierra.</p> <p>Psa 139:16&nbsp; Tus ojos vieron mi embri&oacute;n, y en tu libro se escribieron todos los d&iacute;as que <em>me</em> fueron dados, cuando <em>no exist&iacute;a</em> ni uno solo de ellos.</p> <p>&nbsp;</p> <p><em>&nbsp;</em></p> <p><strong>2- Los profetas reconocieron que Dios los conoc&iacute;a como personas antes de ellos nacer:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jer 1:5&nbsp; Antes que yo te formara en el seno materno, te conoc&iacute;, y antes que nacieras, te consagr&eacute;, te puse por profeta a las naciones.</p> <p><strong>Isa 49:1</strong>&nbsp; Escuchadme, islas, y atended, pueblos lejanos. El SE&Ntilde;OR me llam&oacute; desde el seno materno, desde las entra&ntilde;as de mi madre mencion&oacute; mi nombre.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>3- El bebe no nacido de Elizabeth estaba consciente del beb&eacute; no nacido que Mar&iacute;a cargaba. A trav&eacute;s de esta situaci&oacute;n &uacute;nica (Dios-hombre en el &uacute;tero), se provee evidencia de que quien est&aacute; en el &uacute;tero es una persona:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Luk 1:44&nbsp; Porque he aqu&iacute;, apenas la voz de tu saludo lleg&oacute; a mis o&iacute;dos, la criatura salt&oacute; de gozo en mi vientre.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>4- Los ni&ntilde;os son una recompensa o regalo de Dios, sin importar como ha sido la concepci&oacute;n:</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Psa 127:3&nbsp; He aqu&iacute;, don del SE&Ntilde;OR son los hijos; <em>y</em> recompensa es el fruto del vientre.</p> <p>Psa 127:4&nbsp; Como flechas en la mano del guerrero, as&iacute; son los hijos <em>tenidos</em> en la juventud.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>5- Seguir el deseo propio a expensas de la voluntad de Dios es pecado y acarrea problemas:</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Pro 14:12&nbsp; Hay camino que al hombre le <em>parece</em> derecho, pero al final, es camino de muerte.</p> <p>Pro 16:2&nbsp; Todos los caminos del hombre son limpios ante sus propios ojos, pero el SE&Ntilde;OR sondea los esp&iacute;ritus.</p> <p>Php 2:2&nbsp; haced completo mi gozo, siendo del mismo sentir, conservando el mismo amor, unidos en esp&iacute;ritu, dedicados a un mismo prop&oacute;sito.</p> <p>Php 2:3&nbsp; Nada hag&aacute;is por ego&iacute;smo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como m&aacute;s importante que a s&iacute; mismo,</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>6- Nuestras acciones no est&aacute;n escondidas de Dios:</strong></p> <p><strong><br /></strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Heb 4:13&nbsp; Y no hay cosa creada oculta a su vista, sino que todas las cosas est&aacute;n al descubierto y desnudas ante los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>7- Nuestros cuerpos no son nuestros, ellos pertenecen a Dios:</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1Co 6:19&nbsp; &iquest;O no sab&eacute;is que vuestro cuerpo es templo del Esp&iacute;ritu Santo, que est&aacute; en vosotros, el cual ten&eacute;is de Dios, y que no sois vuestros?</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Su siervo en el evangelio, PJJP</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=38 http://ibgracia.org/blog.html?id=38 La Integridad Cristiana <p style="text-align: justify;">Eso vemos en este vers&iacute;culo: &ldquo;Sinceros e irreprensibles (Fil.1:9),&rdquo; o que la integridad se compone de dos partes, una interna y otra externa. Si enfocamos en el verso es posible notar que la integridad es un don y una virtud a ser cultivada; n&oacute;tese: &ldquo;Y esto pido en oraci&oacute;n&rdquo;; es un ruego a Dios a favor de aquellos Creyentes, y una de las peticiones dice as&iacute;: &ldquo;Para que aprob&eacute;is lo mejor, a fin de que se&aacute;is sinceros e irreprensibles para el d&iacute;a de Cristo.&rdquo; Pidi&oacute; que el Se&ntilde;or les concediese ser personas integras: &ldquo;Sinceros e irreprensibles.&rdquo;</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">La integridad es un don, o hay que pedirlo. Ciertos dones se obtienen por esfuerzo propio, en cambio otros son por medio de la oraci&oacute;n, la integridad cristiana es uno; es un adorno de car&aacute;cter dado por la Gracia de Cristo. La bendici&oacute;n del Se&ntilde;or es lo que lo fija en el alma Creyente, y se manifiesta en hermosura de car&aacute;cter, de buenas y atractivas maneras con el pr&oacute;jimo. Que Pablo lo rogase por los Creyentes en Filipo, indica que Dios es quien nos hace &iacute;ntegros, no podemos hacerlo en nuestro poder. Eso es prerrogativa divina. La integridad <strong>cristiana</strong> es hacer lo correcto con una santa motivaci&oacute;n, o que tiene dos partes.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>La parte interna</strong>. Entre los Romanos sinceridad era <em>sine cera</em>, lo opuesto a mezcla. Oiga como es dicho en otro lugar: &ldquo;Huye tambi&eacute;n de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de coraz&oacute;n limpio invocan al Se&ntilde;or&rdquo; (2Tim.2:12). Ser sinceros es lo mismo que un coraz&oacute;n limpio. Esto es, la persona que se conduce por el principio de vida evang&eacute;lico. Hay temor humano y temor de Dios, de manera semejante, hay sinceridad humana y sinceridad cristiana; ve&aacute;moslo: &ldquo;Nuestra gloria es esta: el testimonio de nuestra conciencia, que con sencillez y sinceridad de Dios&rdquo; (2Co.1:12).</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>La parte externa</strong>: &ldquo;Irreprensibles&rdquo;. Esto es, que el amor, conocimiento y buen juicio ha de llevar el Creyente, no s&oacute;lo a cultivar la sinceridad de Dios, sino tambi&eacute;n a caminar a los ojos de otros siendo un buen ejemplo, que el otro no sea inducido a pecar. Que el pecado remanente en otros no sea fortalecido por el mal ejemplo en uno, tal es la idea de irreprensible. Que su conducta no sea motivo de esc&aacute;ndalo, que los dem&aacute;s no se sientan ofendidos con su proceder. Un Creyente es tropiezo a otros cuando se conduce en una manera contradictoria con los principios de fe que profesa creer. &nbsp;As&iacute; que, integridad <strong>cristiana</strong> es hacer lo correcto con una santa motivaci&oacute;n. Am&eacute;n.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=37 http://ibgracia.org/blog.html?id=37 En Cristo <div> <p><em>Efesios 2:5-6 - nos dio vida juntamente&nbsp;<span>con Cristo</span>&nbsp;(por gracia sois salvos),&nbsp;<sup>6&nbsp;</sup>y juntamente&nbsp;<span>con &eacute;l</span>&nbsp;nos resucit&oacute;, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales&nbsp;<span>con Cristo Jes&uacute;s</span>,</em></p> <p><em><br /></em></p> <p>&iquest;Qu&eacute; es lo que constituye el distintivo fundamental de la sociedad de Dios? O en otras palabras &iquest;Qu&eacute; es un cristiano?</p> <p>Hay muchas maneras de contestar esa pregunta correctamente pero la respuesta fundamental es que el distintivo fundamental de un miembro de la sociedad de Dios es que est&aacute; unido a Cristo.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> </div> <p>Por encima de sus creencias doctrinales, las cuales son importantes, por encima de sus normas morales, por encima de su lealtad a Jesucristo, lo cual es indispensable, la cualidad m&aacute;s fundamental de la iglesia, la sociedad de Dios, es su uni&oacute;n con Cristo. En virtud de esta uni&oacute;n con Cristo es que Dios escoge, predestina, redime, da vida, nos resucita y nos sienta en los lugares celestiales.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Es interesante que Pablo hable en tiempo pasado. Nos dio vida, nos resucit&oacute; y nos sent&oacute; en los lugares celestiales en Cristo. Digo que es interesante porque si estas leyendo esto no haz resucitado ni est&aacute;s sentado en los lugares celestiales. El ap&oacute;stol habla en tiempo pasado porque si est&aacute;s unido a Cristo, lo que &eacute;l compr&oacute; por ti est&aacute; seguro. Para el hombre, el tiempo siempre presenta riesgos. El pasado es seguro, pero el futuro es incierto. Pero lo logrado por Cristo para los que est&aacute;n unidos a &eacute;l es tan seguro como si ya hubiera pasado, es solo cuesti&oacute;n de tiempo.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=36 http://ibgracia.org/blog.html?id=36 Valor y Poder del Buen Ejemplo <p>Enf&oacute;quennos como lo ensena el ap&oacute;stol: &ldquo;Porque si alguno te ve a ti, que tienes conocimiento, sentado a la mesa en un lugar de &iacute;dolos, la conciencia de aquel que es d&eacute;bil, &iquest;no ser&aacute; estimulada a comer de lo sacrificado a los &iacute;dolos?<strong> </strong>Y por el conocimiento tuyo, se perder&aacute; el hermano d&eacute;bil por quien Cristo muri&oacute;&rdquo; (1Co.8:10-11). Es una regla en sociolog&iacute;a que el ignorante imitar&aacute; al instruido; el pobre al rico; el sencillo al notable, y el peque&ntilde;o al grande. Procuremos, pues, ser buen ejemplo de auto negaci&oacute;n y abstinencia por causa de aquellos a quienes podemos beneficiar. Oigamos el comentario de A. Barnes:</p> <p>&nbsp;</p> <p>&ldquo;El ejemplo sumo es el Se&ntilde;or Jes&uacute;s, que siendo rico, vivi&oacute; en una manera segura y beneficiosa que todos pod&iacute;an imitarlo. Fue enaltecido por Dios y exaltado al m&aacute;s alto oficio como Redentor del mundo, aun as&iacute; toda persona en cualquier rango social pod&iacute;a copiarlo. Tuvo todo poder y fue honrado por &aacute;ngeles, fue favorable ejemplo al m&aacute;s humilde de los hombres. Se condujo de tal forma, que es seguro y propio para todos vivir como el vivi&oacute;.&rdquo; (A. B. Su Coment. De 1Co. P&aacute;g. 165).</p> <p>&nbsp;</p> <p>Eso gobern&oacute; el coraz&oacute;n de Pablo en este asunto: &ldquo;Si la comida le es a mi hermano ocasi&oacute;n de caer, no comer&eacute; carne jam&aacute;s, para no poner tropiezo a mi hermano&rdquo; (1Co.8:13). Es corriente que las verdades y manera de como habl&oacute; ense&ntilde;&oacute; Pablo est&eacute; con frecuencia en nuestras lenguas, pero cuan escaso es esta virtud, cuan poco es practicado el amor a Cristo y los hermanos. Muy pocos cristianos y ministros de Cristo se niegan a s&iacute; mismos en cosas legitimas que pudieran inclinar otros a pecar. No hay dudas, entre nosotros hay un ego&iacute;smo abundante e infeccioso.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Procuremos que nuestras acciones sean buenas o motivadas por un principio de Gracia. Con el testimonio de David t&uacute; podr&aacute;s saber como comprometerte a Dios en adoraci&oacute;n, lo primero es afirmar el esp&iacute;ritu: "Pronto est&aacute; mi coraz&oacute;n, oh Dios, mi coraz&oacute;n est&aacute; dispuesto" (Salm.57:7). Haz t&uacute; lo mismo y vivir&aacute;s. &nbsp;Hermanos, somos favorecidos con la m&aacute;s alta nobleza que pueda recibir ser humano alguno, hijos del Dios Alt&iacute;simo, vivamos, que otros puedan seguir nuestro andar. Am&eacute;n.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=35 http://ibgracia.org/blog.html?id=35 Año Nuevo del 2012 <p class="p1" style="text-align: center;"><strong>A&ntilde;o Nuevo del 2012</strong></p> <p class="p1" style="text-align: center;">&nbsp;</p> <p class="p1">El salmista luego que ha meditado en la presencia de Dios, entonces trae sus peticiones y ruegos, y una es la que ahora consideraremos<span class="s1">: "</span><span class="s2">Ens&eacute;&ntilde;anos de tal modo a contar nuestros d&iacute;as, que traigamos al coraz&oacute;n sabidur&iacute;a</span><span class="s1">" </span>(Sal.90:12); esto es, que estas verdades debidamente consideradas son un excelente medio para ser sabios. Por tanto, es bueno para el alma hacer un uso santo de nuestras miserias y adversidades.</p> <p class="p2">&nbsp;</p> <p class="p1">La petici&oacute;n es como si hubiese dicho: "Se&ntilde;or danos tu Gracia para considerar cu&aacute;n pocos son nuestros d&iacute;as sobre la tierra y cu&aacute;n breve es nuestro paso por este mundo"; &eacute;l ha visto claramente la lecci&oacute;n, pero ademas hace conciencia de que sin la bendici&oacute;n de Dios no ser&aacute; de provecho, de manera que pide al Se&ntilde;or que se la ense&ntilde;e a su alma, y la lecci&oacute;n aprender es saber contar nuestros d&iacute;as sobre el planeta, considerarlos seria y debidamente.&nbsp;</p> <p class="p1">&nbsp;</p> <p class="p1">S&oacute;lo Dios puede instruirnos en esto, de modo que se trata de algo dif&iacute;cil de aprender por s&iacute; mismo. En el mundo hay buenos contadores, hombres y mujeres quienes son muy diestros para contar grandes sumas, cantidades millonarias, pero son extremadamente torpes para contar sabiamente sus d&iacute;as. En el cielo hay una aritm&eacute;tica, cuyo &uacute;nico instructor es Dios mismo.</p> <p class="p1">&nbsp;</p> <p class="p1">Aquellos que quieren aprender a calcular sabia o piadosamente sus d&iacute;as de vida, deben orar por la ense&ntilde;anza divina, esto es, ir a Dios en oraci&oacute;n, y pedirle que por Su Esp&iacute;ritu les de un buen entendimiento de lo breve y fr&aacute;gil de esta vida, porque la inclinaci&oacute;n de nuestros corazones es que los d&iacute;as son una cadena muy fuerte y que cada momento o evento nuestro esta atado al pr&oacute;ximo, pero la realidad no es as&iacute;, sino que nuestro pr&oacute;ximo paso no depende de nosotros, sino de la buena voluntad de Dios, el lazo que ata uno con otro es asunto del Creador, no de las criaturas. Nuestros d&iacute;as tienen un fin, y esto debe ser seriamente considerado por cada uno.</p> <p class="p1">&nbsp;</p> <p class="p1"><strong>Pregunta</strong>: &iquest;Y cu&aacute;l es la norma de aprovechamiento de esa aritm&eacute;tica celestial?, cuando:<span class="s1"> "</span><span class="s2">Traigamos al coraz&oacute;n sabidur&iacute;a</span><span class="s1">"</span>, que nuestra conducta sea guiada por el temor a Dios, y crezcamos en la pr&aacute;ctica de la piedad. Ser piadoso, o la verdadera sabidur&iacute;a es aquella forma o pr&aacute;ctica de vida que busca el bien de su propia alma en este mundo y para la eternidad. Hay muchos quienes son sabios para otros, pero no para ellos mismos, como dice el Predicador: <span class="s1">"</span><span class="s2">Porque escudo es la ciencia, y escudo es el dinero; m&aacute;s la sabidur&iacute;a excede, en que da vida a sus poseedores</span><span class="s1">" </span>(Ecle.7:12), hay muchas cosas buenas en esta vida, pero lo m&aacute;s que hacen es proteger, pero no pueden dar vida, en cambio el coraz&oacute;n sabio es vida.