" width="109" height="108" align="left" style="border:1px solid #BFBFBF; margin:7px; padding:2px;" />

La Ira


 

1- Tanto El Padre como El Hijo expresaron una ira justa y santa contra el pecado. Esta es la única ira aceptable que un creyente puede expresar.

 

 

Rom 1:18  Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que con injusticia restringen la verdad.

 

Mar 3:5  Y mirándolos en torno con enojo, entristecido por la dureza de sus corazones, dijo* al hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y su mano quedó sana.

 

Exo 32:10  Ahora pues, déjame, para que se encienda mi ira contra ellos y los consuma; mas de ti yo haré una gran nación.

 

 

2- En la ira pecaminosa están incluidos una lista de pecados igualmente perturbadores.

 

 

Gal 5:19  Ahora bien, las obras de la carne son evidentes, las cuales son: inmoralidad, impureza, sensualidad,

Gal 5:20  idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, enojos, rivalidades, disensiones, sectarismos,

Gal 5:21  envidias, borracheras, orgías y cosas semejantes, contra las cuales os advierto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

 

Pro 29:22  El hombre airado suscita rencillas, y el hombre violento abunda en transgresiones.

 

 

3- La ira es la pérdida del control y debe ser removida.

 

 

Pro 29:11  El necio da rienda suelta a su ira, pero el sabio la reprime.

 

Eph 4:31  Sea quitada de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritos, maledicencia, así como toda malicia.

Eph 4:32  Sed más bien amables unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, así como también Dios os perdonó en Cristo.

 

Psa 37:8  Deja la ira y abandona el furor; no te irrites, sólo harías lo malo.

 

Col 3:8  Pero ahora desechad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, maledicencia, lenguaje soez de vuestra boca.

 

 

4- Evitar la ira requiere escuchar, hablar menos proceder con precaución y no reaccionar.

 

 

Pro 20:3  Es honra para el hombre eludir las contiendas, pero cualquier necio se enredará en ellas.

 

Ecc 7:9  No te apresures en tu espíritu a enojarte, porque el enojo se anida en el seno de los necios.

 

Jas 1:19  Esto sabéis, mis amados hermanos. Pero que cada uno sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para la ira;

Jas 1:20  pues la ira del hombre no obra la justicia de Dios.

 

Pro 14:17  El hombre pronto a la ira obra neciamente, y el hombre de malos designios es aborrecido.

 

 

5- La práctica de responder gentilmente y de no responder con ira, ayudará a reducir la ocurrencia de al ira.

 

 

Pro 15:1  La suave respuesta aparta el furor, mas la palabra hiriente hace subir la ira.

 

Pro 15:18  El hombre irascible suscita riñas, pero el lento para la ira apacigua contiendas.

 

Pro 20:22  No digas: Yo pagaré mal por mal; espera en el SEÑOR, y El te salvará.

 

 

6- Si la ira ocurre, el asunto debe ser resuelto ese mismo día o, al menos, un plan específico hecho ese día para la resolución.


 

Eph 4:26  AIRAOS, PERO NO PEQUEIS; no se ponga el sol sobre vuestro enojo.

 

Psa 4:4  Temblad, y no pequéis; meditad en vuestro corazón sobre vuestro lecho, y callad. (Selah).

 

 

7- Practica la paciencia, el contraste de la ira.

 

 

Pro 14:29  El lento para la ira tiene gran prudencia, pero el que es irascible ensalza la necedad.

 

Pro 15:18  El hombre irascible suscita riñas, pero el lento para la ira apacigua contiendas.

 

Pro 16:32  Mejor es el lento para la ira que el poderoso, y el que domina su espíritu que el que toma una ciudad.

 

 

8- Las personas que tienen tendencia hacia la ira no son la mejor opción para ser nuestras amistades íntimas (matrimonio o compañeros).

 

 

Pro 22:24  No te asocies con el hombre iracundo; ni andes con el hombre violento,

Pro 22:25  no sea que aprendas sus maneras, y tiendas lazo para tu vida.

 

Pro 21:19  Mejor es habitar en tierra desierta que con mujer rencillosa y molesta.

 

Psa 119:63  Compañero soy de todos los que te temen, y de los que guardan tus preceptos.

 

Pro 19:19  El hombre de gran ira llevará el castigo, porque si tú lo rescatas, tendrás que hacerlo de nuevo.

 

Tomado de Quick Scripture Reference for Counseling Youth

PJJP



Herramientas