" width="109" height="108" align="left" style="border:1px solid #BFBFBF; margin:7px; padding:2px;" />

 

La Biblia distingue dos fuentes por las cuales venimos a conocer a Dios, es decir, hay dos tipos de revelación de Dios: Relevación General (natural), y Revelación Especial (sobrenatural). Hay dos pasajes clave en las Escrituras que establecen el fundamento bíblico para esta distinción: Salmo 19:1-14 y Romanos 1:18-3:10.

 

 

En la superficie del Salmo 19 subyace el hecho de que hay dos grandes fuentes de conocimiento de Dios. En otras palabras, Dios se revela a Si mismo a los hombres en dos maneras distintas. El significado de esta distinción puede ser entendido y observado al comparar la revelación resaltada en los versos 1-6 con la revelación de los versos 7-14:


Versos 1-6: Revelación General. 
Versos 1-7: Revelación Especial. 

Romanos 1:18-3:20 sigue en muchos detalles al Salmo 19. Aquí también podemos delinear las dos clases de revelación:
1:18-2:16: Revelación General.
2:16-3:20: Revelación Especial. 

Definiremos ambos tipos de revelación a la luz de cada pasaje más adelante. 
PJJP


Herramientas