</p> <p class="p2">&nbsp;</p> <p class="p1">Por tanto, esforc&eacute;monos en la pr&aacute;ctica de cultivar frecuentes pensamientos de la brevedad de la vida, la seguridad de la muerte y la inexorabilidad del justo castigo de Dios sobre el pecado, y hagamos estas meditaciones delante del Se&ntilde;or, pidiendo:</p> <p class="p3">&nbsp;</p> <p class="p4"><span class="s1">"</span>Ens&eacute;&ntilde;anos de tal modo a contar nuestros d&iacute;as,&nbsp;</p> <p class="p4">que traigamos al coraz&oacute;n sabidur&iacute;a.<span class="s1">"</span></p> http://ibgracia.org/blog.html?id=34 http://ibgracia.org/blog.html?id=34 La Navidad <p>Otra costumbre pagana que se agreg&oacute; a esto fue la Saturnalia romana. En el mundo romano hubo un tiempo de alegr&iacute;a popular y de intercambio de regalos (Dic.17-24); esto tambi&eacute;n influy&oacute; de manera indirecta en la manera en que hoy se celebra la Navidad.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Tambi&eacute;n se us&oacute; el dar regalos a los ni&ntilde;os y a los pobres, y adornar las casas con adornos de color verde y luces; lo mismo que el uso de arboles de pino verde, como s&iacute;mbolo de sobre vivir para siempre. Hac&iacute;an comida especial para la ocasi&oacute;n. Adem&aacute;s se saludaban unos a otros, juntarse en comuni&oacute;n para celebrar. Todo eso junto hacia m&aacute;s apreciada por los hombres Esta pr&aacute;ctica pagana se mezcl&oacute; con el cristianismo y se extendi&oacute; por Alemania, Britana y Europa Central, y tom&oacute; mayor empuje al combinarse con la fiesta de a&ntilde;o nuevo. El &aacute;rbol de pino verde se empez&oacute; a usar, probablemente, cuando Bonifacio termin&oacute; la cristianizaci&oacute;n de Alemania, y sustituyo el &aacute;rbol de Roble dedicado al dios Od&iacute;n con el Pino al Santo Ni&ntilde;o.</p> <p>&nbsp;</p> <p>En USA esta tradici&oacute;n era prohibida en tiempos de la Colonia, o bajo el protectorado Ingles, lo mismo en Inglaterra, y esto por la objeci&oacute;n de los Puritanos debido al origen pagano de la fiesta. Pero a mitad el siglo XIX (1850) la celebraci&oacute;n de la Navidad se hizo popular y se comercializ&oacute;. Los negocios comenzaron a darle importancia al ver el aumento de sus ventas.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Visi&oacute;n Escritural. </strong>El NT no dice la fecha del nacimiento de nuestro Se&ntilde;or, ni tampoco tiene ordenanza alguna a los Cristianos para celebrar, no esta, sino ninguna fiesta de car&aacute;cter religioso. Las &uacute;nicas fiestas b&iacute;blicas fueron en el AT y ya cesaron con la venida de Cristo: "Porque de haber cambio de sacerdocio, es necesario que tambi&eacute;n se haga cambio de ley" (Hebr.7:12). La &uacute;nica fiesta que debe ser celebrada por los que han nacido de nuevo mediante la fe en Cristo, es dicha por el salmista con estas Palabras: "Te dar&eacute; gracias, porque me has respondido y has sido mi salvaci&oacute;n. La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser la principal del &aacute;ngulo. De parte de Jehovah es esto; es una maravilla a nuestros ojos. Este es el d&iacute;a que hizo Jehovah; nos gozaremos y nos alegraremos en &eacute;l" (Sal.118:21-24). La fiesta nuestra es el primer d&iacute;a de la semana o el d&iacute;a que Jes&uacute;s resucit&oacute; de los muertos.</p> <p>&nbsp;</p> <p style="text-align: center;"><strong>Preguntas:</strong></p> <p><strong>1. &iquest;Podemos celebrar la Navidad?</strong> En esto doy mi opini&oacute;n personal. Podemos hacerlo como un asunto individual, pero no como una fiesta religiosa dada por Dios, sino por una costumbre de los pueblos, siempre que mantengamos en eso y en cualquier otra cosa semejante nuestra pr&aacute;ctica de vida santa, una inocencia moral y religiosa: "Mientras que uno hace diferencia entre d&iacute;a y d&iacute;a, otro juzga iguales todos los d&iacute;as. Cada uno est&eacute; convencido en su propia mente&hellip; La fe que t&uacute; tienes, tenla para contigo mismo delante de Dios. Dichoso el que no se condena a s&iacute; mismo con lo que aprueba" (Ro.14:5,22).</p> <p style="text-align: center;">&nbsp;</p> <p><strong>2. &iquest;Pueden las Iglesias Cristianas celebrarlo?</strong> Veamos la respuesta divina: "Te escribo esto, esperando ir a verte pronto, para que si me tardo, sepas c&oacute;mo te conviene conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios vivo, columna y fundamento de la verdad" (1Tim.3:14-15). Yo dir&iacute;a que no, porque Dios no lo ha mandado, y en Su casa, que es la Iglesia, s&oacute;lo podemos hacer lo que El ha mandado. En la casa ajena no podemos ni debemos poner reglas que el due&ntilde;o no ha dicho, mucho menos en la Casa del Redentor.</p> <p><strong>AM&Eacute;N &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp;</strong><strong>Dic. 17/2011</strong></p> <p><strong>&nbsp;</strong></p> <p><strong>Nota: Gran parte de esta informaci&oacute;n fue tomada de la Enciclopedia Brit&aacute;nica.</strong></p> http://ibgracia.org/blog.html?id=33 http://ibgracia.org/blog.html?id=33 La Apostasía Profetizada <p>Se dice que es una apostas&iacute;a religiosa por el car&aacute;cter de las personas a quienes el ap&oacute;stol Pablo escribe, personas que profesaban y estaban comprometidas con el cristianismo, entonces es de car&aacute;cter religioso no civil, o no relacionada con reinos o diez reinos que habr&iacute;an de surgir en Europa. En otro lugar esto es visto con mayor claridad: &ldquo;El Esp&iacute;ritu dice claramente que en los &uacute;ltimos tiempos algunos apostatar&aacute;n de la fe&rdquo; (1Tim.4:1); siempre ha habido y lo habr&aacute;, quienes se apartan de la fe que en Cristo que hab&iacute;an profesado, pero si nos fijamos en le lenguaje aqu&iacute; es notorio que se trata de un movimiento organizado con su peculiar cuerpo de doctrina.</p> <p>Surge una pregunta: &iquest;Qu&eacute; caracteriza esta apostas&iacute;a general? Su caracter&iacute;stica es doble: Socavar la autoridad de Cristo y destruir los intereses de Su reino en la tierra.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Socavar la autoridad de Cristo</strong>. Se trata de una religi&oacute;n que mantendr&aacute; una apariencia visible de profesar sumisi&oacute;n a Cristo, pero al mismo tiempo son gobernados por el esp&iacute;ritu del mundo, ellos promueven la hipocres&iacute;a y as&iacute; enga&ntilde;an a los incautos: &ldquo;Todo esp&iacute;ritu que no confiesa a Jes&uacute;s no procede de Dios. Este es el esp&iacute;ritu del anticristo, del cual hab&eacute;is o&iacute;do que hab&iacute;a de venir y que ahora ya est&aacute; en el mundo. Ellos son del mundo; por eso, lo que hablan es del mundo, y el mundo los oye&rdquo; (1Jn.4:3,5); ellos declaran a Cristo como su Se&ntilde;or y Salvador, pero no lo confiesan. Se declara con la boca, pero se confiesa con el coraz&oacute;n, por eso se ha dicho que es una religi&oacute;n cristiana de apariencia.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Destruir los intereses de Su reino</strong>. Donde quiera que haya una degeneraci&oacute;n de la sencillez y pureza del Evangelio, los intereses de Cristo y su reino son destruidos: &ldquo;Me temo que, as&iacute; como la serpiente con su astucia enga&ntilde;&oacute; a Eva, de alguna manera vuestros pensamientos se hayan extraviado de la sencillez y la pureza que deb&eacute;is a Cristo&rdquo; (2Co.11:3); para mantener fuera de la congregaci&oacute;n la mala influencia de las doctrinas del anti Cristo, necesitamos ser cuidadosos y estar lo m&aacute;s cerca posible de las ense&ntilde;anzas, adoraci&oacute;n y disciplina de las primeras iglesias cristianas y tal como vemos en el NT. El cristianismo apost&oacute;lico es lo &uacute;nico que preserva los intereses de Cristo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>El reino de Cristo es un gobierno de luz, vida y amor. Luz es contraria a la ignorancia y el error; vida es opuesto a rituales de ceremonias vac&iacute;as, y el amor a inmisericordia, malicia. En aquel sistema religioso en lugar de amor a Dios y a las almas prevalece la ambici&oacute;n personal. Los ministros en un movimiento como eso, en lugar de preparar los hombres para el cielo, s&oacute;lo predican asuntos terrenales, y se oponen a la verdadera piedad.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=32 http://ibgracia.org/blog.html?id=32 Los Condenados <p>Algunos, por lo tanto, tendr&aacute;n que afrontar una eternidad en el destierro. &iquest;C&oacute;mo podemos comprenderlo que se acarrean para s&iacute; dichas personas? Desde luego que no podemos formamos ninguna idea acertada del infierno, como tampoco podemos hacerlo del cielo, y sin duda es mejor que no podamos; pero quiz&aacute; la noci&oacute;n m&aacute;s clara que podamos formarnos es la que se deriva de la contemplaci&oacute;n de la cruz. En la cruz, Dios juzg&oacute; nuestros pecados en la persona de su Hijo, y Jes&uacute;s soport&oacute; los resultados de la acci&oacute;n retributiva correspondiente a nuestro mal obrar. Contemplemos la cruz, por lo tanto, y veremos c&oacute;mo ser&aacute; en definitiva la reacci&oacute;n judicial de Dios para con el pecado de la humanidad. &iquest;C&oacute;mo ser&aacute;? En una palabra, retiro del bien y anulaci&oacute;n de sus efectos. En la cruz Jes&uacute;s perdi&oacute; todo el bien que tuvo antes: todo sentido de la presencia y el amor de Dios, todo sentido de bienestar f&iacute;sico, mental, y espiritual, todo disfrute de Dios y de las cosas creadas, todo lo agradable y reconfortante de las amistades, le fueron retirados, y en su lugar no qued&oacute; sino soledad, dolor, y un tremendo sentido de la malicia y la insensibilidad humanas, y el horror de una gran oscuridad espiritual. El dolor f&iacute;sico, si bien grande (porque la crucifixi&oacute;n sigue siendo la forma m&aacute;s cruel de ejecuci&oacute;n judicial que el mundo haya conocido), era, no obstante, una parte peque&ntilde;a de su agon&iacute;a; los sufrimientos principales de Jes&uacute;s fueron mentales y espirituales, y lo que estaba contenido en un lapso de menos de cuatrocientos minutos era en s&iacute; mismo una eternidad, como bien lo saben los que sufren mentalmente.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=31 http://ibgracia.org/blog.html?id=31 Un Espíritu de Estupor <p>Esto suele darse cuando Dios entrega el individuo a su propia obstinaci&oacute;n, es como si estuviesen intoxicados o borrachos, no oyen a nadie, hacemos cuanto podemos y no logramos despertarlos. Todos los imp&iacute;os no se encuentran en tal estado, pero caminan hacia all&aacute;; en los tiempos del fin esto ser&aacute; generalizado, una epidemia. Dormidos en su sensualidad y seguridad carnal.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>El Estupor</strong>. El pasaje para analizar esa visi&oacute;n es: &ldquo;Porque como en los d&iacute;as de No&eacute;, as&iacute; ser&aacute; la venida del Hijo del Hombre. Pues como en aquellos d&iacute;as antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, cas&aacute;ndose y d&aacute;ndose en casamiento hasta el d&iacute;a en que No&eacute; entr&oacute; en el arca, y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y se los llev&oacute; a todos, as&iacute; ser&aacute; tambi&eacute;n la venida del Hijo del Hombre&rdquo; (Mat.24:37-39); leemos que la humanidad no se dio cuenta o no entendieron lo que No&eacute;, pregonero de justicia, les anunciaba, esta falta de buen juicio se debi&oacute; a que un juicio o esp&iacute;ritu de estupor cay&oacute; sobre ellos. En los tiempos finales sobre la tierra habr&aacute; tantos Creyentes como hubo en los d&iacute;as de No&eacute; y en los de Lot cuando sali&oacute; de Sodoma; esto es, que habr&aacute; muy pocos cristianos verdaderos. No habr&aacute; temor a Dios para el manejo de las cosas propias y leg&iacute;timas que el Creador ha dado para disfrutarlas.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Habr&aacute; un adormeciendo universal sobre la tierra. Un ejemplo b&iacute;blico que ilustra esto de una manera pat&eacute;tica: &ldquo;Escribe al &aacute;ngel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete Esp&iacute;ritus de Dios y las siete estrellas dice estas cosas: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, pero est&aacute;s muerto&rdquo; (Apoc.3:1); este es uno de los peores juicios que puede caer sobre un ser humano, que se crea estar bien estando mal, y en el texto que se ha citado se trata de una Iglesia que profesa ser cristiana. Dios nos ayude.</p> <p>&nbsp;</p> <p>As&iacute; en los tiempos antes del fin del mundo la seguridad carnal y la sensualidad hundir&aacute;n los hombres en ese tipo de adormecimiento espiritual. Aqu&iacute; no significamos que los fornicarios, los ladrones, los sacr&iacute;legos y los borrachos est&aacute;n dormidos, sino que la epidemia se refiere a hombres, mujeres y j&oacute;venes que profesan ser Cristianos, pero estar&aacute;n entregados al mundo y sus deseos.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=30 http://ibgracia.org/blog.html?id=30 La Revelación Especial, I <p>Al hacer un an&aacute;lisis del Salmo 19:7-14, notaremos lo siguiente con relaci&oacute;n a la revelaci&oacute;n especial:&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1- La fuente: La ley escrita (con todos sus sin&oacute;nimos): ley de Jehov&aacute;, testimonio de Jehov&aacute;, preceptos de Jehov&aacute;, mandamientos de Jehov&aacute;, temor de Jehov&aacute; y juicios de Jehov&aacute; (v.v. 7-9).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>2- El contenido: Jehov&aacute; el redentor: "Se&ntilde;or m&iacute;o, redentor m&iacute;o" (v. 14).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>3- Alcance:Limitado a los siervos de Jehov&aacute;: "tu siervo" (v.v. 11, 13).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>4- Modo: Verbal, directo y personal: "tu siervo es amonestado por ellos" (v. 11).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>5- Eficacia: Claro: "restaura el alma...hace sabio al sencillo...alumbra los ojos..." (v.v. 7-9).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>6- Resultado: Efectivo para producir vida: "restaura el alma" (v. 7. Ver adem&aacute;s versos 11-13).