" width="109" height="108" align="left" style="border:1px solid #BFBFBF; margin:7px; padding:2px;" />

Adopción


 

1- Dios tiene un interés especial en individuos que por alguna razón han quedado sin padres biológicos.


 

Psa 27:10  Porque aunque mi padre y mi madre me hayan abandonado, el SEÑOR me recogerá.

 

Isa 49:15  ¿Puede una mujer olvidar a su niño de pecho, sin compadecerse del hijo de sus entrañas? Aunque ellas se olvidaran, yo no te olvidaré.

 

Eze 34:11  Porque así dice el Señor DIOS: He aquí, yo mismo buscaré mis ovejas y velaré por ellas.

Eze 34:12  Como un pastor vela por su rebaño el día que está en medio de sus ovejas dispersas, así yo velaré por mis ovejas y las libraré de todos los lugares adonde fueron dispersadas un día nublado y sombrío.

Eze 34:13  Las sacaré de los pueblos y las juntaré de las tierras; las traeré a su propia tierra, y las apacentaré en los montes de Israel, por las barrancas y por todos los lugares habitados del país.

Eze 34:14  Las apacentaré en buenos pastos, y en los altos montes de Israel estará su apacentadero. Allí reposarán en apacentadero bueno, y apacentarán en ricos pastos sobre los montes de Israel.

Eze 34:15  Yo apacentaré mis ovejas y las llevaré a reposar--declara el Señor DIOS.

Eze 34:16  Buscaré la perdida, haré volver la descarriada, vendaré la perniquebrada y fortaleceré la enferma; pero destruiré la engordada y la fuerte. Las apacentaré con justicia.

 

 

2- Ya sea que el individuo esté con una familia biológica o una familia adoptiva, Dios está íntimamente envuelto en su vida.


 

Psa 139:16  Tus ojos vieron mi embrión, y en tu libro se escribieron todos los días que me fueron dados, cuando no existía ni uno solo de ellos.

 

Psa 10:14  Tú lo has visto, porque has contemplado la malicia y la vejación, para hacer justicia con tu mano. A ti se acoge el desvalido; tú has sido amparo del huérfano.

 

Deu 10:18  El hace justicia al huérfano y a la viuda, y muestra su amor al extranjero dándole pan y vestido.

 

Jer 29:11  "Porque yo sé los planes que tengo para vosotros"--declara el SEÑOR--"planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.

 

 

3- Dios nos adopta en Su familia en el momento de nuestra salvación.


 

Eph 1:5  nos predestinó para adopción como hijos para sí mediante Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad.

 

Rom 8:23  Y no sólo ella , sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, aun nosotros mismos gemimos en nuestro interior, aguardando ansiosamente la adopción como hijos, la redención de nuestro cuerpo.

 

Gal 4:7  Por tanto, ya no eres siervo, sino hijo; y si hijo, también heredero por medio de Dios.

 

 

4- Dios mira favorablemente a aquellos que toman cuidado por los huérfanos.


 

Jas 1:27  La religión pura y sin mácula delante de nuestro Dios y Padre es ésta: visitar a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y guardarse sin mancha del mundo.

 

Mat 25:40  Respondiendo el Rey, les dirá: "En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicisteis".

 

 

Ilustración Bíblica: Ester 2:15; 4:14

 

 

Nota: Tomado de Quick Scripture Reference For Counseling de Keith y Patricia Miller.

 

 

Su siervo en el evangelio, PJJP

 



Herramientas