" width="109" height="108" align="left" style="border:1px solid #BFBFBF; margin:7px; padding:2px;" />

8-9. Cristo En Figuras Proféticas – Explicación E Ilustración-

 

            Cristo no es solamente revelado en el Antiguo Testamento en la profecía predictiva, sino también en la profecía simbolizada, lo que hermenéuticamente se le llama “tipos”. Un tipo es una persona, cosa o evento que apunta a una persona, cosa o evento del futuro. A través de todo el Antiguo Testamento y particularmente en las ceremonias reveladas a Moisés, Dios usó tipos o profecías ilustradas  que apuntaban al Mesías.

 

 

a. Dios utilizó personas, las cuales, debido a Su oficio, apuntaban al Mesías ideal, de manera particular, el autor se centra en la figura del sacerdote como ejemplo. En su función y en su vestimenta representaba aspectos de la obra del Cristo ideal como sacerdote, pues así como la función del sacerdote era ofrecer sacrificios por el pecado del pueblo e interceder por ellos delante de Dios,[1] Así también Cristo se ofreció a Si mismo por Su pueblo y vive para interceder por ellos.

 

 

b. Dios utilizó cosas y rituales, las cuales, debido a su uso, apuntaban al Mesías ideal, de manera particular, el autor se centra en el mobiliario del tabernáculo-templo como ejemplo. En su función de representar la presencia especial de Dios con Su pueblo, el tabernáculo con todo su mobiliario (el altar, la fuente, los panes de la proposición, el candelero, etc) y los rituales que se hacían en el mismo (los diferentes tipos de sacrificios) representaban aspectos de la persona y la obra del Cristo ideal.

 

 

c. Dios utilizó eventos que apuntaban al Mesías ideal, de manera particular, el autor menciona el evento de cuando Abraham iba a sacrificar a Isaac y de cómo Dios proveyó un cordero como sustituto, así como Cristo es El Cordero provisto por Dios para tomar nuestro lugar, el Éxodo de Egipto y su correspondencia con la salvación de la esclavitud a la culpa y a la corrupción  del pecado y los días de fiesta de Israel, específicamente el día de la expiación, en el cual, un chivo era sacrificado y otro liberado, representado esto tanto la propiciación como la expiación lograda por Cristo en la cruz.



[1] Hebreos 5:1-7



Herramientas