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Su siervo en el evangelio, PJJP &nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=29 http://ibgracia.org/blog.html?id=29 El Perdón Requiere Pago <p>Durante su ministerio terrenal, Jes&uacute;s insiste mucho a sus disc&iacute;pulos que &eacute;l deb&iacute;a sufrir. El deb&iacute;a sufir porque por medio de sus sufrimientos se nos otorgar&iacute;a perd&oacute;n. Pero cada vez que hay perd&oacute;n es necesario que alguien pague.</p> <p>Eso sucede en nuestras relaciones interpersonales. Cuando alguien realmente nos hace da&ntilde;o, se establece una deuda que alguien tiene que pagar. Puede suceder a nivel econ&oacute;mico.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Esto tambi&eacute;n sucede en t&eacute;rmino m&aacute;s all&aacute; de lo econ&oacute;mico. Cuando alguien te roba de una oportunidad, mancha tu reputaci&oacute;n, viola tu confianza, esa persona queda en deuda contigo y una vez m&aacute;s solo tienes dos opciones.</p> <p>Por un lado puedes intentar hacer que la persona pague: Puedes intentar devolver con el mismo mal que te ha da&ntilde;ado, destruir sus oportunidades, manchar su reputaci&oacute;n o de alguna manera hacerlo sufrir. Pero tambi&eacute;n tienes otra alternativa. Podr&iacute;as perdonar. El problema es que el verdadero perd&oacute;n es dif&iacute;cil y costoso. Cuando decides perdonar y tu mente se llena de pensamientos vengativos y deseas tanto hacer al otro sufrir por lo que ha hecho, se desarrolla una lucha interna agonizante.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&iquest;Por qu&eacute; es tan dif&iacute;cil perdonar de verdad? Porque si el otro no paga, entonces me corresponde pagar a mi. El verdadero perd&oacute;n siempre implica sufrimiento. El que perdona paga. Cuando yo perdono no estoy simplemente borrando la deuda, la estoy absorbiendo y pagando. Por eso es tan costoso perdonar.</p> <p>&nbsp;</p> <p>As&iacute; es tambi&eacute;n con Dios. Dios no simplemente ofrece borrar los pecados, &eacute;l ofrece absorber tu deuda. La &uacute;nica manera que Dios puede perdonar el pecado de los hombres es sufriendo. O tu pagas la penalidad por el pecado o &eacute;l la paga. No hay perd&oacute;n de pecados sin que alguien pague.</p> <p>La reacci&oacute;n natural del hombre al ser enfrentado con la realidad de su pecado es querer compensar sus faltas con moralidad, con buenas obras. Tal vez esa sea tu actitud. Tal vez te has dado cuenta que tu vida no llevaba un buen camino y que ten&iacute;as que cambiar y empezar a portarte bien para que Dios te acepte. La justicia no funciona as&iacute;. Si un d&iacute;a robas un banco, no es v&aacute;lido que le digas al juez: &ldquo;Oiga, no es justo que me castigues por robarme el banco una vez. Yo tengo miles de d&iacute;as sin robar un banco, he ayudado a las viejitas a cruzar la calle, he pagado mis impuestos, ayudo a los pobres. D&eacute;jeme libre.&rdquo;</p> <p>&nbsp;</p> <p>No te dejar&aacute; libre, porque la justicia no funciona as&iacute;. Si es as&iacute; con los hombres, cuanto m&aacute;s con Dios que es justo, santo y bueno. Tienes una gran deuda con Dios la cual no puedes compensar con actos de moralidad y obediencia. Alguien tiene que pagar. Pero escucha las mejores noticias del mundo de parte del mismo Jes&uacute;s:</p> <p>&nbsp;</p> <p><em>Porque ni aun el Hijo del Hombre vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.</em></p> http://ibgracia.org/blog.html?id=28 http://ibgracia.org/blog.html?id=28 Revelación General, II <p>Al hacer un an&aacute;lisis de Romanos 1-2, notaremos lo siguiente con relaci&oacute;n a la revelaci&oacute;n general:&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1- Las fuentes usadas por Dios para revelarse: Las cosas hechas (1:19-20) y la conciencia (2:4,14,15).&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>2- El contenido de esta revelaci&oacute;n: Dios como Creador Divino y poderoso (1:20) y Dios como juez justo (1:18,20,21,32; 2:4,14,15).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>3- El alcance de esta revelaci&oacute;n: Todos los hombres en general (1:18-2:16).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>4- El modo de esta revelaci&oacute;n: Menos directo o personal, ya que va dirigido a todo ser humano en general.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>5- Eficacia de esta revelaci&oacute;n: El mensaje llega con claridad (1:19-21).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>6- Resultado: condenaci&oacute;n, ya que la verdad de Dios revelada en la creaci&oacute;n y la conciencia es retenida con injusticia y por lo tanto, el ser humano queda sin excusa ante Dios (1:19-20).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Su siervo, PJJP&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=27 http://ibgracia.org/blog.html?id=27 Hermosura de los Proverbios <p>Salom&oacute;n en los Proverbios observ&oacute; la creaci&oacute;n y la conducta humana como ning&uacute;n otro, ya que fue inspirado por el Esp&iacute;ritu de Dios. El Se&ntilde;or se los dio, y &eacute;l lo dio a nosotros. Un caso: &ldquo;Como perro que vuelve a su v&oacute;mito, As&iacute; es el necio que repite su necedad. (Pro.26:11). Se nota como observ&oacute; la naturaleza de estos animales, y lo aplic&oacute; al mejor razonamiento humano. Son &uacute;nicos, escritos para darnos sabidur&iacute;a, si los hacemos. Una de las razones que los hace muy recomendados es su perspicuidad, o brevedad con buen sentido.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Explicaciones claras</strong>. Se explican con claridad, transparencia, o que traen mucha ense&ntilde;anza en pocas palabras. Pudi&eacute;ramos decir que son ense&ntilde;anzas puntuales, o focalizadas, no son dif&iacute;ciles de entender, breves y comprensibles. Son verdades familiares, o de la vida diaria, pero a su vez vestidas con una majestad de profundidad, retan nuestro pensar. Son como los d&oacute;lares o las tarjetas de cr&eacute;dito, que un simple papel se hace muy atractivo porque resume mucho valor. Si fuesen enigm&aacute;ticos o misteriosos, su brevedad lo har&iacute;an m&aacute;s dif&iacute;ciles de aceptar, ya que en lugar de iluminar con rapidez, oscurecer&iacute;an. Pero no, son como las cosas hermosas, que uno se enamora a primera vista, y f&aacute;ciles de memorizar.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Hay proverbios profanos que s&oacute;lo se quedan en las regiones que lo usan, no salen de ah&iacute;, y aunque sean muy usados entre esa gente, fuera de ah&iacute; son feos, y detestables. Uno profano: Vive como un hombre honesto, y morir&aacute;s como un pobre. Otro irracional: cada hombre viva para s&iacute; mismo, y Dios sea para todos nosotros. Ateo: Patria o muerte, venceremos. Otro humanista: Vivimos para el bien del hombre. Otro Hereje: No desvistas en santo, para vestir otro. Otro diab&oacute;lico: M&aacute;s sabe el diablo por viejo, que por diablo. Esos y muchos m&aacute;s son como si uno estuviese en una tienda de perfumes y saliera de all&iacute; sin haber olido nada agradable.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Pero el Esp&iacute;ritu de sabidur&iacute;a divina tiene otra manera muy distinta para elaborar sus proverbios: &ldquo;Los proverbios de Salom&oacute;n, hijo de David, rey de Israel. Para entender sabidur&iacute;a y doctrina, Para conocer razones prudentes, Para recibir el consejo de prudencia, Justicia, juicio y equidad; Para dar sagacidad a los simples, Y a los j&oacute;venes inteligencia y cordura. Oir&aacute; el sabio, y aumentar&aacute; el saber, Y el entendido adquirir&aacute; consejo, Para entender proverbio y declaraci&oacute;n, Palabras de sabios, y sus dichos profundos&rdquo; (Pro.1:1-6).</p> <p>&nbsp;</p> <p>Estos son los proverbios de la Gracia, los otros son adagios de la carne o de mera especulaci&oacute;n.&nbsp;&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=26 http://ibgracia.org/blog.html?id=26 Mecanismos del Gozo Cristiano <p>Siendo un don significa que el Creyente ha de encontrarse, no bajo el disgusto divino, sino bajo Su agrado. Dicho en otras palabras es, que este gozo llega teniendo uno buena comuni&oacute;n con Dios. Quien santifica al Creyente es el Esp&iacute;ritu Santo. Si el Creyente camina en pecado o en incredulidad el Esp&iacute;ritu se contrita, la santificaci&oacute;n se detiene, en cambio si se disfruta de buen testimonio, el Esp&iacute;ritu sonr&iacute;e la santificaci&oacute;n se acrecienta; lo cual trae gozo: &ldquo;Por el poder del Esp&iacute;ritu Santo&rdquo;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Veamos esto con mayor claridad: &ldquo;Lo que hemos visto y o&iacute;do, eso os anunciamos, para que tambi&eacute;n vosotros teng&aacute;is comuni&oacute;n con nosotros; y nuestra comuni&oacute;n verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo. Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido&rdquo; (1Jn.1:3-4). Aqu&iacute; se pueden ver varios asuntos: Su testimonio: &ldquo;Lo que hemos visto y o&iacute;do&rdquo;. Una acci&oacute;n, predicarlo: &ldquo;Eso os anunciamos&rdquo;. Un prop&oacute;sito, comuni&oacute;n espiritual: &ldquo;Para que tambi&eacute;n vosotros teng&aacute;is comuni&oacute;n con nosotros; y nuestra comuni&oacute;n verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo&rdquo;. Una proclamaci&oacute;n: &ldquo;Estas cosas os escribimos&rdquo;. El fin de todo este asunto: &ldquo;Para que vuestro gozo sea cumplido&rdquo;. No es nuestra presente intenci&oacute;n considerar las partes del texto, sino que se despej&oacute; el panorama para fijar nuestro inter&eacute;s en lo tocante al gozo: &ldquo;Para que vuestro gozo sea cumplido&rdquo;. Llamo la atenci&oacute;n a esta palabra que aqu&iacute; es traducida como &ldquo;cumplido&rdquo;; tiene por significado suplir o proveer con abundancia o generosidad.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>En resumen</strong>:&nbsp; Se puede afirmar en base a lo que aqu&iacute; es revelado por&nbsp; el&nbsp; ap&oacute;stol Juan, que el gozo Cristiano no nace de&nbsp; la posesi&oacute;n de bienes materiales, o recibir salud o dinero en abundancia, sino que surge al ejercer fe sobre la Palabra escrita, y en particular las promesas, o lo que es&nbsp; lo mismo, tener comuni&oacute;n con Dios por medio de las Escrituras.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=25 http://ibgracia.org/blog.html?id=25 Revelación General, I <p>Al hacer un an&aacute;lisis del Salmo 19:1-6, notaremos lo siguiente con relaci&oacute;n a la revelaci&oacute;n general:&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>1- Las fuentes usadas por Dios para revelarse: La Creaci&oacute;n o las cosas hechas: "<em><span style="text-decoration: underline;">Los cielos</span> proclaman la gloria de Dios, y la expansi&oacute;n anuncia <span style="text-decoration: underline;">la obra de Sus manos</span></em>" (v. 1).&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>2- El contenido de esta revelaci&oacute;n: La gloria de Dios como Creador: "<em>Los cielos proclaman <span style="text-decoration: underline;">la gloria de Dios</span>, y la expansi&oacute;n anuncia <span style="text-decoration: underline;">la obra de Sus manos</span></em>" (v. 1).&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>3- La frecuencia de esta revelaci&oacute;n: Cada momento desde la creaci&oacute;n del mundo: "<em>un d&iacute;a transmite el mensaje al otro d&iacute;a, y una noche a la otra noche revela sabidur&iacute;a</em>" (v. 2).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>4- El alcance de esta revelaci&oacute;n: Todos los seres humanos (por eso el nombre de revelaci&oacute;n general): "<em>Por toda la tierra sali&oacute; su voz, y hasta los confines del mundo sus palabras</em>" (v. 4); "<em>De un extremo del cielo es su salida, y su curso hasta el otro extremo de ellos; y nada hay que se esconda de su calor</em>" (v. 6).</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>5- El modo de esta revelaci&oacute;n: No verbal: "<em>No hay mensaje, no hay palabras; no se oye su voz</em>" (v. 3).&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>6- La eficacia del mensaje: El mensaje es claramente entregado y percibido: "<em>cuentan...anuncian...nada hay que se esconda de su calor</em>".</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>7- Resultado: Este pasaje en particular no revela la manera en que el ser humano responde a esta revelaci&oacute;n, algo que si veremos en Romanos 1:20.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Su siervo en el evangelio, PJJP&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=24 http://ibgracia.org/blog.html?id=24 El Peligro de la Prosperidad <p>Cuando Dios hizo el mundo con&nbsp; sus partes y criaturas le puso un tono de bondad: "Y vio Dios todo lo que hab&iacute;a hecho, y he aqu&iacute; que era bueno en gran manera."(Gen.1:31); esto es, que todo lo creado ser&iacute;a &uacute;til al ser humano en su servicio al Creador.</p> <p>La naturaleza de las cosas no tiene nada que pueda hacer da&ntilde;o o contagiar nuestras almas, si hacen alg&uacute;n mal no es por ellas en s&iacute;, sino cuando las usamos siguiendo las reglas del Enemigo, en desprecio de las de Dios: "La corrupci&oacute;n que hay en el mundo a causa de la concupiscencia"(2Pe.1:4). La codicia hecha a perder la bendici&oacute;n de las riquezas. Esto es evidente en la historia, muchos santos han disfrutado de enormes riquezas materiales sin pecar contra Dios, siendo mas santos y haciendo el bien a otros por medio de ellas.</p> <p>&nbsp;</p> <p>La sensualidad de las personas es como el mar, que hace salada las dulce aguas del cielo, cambian las bendiciones divinas en le&ntilde;a para sus codicias. El dulce es bueno al sano, pero un veneno al diab&eacute;tico; es la naturaleza de la persona que lo cambia en un mal, para unos es saludable y para otros alimenta su enfermedad. Lo mismo se puede decir del alcohol, que es como un veneno al alma de ciertos hombres, los hace pecar. Hay ocasiones donde el Se&ntilde;or abre su bondadosa mano de manera palpable para ciertas personas, pero abusan de tales bendiciones y el prop&oacute;sito final de hacerles bien queda frustrado por su codicia o abuso, la prosperidad los mata o se hacen mas digno de su propia&nbsp; condenaci&oacute;n. As&iacute; est&aacute; escrito: "La prosperidad de los necios los echar&aacute; a perder" (Pro.1:32). En el lenguaje b&iacute;blico "necio" es lo mismo que incr&eacute;dulo, pues el sabio es aquel que evita el mal, y este puede ser evitado siguiendo el consejo de Dios, el cual nos hace ver el pecado antes de ocurrir y nos da la debida direcci&oacute;n para apartarnos y no ser perjudicado.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mientras un pecador mas disfrute de las cosas de este mundo, mas se separa de Dios y mas provocar&aacute; Su disgusto y El lo abandona al peor enemigo del ser humano, su propia codicia y Satan&aacute;s. En cambio, cuando las cosas de este mundo nos son contrarias mas buscamos de nuestro Creador: "Bueno me es haber sido humillado, para que aprenda tus estatutos."(Sal.119:71). El mal de la prosperidad no esta en la abundancia de bienes, sino en violar las reglas que Dios ha impuesto para su uso.</p> <p>&nbsp;</p> <p>He aqu&iacute; el consejo del Cielo es: &ldquo;No te afanes por hacerte rico; S&eacute; prudente, y desiste... El que ama el dinero, no se saciar&aacute; de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacar&aacute; fruto&rdquo;&nbsp; (Pro.23:4; Ecle.5:10). Por tanto, tengamos muy en cuenta que hemos sido llamados, no a ser ricos, sino a algo mucho mas excelente:&nbsp; &ldquo;<em>El Dios de toda Gracia, nos llam&oacute; a su gloria eterna en Jesucristo</em>&rdquo; (1Pe.5:10).&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=20 http://ibgracia.org/blog.html?id=20 Tricotomía Humana <p style="text-align: center;"><strong>Tricotom&iacute;a Humana</strong><strong>&nbsp;</strong></p> <p>Es la doctrina o ense&ntilde;aza de que el hombre consiste de tres sustancias distintas: Cuerpo, alma y esp&iacute;ritu (Gr. <em>Soma, psique y pneuma</em> ** Lat. <em>Corpus, anima y animus</em>). La raz&oacute;n de &eacute;ste trastorno y predominio se debe a que tiene la apariencia de ser una doctrina b&iacute;blica, como si hubiese estado apoyada por la propia Biblia.</p> <p>&nbsp;</p> <p>El concepto m&aacute;s com&uacute;nmente aceptado es el siguiente, o que se poyan en este vers&iacute;culo: &ldquo;Y todo vuestro ser, esp&iacute;ritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Se&ntilde;or Jesucristo&rdquo; (1Tes.5:23), esto es, que el cuerpo es la parte material de nuestra constituci&oacute;n; el alma, o <em>psique</em>, es el principio de la vida animal; y la mente, o <em>pneuma</em>, el principio de nuestra vida racional e inmortal.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Argumentos b&iacute;blicos en contra: Se opone al relato de la creaci&oacute;n del hombre. N&oacute;tese: &ldquo;Entonces Jehov&aacute; Dios form&oacute; al hombre del polvo de la tierra, y sopl&oacute; en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente&rdquo; (Gen.2:7); es un ser dentro del cual hay un alma viviente. No hay indicaci&oacute;n alguna de una tercera sustancia, ni que luego se le haya agregado esa otra parte. Alma y esp&iacute;ritu humano son t&eacute;rminos equivalentes.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Las palabras empleadas en el hebreo, en el griego y en espa&ntilde;ol son equivalentes al mismo concepto. En Hebr. Nephesh, ruah, y neshamah. En Gr. Psique y pneuma. En castellano alma y esp&iacute;ritu. Si la Biblia asignara s&oacute;lo un <em>psique</em> a los animales, y <em>psique</em> y <em>pneuma</em> a los hombres, pudiera haber cierta base para suponer que alma y esp&iacute;ritu son diferentes. Pero no es as&iacute;.&nbsp; Miremos estos textos: &ldquo;Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y m&aacute;s cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el esp&iacute;ritu, las coyunturas y los tu&eacute;tanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del coraz&oacute;n&rdquo; (Hebr.4:12). No se supone que los tu&eacute;tanos sean de una sustancia diferente de las coyunturas; tampoco el alma del esp&iacute;ritu; es la misma sustancia bajo formas diferentes. Como se dir&iacute;a de un hombre que sea padre y marido, e hijo; es el mismo hombre, pero bajo formas diferentes. Otro: &ldquo;Y amar&aacute;s al Se&ntilde;or tu Dios con todo tu coraz&oacute;n, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amar&aacute;s a tu pr&oacute;jimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que &eacute;stos&rdquo; (Mar.12:30-31). N&oacute;tese en este &uacute;ltimo que &ldquo;ti mismo&rdquo; es equivalente a uno s&oacute;lo, el ser humano; el cual puede perderse o salvarse.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Conclusi&oacute;n: La doctrina de la tricotom&iacute;a es un yerro religiosos o espiritual. No creemos que sea cierta, la Biblia le sale al frente y la condena como un error.&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=19 http://ibgracia.org/blog.html?id=19 Los Tipos de Revelación Divina I <p>&nbsp;</p> <div class="O"> <div>La Biblia distingue dos fuentes por las cuales venimos a conocer a Dios, es decir, hay dos tipos de revelaci&oacute;n de Dios: Relevaci&oacute;n General (natural), y Revelaci&oacute;n Especial (sobrenatural).&nbsp;Hay dos pasajes clave en las Escrituras que establecen el fundamento b&iacute;blico para esta distinci&oacute;n: Salmo 19:1-14 y Romanos 1:18-3:10.</div> </div> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><span lang="ES-DO">En la superficie del Salmo 19 subyace el hecho de que hay dos grandes fuentes de conocimiento de Dios. En otras palabras, Dios se revela a Si mismo a </span><span lang="ES-DO">los hombres en dos maneras distintas. El significado de esta distinci&oacute;n puede ser entendido y observado al comparar la revelaci&oacute;n resaltada en los </span><span lang="ES-DO">versos 1-6 con la revelaci&oacute;n de los versos 7-14:</span></p> <div class="O"><span lang="ES-DO"><br /></span></div> <div class="O"><span lang="ES-DO">Versos 1-6: Revelaci&oacute;n General.&nbsp;</span></div> <div class="O"><span lang="ES-DO">Versos 1-7: Revelaci&oacute;n Especial.&nbsp;</span></div> <div class="O"></div> <div class="O"><span lang="ES-DO"><br /></span></div> <div class="O"><span lang="ES-DO"> <div class="O"> <div>Romanos 1:18-3:20 sigue en muchos detalles al Salmo 19.&nbsp;Aqu&iacute; tambi&eacute;n podemos delinear las dos clases de revelaci&oacute;n:</div> <div></div> <div></div> <div>1:18-2:16: Revelaci&oacute;n General.</div> <div>2:16-3:20: Revelaci&oacute;n Especial.&nbsp;</div> </div> </span></div> <div class="O"></div> <div class="O"><span lang="ES-DO"><br /></span></div> <div class="O">Definiremos ambos tipos de revelaci&oacute;n a la luz de cada pasaje m&aacute;s adelante.&nbsp;</div> <div class="O"></div> <div class="O"></div> <div class="O">PJJP</div> <div class="O"></div> http://ibgracia.org/blog.html?id=18 http://ibgracia.org/blog.html?id=18 Un Final de Perfección <p>Enfoquemos este pasaje: &ldquo;A quien am&aacute;is (esto es a Cristo) sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo ve&aacute;is, os alegr&aacute;is con gozo inefable y glorioso; obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvaci&oacute;n de vuestras almas&rdquo; (1Pe.1:8-9). Llamo la atenci&oacute;n sobre esta palabrea, &ldquo;fin,&rdquo; el fin significa la consumaci&oacute;n o perfecci&oacute;n de algo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>En este caso se indica el final del peregrinaje Cristiano, y de inmediato el efecto o fruto de la fe. Enti&eacute;ndase, pues, que el escritor divino dice esto para hacer camino de levantar nuestros pensamientos y santa imaginaci&oacute;n de cuanto infinitamente transciende la salvaci&oacute;n de sus almas; cuando la fe llegue a su final o consumaci&oacute;n, cuando aparezca el amado de sus almas cara a cara, o que el conocimiento de Cristo por fe quedar&aacute; muy corto en el momento que el verdadero Creyente le vea frente a frente. Esto ocurrir&aacute; cuando el alma se separe de su cuerpo mortal o corrupto, esto es, a la hora de la muerte.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Contrastemos, de un lado el gozo en este lado del cielo: &ldquo;En quien creyendo, aunque ahora no lo ve&aacute;is, os alegr&aacute;is con gozo inefable y glorioso&rdquo;, o que si ahora tenemos un gozo de d&iacute;a en d&iacute;a, y del otro lado, tan pronto como venga la muerte, saldremos de este mundo con un gozo glorioso, que &ldquo;sobrepasa todo entendimiento,&rdquo; y cuanto m&aacute;s el Creyente haya gozado amando, o lo que es los mismo obedeciendo, mayor el gozo al morir. Tendiendo un cuerpo ca&iacute;do en pecado somos capaces de deleitarnos en Dios por medio de la fe, entonces cuando esos impedimentos sean quitados, no hay palabras que puedan dar una idea de lo que ser&aacute; al verdadero Creyente cuando pase el ri&oacute; oscuro en su cita con la muerte. Por tanto, podemos decir a voz en cuello: &ldquo;El morir es ganancia&rdquo; (Fil.1:21).</p> <p>&nbsp;</p> <p>(Extra&iacute;da del Serm&oacute;n: &ldquo;La Esperanza del Alma&rdquo;&nbsp; (2C0.5:5)&hellip;&hellip;Pastor Oscar Arocha&hellip;. Mayo/2010).</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=17 http://ibgracia.org/blog.html?id=17 características De La Revelación <p>Habiendo establecido entonces por el texto B&iacute;blico que la revelaci&oacute;n es el proceso por el cual Dios da a conocer cosas a Sus siervos que de otra manera no hubiesen podido conocer, resta en este escrito resumir de manera sistem&aacute;tica las m&aacute;s importantes caracter&iacute;sticas de la revelaci&oacute;n divina:</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <div class="O"><span lang="ES-DO">1- La revelaci&oacute;n divina es esencialmente verbal. Dios ha hablado por la voz de los profetas y por la voz de Su Hijo (Heb. 1:1-3) y Su revelaci&oacute;n puede ser escuchada (Heb. 2:3).</span></div> <div class="O"><span lang="ES-DO"><br /></span></div> <div class="O"><span lang="ES-DO"> <div class="O"> <div><span lang="ES-DO">Dos aclaraciones:</span></div> <div><span lang="ES-DO"><br /></span></div> <div><span lang="ES-DO">a) Que sea verbal en esencia no implica tener a Dios como un Rab&iacute; </span><span lang="ES-DO">celestial que no hace nada sino sentarse a hablar. El tambi&eacute;n se ha </span><span lang="ES-DO">revelado por medio de actos poderosos, los cuales son explicados por </span><span lang="ES-DO">la revelaci&oacute;n verbal.</span></div> <div></div> <div><span lang="ES-DO"><br /></span></div> <div><span lang="ES-DO">b) Que sea verbal en esencia no quita la identificaci&oacute;n que hace el NT </span><span lang="ES-DO">de que Jes&uacute;s es la palabra viva de Dios (Jn. 1:1-14). Pero la </span><span lang="ES-DO">revelaci&oacute;n verbal fue la esencia misma del ministerio de Cristo. En </span><span lang="ES-DO">Hebreos, 3 de las 4 veces que se usa la frase &ldquo;palabra de Dios&rdquo;, se </span><span lang="ES-DO">usa para referirse a la palabra misma de Cristo.</span></div> <div></div> <div><span lang="ES-DO"><br /></span></div> <div><span lang="ES-DO"><span> <div class="O"><span lang="ES-DO">2- La revelaci&oacute;n est&aacute; enraizada en la historia (tiempo-espacio), no solo en la mente de Dios. Jes&uacute;s, quien es el verbo, la expresi&oacute;n del pensamiento de Dios, es el cl&iacute;max de la revelaci&oacute;n de divina y seg&uacute;n la Escritura, &Eacute;l entr&oacute; al tiempo </span><span lang="ES-DO">(Gal. 4:4) y al espacio (Jn. 1:14).</span></div> <div class="O"></div> <div class="O"><span lang="ES-DO"><br /></span></div> <div class="O"><span lang="ES-DO"> <div class="O"> <div>3- La revelaci&oacute;n ha ocurrido en la historia en forma progresiva o acumulativa (Heb. 1:1). Esto no es evoluci&oacute;n en el pensamiento del hombre acerca de Dios, sino que, la revelaci&oacute;n dada por Dios en tiempos pasados de forma fragmentada por los profetas, es ampliada y completada con la aparici&oacute;n de Cristo.</div> <div></div> <div></div> <div><span lang="ES-DO">4- La revelaci&oacute;n es parcial (Dt. 29:29; 1 Cor. 13:12). Ahora vemos como por espejo, borrosamente, pero cuando venga lo perfecto claramente.</span></div> <div></div> <div><span lang="ES-DO"><br /></span></div> </div> </span></div> </span>5- La revelaci&oacute;n est&aacute; relacionada con el Ser de Dios y Sus actos en la creaci&oacute;n-providencia y en la redenci&oacute;n. Esto apunta seguidamente a los dos tipos de revelaci&oacute;n resaltados en el Salmo 19:1-14 y en Romanos 1:18-3:20: Revelaci&oacute;n general y revelaci&oacute;n especial.</span></div> <div></div> <div><span lang="ES-DO"><br /></span></div> <div><span lang="ES-DO">Su siervo en el evangelio, PJJP</span></div> <div></div> <div></div> <div><span lang="ES-DO">Notas:</span></div> <div><span lang="ES-DO">La voz del Dios Santo, J.I. Packer. </span></div> <div><span lang="ES-DO">Doctrina de la Sagrada Escritura, R. Gonz&aacute;lez Jr. </span></div> <div><span lang="ES-DO">Doctrina de la Escritura, R. Martin&nbsp;<span> <div class="O"><span lang="ES-DO"> <div class="O"> <div><span lang="ES-DO">&nbsp;</span></div> </div> <br /></span></div> &nbsp;&nbsp;</span></span><span lang="ES-DO"><span>&nbsp;&nbsp;</span></span></div> </div> <br /></span></div> <p>&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=16 http://ibgracia.org/blog.html?id=16 Una Transformación Milagrosa <p>Para los cristianos es el instante de mayor consuelo, lo que ser&aacute; de nuestras almas al morir. Es el final de las aflicciones y el inicio de una gloriosa eternidad en Presencia de nuestro Hermoso Salvador, Cristo Jes&uacute;s; notemos: &ldquo;Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabern&aacute;culo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos.&rdquo; (2Co.5;1).</p> <p>&nbsp;</p> <p>De manera que nos encontramos frente a un pasaje de singular consuelo al verdadero Creyente, es un canto de gloriosa esperanza, n&oacute;tese: &ldquo;As&iacute; que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Se&ntilde;or.&rdquo; (v6). Esto es, los que tienen el Esp&iacute;ritu Santo morando en ellos, pueden vivir confiados de que su futuro es un estado de gloria eterna en el Para&iacute;so.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Ese estado de gloria eterna que hereda el alma creyente tan pronto como abandona este mundo inicia en este mundo; n&oacute;tese: &ldquo;Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de d&iacute;a en d&iacute;a.&rdquo; (4:16). Este verso es una explicaci&oacute;n, y esto por el &ldquo;Por tanto.&rdquo; Les dijo que Dios tiene un cuidado milagroso con el hombre interior, de tal modo que lo renueva d&iacute;a tras d&iacute;a. En este mundo las cosa envejecen a medida que pasan el tiempo, pero con el alma que ha nacido de nuevo no es as&iacute;, sino lo contrario, lo rejuvenece al mismo tiempo que el cuerpo f&iacute;sico envejece. Es un trato milagroso. El uso cotidiano de las cosas hace que mas tarde o mas temprano uno se canse de todo, pero con el Evangelio no es as&iacute;, sino que se verifica un creciente inter&eacute;s por Cristo y los asuntos de Su Reino. Cada d&iacute;a se efect&uacute;a ese milagro en el alma que nos acerca al fervor del amor juvenil, mientras los poderes naturales van decayendo, &ldquo;se van desgastando.&rdquo;</p> <p>(Extra&iacute;da del Serm&oacute;n: &ldquo;La Esperanza del Alma&rdquo;&nbsp; (2C0.5:5)&hellip;&hellip;Pastor Oscar Arocha&hellip;. Mayo/2010).</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=15 http://ibgracia.org/blog.html?id=15 Doctrina De La Revelación: Principios Generales <p>1Co 2:9-10: "<em>sino como est&aacute; escrito: COSAS QUE OJO NO VIO, NI OIDO OYO, NI HAN ENTRADO AL CORAZON DEL HOMBRE, son LAS COSAS QUE DIOS HA PREPARADO PARA LOS QUE LE AMAN. Pero Dios nos las revel&oacute; por medio del Esp&iacute;ritu, porque el Esp&iacute;ritu todo lo escudri&ntilde;a, aun las profundidades de Dios</em>".&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <div class="O"><span lang="ES-MODERN">Hay ciertas cosas que no han podido ni pueden ser percibidas de manera racional ni emp&iacute;rica. Pablo nos dice en 1 Corintios 2:16 que hab&iacute;a algo en la mente de relacionado a la salvaci&oacute;n de aquellos que le aman, algo que nunca hubiese podido ser conocido racional ni emp&iacute;ricamente: "<em>COSAS QUE OJO NO VIO, NI OIDO OYO, NI HAN ENTRADO AL CORAZON DEL HOMBRE, son LAS COSAS QUE DIOS HA PREPARADO PARA LOS QUE LE AMAN</em>".</span></div> <div class="O"></div> <div class="O"><span lang="ES-MODERN"><br /></span></div> <div class="O"><span lang="ES-MODERN">Estas cosas eran inalcanzables para la mente humana porque estaban en la mente de Dios y le mente de Dios s&oacute;lo puede ser conocida por el mismo Esp&iacute;ritu de Dios: "<em>Porque entre los hombres, &iquest;qui&eacute;n conoce los pensamientos de un hombre, sino el esp&iacute;ritu del hombre que est&aacute; en &eacute;l? Asimismo, nadie conoce los pensamientos de Dios, sino el Esp&iacute;ritu de Dios</em>" (v. 11).&nbsp;</span></div> <div class="O"></div> <div class="O"><span lang="ES-MODERN"><br /></span></div> <div class="O"><span lang="ES-MODERN">Pero estas cosas han llegado a ser conocidas.&nbsp;&iquest;Cu&aacute;l es la raz&oacute;n? &iquest;Cu&aacute;l es la raz&oacute;n de que algo inalcanzable para le mente humana ahora sea alcanzable? La respuesta es:&nbsp;Dios las ha revelado, es decir, las ha dado a conocer por medio de Su Esp&iacute;ritu: "<em>Pero Dios nos las revel&oacute; por medio del Esp&iacute;ritu</em>".&nbsp;</span></div> <div class="O"></div> <div class="O"><span lang="ES-MODERN"><br /></span></div> <div class="O"><span lang="ES-MODERN">De eso se trata la revelaci&oacute;n, de dar a conocer cosas que est&aacute;n ocultas. la palabra "revelaci&oacute;n" proviene de la palabra griega "apocalypsis", que significa "desvelar"(quitar el velo), o "descubrir"<em>. </em>El velo de nuestra finitud y la corrupci&oacute;n natural del entendimiento humano crearon un abismo infinito entre el Creador y Sus criaturas, de tal manera que hubiese sido imposible para el ser humano concocer ciertas cosas de Dios y de Sus planes salvadores a menos que El los hubiese dado a conocer. Y eso es precisamente lo que ha sucedido. Mientras muchas de las grandes religiones del mundo proclaman que el ser humano se acerca a su dios o a sus dioses, la Biblia proclama que el Dios verdadero tom&oacute; la iniciativa de acercase a Sus criaturas y darse a conocer para Su gloria y nuestra salvaci&oacute;n.</span></div> <div class="O"></div> <div class="O"><span lang="ES-MODERN"><br /></span></div> <div class="O"><span lang="ES-MODERN">Gloria a Dios por Su misericordiosa y graciosa revelaci&oacute;n!</span></div> <div class="O"></div> <div class="O"><span lang="ES-MODERN"><br /></span></div> <div class="O"><span lang="ES-MODERN">Su siervo en el evangelio, PJJP&nbsp;</span></div> <p>&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=14 http://ibgracia.org/blog.html?id=14 La Palabra Perdida <p>&nbsp;</p> <div class="O"> <div><strong>La Palabra Perdida</strong></div> <div></div> <div><span>&ldquo;</span><span><em>He aqu&iacute; vienen d&iacute;as,<span>&nbsp; </span>dice Jehov&aacute; el Se&ntilde;or,<span>&nbsp; </span>en los cuales enviar&eacute; </em></span><span><em>hambre a la tierra,<span>&nbsp; </span>no hambre de pan,<span>&nbsp; </span>ni sed de agua,<span>&nbsp; </span>sino de o&iacute;r </em></span><span><em>la palabra de Jehov&aacute;. E ir&aacute;n errantes de mar a mar; desde el norte </em></span><span><em>hasta el oriente discurrir&aacute;n buscando palabra de Jehov&aacute;,<span>&nbsp; </span>y no la </em></span><span><em>hallar&aacute;n</em></span><span>&rdquo; (Amos 8:11-12).</span></div> <div>&nbsp;</div> <div><span> <div class="O"> <div>Ocho siglos antes de Cristo, el reino del norte se sent&iacute;a confiado debido a la prosperidad econ&oacute;mica y auge comercial de la naci&oacute;n. Sin embargo, espiritualmente, las normas verdaderas hab&iacute;an desaparecido: poca honradez, maltrato a los pobres, desenfreno aristocr&aacute;tico, etc. Como juicio divino, Dios les envi&oacute; al cautiverio y sequ&iacute;as de la corriente de la revelaci&oacute;n divina. Dios determin&oacute; poner fin al ministerio prof&eacute;tico: no m&aacute;s palabra de orientaci&oacute;n y seguridad de parte de Dios. El resultado fue almas inquietas y fren&eacute;ticas.</div> <div>&nbsp;</div> </div> </span><span> <div class="O"> <div> <div class="O"><span lang="ES-DO">La condici&oacute;n de hoy es similar a la de los d&iacute;as de Am&oacute;s, aun en muchos c&iacute;rculos &ldquo;evang&eacute;licos&rdquo;: hambruna espiritual.<span>&nbsp;</span></span></div> </div> </div> </span><span> <div class="O"> <div> <div class="O"><span lang="ES-DO"><span> <div class="O"><span lang="ES-DO">A diferencia de los primeros cristianos de los primeros siglos, de la reforma, del despertar puritano, del avivamiento evang&eacute;lico y del gran movimiento misionero del siglo XIX, </span><span lang="ES-DO">la iglesia de hoy carece de certeza. La raz&oacute;n no est&aacute; en el secularismo, sino en el rechazo a la palabra de DIos.</span></div> <div class="O"><span lang="ES-DO">&nbsp;</span></div> </span></span></div> </div> </div> </span></div> </div> <p>&nbsp;</p> <p>Se puede decir que, en t&eacute;rminos generales, por 18 siglos, el mundo no tuvo dudas acerca de si la Biblia es la revelaci&oacute;n inspirada de Dios. La ense&ntilde;anza hist&oacute;rica de la reforma protestante con relaci&oacute;n a las Escrituras se puede resumir en 3 enunciados: La inspiraci&oacute;n, la autoridad y la dependencia.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <div><span lang="ES-DO">1- La inspiraci&oacute;n de las Escrituras como palabra de Dios: &ldquo;</span><span lang="ES-DO"><em>Ahora solamente </em></span><span lang="ES-DO"><em>tenemos las Escrituras, en las que Dios ha querido que Su verdad fuese publicada </em></span><span lang="ES-DO"><em>y conocida hasta el fin. Los creyentes reconocen que es como si Dios mismo les </em></span><span lang="ES-DO"><em>estuviese hablando de viva voz por medio de ella</em></span><span lang="ES-DO">&rdquo;, Calvino, Juan, Instituci&oacute;n de </span><span lang="ES-DO">la religi&oacute;n cristiana, libro I, capitulo VII.</span><span> </span></div> <div> <div class="O"></div> <div class="O"><span lang="ES-DO">2- La autoridad de La Palabra como norma de fe y vida: &ldquo;</span><span lang="ES-DO"><em>Mi conciencia esta sujeta a la palabra de Dios, y no es honrado ni seguro obrar en contra de la propia conciencia</em></span><span lang="ES-DO">&rdquo; </span><span lang="ES-DO">Mart&iacute;n Lutero; &ldquo;</span><span lang="ES-DO"><em>Creemos, confesamos y ense&ntilde;amos que la sola regla y norma por la cual todos los dogmas y todo maestro debe ser evaluado y juzgado, debe ser nada </em></span><span lang="ES-DO"><em>menos que los escritos prof&eacute;ticos y apost&oacute;licos del Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento</em></span><span lang="ES-MODERN">&rdquo;</span><span lang="ES-DO">. Formula Luterana de la Concordia, 1580.</span></div> <div class="O"><span lang="ES-DO"> <div class="O"></div> <div class="O"><span lang="ES-DO">3- Dependencia de las Escrituras como medio de gracia: &ldquo;</span><span lang="ES-DO"><em>Las Escrituras de Dios es la carne celestial de nuestras almas;&hellip;es l&aacute;mpara a nuestros pies, e instrumento de </em></span><span lang="ES-DO"><em>salvaci&oacute;n seguro, firme y eterno;&hellip;consuela, alegra, regocija y guarda nuestra conciencia;&hellip;las palabras de las Sagradas Escrituras sean llamadas palabras de vida eterna; </em></span><span lang="ES-DO"><em>por ser instrumento de Dios para ese mismo prop&oacute;sito. Tienen poder para cambiar, a trav&eacute;s de al promesa de Dios&hellip; y al ser recibidos en un coraz&oacute;n fiel, siempre tienen </em></span><span lang="ES-DO"><em>un esp&iacute;ritu celestial actuando en ellos</em></span><span lang="ES-DO">&rdquo;. Las Homiliadas. P.3.</span><span lang="ES-DO"> </span><span lang="ES-DO"><span>&nbsp;&nbsp;</span></span></div> <div class="O"><span lang="ES-DO"><span> <p>&nbsp;</p> <p>Estas ense&ntilde;anzas se resumieron bajo la famosa frase reformada, &ldquo;<em>Sola Scritura</em>&rdquo;, la cual surgi&oacute; en contra de la posici&oacute;n Cat&oacute;lico Romana afirmada en el concilio de Trento, 1545-63), la cual propon&iacute;a:</p> <p>&nbsp;</p> <p>1- Dos fuentes de Revelaci&oacute;n: La Escritura y la tradici&oacute;n.</p> <p>2- La Escritura no es suficiente para dar el conocimiento salvador de Dios.</p> <p>3- Por encima de la Escritura y la tradici&oacute;n est&aacute; la autoridad de la iglesia en la persona del papa, quien es infalible y es quien, en realidad, define la doctrina.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>El Giro Equivocado</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>Las dudas con relaci&oacute;n a las Escrituras comienzan en el siglo XVII, cuando influenciado por el racionalismo, el medico franc&eacute;s, Jean Astruc, puso los cimientos del criticismo, al poner en duda la paternidad literaria del Pentateuco. Al atacar a Las Escrituras por su mismo cimiento, se comenz&oacute; a romper la relaci&oacute;n entre la revelaci&oacute;n (la palabra de Dios) y la Biblia. Surgieron varias posiciones erradas al respecto: liberalismo teol&oacute;gico y neoortodoxia.</p> <p>&nbsp;</p> </span>1- Liberalismo teol&oacute;gico: <span style="text-decoration: underline;">La Biblia</span><span style="text-decoration: underline;"> contiene la palabra de Dios</span>. Inspirado por el racionalismo, niega todo lo sobrenatural y por tanto, la revelaci&oacute;n, la cual es sobrenatural en si misma. Dos vertientes:<span> <p>&nbsp;</p> <p>a) Ala derecha (Visi&oacute;n de la iluminaci&oacute;n): La revelaci&oacute;n se encuentra en algunos lugares de la Escritura, en los cuales, Dios concedi&oacute; a hombres piadosos una percepci&oacute;n profunda de Su verdad.</p> <p>&nbsp;</p> <p>b) Ala izquierda (Visi&oacute;n de la intuici&oacute;n): La Biblia no revela a Dios, sino al pensamiento cambiante del hombre con relaci&oacute;n a Dios.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>2- La neoortodoxia (reacci&oacute;n contra liberalismo). <span style="text-decoration: underline;">La Biblia</span><span style="text-decoration: underline;"> se convierte en la palabra de Dios</span>.</p> <p>&nbsp;</p> <p>a) Ala derecha (La visi&oacute;n existencial de Karl Barth): Ense&ntilde;a que la Biblia se convierte en la palabra de Dios cuando El escoge usar un medio imperfecto (la Biblia) para tener un encuentro con El (experiencia existencial).</p> <p>&nbsp;</p> <p>b) Ala izquierda (La visi&oacute;n de desmitificaci&oacute;n de Rudolf Bultmann): Ense&ntilde;a que el ex&eacute;geta B&iacute;blico debe descubrir dentro de todos esos mitos la revelaci&oacute;n de Dios.&nbsp; &nbsp; &nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Los resultados de este giro con relaci&oacute;n a la revelaci&oacute;n han sido los siguientes:</p> <p>&nbsp;</p> <p>1- Se ha socavado la predicaci&oacute;n, pues el verdadero concepto de la predicaci&oacute;n es que el predicador se convierta en un vocero del texto.</p> <p>&nbsp;</p> <p>2- Se ha debilitado la ense&ntilde;anza. Si la Biblia no es la revelaci&oacute;n de Dios, no hay inter&eacute;s en aprender doctrina b&iacute;blica.</p> <p>&nbsp;</p> <p>3- Se ha debilitado la fe, la cual se alimenta de las promesas de la Biblia.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>4- Se ha desalentado la lectura de las Escrituras entre los laicos.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Nuestra Tarea</strong></p> <p>&nbsp;</p> <p>&ldquo;Avivarnos de nuevo es prerrogativa de Dios, y solo de El. Pero podemos sacar las piedras de tropiezo sobre las que hemos ca&iacute;do. Podemos ponernos a reconsiderar las doctrinas de revelaci&oacute;n e inspiraci&oacute;n de un modo que, a la vez que no rechacemos la luz que el estudio moderno ha arrojado sobre los aspectos humanos de las Escrituras, lo cultural, lo ling&uuml;&iacute;stico, lo hist&oacute;rico, etc, elimine todo escepticismo acerca de su divinidad y eterna verdad&rdquo; J.I.Packer&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>PJJP</p> <p>&nbsp;</p> <p>Notas:</p> <p>La voz del Dios Santo, JI Packer</p> <p>Introducci&oacute;n general a la Biblia, N. Geisler</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <br /></span></span></div> <br /></span></div> </div> <p>&nbsp;</p> <div class="O"> <div><span> <div class="O"> <div> <div class="O"><span lang="ES-DO"><span> <div class="O"><span lang="ES-DO"><br /></span></div> &nbsp;</span></span></div> &nbsp;&nbsp;</div> </div> <br /></span></div> </div> <p>&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=13 http://ibgracia.org/blog.html?id=13 Una Imaginación Engañosa <p>Hay asuntos que realmente uno sabe, y otros que se lo imagina, o no lo sabe como debiera. Hay conocimiento en lo cual se empieza bien, y luego la imaginaci&oacute;n lo echa a perder. La experiencia religiosa de no pocos Creyentes reconoce, que a pesar de que la imaginaci&oacute;n es un instrumento de ayuda a la mente, a menudo enga&ntilde;a.</p> <p>&nbsp;</p> <p>El ap&oacute;stol hace saber a los Corintios esta triste realidad; n&oacute;tese: &ldquo;Y si alguno se imagina que sabe algo, a&uacute;n no sabe nada como debe saberlo.&rdquo; (1Co. 8:2). Este vers&iacute;culo inicia con una conjunci&oacute;n: &ldquo;Y&rdquo; que une lo que sigue con lo anterior. Antes el escritor dijo: &ldquo;En cuanto a lo sacrificado a los &iacute;dolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica.&rdquo; (v1).&nbsp; Esto suele ser com&uacute;n en asuntos de &iacute;ndole religioso, se hizo presente entre los hermanos de Corinto. Algunos hab&iacute;an sido instruidos en asunto filos&oacute;ficos, o en cultura acad&eacute;mica del mundo, concluyeron que debido a que ten&iacute;an m&aacute;s escuela que los otros, eran m&aacute;s capaces de comprender el Evangelio; se creyeron superiores al resto de sus hermanos, y ante ese com&uacute;n mal el escritor divino les sale al frente: &ldquo;Y si alguno se imagina que sabe algo, a&uacute;n no sabe nada como debe saberlo.&rdquo; Su imaginaci&oacute;n les nubl&oacute; los ojos, y en lugar de crecer espiritualmente, decrecieron.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Este es el terrible efecto que produce la auto complacencia, o estar satisfecho con lo que se sabe: &ldquo;Si alguno entre vosotros se cree sabio;&rdquo; o se imagina serlo, como si obtuviera un conocimiento parcial de la Luna, pero se cree conocerlo todo, su imaginaci&oacute;n le privar&iacute;a de conocer el resto. El juicio veraz de nuestra espiritualidad no lo tiene la imaginaci&oacute;n, sino la buena pr&aacute;ctica: &ldquo;&iquest;Qui&eacute;n es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre.&rdquo; (Stgo.3:13). Hay personas expuestas a buenos predicadores, y cuando visitan otras Congregaciones, en lugar de ser humildes y mostrar que est&aacute;n m&aacute;s cerca de Cristo, usan el nombre del maestro famoso para colocarse por encima de sus hermanos, y esto es censurable: &ldquo;Los pensamientos de los sabios son vanos&hellip; ninguno se glor&iacute;e en los hombres.&rdquo; Cuan f&aacute;cil enga&ntilde;a la&nbsp; imaginaci&oacute;n altiva.</p> <p>(Extra&iacute;da del Serm&oacute;n: &ldquo;Una Imaginaci&oacute;n Enga&ntilde;osa.&rdquo;&nbsp;(1C0.8:1)&hellip;&hellip;Pastor Oscar Arocha&hellip;. Enero 10/2009).</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=12 http://ibgracia.org/blog.html?id=12 Proceso de la Revelación <p>Las Escrituras nos ense&ntilde;an que Dios ha hablado. Seg&uacute;n la Escritura, verdades concernientes a nuestra salvaci&oacute;n estaban en la mente de Dios y El las ha querido revelar para nuestro conocimiento y salvaci&oacute;n, pues de otro modo, el ser humano no hubiese podido conocerlas.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Dios primero revela esta verdad acerca de S&iacute; mismo y de Su gran salvaci&oacute;n para aquellos que le aman (revelaci&oacute;n). Pero esta verdad es dada a trav&eacute;s de santos hombres, los cuales fueron guardados por el Esp&iacute;ritu, para que la verdad revelada fuera plasmada sin error (inspiraci&oacute;n). Una vez dada y plasmada de manera inscripturada, debe ser reconocida y recogida por el pueblo de Dios para que su fe no est&eacute; fundada en sabidur&iacute;a humana, sino en la revelaci&oacute;n inspirada de Dios (canonicidad). Una vez reconocida y recogida, es necesario que esa revelaci&oacute;n inscripturada sea preservada, para que as&iacute; el mensaje pueda ser transmitido con fidelidad (preservaci&oacute;n); pero de nada sirve preservar la revelaci&oacute;n inscripturada en idiomas desconocidos para la gran mayor&iacute;a de los seres humanos, por tanto, es necesario que estas verdades sean traducidas para que la gran salvaci&oacute;n de Dios sea conocida (traducci&oacute;n). Una vez traducida, aquel que la tiene en mano debe interpretarla conla ayuda del Esp&iacute;ritu Santo para poder aplicarla.&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Perm&iacute;tanme presentarles toda la informaci&oacute;n dada en un diagrama basado en 1 Corintios 2, con un breve comentario en cada paso:</p> <div class="O"> <div><img src="http://katib.lunarbreeze.com/~ibgrac2/blog/IMG/Proceso%20de%20revelacion.JPG" alt="" /></div> </div> http://ibgracia.org/blog.html?id=11 http://ibgracia.org/blog.html?id=11 Señal Moral de los Tiempos <p>Leamos este vers&iacute;culo: &ldquo;Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase se&ntilde;al del cielo&rdquo; (Mt.16:1). Se acercaron con un mal coraz&oacute;n, curiosos por una se&ntilde;al del cielo, un milagro que diera satisfacci&oacute;n a su carnalidad.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Estaban tan atados a este mundo que dec&iacute;an, si nos hiciera un gran milagro creer&iacute;amos en &eacute;l, pero eso s&oacute;lo era un enga&ntilde;o pecaminoso; n&oacute;tese como Jes&uacute;s les reprendi&oacute;: &ldquo;Cuando anochece, dec&iacute;s: Buen tiempo; porque el cielo tiene arreboles&rdquo; (v2), esto es, que eran buenos observadores de los asuntos naturales, pero ciego en lo que debiera ser su principal oficio, discernir los asuntos morales: &ldquo;Sab&eacute;is distinguir el aspecto del cielo, &iexcl;m&aacute;s las se&ntilde;ales de los tiempos no pod&eacute;is!&rdquo; (v3). Como si les hubiese dicho: &iquest;Ser&aacute; posible que no sepan discernir la dispensaci&oacute;n moral que les ha tocado vivir?</p> <p>&nbsp;</p> <p>Si alguno quisiera agradar a Dios, no ser&iacute;a por curiosidad, sino discerniendo el mal de su &eacute;poca, evit&aacute;ndolo Y haciendo el bien. Si quieren ver, ver&iacute;an lo suficiente si tan s&oacute;lo leyeran correctamente lo que est&aacute;n viendo en su propia generaci&oacute;n. No necesitan ver un milagro para agradar a Dios. Si hubiesen conocido las Escrituras habr&iacute;an sabido que su deber fue confiar en Dios, no demandarle. Lo &uacute;nico que puede hacer el pecador, en este sentido, es rogar.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Fueron sabios para distinguir los signos de la ecolog&iacute;a, pero no los signos morales de su propio tiempo. No estaban viendo lo contaminados que estaba su &eacute;poca para clamar por un Salvador, pero s&iacute; pod&iacute;an saber cuando iba a llover, asunto que ni les va ni le viene a la salud del alma.</p> <p>&nbsp;</p> <p>De las palabras de Cristo se infiere: Que todo ser humano con buena conciencia se esforzar&aacute;, tanto como le sea posible, en conocer los signos morales de su propio tiempo.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=10 http://ibgracia.org/blog.html?id=10 Cuidado con Pedir Mal <p>Santiago 4:3-5 - <em>Ped&iacute;s, y no recib&iacute;s, porque ped&iacute;s mal, para gastar en vuestros deleites. &iexcl;Oh almas ad&uacute;lteras! &iquest;No sab&eacute;is que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. &iquest;O pens&aacute;is que la Escritura dice en vano: El Esp&iacute;ritu que &eacute;l ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?</em></p> <p><em><br /></em></p> <p>El texto ense&ntilde;a que se puede orar incorrectamente. &ldquo;Ped&iacute;s mal&rdquo;. Oras mal cuando lo que le pides a Dios es para gastar en tu deleites. El ap&oacute;stol Santiago le llama adulterio. Nuestra traducci&oacute;n de la Biblia dice &ldquo;Oh almas ad&uacute;lteras&rdquo;, pero en el original es una sola palabra, &ldquo;ad&uacute;lteras&rdquo;. Y es femenino a prop&oacute;sito. La iglesia, los creyentes, son la esposa de Cristo seg&uacute;n Efesios 5 y el pueblo de Dios es representada como su esposa en Ezequiel 16.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Cuando le pides cosas a Dios para gastar en tus deleites en lugar de Dios estas siendo infiel a Dios como la esposa que usa los bienes que su marido le da para pagarle a hombres extra&ntilde;os para acostarse con ellos.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Noten como Dios se refiere a la idolatr&iacute;a de Israel en Ezequiel 16:32-34:<em> sino como mujer ad&uacute;ltera, que en lugar de su marido recibe a ajenos. A todas las rameras les dan dones; mas t&uacute; diste tus dones a todos tus enamorados; y les diste presentes, para que de todas partes se llegasen a ti en tus fornicaciones. Y ha sucedido contigo, en tus fornicaciones, lo contrario de las dem&aacute;s mujeres: porque ninguno te ha solicitado para fornicar, y t&uacute; das la paga, en lugar de recibirla; por esto has sido diferente.</em></p> <p><em><br /></em></p> <p>Es posible pedirle a Dios un bien material y que &eacute;l no nos lo conceda porque ese bien ser&iacute;a objeto de idolatr&iacute;a, que es lo mismo que adulterio espiritual.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Noten los versos 2 y 3.</p> <p><em>&iexcl;Oh almas ad&uacute;lteras! &iquest;No sab&eacute;is que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. &iquest;O pens&aacute;is que la Escritura dice en vano: El Esp&iacute;ritu que &eacute;l ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?</em></p> <p>&nbsp;</p> <p>Tu deleite ha de ser Dios y no que Dios sea un medio para conseguir cosas que amas m&aacute;s que a Dios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mateo 7:7 dice: Pedid y se os dar&aacute;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&iquest;Es Mateo 7:7- una exhortaci&oacute;n a usar a Dios como el genio de la l&aacute;mpara de Aladino? No. Es claro que el punto de la promesa de Mateo 7:7-11 es pedir con confianza la gracia necesaria para vivir la vida cristiana, pues Dios te lo conceder&aacute;.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Algo que nos puede ayudar a ver y usar la oraci&oacute;n correctamente es reconociendo que es una arma de guerra. En Efesios 6, el ap&oacute;stol Pablo nos describe cuales son nuestras armas espirituales para luchar.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Efesios 6:17-19 - <em>Y tomad el yelmo de la salvaci&oacute;n, y la espada del Esp&iacute;ritu, que es la palabra de Dios; (18) orando en todo tiempo con toda oraci&oacute;n y s&uacute;plica en el Esp&iacute;ritu, y velando en ello con toda perseverancia y s&uacute;plica por todos los santos; (19) y por m&iacute;, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio,</em></p> <p><em><br /></em></p> <p>La oraci&oacute;n es un instrumento de guerra, no una barita m&aacute;gica para satisfacer nuestros deseos terrenales. El mantener una mentalidad de guerra nos ayudar&aacute; evitar peticiones malas.</p> <p>&nbsp;</p> <p>John Piper: La oraci&oacute;n no es un interfono dom&eacute;stico, sino m&aacute;s bien un walkie- talkie de guerra.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Un interfono dom&eacute;stico es el instrumento de comunicaci&oacute;n que utilizan las personas adineradas para solicitar los servicios de sus mayordomos, mientras que el walkie-talkie es un instrumento de comunicaci&oacute;n que utilizan los soldados en la guerra para pedir municiones y refuerzos, informar la ubicaci&oacute;n del enemigo, pedir asistencia para los heridos, etc.</p> <p>As&iacute; han de ser nuestras oraciones. Todo lo que pidamos ha de ser para contribuir con la causa de la guerra.</p> <p>Oremos por todo para la gloria de Dios</p> <p>&nbsp;</p> <p>Hermanos, en ninguna manera es nuestra intenci&oacute;n y mucho menos la intenci&oacute;n de nuestro Salvador que dejes de orar por las cosas materiales. Orad sin cesar. Sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oraci&oacute;n y ruego. La intenci&oacute;n es que nuestras oraciones est&aacute;n cada vez m&aacute;s saturadas por peticiones espirituales y que aun las peticiones por cosas materiales y temporales sean con el prop&oacute;sito de glorificar a Dios con nuestras vidas y aumentar nuestro gozo y deleite en &eacute;l m&aacute;s que en sus dones.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Ahora m&aacute;s que nunca pidamos con la seguridad plena de que Dios nos conceder&aacute; todo lo que le pedimos que contribuya para nuestro mayor bien y gozo.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=9 http://ibgracia.org/blog.html?id=9 El Discernimiento <p><strong>La naturaleza del Discernimiento</strong>. Las Escrituras ense&ntilde;an que hay fe falsa y fe verdadera. La verdadera tiene un ojo capaz de ver las cosas invisibles. Y aqu&iacute; radica la importancia vital del discernimiento, ya que indica cuando la fe es verdadera; no s&oacute;lo ve lo invisible, sino que adem&aacute;s distingue entre un objeto espiritual bueno y otro que no lo es.</p> <p>&nbsp;</p> <p>No podemos decir que alguien tiene su visi&oacute;n buena sino puede distinguir lo que dice ver. As&iacute; que, la fe expresa en una sola palabra lo que el ap&oacute;stol aqu&iacute; expresa con dos: conocimiento y discernimiento: &ldquo;Y esto pido en oraci&oacute;n, que vuestro amor abunde aun m&aacute;s y m&aacute;s en ciencia y en todo discernimiento&rdquo; (Fil.1:9).</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong>Pregunta</strong>: &iquest;Qu&eacute; es la fe?</p> <p>&nbsp;</p> <p>Un sentido de lo invisible o espiritual. El conocimiento es la uni&oacute;n de la visi&oacute;n y el objeto. La vista se pone en contacto con la pared, y conocemos que es una pared, y percibimos que es un objeto duro, no blando. El conocimiento espiritual es la uni&oacute;n de los ojos del alma con el objeto invisible del mundo espiritual. Con el discernimiento se siente, se percibe, se distingue su cualidad, si es buena o mala. El caso del Cristiano ya crecido en la fe: &ldquo;El alimento s&oacute;lido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal&rdquo; (Hebr.5:14). Todos los Creyentes tienen ese sentido espiritual o discernimiento; los maduros lo tienen m&aacute;s ejercitados.</p> <p>&nbsp;</p> <p>La palabra que aqu&iacute; es traducida como sentidos y discernimiento en Fil.1:9 derivan de la misma ra&iacute;z griega (Gr. Aisqhnomai), o que son t&eacute;rminos equivalentes. Entonces el discernimiento es: La facultad espiritual de la mente regenerada que le capacita para sentir, entender, percibir y juzgar los asuntos espirituales. El Se&ntilde;or Jes&uacute;s lo dice de forma ilustrada: &ldquo;Respondi&oacute; Jes&uacute;s y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios&hellip; El que no naciere de agua y del Esp&iacute;ritu, no puede entrar en el reino de Dios&rdquo; (Jun.3:3,5). El verdadero Cristiano, el hombre o mujer que ha nacido de nuevo, o el que ha sido regenerado, no s&oacute;lo ve el Reino de Dios, sino que adem&aacute;s distingue el camino que lleva a la perdici&oacute;n del que lleva a la vida, desecha uno y escoge el segundo, entra al Reino de Dios.</p> <p>&nbsp;</p> <p>En otras palabras, que el discernimiento espiritual corona la fe verdadera.&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=8 http://ibgracia.org/blog.html?id=8 Jesús <div class="O">Mateo 1:21: &ldquo;<em>Y dar&aacute; a luz un hijo, y le pondr&aacute;s por nombre Jes&uacute;s, porque El salvar&aacute; a su pueblo de sus pecados</em>&rdquo;.</div> <div class="O"></div> <div class="O">Cuando el &aacute;ngel apareci&oacute; a Jos&eacute; en sue&ntilde;os, mientras este pensaba en dejar a Mar&iacute;a en secreto, le dijo que no temiera en tomar a Mar&iacute;a como mujer, pues el fruto de su vientre ser&iacute;a obra de Dios por medio del Esp&iacute;ritu. El ni&ntilde;o ser&iacute;a llamado "Jes&uacute;s", y la raz&oacute;n o fundamento dado por el &aacute;ngel es que El salvar&iacute;a a Su pueblo de sus pecados. El nombre "Jes&uacute;s" est&aacute; asociado a la salvaci&oacute;n de Dios. De hecho, el nombre "Jes&uacute;s" es la transliteraci&oacute;n griega del nombre hebreo "Josu&eacute;", que significa "Jehov&aacute; es salvaci&oacute;n".</div> <div class="O"></div> <div class="O">Estos dos usos con relaci&oacute;n al nombre indican que "la salvaci&oacute;n pertenece a Jehov&aacute;" y que El la lleva a cabo exclusivamente a trav&eacute;s de Jes&uacute;s. Jes&uacute;s es el medio a trav&eacute;s del cual Jehov&aacute; lleva a cabo la salvaci&oacute;n de Su pueblo de sus pecados. Es por esta raz&oacute;n que "<em>no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos</em>" (Hch. 4:12).</div> <div class="O"></div> <div class="O">PJJP</div> <div class="O"></div> <div class="O"></div> <div class="O"></div> http://ibgracia.org/blog.html?id=7 http://ibgracia.org/blog.html?id=7 Nos Afanamos porque dudamos del Amor de Dios <p>&iquest;De donde surge la ansiedad? &iquest;Cual es la ra&iacute;z del af&aacute;n?</p> <p>&nbsp;</p> <p>Mateo 6:28-30 nos da la respuesta.</p> <p>&nbsp;</p> <p><strong><em>28</em></strong><em> Y por el vestido, &iquest;por qu&eacute; os afan&aacute;is? Considerad los lirios del campo, c&oacute;mo crecen: no trabajan ni hilan; <strong>29</strong> pero os digo, que ni aun Salom&oacute;n con toda su gloria se visti&oacute; as&iacute; como uno de ellos. <strong>30</strong> Y si la hierba del campo que hoy es, y ma&ntilde;ana se echa en el horno, Dios la viste as&iacute;, &iquest;no har&aacute; mucho m&aacute;s a vosotros, <span style="text-decoration: underline;">hombres de poca fe</span>? </em></p> <p><em><br /></em></p> <p>&iquest;Por qu&eacute; nos afanamos por las necesidades temporales? Por nuestra poca fe. Eso quiere decir que la ra&iacute;z del af&aacute;n es la falta de fe o la incredulidad. La ansiedad es el resultado de no creer. La ansiedad es un pecado producido por la incredulidad en el coraz&oacute;n.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Cuando digo que la ansiedad es un pecado, estoy seguro que muchos de ustedes sienten que eso es muy duro. La ansiedad y el af&aacute;n son cosas tan comunes que se han convertido en &ldquo;pecados respetables&rdquo;, como dice Jerry Bridges. La ansiedad es uno de esos pecados que toleramos en nuestras vidas y en la iglesia, pero Cristo dice que est&aacute; directamente con no tener fe, con no creer.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&iquest;No creer que?</p> <p>&nbsp;</p> <p>Es el resultado de no creer en el amor paternal de Dios. Es el resultado de no ver a Dios como nuestro Padre. Miren el vs 26.</p> <p>&nbsp;</p> <p><em>Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. &iquest;No val&eacute;is vosotros mucho m&aacute;s que ellas? </em></p> <p><em><br /></em></p> <p>Jes&uacute;s est&aacute; afirmando que Dios es nuestro Padre y que tenemos mucho m&aacute;s valor para &eacute;l que las aves. Si has nacido de nuevo, Dios es tu Padre, te ama y eres valioso para &eacute;l.</p> <p>Con frecuencia los predicadores enfatizamos la verdad b&iacute;blica que no tenemos m&eacute;ritos algunos delante de Dios y esa es una verdad muy importante. No tenemos m&eacute;ritos de justicia para reclamarle nada a Dios. Pero es tambi&eacute;n una verdad muy importante que, aunque el creyente no tiene m&eacute;ritos para reclamarle nada a Dios, Dios ama entra&ntilde;ablemente a sus hijos. Dios los ama con entusiasmo. Los creyentes son de gran valor para &eacute;l. &ldquo;<em>val&eacute;is mucho m&aacute;s que ellas&rdquo;.</em></p> <p><em><br /></em></p> <p>Pero muchas veces no lo creemos. Porque si lo crey&eacute;ramos no nos afanar&iacute;amos, pues tenemos un Padre que no solo es todo poderoso, sino que tambi&eacute;n nos ama y nos valora. &iexcl;Es asombroso pensar que podemos ser valiosos para Dios!</p> <p>&nbsp;</p> <p>Jes&uacute;s nos exige que creamos eso y a su vez eso nos librar&aacute; de la ansiedad.</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=6 http://ibgracia.org/blog.html?id=6 El Principio espiritual y la experiencia <p>El orden de la vida cristiana es as&iacute;: Uno oye la verdad, luego asiente en el coraz&oacute;n o lo cree, y finalmente uno conforma la conducta a ese principio evangelico aprendido: &ldquo;Conforme a la fe de los escogidos de Dios y el conocimiento de la verdad que es seg&uacute;n la piedad&rdquo; (Ti.1:1). Esto es, que el fin o prop&oacute;sito del Evangelio es formar personas piadosas, o trasformarlos a la imagen de Cristo.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Veamos&nbsp;el probatorio: &ldquo;Habi&eacute;ndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo cre&oacute; se va renovando hasta el conocimiento pleno&rdquo; (Col.3:10). Note que la imagen de Cristo en el alma Creyente, la que lleva al deleite en Dios crece en la misma medida que se tenga conocimiento experimental.</p> <p>&nbsp;</p> <p>Note el orden: La acci&oacute;n: &ldquo;Revestido del nuevo&rdquo;; el efecto: &ldquo;La imagen de Dios&rdquo;, y la meta: &ldquo;Plenitud&rdquo;. Si este orden es alterado, o si la persona conoce el principio evang&eacute;lico, y no lo aplica o no forma su conducta de acuerdo a eso, entonces la imagen de Cristo no ser&aacute; formada. En tal caso no ser&iacute;a extra&ntilde;o que la persona concluya que su manera de vivir no le lleve al deleite en Dios. Esto no significa que el deleite en Dios sea una fantas&iacute;a o pura imaginaci&oacute;n religiosa, sino que la persona lo ha procurado por el camino errado. Note como lo dice el Se&ntilde;or Jes&uacute;s: &ldquo;Si sab&eacute;is esto, ser&eacute;is felices si lo practic&aacute;is&rdquo; (Jn.13:17BLA). La tendencia de la verdad es llevar a la felicidad, al deleite en Dios, y hay un orden que no puede ser violentado: El Principio espiritual ha de estar amarrado a la experiencia.&nbsp;</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=5 http://ibgracia.org/blog.html?id=5 TRES BENDICIONES RECIBIDAS EN MEDIO DE UNA ECONOMIA AGRIA <p>Veamos tres ense&ntilde;anzas que podemos aprender de una econom&iacute;a mundial agria: <br /> 1. <strong>Nos ayuda a evaluar el objeto de nuestra confianza final. &iquest;D&oacute;nde esta nuestro tesoro?</strong><br /> &iquest;C&oacute;mo has dormido esta noche? Dios le dijo a la gente de la &eacute;poca de Jerem&iacute;as, "<em>No se alabe el sabio en su sabidur&iacute;a, ni en su valent&iacute;a se alabe el valiente, no el rico se alabe en sus riquezas. Mas al&aacute;bese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehov&aacute;, que hago misericordia, juicio y justicia en al tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehov&aacute;</em>" (Jerem&iacute;as 9:23-24). Versos como &eacute;stos son mucho m&aacute;s f&aacute;ciles de seguir cuando nuestras riquezas se est&aacute;n desmoronando a nuestro alrededor. Para aquellos de nosotros que nuestro coraz&oacute;n este demasiado seguro en la prosperidad material, el Se&ntilde;or nos ayuda record&aacute;ndonos &nbsp;la rapidez con que las posesiones materiales pueden desaparecer.</p> <p>Es conveniente, independiente de si tenemos dinero en la bolsa o no, agradecer a Dios por la gran lecci&oacute;n que &Eacute;l nos est&aacute; ense&ntilde;ando en estos d&iacute;as de incertidumbre financiera, que incluye no solamente a las personas, sino tambi&eacute;n a las naciones, que nos arrepintamos de nuestra tendencia a confiar en nuestro propio poder, capacidad y riquezas, y &nbsp;renovar nuestro compromiso de encontrar la alegr&iacute;a y la seguridad en las promesas, misericordia y conocimiento de &eacute;l.</p> <p><br /> 2. <strong>Nos ayuda a acumular tesoros en el cielo.</strong> <br /> <br /> Nuestro Salvador dijo: "<em>No acumulen tesoros en la tierra, donde la polilla y el or&iacute;n corrompen, y donde ladrones minan y hurtan. Pero haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el or&iacute;n corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan, porque donde est&eacute; vuestro tesoro, all&iacute; estar&aacute; tu coraz&oacute;n tambi&eacute;n </em>"(Mateo 6:19-21). <br /> El mercado de valores celestial nuevamente tuvo otro buen d&iacute;a. Eso tambi&eacute;n fue v&aacute;lido ayer, hoy y tambi&eacute;n ser&aacute; igualmente cierto ma&ntilde;ana. Todos tenemos una cantidad limitada de recursos, y un n&uacute;mero ilimitado de lugares para invertir. Un Mayordomo sabio es aquel que invierte en amar a Dios y amar al pr&oacute;jimo haciendo inversiones que perduran por la eternidad.</p> <p>El dinero que se gasta en una comida a su vecino hambriento pagar&aacute; un dividendo eterno, mientras que el dinero invertido en el mercado de valores o en el banco que quebr&oacute; o el d&oacute;lar que se dispar&oacute; y&nbsp; perdi&oacute; el &nbsp;valor en la actualidad. Todos nosotros podemos evaluar lo que verdaderamente atesoramos, ser&iacute;a conveniente examinar nuestras agendas, chequeras, y navegadores de Internet para determinar la naturaleza de nuestras inversiones, qu&eacute; es lo que le interesa a nuestro coraz&oacute;n. &iquest;Qu&eacute; estas cosas nos revelan acerca de la lo que atesora&nbsp; nuestro coraz&oacute;n?</p> <p><br /> 3. <strong>Nos ayuda a maravillarnos ante el poder de Dios</strong>.</p> <p>Las p&eacute;rdidas de esta semana de la Bolsa de seguido varias sesiones brutal la semana pasada. Sin embargo, el domingo, la iglesia recibi&oacute; la mayor oferta del a&ntilde;o. No fue el resultado de ning&uacute;n &eacute;nfasis especial o apelaci&oacute;n. En silencio y sin algarab&iacute;as, las ofrendas en la iglesia aumentaron como parte de nuestra adoraci&oacute;n y mucho dinero fue dado de ofrenda para apoyar las misiones y para obras de benevolencia, se dio para apoyar la expansi&oacute;n del Reino de Dios, por medio de sus siervos que trabajan para sembrar en este mundo y cosechar en la eternidad. <br /> &iquest;C&oacute;mo se explica esto como una estad&iacute;stica? Amigos, es el poder de Dios obrando en y a trav&eacute;s de su pueblo. &Eacute;l se deleita en la transformaci&oacute;n de nosotros de las personas que conf&iacute;an en las riquezas materiales, a los hombres y mujeres que ven las finanzas como una herramienta para demostrar nuestro amor y confianza en &eacute;l. Cuando el pueblo de Dios manifiesta su amor, confianza y esperanza en sus promesas y act&uacute;a conforme a lo que cree, especialmente cuando la econom&iacute;a es amarga, es realmente una cosa hermosa, un adorno al evangelio que da honra y gloria para la alabanza de Su gracia.</p> <p>Cada d&iacute;a aparecen anuncios que se dice que la econom&iacute;a finalmente va a mejorar. Pero, mientras tanto, vamos a permitir que nuestro Dios soberano utilice la incertidumbre econ&oacute;mica mundial como un medio para conformarnos a la imagen de su Hijo. Hagamos nuestro deber de hacer el bien y dejemos los resultados en las manos de Dios que con creces nos ser&aacute; recompensado con tesoros eternos.</p> <p>- Steve Viars (Faith Baptist Church - Lafayette, IN</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=4 http://ibgracia.org/blog.html?id=4 7 Grandes Objeciones al Cristianismo <p>Aqu&iacute; les comparto de manera resumida los 7 grandes obst&aacute;culos que generalmente se levantan contra el cristianismo tomados del libro de Tim Keller, <strong>The Reason For God</strong>:</p> <p><strong>1- No puede haber s&oacute;lo una religi&oacute;n verdadera. </strong>El argumento es que hay demasiadas religiones en el mundo y por tanto, la pretensi&oacute;n de una sola religi&oacute;n verdadera es demasiado exclusivismo. Algunos puntos relevantes al respecto:</p> <ul> <li>Aquellos que han prohibido la religi&oacute;n porque esta es intolerante y violenta son los que parad&oacute;jicamente han mostrado m&aacute;s violencia e intolerancia (Ej. pa&iacute;ses comunistas).</li> <li>Cuando analizamos las creencias de otras religiones orientales, notaremos que estas difieren substancialmente del cristianismo.</li> <li>El decir que nadie tiene totalmente la verdad asume que el que lo dice tiene toda la verdad.</li> <li>El hecho de que las creencias est&eacute;n condicionadas culturalmente, no significa que lo que culturalmente creo sea verdad.</li> <li>La declaraci&oacute;n de que es arrogante pretender tener la verdad es tambi&eacute;n una declaraci&oacute;n arrogante, pues asume superioridad en el conocimiento.</li> <li>Es imposible sacar las ideas religiosas de nuestras decisiones. Cuando decimos que deber&iacute;amos sacar la religi&oacute;n de nuestras decisiones, estamos siendo pragm&aacute;ticos y de manera impl&iacute;cita estamos presentando una posici&oacute;n moral y religiosa.</li> <li>No podemos negar la realidad de que las creencias m&aacute;s fundamentales del cristianismo pueden ser impetuosamente poderosas como para promover la paz (Serm&oacute;n del monte).</li> </ul> <p><strong>2- &iquest;C&oacute;mo un Dios bueno puede permitir el sufrimiento?</strong></p> <ul> <li>Con relaci&oacute;n al problema del mal: no hay mal en un mundo ateo, por tanto, el problema del mal no es un problema, pues no hay Dios, no hay est&aacute;ndares y por tanto, nada malo. Habr&aacute; dolor, pero no males.</li> <li>&iquest;Qu&eacute; par&aacute;metros tengo para juzgar el sufrimiento como algo injusto a menos que exista la justicia?</li> <li>El hecho de que no seamos capaces de imaginar una buena raz&oacute;n de por qu&eacute; Dios permite el sufrimiento no significa que el sufrimiento niega la existencia de Dios.</li> <li>El ejemplo de Jos&eacute; nos muestra que Dios tiene mejores razones que nosotros para permitir el sufrimiento en nuestras vidas.</li> <li> La raz&oacute;n por la cual hay dolor es porque el hombre se ha rebelado contra Dios.</li> <li>Jes&uacute;s sufri&oacute; mucho m&aacute;s que otros m&aacute;rtires, m&aacute;s a&uacute;n que sus seguidores. Y al ver este sufrimiento podemos estar seguros de que no sabemos cuando acabar&aacute; nuestro sufrimiento, pero si llegamos a la conclusi&oacute;n de que El no es indiferente a ellos. Jes&uacute;s es Enmanuel, Dios con nosotros, a&uacute;n en el sufrimiento para un d&iacute;a acabar con el sufrimiento.</li> </ul> <p><strong>3- El cristianismo es una camisa de fuerza.</strong> Se trata del argumento de que<strong> </strong>cada individuo debe determinar su propia verdad (lo cual el postmodernismo considera verdadera libertad). Esta cosmovisi&oacute;n considera el cristianismo como una cosmovisi&oacute;n que priva de libertad.</p> <ul> <li>La declaraci&oacute;n que dice que aquellos que dicen tener la verdad absoluta pretender tener el control adolece del mismo problema, adem&aacute;s de que implica una moralidad.</li> <li>El postmodernismo acusa al cristianismo de ser exclusivista porque requiere creencias particulares para ser miembros del mismo. Pero la idea de un inclusivismo total en la comunidad es una ilusi&oacute;n. Ejemplo de esto es la comunidad homosexual.</li> <li>Realmente, el cristianismo se ha adaptado m&aacute;s a las diversas culturas que el secularismo y otras cosmovisiones.</li> <li>El cristianismo provee en el n&uacute;cleo mismo de su doctrina la base para la diversidad racial (la cruz). De hecho, en la v&iacute;a m&aacute;s radical, Dios se ha ajustado a nosotros: se hizo hombre.</li> <li>La libertad no es tan f&aacute;cil de definir, ya que en muchas ocasiones no podemos hacer lo que deseamos simplemente porque no tenemos la capacidad para ello.</li> <li>El ambiente que realmente nos libera es el amor, en el cual tenemos que perder nuestra propia autonom&iacute;a y nuestra independencia para lograr una intimidad mayor.</li> <li>La libertad no es entonces una ausencia de limitaciones, sino la persecuci&oacute;n de aquello que es correcto, que es acorde con nuestra naturaleza y nos libera.</li> </ul> <p><strong>4- La iglesia es responsable de mucha injusticia.</strong></p> <ul> <li>El error de usar el argumento de que muchos no religiosos son mejores que muchos &ldquo;cristianos&rdquo; se basa en una idea errada acerca de lo que el cristianismo ense&ntilde;a sobre s&iacute; mismo. El cristianismo no es un museo de santos, sino una cl&iacute;nica de pecadores.</li> <li>Realmente la mayor parte de la violencia del siglo pasado vino del mundo no religioso, pues cuando la idea de Dios se va de la sociedad, la sociedad va a hacer trascender algo m&aacute;s.</li> <li>Los fan&aacute;ticos religiosos (fariseos) son como son no porque sean cristianos, sino porque no son lo suficientemente cristianos.</li> <li>El extremismo y el fanatismo que lleva a la injusticia en nombre de Cristo ha sido denunciado por la misma Biblia, Los profetas y el mismo Cristo son la prueba de ello. Lo mismo lo vemos en Wilberforce y Luther King.</li> <li>El fanatismo y el extremismo religioso no se combate moderando nuestra fe, sino viviendo realmente lo que la fe cristiana promueve.</li> <li>Dejar los est&aacute;ndares cristianos nos dejar&iacute;an sin base para criticar la injusticia religiosa.</li> <li>Las personas que m&aacute;s han hecho por este presente mundo son los que tienen sus ojos en el mundo venidero.</li> <li>&ldquo;El ant&iacute;doto contra el racismo no es menos cristianismo, sino un cristianismo m&aacute;s profundo y verdadero&rdquo; Martin Luther King.</li> </ul> <p><strong>5- &iquest;C&oacute;mo puede un Dios de amor enviar gente al infierno?</strong></p> <ul> <li>El juicio divino es una de las doctrinas cristianas m&aacute;s ofensivas para la sociedad occidental.</li> <li>Nuestra cultura no tiene problemas con un Dios de amor que nos apoye en todo, sin importar como vivamos.</li> <li>El problema es que el modernismo ha propuesto que el hombre mismo debe determinar lo que est&aacute; bien y lo que est&aacute; mal y por tanto, le parece injusto que Dios castigue.</li> <li>Para muchas culturas orientales una doctrina del castigo eterno no es un problema. &iquest;Por qu&eacute; la cultura occidental debe ser la corte final que juzgue si el cristianismo es verdadero o no?</li> <li>En el cristianismo, Dios es tanto un Dios de amor como de ira. De hecho, El debe airarse porque ama. La raz&oacute;n por la que odia el aborto y le provoca a ira es porque ama a los ni&ntilde;os. Su ira entonces emana de su amor por la justicia.</li> <li>Es la creencia en un Dios que juzgar&aacute; la injusticia lo que refrena a muchos de hacer injusticia.</li> <li>La Biblia habla de un castigo eterno. &iquest;C&oacute;mo esto encaja con un Dios de amor? La respuesta B&iacute;blica es que es nuestro pecado el que nos separa de Dios, quien es la fuente de gozo eterno y duradero. En resumen, el infierno es simplemente la elecci&oacute;n personal de una persona, donde esta es separada de Dios para siempre. Es por esto que Lewis dijo: &ldquo;el infierno es el m&aacute;s grande monumento a la libertad humana&rdquo;. Como dir&iacute;a Pablo: &ldquo;Dios los entreg&oacute; a las pasiones de sus corazones&rdquo;.</li> </ul> <p><strong>6- La ciencia ha refutado al cristianismo.</strong></p> <ul> <li>Es cierto que no podemos conocer la existencia de Dios mediante el uso del m&eacute;todo cient&iacute;fico, pues este se encarga de las evidencias emp&iacute;ricas. El m&eacute;todo cient&iacute;fico es un medio para conocer, pero no la &uacute;nica, tambi&eacute;n trabajamos con el testimonio de aquellos que han visto y experimentado. No se puede probar que George Washintong existi&oacute; de manera emp&iacute;rica, pero sabemos que existi&oacute; por medio de testimonios.</li> <li>Con relaci&oacute;n a la confiabilidad b&aacute;sica de la percepci&oacute;n sensorial, si bien es cierto que nuestros sentidos son limitados, estos son confiables. De hecho, es de ellos que depende la ciencia, la cual es emp&iacute;rica. Nuestros sentidos crean un nexo entre nuestra mente y el mundo exterior. Esto es sumamente importante en la epistemolog&iacute;a b&iacute;blica (2 Ped. 1:16-18).</li> </ul> <ul> <li>El problema est&aacute; en que la ciencia no conf&iacute;a en el testimonio b&iacute;blico cuando este habla de milagros, los cuales son incompatibles con el racionalismo moderno.</li> <li>La ciencia, por definici&oacute;n, no puede probar causas sobrenaturales.</li> <li>Si hay un Dios Creador, entonces no hay nada contradictorio con el hecho de los milagros. Para negar los milagros se necesita una absoluta seguridad de que Dios no existe; pero es imposible negar o desaprobar la existencia de Dios por medio de la ciencia.</li> <li>La ciencia asume que las formas complejas de vida evolucionaron de formas sencillas de vida por medio de la selecci&oacute;n natural. El problema es que cuando la ciencia trata de explicar lo que sentimos y hacemos por medio de la selecci&oacute;n natural, entra en el campo de la filosof&iacute;a.</li> <li>Muchos cient&iacute;ficos no ven contradicci&oacute;n entre la fe cristiana y sus descubrimientos.</li> <li>Alister Mcgrath, te&oacute;logo con un doctorado en biof&iacute;sica en Oxford, expres&oacute; que la mayor&iacute;a de los cient&iacute;ficos no creyentes, no lo son por causa de la ciencia, sino por causa de asuntos de experiencias personales, intelectuales y sociales.</li> </ul> <p><strong>7- No podemos confiar en la Biblia hist&oacute;ricamente.</strong></p> <ul> <li>El momento es demasiado temprano para que los evangelios sean leyendas. Estos fueron escritos 40 a 60 a&ntilde;os despu&eacute;s de Cristo, donde la mayor&iacute;a de testigos de la vida y obra de Jes&uacute;s estaban vivos y ellos hubiesen podido refutar los postulados cristianos. Los evangelios de la Biblia fueron escritos mucho antes de los llamados evangelios gn&oacute;sticos (cita de Ireneo en el 160 d.C.).</li> <li>El contenido de los evangelios es demasiado contraproducente para ser leyenda: &iquest;Por qu&eacute; inventar la historia de la crucifixi&oacute;n, lo cual era aplicado a los criminales? &iquest;Por qu&eacute; inventar el grito de desesperaci&oacute;n de Cristo en la cruz? &iquest;Por qu&eacute; inventar que mujeres fueron los primeros testigos de la resurrecci&oacute;n? &iquest;Por qu&eacute; relatan la negaci&oacute;n de Pedro?</li> <li>La forma literaria de los evangelios es demasiado detallada para ser leyenda. Los detalles de los evangelios son demasiado precisos.</li> <li>Como dijo el escol&aacute;stico Brit&aacute;nico, Vincet Taylor, si los esc&eacute;pticos tienen raz&oacute;n en sus postulados, entonces los disc&iacute;pulos debieron haber sido llevados al cielo junto con Cristo luego de la resurrecci&oacute;n.</li> <li>Muchos se molestan con lo que ellos llaman &ldquo;ense&ntilde;anza regresiva&rdquo; dentro de la Biblia (rol de la mujer en aquella sociedad, esclavos, etc); El problema es que no abordan la Biblia desde un punto de vista hist&oacute;rico cultural.</li> <li>El problema del ate&iacute;smo es que no quiere a un Dios que le lleve la contraria.</li> </ul> <p>Espero que les sea de provecho y que por esto, no dejen de leer el libro.</p> <p>Abrazos, PJJP</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=2 http://ibgracia.org/blog.html?id=2 Cuando las Circunstancias no se Alinean con Tus Deseos <p class="Body1">Cuando las circunstancias de la vida te conceden lo que tu coraz&oacute;n desea, te sientes feliz y contento. Cuando estas dos cosas se alejan sufrimos. Mientras m&aacute;s se alejan mas sufrimos.</p> <p class="Body1">&nbsp;</p> <p class="Body1">Por lo general hay dos maneras de reaccionar en circunstancias dolorosas.</p> <p class="Body1">&nbsp;</p> <p>1. Hacemos lo que sea por cambiar nuestras circunstancias. Hay ocasiones cuando eso es correcto. Dios no nos llama a ser pasivos o fatalistas ante las circunstancias. El problema surge cuando por salir de situaciones dif&iacute;ciles&nbsp; muchos rompen promesas, violan confianza, toman decisiones destructivas. Si est&aacute;n en un matrimonio dif&iacute;cil, abandonan. Si es una situaci&oacute;n economica dif&iacute;cil, enga&ntilde;an, etc.</p> <p class="Body1">Cuando abordamos las circunstancias adversas de esta manera no topamos con un gran problema; No bien cambias tus circunstancias surgen otras dif&iacute;ciles y te la pasar&iacute;as viviendo en este ciclo sin fin. Es la triste realidad de la mayor&iacute;a.</p> <p class="Body1">&nbsp;</p> <p class="Body1">2. Otra opci&oacute;n es la de los estoicos. Ellos entienden que el remedio al descontento no est&aacute; en cambiar las circunstancias sino en reprimir los deseos de tal manera que se pueda ser indiferente ante las aflicciones y as&iacute; no perder el contentamiento. Las personas as&iacute; se hacen insensibles y no pueden amar.</p> <p class="Body1">Ninguna de estas dos maneras de abordar las circunstancias adversas agradan a Dios ni son para nuestro bien.</p> <p class="Body1">Cuando el Se&ntilde;or Jes&uacute;s atraves&oacute; las circunstancias m&aacute;s dificiles dijo lo siguiente: <em>Abba, Padre, todas las cosas son posibles para ti; aparta de m</em><em>&iacute;</em><em> esta copa; mas no lo que yo quiero, sino lo que t</em><em>&uacute;</em><em>. (Marcos 14:36)</em></p> <p class="Body1">Pudiera parecer que lo que Jes&uacute;s hizo es parecido a lo primero. Evidentemente no es indiferente. El est&aacute; sumamente afligido y derrama su coraz&oacute;n en oraci&oacute;n. El le pide al Padre que cambie sus circunstancias.</p> <p class="Body1">Le pide que si hay otra alternativa, que no le permita pasar este sufrimiento.</p> <p class="Body1">Si nos fijamos cuidadosamente hay una diferencia entre la manera como Jes&uacute;s aborda sus circunstancias. Aunque pide que Dios le cambie sus circunstancias, agrega: <em>mas no lo que yo quiero, sino lo que t</em><em>&uacute;</em><em>.</em></p> <p class="Body1">Jes&uacute;s entrega todo el control de sus circunstancias al Padre. Est&aacute; afligido pero obedeciendo.</p> <p class="Body1">Hubiese sido posible para Jes&uacute;s justo antes de la cruz abortar la misi&oacute;n y dejarnos perecer a todos. Pero esa no era una opci&oacute;n para &eacute;l. Nunca lo fue. El no pide que se cancele la misi&oacute;n de salvarnos, sino que le pide al Padre que provea otra alternativa para llevar a cabo el rescate de los pecadores. &iquest;Por que? Aun siendo la copa una experiencia horrible, Jes&uacute;s estaba conciente que su deseo por ser librado deb&iacute;a estar en sujeci&oacute;n a su deseo supremo de librarnos.</p> <p class="Body1">En el momento de mayor angustia, en el momento cuando la mayor&iacute;a de nosotros hubiese abandonado la misi&oacute;n, Jes&uacute;s dice: &ldquo;<em>mas no lo que yo quiero, sino lo que t</em><em>&uacute;</em>&rdquo;. A pesar de la dificultad de sus circunstancias El rinde sus deseos inmediatos ante sus deseos supremos y conf&iacute;a totalmente en Dios, sabiendo que el Padre siempre har&aacute; lo mejor.</p> <p class="Body1">Jes&uacute;s no niega sus sentimientos ni evita el sufrimiento, sino que nos am&oacute; en sus sufrimientos. En medio de sus sufrimientos, obedece por amor al padre y por amor a nosotros.</p> <p class="Body1">Hay una diferencia muy importante entre ser indiferente a mis deseos y rendirlos ante Dios. Jes&uacute;s no fue indiferente, sino que en confianza cede el control de sus circunstancias al Padre.</p> <p class="Body1">&iexcl;Gracias Se&ntilde;or por amarnos tanto!</p> http://ibgracia.org/blog.html?id=1 http://ibgracia.org/blog.html?id=1